INICIO » Categoría » Me enseñó inglés y lo que es una mujer caliente

Me enseñó inglés y lo que es una mujer caliente

  • 8
  • 13.694
  • 8,68 (37 Val.)
  • Se levantó y desnuda se tiró a la pileta y fue una imagen que nunca olvidaré en mi vida, esa belleza nadando desnuda. Me tiré y lo hicimos nuevamente, ella se sujetó de la escalera, abrió sus piernas y me regaló todo su cuerpo para que le pegara una cogida animal que ambos disfrutamos

    Íbamos al mismo colegio con Charly y Ramón, cursábamos el último año, Ramón era amigo en común que nos unía, y así coincidíamos y salíamos juntos a fiestas, a jugar futbol, etc. Charly le decíamos así porque vino hace un año de EE.UU. si bien el y toda la familia eran argentina, se fueron allá cuando estaba el en la primaria, toda su familia, ahora vivían en una casa hermosísima, con un quincho en el fondo con un jacuzzi y una gran pileta de natación en el fondo de película .la familia estaba compuesta con padre, su madre Coca, y un hermano mayor una hermana intermedia y Charly.

    Por lo contado el padre y el hermano mayor se quedaron en EE.UU. y venían cada tanto de visita, sus padres estaban separados.

    Era fines de enero y el calor era insoportable, habíamos ido un rato a la casa con ramón a la pileta y allí conocí a su familia, su hermana era una flaquita presumida, que poca bola nos daba teniendo un año más que nosotros y su madre Coca era una mujer hermosísima 1,70 rubia pelo cortito a lo garzón su cuerpo era escultural cultivado durante años en gym en EE.UU. sus piernas durísimas, cintura pequeña, un culito durito y tetas que se salían de cualquier sujetador que le pusieran.

    Muy joven, 39 años y era muy compinche, muy conversadora y activa, ese día llevaba un conjunto con pantalón de hilo blanco con ropa interior negra era un imán para mis ojos, entre charlas y charlas, ella nos preguntó a mí  y a Ramón como nos iba en el colegio y yo le conté que me había llevado 2 materias inglés y geo., y enseguida ella comento si quería que su hija me explique inglés y dada la cara que puso, dijo:

    -mejor no… si querés probamos y te ayudo a preparar la materia -dijo Coca, acepte sin saber lo que comenzaría a partir de allí, pero quien se podía negar a esos ojazos y belleza de mujer, con verla cada día me conformaba, así arreglamos para el lunes empezar.

    El lunes empecé fui tipo 11 de la mañana el calor era abrazador y ella me atendió con un vestidito livianito y cortito donde no se distinguían corpiño, puf nos sentamos en la cocina y ella inquieta se ponía a hacer cosas mientras yo leía y después contestaba las preguntas y ella después me hacia otras preguntas y cuando se acercaba a escribírmelas de parado atrás mío me apretaba sus tetas en mi hombro o espalda, yo me mareaba con su perfume y su boca y veía sus tetas con sus gotitas de sudor en sus lomos, sus piernas eran torneadas perfectas ni su hija tenia semejante lomo, antes de irme me dijo si quería tirarme a la pileta preferí irme, mi pija me iba a deschavar.

    Así fue toda la semana, para el jueves ya me había preguntado cosas de mi vida en inglés yo contestaba como podía, ella era súper toquetona y la confianza nos había llevado a situaciones al límite de sexual inclusive el miércoles previo, me recibió como tenista venia de su práctica era una bomba y ella se encargó de mostrarme sus piernas y su braguitas blancas, estaban sus hijos ese fue el motivo de lo que no paso ese día muy hot; el jueves el calor era durísimo y fuimos al quincho era más fresco tenía un enterito de jeans cortado las piernas donde los gajos del culo se asomaban y por los laterales abierto como todo enterito y su corpiño o malla no sé, yo excitadísimo no podía concentrarme, ella se dio cuenta y me dijo que dejamos la clase...

    -vamos a la pileta el calor te está afectando…

    -si el calor -conteste… -y la mire de los pies a la cabeza, y le dije- mejor me voy…

    -nooo quédate -me dijo ella.

    Creo que tenía un plan, ya que los hijos no estaban y me deje llevar por ella hasta donde iba a ir ella yo me senté en el borde de la pileta estaba con remera y un short de futbol y mis pies metidos, ella vino de atrás y me dice:

    -metete -y me empujo y caí, ella reía, y yo la moje desde abajo completamente.

