Mi cuñada, yo y mi esposa

  • 18
  • 18.057
  • 9,59 (37 Val.)
Mi cuñada vino de vacaciones un mes y ya tenemos 2 años viviendo juntos los tres

Llego mi cuñada de visita desde otra ciudad y mi esposa la invitó a quedarse un mes en nuestra casa y esto fue lo que sucedió...

Se llegó el día que la hermana de mi esposa "Lili" (2 años mayor que mi esposa y 3 años menor que yo) decide venir a visitarnos a Guadalajara desde Puebla; tenían planeándolo desde hacía ya varios meses mi esposa y mi cuñada, ella es de aquí pero desde que se casó se fue a vivir allá debido a que su esposo es de allá.

Fuimos por ella al Aeropuerto, su vuelo llegó a eso de las 09:00 pm y nosotros vivimos a 1 hora aproximadamente del aeropuerto de Guadalajara, nos saludamos con normalidad, ya tenía cerca de 2 años sin venir de visita, después del aeropuerto fuimos a comprar algo de cenar y nos llevamos todo a la casa.

Mi casa es de 2 plantas en la planta de abajo está la sala, cocina, comedor, el patio, medio baño y una habitación, que es mi oficina personal y en esta ocasión la habitación de las visitas y en la planta alta hay una pequeña sala, un baño completo y 2 habitaciones, la nuestra y la de mi hija.

Cuando llegamos a la casa estuvimos platicando los 3 hasta aproximadamente la 1 am, entre bostezos nos despedimos y nos subimos mi esposa y yo a nuestro cuarto, nuestra hija y la hija de Lili ya se habían dormido desde que íbamos en el carro, las dormimos en el cuarto de mi hija.

Pasaron los primeros días y todo transcurría normal, Lili casi no estaba en la casa, debido a que los primeros días fue a visitar a sus familiares, amistades, a su mamá, etc.

Una de esas noches yo estaba muy caliente y mi esposa no quería hacer nada, tomó pastillas para dormir y se durmió rápido, yo no podía dormir porque me dolían los huevos de tan saturados que estaban.

Baje a la cocina en mitad de la noche a tomar agua y me encontré con Lili, ella se apeno bastante entonces fue que capte que yo estaba en boxers y traía el pene un tanto tieso por lo cual se marcaba bastante en el bóxer que aparte era pegado...

Ella traía una blusa blanca sin brasier y calzón cachetero color blanco también el cual encajaba a la perfección en sus hermosas nalgas redondas y sus pequeños pezones se marcaban en su blusa dando la combinación perfecta.

Voy a hacer un paréntesis para explicar cómo es Lili físicamente: es una morena de chocolate, de cabello, rizado negro, podría pasar como afroamericana debido a su fisionomía ya que tiene unas nalgas y piernas perfectas, los pechos no son enormes, pero tampoco me gustan enormes, están en el punto de equilibrio perfecto, tiene una cintura muy marcada es delgada pero no flaca, tiene ojos grandes y cafés, nariz chica, labios carnosos y sensuales, bonitos dientes, etc.

Básicamente es del tipo de mujer que puede poner caliente a cualquier hombre heterosexual si se lo propone.

Volviendo a la historia...

Fue un momento breve pero en el cual nos vimos los dos de pies a cabeza casi desnudos.

Apenada y muy sonrojada solo dijo con una risa de pena

-Upss, perdón.

Y se fue rápidamente a su cuarto.

Le contesté:

-Ay perdón, olvidé que estabas aquí.

Yo también me sentí un poco incómodo porque me vio casi desnudo y con una media erección, tomando en cuenta que es mi cuñada, que casi nunca nos vemos y mucho menos en esas condiciones.

Regresé a mi habitación, me acosté a un lado de mi esposa e intenté no pensar demasiado en eso para poder dormir.

Al día siguiente en el desayuno había un silencio incómodo, la única que hablaba era mi esposa y nosotros contestábamos con cosas breves.

Me fui a trabajar y todo el día estaba con el nerviosismo de pensar que si por alguna razón Lili hubiera mal interpretado las cosas y le dijera algo a su hermana.

