INICIO » Categoría » Nuestra amiga argentina no perdona que la suplanten

Nuestra amiga argentina no perdona que la suplanten

  • 9
  • 7.015
  • 9,38 (8 Val.)
  • Hasta que hice lo que nunca falla, me empecé a desabrochar los botones de la blusa hasta que se me viera las tetas. Ahí reaccionó

    Con lo que les voy a contar sé que me van a decir de todo, pero ya sé que soy; caprichosa, egoísta, quiero que todos estén solo conmigo, mala amiga, arriesgada, pendeja, y un poquito putita jeje.

    Se los resumo: tengo una amiga que se llama Ana, que tiene un hermano que se llama Matías, que tiene un amigo que se llama Benja. Primero cogí con Matías, después Matías me enfiesto con unos amigos (uno de ellos es Benja), y me vengo a enterar que hace poco Benja está saliendo con mi amiga Ana, ¡me embolo!, a mí me enfiestó y con ella se hace ¡el noviecito!, el día que me enteré me lo cogí a Benja y me propuse que me coja mil veces más, las ganas de coger se las va a sacar conmigo no con Ana, y aparte lo voy a volver loco, ¡quien se cree que soy! por eso les voy a contar lo que hice jeje.

    Al mediodía le digo a Ana si a la noche salíamos ella, Benja mi novio y yo jeje. Lo convenció a Benja, ella me dijo que no quería y no entendía la razón jeje (¡si supiera que cogimos!) y yo lo convencí a mi novio.

    Pero el plan no termina ahí, aunque sabía lo incómodo que se iba a sentir Benja a la noche. Ya les dije que me propuse dejarlo sin ganas de coger.

    Ana me dice que Benja se iba a quedar estudiando a la tarde, y blablablá… Entonces ¿qué hice? Me fui a lo de Benja jeje

    Aunque no me crean estas cosas me ponen nerviosa, me da cosa, yo sé cómo soy, pero cuando hago estas cosas el corazón me late a mil y sentir todo eso me gusta. Aparte no sabía cómo iba hacer, como lo iba a encarar, porque Benja es medio quedado, no es nada zafado y sé que no quiere quilombos.

    Bueno, le toco el timbre a Benja y me pregunta que quería. Si pasaba algo. Le digo que baje a abrirme. Baja y se quedó en la puerta, ¡no me hacía pasar! le digo que quiero hablar con él lo de la otra noche, como hoy salíamos los cuatro no quería quilombos, jeje

    Subimos al departamento, me ofrece un café le digo que sí, y le dije que pasaba al baño, me estaba haciendo pis. Mientras hacía pis, y tenía el jean con la bombachita baja ¡se me ocurre una idea! Me saco el pantalón, las medias y el corpiño, y digo “¿salgo así del baño?”, me quedé pensando un ratito, tomando coraje, no se para que, si siempre termino haciendo ¡todo lo que se me ocurre!

    Salgo así del baño, ¡cuando me ve Benja!, se quería morir me dice: ¿qué haces? ¿Estás loca? Que no quiere ¡quilombos! Me pongo así casi desnudita enfrente a él muy cerquita y le pregunto si tan mal me porte cuando estuvimos juntos. Me dice que no, pero no quería problemas, le digo que yo tampoco que también ¡estoy de novia! Nos quedamos en silencio, pero ¡no me hacía nada! en un momento pensé que no iba a pasar nada ¡y me quería morir!

    Hasta que hice lo que nunca falla, me empecé a desabrochar los botones de la blusa hasta ¡que se me vieran las tetas! ¡Ahí reaccionó! me partió la boca de un beso, me saco la blusa, nos tiramos en el sillón, yo arriba de él, me besaba las tetas, bahh me las comía, me metía la mano por debajo de la bombachita y sentía sus dedos como querían entrar en mi colita, y yo me levantaba para que me los pueda meter.

    Después me bajo, le saco los pantalones y le empiezo a chupar la pija, como me gusta hacerlo a mí, muy despacito, yo antes estoy un ratito besándola, besándole las piernas, acariciándoselas, tocándole y besando los huevos, mientras siento que la pija estalla, y después empiezo a chupársela de a poquito, hasta que me la pongo toda en la boquita jeje.

    Después y porque ya aprendí le puse el forro que llevé y lo tenía en el bolsillo de la blusa, me puse arriba de él y empezamos a coger desenfrenadamente, Benja estaba recaliente, yo me subía me bajaba, me decía que yo era una hdp, yo le decía que sí y le preguntaba quien cogía mejor y me decía vos putita vos, y eso más me calentaba, hasta que acabé.

    Seguimos en la cama haciendo un 69, y él aprovechaba para ponerme los dedos en mi pobre colita, y yo con mis gemidos de placer le estaba diciendo que me gustaba que siguiera que mi colita era suya, la verdad es que estaba muy calentita ¡en serio!

    Después me pongo en cuatro y le pregunto si me quería hacer la colita, y me empezó a poner su pija despacito, no quería que me doliera, hasta que me la mete toda, se para, ¿me explico?, como si yo fuera una perrita y me empieza a coger muy fuerte por la cola, la verdad ¡me volvió loca! me preguntaba si me gustaba. Y yo le decía que sí, que me coja bien por el culo (estaba rezafada jeje), hasta que acabamos los dos, me llenó la colita de leche (no se había puesto un forro el hdp, y yo con la calentura ni le dije que se lo ponga antes y después ya estaba ¡con la pija adentro!)