    Salí de la pileta y le dije que ahora me tenía que ir con la remera mojada y ella me dice “sácatela”, así hice y ella se desprendió su overol desde arriba cayendo la pechera y dejándolo como un short nada más y dejando su torso en corpiño color vino tinto ahora ya verificado y se veía la tanga del mismo color con puntillas desde su cadera y los botones laterales abiertos de su jardinero holgado, ahí vi una mujer hermosa en todo su esplendor.

    -Así quedamos a mano -me dice desafiante.

    Me fui para adentro del quincho, me siento en donde estaban mis libros como para seguir y ella se acerca y se sienta en el banco una pierna de cada lado me dice:

    -te dije que por hoy terminamos…

    Giro y me pongo de la misma manera los dos mojados, me acerco y le digo que me gustaría besarla y ella me regala un beso húmedo profundo, el que me sirvió para con mis manos la tome de las caderas y subí sus piernas sobre las mías hasta que juntamos su cuerpo con el mío, acaricie su espalda y metí mi mano bajo su jardinero me dice “esto nunca ocurrió… verdad?”. “si -le digo- será un secreto eterno” y la recosté despacio en el banco me retraje y comencé a sacarle el overol lentamente quedando con su ropa interior y su respiración era fuerte y entrecortada su cuerpo iba a estallar… volví sobre su cuerpo y regué de besos sus piernas sus muslos para llegar a su pubis corrí su bombachita hacia el costado y ella enseguida suspiro “sácala… sácala”, la retire de un tirón brusco y ella empezó a dar señales “así... así” y bese todo alrededor de vulva perfectamente depilada solo un penachito pequeño acentuaba donde estaba lo mejor, mordí su labios y mi lengua entro, ella exploto, se arqueo como un estiletazo, gimió así, me quede allí hasta que mi pija reventaba y ella me tomo de los pelos y me fue llevando hacia su boca, bese y lamí todo su cuerpo cuando llegue a sus pechos el corpiño había desaparecido, estaban duros como rocas sus pezones rosados estallaban los bese y chupe todos y ella me susurraba “que le hiciste a mis tetas… van a explotar guacho hermoso métemela por favor”.

    Ya allí levante sus piernas metí mi punta en su chuchi jugosa y ella exhalo un ahhhh profundo, mi pija se mojó y así metí la mitad lentamente y comencé un lento metí saca ella estaba extasiada, yo tomaba sus manos con una mía y la otra acariciaba sus tetonas. Ver esa cara de placer de una mujer hermosa me produjo una aceleración en eyacular en forma inmediata seguí bombeando hasta que dije “ahora Coca va toda” y metí la mitad que faltaba entrándole mis 24 cm de pija hirviendo en su concha ardiente.

    Ella dijo “noooo” y sus ojos se pusieron en blanco de placer, casi en el desmayo me pidió que me monte y me tire sobre ella y la besara, y así se fue mi primer polvo con esta bomba de mujer que era la madre de mi amigo. Mientras el orgasmo corría entre los dos ella me decía entre besos exhausta:

    -vamos a volver a hacerlo?

    -Si -le dije- siempre… -ella sonrió y sus mejillas estaban rosada, siempre que podamos lo vamos a hacer, su cuerpo y el mío estaban pegados por el sudor, me despegue al rato sin antes coronar de besos su boca sus tetas bajar hasta su conchita.

    Se levantó y desnuda se tiró a la pileta y fue una imagen que nunca olvidare en mi vida esa belleza nadando desnuda, me tire y lo hicimos nuevamente ella se sujetó de la escalera abrió sus piernas y me regalo todo su cuerpo para que le pegara una cogida animal que ella disfruto tanto como yo.

    Así terminamos el jueves y los veinte días siguientes me dio clases de inglés y de sexo ininterrumpido, todos los días terminamos las clases con una nueva forma de cogernos, hasta una vez leí una lectura del libro con ella ensartada delante de mí y acariciando sus tetas y ella susurrando “no podes acabar hasta terminar la lectura”.

    Finalmente rendí bien un cuatro, el diez lo deje en otro lado, con el tiempo sus hijos se fueron de la casa y ella se mudó a un lugar más chico sin pileta… una lástima, y yo la visite muchas veces hasta me he quedado un fin de semana entero con ella, y cuando pasaba tiempo sin verla, siempre merodeaba sus lugares de costumbre para provocar encuentros casi casuales, que terminaban en sexo total. Nunca nadie se enteró de nuestra relación, ni su hija, ni mi amigo.

    La última vez que la vi estaba en pareja con un hombre importante, le pregunte:

    -estas bien?

    Y ella dijo:

    -Sí, muy bien, pero extrañaba las clases de buen ingles que teníamos.

    -yo también Coca eternamente… yo también.

    • Valorar relato
    • (37)
    • Compartir en redes