INICIO » Control Mental

El suplicio de Sarah (5)

  • 10
  • 4.804
  • 8,75 (4 Val.)
  • 0

Después de que Sarah fue raptada, apareció en un sitio desconocido para ella, cuando despertó de su desmayo se encontraba confusa, con los ojos cubiertos de una tela. Se encontraba acostada de espaldas a una camilla inclinada y estaba amarrada a esta, se sentía indefensa además de los trozos que le quedaban por ropa. Poco después de despertar escucho una voz que al principio no alcanzo a identificar.

Desconocido: Ay perrita, porque haces las cosas tan difíciles ha?, te gusta sufrir no es así?

Ella estuvo un momento pensando y se dio cuenta de quién era.

Sarah: Ramiro, eres tú? que ganas con esto, porque me haces la vida imposible, déjame mi vida en paz, no te hecho absolutamente nada.

Ramiro: Ay Dios mío, como puedes decir que no, siempre te has hecho la rogada y nunca me prestas atención, te di la oportunidad de ser mi novia y tratarte como la reina que quería que fueras, pero mira como son las cosas, ahora vas a sufrir como la perra que eres, por elegir a personas que no debías.

Sarah: Por Favor, solamente no me gustabas, estás demente no me puedes obligar a querer o hacer algo que no quiera.

Ramiro: En serio crees que no puedo? ya que te escapaste, tuve tiempo de averiguar un método más eficaz y menos invasivo, serás mi títere profesional. No te preocupes no estarás sola, aquí está una amiga tuya, chicos quítenle la venda.

Sarah: Suéltenme no me toquen.

Cuando la liberan de la venda, se da cuenta que a pocos metros en otra camilla, está su amiga Natalia.

Sarah: Que? porque se meten con ella, nada tiene que ver con esto, déjala en paz, te lo exijo.

Ramiro: Tu aquí no tienes nada que exigir, te conviene callar y aceptar tu destino, debes agradecer saber, que vas a tener una amiga para compartir tu putería... jajaja, chicos, despierten a la segunda, ustedes ya saben.

Y un par de chicos se acercaron a la chica, y entre los dos le empezaron a dar cachetadas, fuertes, que fueron poco a poco despertando, cuando estaba consiente, empezó a gritar de dolor.

Sarah: Animales, déjenla en paz, suelten la, no tienen derecho, cobardes.

Natalia: Auu, déjenme… me duele me duele…

Ramiro: Ya chicos, déjenla, ya tendrán tiempo para disfrutarlas a su gusto, aguarden.

Sarah: Qué nos vas hacer estúpido? si nos drogas ya hay quien sabe de tu plan, así que te jodes he iras preso.

Natalia: Que ocurre aquí, suéltenme…

Ramiro: Heyy, chicas, mejor deben calmarse, se los voy a explicar sencillo, como ustedes saben la nanotecnología ha dado pasos inmensos, y con los mejores estudiantes de la escuela me han brindado una tecnología pionera, que sirve en el campo de la medicina para controlar episodios de parkinson, pero lo que nadie dice es sirve también para controlar el cuerpo de las personas quienes poseen eso.

En pocas palabras chicas, voy a controlar sus cuerpos, no directamente, tengo unos estudiantes de sistemas que por una buena cantidad de dinero aceptaron el trabajo.

Y se preguntaran ¿cómo carajos?, sencillamente implementaremos a nivel de la nuca los dispositivos que mencionamos anteriormente, y como pueden parar señales incorrectas, impedirán también las señales normales de sus cerebros, así que no importa si quieren o no hacerlo, lo harán y solo podrán ver horrorizadas las cosas que ocurran, no les parece increíble?

Ramiro dijo eso, y acariciando el hombro de Sarah.

Sarah: No me toques desgraciado, déjanos en paz, haz que todo esto acabe.

Natalia: Suéltenme... no he hecho nada, no diré nada pero déjenme ir.

Ramiro: Hey querida, por meterte donde no te han llamado y por haber averiguado por la zorra de tu amiga, te lo ganaste. Nunca escuchaste que la curiosidad mato al gato? jajajaja aquí no lo mato, aquí lo emputece… Bueno, bueno, no demoremos esto más, chicos empiecen con el tratamiento.