    Me lavo, nos quedamos en la cama hablando, bahh hablando de mí, me decía que la primera vez que me vio no se imaginaba que era tan… tan ¿qué? ¿Tan trola?, le pregunto jaja, no sabía cómo decirme que sí. Le pregunté si a Ana le hacía la colita y me dijo que no, que como es Ana lo iba a sacar cagando (que boluda no sabe lo que se pierde jeje)

    Bueno estuvimos un rato hasta que le empiezo a tocar la pija y empezó a reaccionar, se la empiezo a chupar hasta que la tenía bien paradita, se pone un forro y a coger de nuevo, lo hice acabar otra vez jaja.

    Bueno después me fui y acá estoy esperando a ver la cara que pone a la noche, me voy a cagar de risa jaja, y lo mejor es que creo que por hoy las ganas de coger ¡se la saque!

    Mi novio estaba en el country de los padres. Hablo con él y me dice que no sé qué carajo pasó que los viejos se pelearon, la vieja se quería venir a dormir al departamento que tienen acá, que iba a llegar más tarde y que me vaya a lo de Ana sola y él después iba para allá; la verdad que me importa un carajo lo que paso, pero si me entero que me está cagando lo mato, en serio, lo mato o lo peor, me cojo a todos sus amigos, ¡y ustedes, saben que lo que digo es cierto!

    La cosa es que me voy a lo de Ana, obvio me vestí, no como una putita, pero si atractiva, con una pollerita, medias, botitas y todo los demás… Llego a lo de Ana y estaba ella sola con Benja porque los padres estaban el finde afuera. Cuando me vio Benja jaja, como me reía por dentro, se le iban los ojitos (porque Ana estaba con un pantalón, que no era ajustado, muy vestida para estar en casa) no paraba de mirarme las piernitas jeje.

    Bueno, nos quedamos un rato boludeando y Benja dice que va al quiosco a comprar para tomar, y le digo ¡que lo acompaño! Así compro ¡chocolates!, que sí, que no, obvio Benja no quería ir conmigo hasta que Ana le dice que soy una enferma del chocolate (lo que es verdad) y que me gusta comprar a mí la marca que me gusta.

    Así que a Benja no le quedó otra que ir conmigo. Nos subimos al ascensor y obvio ¿qué hago?, aprieto el subsuelo para ir donde la mama de Ana guarda el auto (que es un rincón donde no pasa nadie y ahí cogí con Benja jeje), me dice que estoy loca ¡Que me deje de joder!, ¡que estuvimos ya juntos a la tarde!, y en vez de contestarle le meto un beso que mi lengua llegó hasta el estómago y me apoye en su pija.

    Llegamos al subsuelo, y nos seguimos besando (no teníamos mucho tiempo), le empiezo a desabrochar el pantalón, le saco la pija, se la chupo, le pregunto si tenía forros (ahh, ¡cada día estoy más loca! ¡Antes no hacía eso! Esperaba que me buscaran ¡para coger! Ahora los busco yo), bueno, me dice que sí, se pone el forro, me inclino sobre el auto de la mama de Ana, y me coge.

    Fue todo muy rápido, yo está bien, sé que me caliento enseguida, y me movía como loca hasta que acabé y lo hice acabar a él jeje (era lo que yo quería, le saqué tres polvitos en todo el día jaja)

    Vamos al quisco, compramos para tomar, chocolates y el hdp delante de mí le pide ¡forros! Los putee, y me dice que el forro que tenía lo había usado conmigo, y le digo ¡que el kioskero iba a pensaría que iba a coger conmigo! Claro, me miró y se cago de risa, no le dije nada, ¡tenía razón!, no me voy hacer la santa, estuvimos cogiendo toda la tarde, me lo acababa de coger y ¿me iba a ofender?, la verdad que no daba.

    La cosa es que después llegó mi novio y nos quedamos ahí, no sé cómo explicar, pobre Benja, ni hablaba. Estaba totalmente desencajado, me veía a mí como me portaba con mi novio (obvio como una novia enamorada y correcta) dándole todo el tiempo la manito, piquitos y esas cosas, bueno hasta que con mi novio nos vamos y Benja se quedó con Ana.

    Obvio mi novio ¡quería coger! Yo ya lo suponía y la verdad ¡que un poquito fingí! No estaba caliente para tener tantos orgasmos (había cogido todo el día jeje) pero nosotras podemos hacer eso, y si queremos lo hacemos muy bien.

    Pero la cosa no termina ahí, hoy la llamé a Ana, para hablar de lo bien que la pasamos anoche (en verdad lo que quería saber es que había pasado después de que nos fuimos jeje) y me dice, después de un rato de hablar, porque para ella hablar de sexo es de putas, que no sabe qué le pasa a Benja. Que ella tenía la esperanza de pasar una noche distinta. ¡Que Benja estaba muy frío! ¡Que ella piensa que no le gusta más!

    Jaja si supiera que habíamos cogido todo el día lo entendería.

    Bueno, ¿vieron? De a poco voy logrando lo que quiero. Si me cogen a mí se la bancan ¡que se creen que soy! Está bien sé que soy un poquito putita, pero no es cosa que yo sea la putita y con mi amiga se haga ¡el noviecito! Que se joda jaja.

    • Valorar relato
    • (8)
    • Compartir en redes