INICIO » Gays

Nahuel y Don Ramón en el almacén del barrio

  • 7
  • 8.748
  • 8,12 (17 Val.)
  • 3

Nahuel estaba contento porque habia conseguido su primer empleo. Tenia 18 años y estudiaba en la Capital donde vivia en una pension. Los pocos pesos que le mandaban sus padres apenas daban para cubrir gastos basicos por eso hacia unos dias que se habia puesto a buscar trabajo. Quiso la casualidad que en el almacen del barrio donde vivia habian puesto un cartel que decia "Se necesita chico para ayudante". El dueño era un señor mayor, Don Ramon, al que Nahuel conocia porque a veces compraba algunas cosas alli: Siempre le habia parecido que el hombre lo miraba en forma especial, sobretodo sentia los ojos del viejo en sus piernas y cola. Nahuel ya habia tenido sexo con otros hombres y sabia como eran las miradas como las de Don Ramon. El chico sabia que hombres mayores se sentian atraidos por jovenes como el, y a su vez, Nahuel se sentia atraido por hombres mayores.

El chico se vestia en forma muy sexy, con shorts de jean muy cortos que mostraban sus piernas y remeras de colores vivos, era joven y le gustaba vestirse como tal. El dueño del almacen se mostro complacido cuando el chico se presento a solicitar trabajo y le dijo que eran tareas sencillas, limpiar y acomodar mercaderia, que iba aprender con el tiempo, que el le "iba a enseñar todo" dijo mirandolo fijamente. Quedaron en que empezara por la mañana del dia siguiente y antes de irse Don Ramon le dijo "si podes ponete otra cosa que ese shorcito porque estas medio desnudo y aca a veces vienen algunos medio zafados y capaz que se meten contigo y te dicen alguna groseria".

El chico sonrio diciendole que no se hiciera problema por si alguien lo molestaba y que ademas no tenia otra cosa que ponerse, se despidio y se fue.

Al otro dia, temprano se presento en el almacen y Don Ramon le explico que hacer primero, limpiar los pisos y luego reponer mercaderia en los estantes. El viejo se sento frente a la caja registradora y cada tanto miraba al chico hacer su tarea. Cada vez que lo miraba se excitaba mas, el chico tenia unas nalgas saltonas y piernas preciosas resaltadas por un short corto que al inclinarse dejaba ver el nacimiento de las nalgas. El viejo estaba caliente viendo al chico y decidio acercarse para explicarle algo. Le dijo de poner unos paquetes de fideos en la gondola empezando por la parte alta. El chico le dijo que no llegaba hasta esa parte y el viejo aprovecho para decirle "Si podes, yo te agarro y llegas hasta arriba". Nahuel empezo a colocar las bolsas mientras Don Ramon lo agarraba con una mano por la cintura y con la otra le agarraba una pierna. Luego que el chico dejo la bolsa, el pervertido viejo siguio sobandole el muslo mientras le decia "Que suaves tenes las piernas" a lo que Nahuel, que se daba cuenta de la calentura del viejo, le dijo "Es que me depilo porque no me gusta tener vello". Don Ramon le dijo que le quedaba muy bien y siguio acariciandole el muslo con toda la palma de su mano extendida disfrutando de la suavidad y tersura de esa pierna. Siguio tocandolo y llevo su mano hacia la cola del chico acariciando el nacimiento de las nalgas, y con voz ronca le dijo "Que lindo que sos nene" y con su mano le apreto una nalga. El viejo verde ya tenia una ereccion brutal que se manifestaba por un bulto en sus pantalones.

Nahuel le dijo "Que hace Don Ramon, no me toque" pero en realidad queria que le hiciera de todo y decidio hacerse el remilgado para excitar mas al lujurioso Don Ramon, que ya no podia contenerse y con ambas manos buscaba sobarle el culo a ese manjar delicioso, suave como una chica.

El viejo verde se daba cuenta que el chico no se resistia a sus manoseos y tomandolo de las nalgas como lo tenia, se zambullo sobre la cara del muchacho buscando besarlo en la boca. Nahuel al principio lo rechazo pero luego empezo a devolverle el beso y mezclaron sus lenguas chupeteandose mutuamente con ardor. Nahual estaba excitado por la reaccion salvaje del viejo y sentia todo el bulto del viejo apoyado y rozandole las piernas.

