INICIO » Poesía Erótica

Mi prisionero

  • 1
  • 2.329
  • 9,67 (3 Val.)
  • 0

Tus ojos posaste en mí, lo primero;
Luego, tus manos, tu boca; tus besos.
Susurraste a mi oído tantos excesos
De tu amor: deseos de mi cuerpo entero. 

Me quitaste el camisón, con esmero;
Te señalaron mis pechos, muy tiesos, 
Morenos pezones, duros como huesos;
"Chúpalos", dije, "tú, mi prisionero."

En tus brazos, al lecho fui llevada, 
Acostada; y tu polla se empinaba;
Me incliné, la así y te hice una mamada. 

Oía tu ronco placer y yo anhelaba 
Arriba montarte; "¡Oh, ah, gusto, qué entrada!";
Ruge tú tu orgasmo; ¡ay el mío, no se acaba!

(9,67)