INICIO » Microrelatos

Una noche con mi padrastro

  • 3
  • 7.434
  • 9,08 (13 Val.)
  • 0

Mi madre y mis hermanas estaban de vacaciones y mi padrastro y yo por razones de trabajo nos quedamos en casa. Mi familia viajo el viernes a la tarde llegado el sábado. Luego de un día de mucho trabajo regrese a casa salude a mi padrastro y fui a mi habitación. Estaba entre dormido cuando siento que se acuesta al lado mío, lo mire y en ese momento el manoteo mi miembro y comenzó a acariciármelo para luego comenzar a besarme la oreja y pasando su lengua por mi cuello comenzó a descender a la vez que me bajaba el pantalón, no tardo en comenzar a chuparme la pija, su boca cálida abrazo mi verga y comenzó a tragársela lentamente, su mano comenzó a acariciarme los huevos y de repente sentí como los jugos de mis entrañas dilataban mi ano. Segundos después uno de sus dedos entro en mi ano y comenzó a cogerme lentamente sin dejar de chuparme la pija. En mi interior sentía ganas de que me cogiera pero tenía una pija enorme y eso me frenaba por miedo al dolor.

Minutos después se sentó sobre mi pija y se me metió en su culo, su pija apuntaba directo a mi boca mientras él me miraba como sabiendo que se la deseaba, tomo mi mano y la llevo a su vergota y comencé a masturbarlo mientras él se movía lentamente, yo no me di cuenta que tenía la boca abierta y el tomándome de la cabeza me inclino hasta su pija metiéndomela en la boca. Minutos después comenzó a orinarme en la boca, trague todo lo que más pude y luego siguió orinando sobre mi cara y mi pecho, después se inclinó hacia atrás y continuo cabalgando sobre mi pija, comencé a pajearlo hasta que de repente un gran chorro de semen salta de su pija empapando mi mano y cayendo como lluvia sobre mi pecho y mi mano, junto con mis dedos ese néctar y lo lleve a mi boca para beber lo más que podía. Momento después se acuesta a mi lado antes de que yo eyaculará dejándome muy caliente y con todas las ganas, su enorme falo seguía erguido apuntando al techo. Manoteé su pija y el me saco la mano y se puso de costado dándome la espalda, intente tomarla nuevamente pero me la saco otra vez.

Me sentí despreciado y tenía bronca, luego él se durmió llegada la media noche se dio vuelta, yo estaba se espalda y el apoyando su pija entre mis piernas me pregunto si me dejaba, le dije que no porque la tenía muy grande y me insistió varias veces finalmente me dijo que solo la puntita, en mi interior yo la quería adentro y acepte. Me puse en cuatro y luego de salivarme el culo y su pija me la metió un pedazo a su vez me empezó a hacer la paja. Por momentos su pija se salía y se metía una y otra vez. Comenzó a alterarse y con sus manos separo los cachetes de mi culo y me dijo que lo tenía redilatado. Y me la metió un buen pedazo y di un grito de dolor pero en mi interior era de placer él se frenó y la saco para luego metérmela nuevamente la mantuvo un rato en esa posición yo le decía que me dolía y si la tenía toda adentro y me tomo la mano llevándola a su pija para demostrarme que faltaba la mitad y sin mandarla más adentro comencé a sentir su semen caliente en mi culo y largué un grito de placer. Me tomo fuertemente y me la mando hasta los huevos y tirándome sobre la cama continuo cogiéndome y masturbándose hasta hacerme acabar... rato después me dijo que si no contaba nada a mi madre él tenía una amiga para presentarme lo cual acepte.

(9,08)