Don Ramon tomo al chico por la cintura y lo llevo por el pasillo que comunicaba el almacen con la vivienda hasta el dormitorio, cerro la puerta y le dijo al chico "Te avise que no vinieras asi vestido, te dije que te podian violar" mirandolo con lujuria mientras el chico decia "No, por favor Don Ramon no me viole" y en realidad queria que el viejo lo cogiera de una vez.

Escuchar al chico pidiendole que no lo violara ponia a mil al sacado viejo, se desprendio el pantalon, se saco los zapatos y tambien se saco el calzoncillo, agarrando su duro pito le dijo "Mira como me pones pendejo" y arremetio contra el muchacho que no hizo nada para que Don Ramon le sacara la remera, la tiro a un costado y poniendo al chico contra la pared le tomo cada pecho con una mano y empezo a sobarselos, apretandole los pezones mientras le pasaba la lengua por el cuello y hombros. El chico ya no se quejaba, suspiraba mientras le acariciaban los pezones y chupaban el cuello, el viejo bajo sus lenguetazos por el pecho del chico y se metio entero un pezon en la boca.

Asi estuvieron unos minutos que ponian a los dos cada vez mas calientes, hasta que Don Ramon decidio desnudar del todo a ese delicioso chico que se iba a coger, lo zarandeo mientras le desabotonaba el short, se lo hizo deslizar por las piernas y vio que el muchacho tenia una tanga blanca tapandole el sexo. Se enloquecio y lo hizo poner de cara contra la pared, el se situo atras y pudo apreciar las redondas y duras nalgas del chico en todo su esplendor.

"Te gusta calentar a los hombres, mira lo bueno que estas" y le empezo a manosear las nalgas, apretando esas masas de carne mientras le decia "Tenes un culo como el de una mujer y yo te lo voy a llenar de leche" apoyandole su dura verga entra las nalgas para sentirse en la gloria frotandose contra ese majestuoso culo. Nahuel se sentia muy excitado ante las arremetidas del viejo, nunca lo habian tratado asi, tan salvajemente y suspiraba de placer.

Don Ramon tomo al chico de la cintura y lo llevo a la cama. Se puso sobre el y lo cubrio de caricias y chupeteos por todo el cuerpo, le paso la lengua por los muslos, por las caderas y volvio a chuparle los pezones. El viejo estaba por explotar pero queria gozar de esa preciosura lo mas que pudiera. Finalmente lo hizo voltearse y quedar boca abajo, le quito con urgencia la tanga y se tiro encima de esas nalgas apretandolas y buscando chuparlas hasta llegar al hoyo del chico que chupo con fuerza metiendole la lengua todo lo que pudo. Nahuel se removio en la cama en un espasmo de placer y gimio diciendo "Don Ramon, por favor" mientras el desesperado viejo seguia lamiendo el orificio del chico, queriendo penetrarlo con la lengua hasta que se dio cuenta que no podia mas, se levanto sobre el chico. tomo su verga con una mano y la llevo al ensalivado culo del chico y lo penetro con dureza.

Nahuel grito de dolor, el viejo empujo mas y le metio un poco mas de verga, espero unos segundos mientras el chico se removia y luego empujo una vez mas metiendole toda la verga en el intestino. SIntio una agradable sensacion al sentir su pito apretado por las paredes del intestino del chico y entonces empezo a culearlo, con suavidad al principio, mas duramente despues hasta que lo cogia fuertemente todo el tiempo, embestia el culo del pendejo con una calentura que hacia mucho tiempo no sentia. Ese chico lo volvia loco y ahora le estaba dando una culeada memorable.

En determinado momento no pudo contenerse mas y en medio de una embestida eyaculo en el interior del muchacho, emitiendo un sonoro gruñido de satisfaccion, tras lo cual se desplomo a un costado.

Transcurrieron unos cuantos minutos, luego Don Ramon se levanto y le dijo al chico, que estaba empezando a incorporarse despues de la culeada que le habia propinado su patron, "Mejor empeza mañana, hoy anda a tu casa y descansa" y Nahuel se vistio y se fue, contento por haber conseguido trabajo y contento porque Don Ramon se lo habia cogido y probablemente lo seguiria cogiendo".

(8,12)