Sarah empezó a gritar y moverse sin éxito alguno cuando los chicos se acercaron con máquinas extrañas y las conectaban a los distintos aparatos y la inmovilizaron para evitar daños. Una vez estuvo listo, le inyectaron el dispositivo y por el cual grito bastante. Tuvieron que esperar mientras dejaba de salir la sangre que brotó, y cuando encendieron el dispositivo, lo situaron en donde tenía que ir, con un sufrimiento para Sarah insoportable, sin anestesia eso era un sufrimiento.

Cuando todo estuvo listo, y los chicos le dijeron a Ramiro que todo estaba funcionando para poderla controlar, él ordenó que la soltaran, y al hacerlo ella se revisó el cuello, y con furia en sus ojos se abalanzó sobre Ramiro, pero fue otra acción sin mucho resultado, ya que cuando se dieron cuenta de su actuar, los chicos desde las computadoras desactivaron las piernas, lo que hizo que Sarah cayera de forma patética, como si se hubiera tropezado con algo.

Sarah: Imbécil, detén lo que sea que me estés haciendo.

Ramiro: JAJAJA esto no se va a detener hasta que yo quiera, y no lo va a parar, que empiecen los juegos... jajaujauaja.

Sarah: Maldito de mierda.

Ramiro: Chicos por favor, ayuden a esta perra a que se corrija.

Chicos: Si señor.

Y de inmediato, Sarah perdió fuerza y dejo de sentir su brazo izquierdo, que terminó dándole una buena bofetada en la cara.

Ramiro: Quieres más? jaja

Y Sarah se levantó y con sus dos brazos empezó a pegarse cachetadas hasta ponerse los cachetes rojos.

Sarah: Basta por favor, para auhg, aug, no más...

Natalia: Paren esto, necesito ir al baño, esto no está bien... por favor maldita sea.

Ramiro: Qué son esas palabras Natalia, Sarah, ten el gusto de corregir a la puta de tu amiga y que aprenda modales.

Sarah: Siii… siiii… imbécil… vete a laaa mierddaaa.

Ramiro: Que sucede, porque no me responde como quiero?

Chicos: Se está resistiendo señor, nos autoriza aumentar la potencia?

Ramiro: Hagan lo que tengan que hacer, lo único que quiero es que esta no se resista, entendido.

Y dicho eso, ellos lo hicieron, lo que le produjo un agudo dolor a Sarah, pero que después respondió...

Sarah: Si señññor, ya corregiré a la puta de mi amiga.

Y dicho esto, se dirigió a donde se encontraba Natalia, y alzando las manos, comenzó a azotarle el rostro, pegando con diferentes niveles de potencia.

Natalia: No, no más... aug... para.. para…

Sarah únicamente la veía con ojos de súplica, ella no le estaba pegando conscientemente, estaban controlando su cuerpo y se sentía nefasta al saber que no podía hacer nada para resolverlo, por ahora.

Después de unos 15 minutos así...

Ramiro: Bueno, ya paren. Ahora sigan con esta otra, quiero tenerlas a las dos sometidas, y oye Sarah, te gustaría hacerme una mamada?

Sarah: Si me gustaría señor, si Ud. me da elll, pppllllaaacer…

Ramiro: Arrodíllate ante mí y pídelo.

Sarah se arrodillo ante sus pies y le dijo:

Sarah: Señor, tenddria eelll placer de chuparle su vergaaa, ppporr favor.

Ramiro: Claro puta, ahora ocúpate mientras se ocupan de tu amiga, y no olvides mirarme a los ojos.

Minutos comenzada la felación, Ramiro vio que Sarah no lo veía a sus ojos, y por lo cual le dio un golpe en la frente.

Ramiro: Chicos, ordene que esta perra me mire a los ojos, y los tiene en otro lugar y no es mirándome, qué sucede?

Chicos: Señor, es muy pronto para el recién implante, si intentamos más podríamos causar un daño neurológico irreversible en la chica.

Ramiro: Me importa un comino lo que le pase, solo hagan lo que les pido.

Chicos: Señor, se podría dañar el dispositivo, soltar químicos tóxicos y envenenarla.

Ramiro: Mierda, detesto esperar, bueno, que siga en eso y que no se detenga, y saben... que se masturbe mientras lo hace.

Y así, Sarah término chupándole la verga a Ramiro mientras se masturbaba torpemente con su mano derecha, mientras a pocos metros de distancia, su amiga Natalia sufría lo mismo que ella sufrió hacia poco tiempo. Por el tiempo excesivo que duró la felación a Sarah le dolía la mandíbula, ese aparato controlaba su cuerpo, pero no podía dejar de sentir dolor. Cuando su amiga estuvo lista…

Chicos: Señor, este proceso tomará tiempo, pero alrededor de 2 a 3 meses ya tendremos un control completo sobre ellas, mientras tanto en su voz y en algunos movimientos habrá interferencias, esto ocurre por la resistencia del mismo cuerpo, cuando se acostumbre a esto ya no se notara mucha cosa.

Ramiro: Perfecto, ahora quiero que Natalia se la chupe a Sarah, mientras esta me la chupa a mí.

En las caras de las dos se veía su preocupación, pero sin poder poner resistencia se pusieron en sus lugares correspondientes, mientras Natalia, boca arriba tenía acceso al coño de Sarah.

Y así estuvieron por un buen rato hasta que Ramiro se vino en la boca de Sarah.

Ramiro: Hey chicos que no se lo trague, debemos enseñarles a compartir, que lo compartan.

Y como dijo se hizo, y las dos amigas se fundieron en un beso blanco, compartiendo el semen de su nuevo dueño, compartiendo sus lenguas y hasta que él no ordenó que se separasen, no terminó ese apasionado beso.

Natalia: Por favor, Ramiro, no te conozco, para esto… no está bien...

Ramiro: Porque sigue hablando, cállenla.

Y Sarah dándole un bofetón la tiró al suelo, cosa que lo hizo con dificultad.

Ramiro: Bueno mis niñas, ahora les explicare como es la cosa, primero voy a disfrutar follandote Sarah y ya verás que me vas a pedir, y luego te dejaré a tu emputecimiento, mientras tu amiga Natalia no me interesa, que ella se vaya de una vez a poner la ropa de puta que le espera pero para eso las quiero desnudas, YA.

No tardaron mucho en quedar en cueros, ya que con lo poco que tenían no hubo mucho que las demorara.

Y una vez así Ramiro dijo…

Ramiro: Bueno, quiero Sarah que gentilmente calientes a Natalia, hay que ser buenos amigos, y después masturbarle la concha, quiero que ella se largue de aquí caliente, y con sus jugos deslizándose por sus muslos. Y Uds., déjenlas hablar natural.

Empezaron, cada una cogió la cadera de la otra, se juntaron… miraron y sabían que no tenían otra escapatoria, así que sin oponer resistencia se entregaron a ese beso, donde los rostros estaban alineados, las lenguas entrecruzadas, y entre tanto un gemido que otros, así, agarrando la nalga de la otra, acariciando el cuerpo, cada una disfrutaba del placer del cuerpo de la otra, hasta que Ramiro al darse cuenta que disfrutaban…

Ramiro: Bueno sigan, que quiero que estén más calientes.

Y así se separaron, y Sarah se deslizó hasta la vagina de Natalia he introdujo su lengua allí, mientras ella no podía más que jadear, agarrar su pelo con sus manos, y disfrutar eso, que era lo poco que podía hacer en esa situación.

Cuando los chicos se dieron cuenta que Natalia estaba próxima al orgasmo, detuvieron a Sarah y las separaron. Una vez distantes se podía ver la frustración en la cara de Natalia por dejarla caliente.

Ramiro: mis queridas, ya habrá tiempo de que el mundo las conozca tal como son, ahora acompañe en a un cuarto donde sus vida

Continuará.

************************

Termina otro capítulo de Sarah, en el próximo veremos lo que Ramiro hace con las dos chicas, como las expone ante la vida pública, y de cómo esto afectará sus relaciones personales, como Ricardo vera esto e intentará de alguna manera en ayudarlas sin salir lastimado.

Espero que les guste como todas las entregas, gracias por leerme, de seguir ahí y siempre daré lo mejor para dar una obra de calidad. Si tienen comentarios sugerencias o si quieren contactarme ahí está el correo o en los comentarios de la página, gracias.

Atentamente Cefar.

(8,75)