Llegue a eso de las 6 a mi casa y vi que no había nadie, tampoco escuché ningún ruido, supuse que salieron a algún centro comercial con las niñas, entonces fui directamente a bañarme, después de eso y sin quitarme la toalla aún, me acosté en mi cama a ver la TV.

No podía dejar de pensar en lo buena que se veía Lili la noche anterior y aún tenía los huevos llenos debido a que tenía casi una semana sin coger y sin siquiera masturbarme; entonces empecé a masturbarme mientras pensaba en ella, mi verga estaba durísima se saltaban las venas, imaginaba cómo sería la sensación de estar dentro de ella y justo estaba cerca de llegar al orgasmo cuando escucho que alguien viene subiendo las escaleras y estaba abierta la puerta de mi habitación nomás alcance a taparme rápidamente con la toalla y entonces...

Se asoma a mi habitación Lili, estaba únicamente cubierta por una toalla con el cabello suelto, como si fuera a darse un baño...

Me dice:

- No te escuché llegar

Y yo todo nervioso le contesté...

-Ah, no sabía que estabas, no escuché a nadie y me vine directamente a bañar y solo estaba viendo TV.

-Ah ok, mi hermana se llevó a las niñas a jugar a un parque yo no quise ir porque me sentía muy cansada y quería descansar, bueno entraré a bañarme.

-Claro.

Se metió a bañar y yo pues sin poder terminar de masturbarme, me vestí pensando en que podía pasar que llegara mi esposa y vernos a los dos en toalla entonces pensaría mal.

Cuándo salió de ducharse se quedó un rato en el tocador y me preguntó que si podía entrar a mi habitación para tomar prestada de mi esposa una crema para la piel, le dije que sí...

Entro, solamente se había puesto una blusa de tirantes y una tanga, tomó la crema y salió...

Sabía que lo hizo a propósito porque incluso traía medio mojada la parte de los pechos y por debajo no traía brasier entonces se le veían perfectamente transparentados sus pezones.

Se quedó parada afuera de mi habitación y me empezó a sacar plática.

Mientras platicábamos no podía dejar de verle sus senos y ella lo sabía pero no dijo nada.

De repente me dijo que iría a vestirse y se dio media vuelta dejando a plena vista su hermoso culo cubierto únicamente por una tanga color rosa pastel, bajo las escaleras y esperé hasta que escuche que entró a su habitación, entonces me abrí la bragueta y por encima del bóxer me saque la verga que la tenía durísima y escurriendo de semen, mis huevos quedaban presionados por el bóxer y continúe masturbándome pensando en Lili hasta que sentí un fuerte orgasmo y aventé un primer chorro de semen que llego hasta la cama y seguido de eso una abundante cantidad de semen muy espeso y blanco que calló más cerca, no pude evitar hacer un pequeño gemido de placer.

En ese momento sentí la sensación de que alguien me observaba y grande fue mi sorpresa al voltear y verla parada y con una expresión de sorpresa en su mirada justo afuera de mi habitación... Lo había visto todo.

Sentí una enorme vergüenza y le pedí disculpas pero seguía parada afuera de mi habitación viéndome y sin decir nada, entonces después de unos 10 segundos que yo sentí que fueron 1000 me dijo

-No, pasa nada...

Yo le seguía pidiendo disculpas...

-No te preocupes, esto queda entre nosotros

Pero seguía ahí parada viendo con asombro el semen que había dejado en el suelo y en la cama.

-Aventaste muchísimo.- Dijo en tono burlesco y al mismo tiempo con asombro.

Yo estaba muy apenado y sonrojado, no sabía que decir.

Entonces en un tono medio burlesco y serio me dijo sin titubear

-Me hubieras dicho que te ayudara.

Y me dio una pequeña risa de nervios...

-Me gustaría ayudarte para que no los desperdicies dejándolos caer al suelo.

Me quede muy serio, no sabía si estaba bromeando o qué.

Entonces me dijo que no tardaría en llegar mi esposa y se bajó a su habitación, mientras yo limpie todo el semen que tire.

Justo después llegó mi esposa.

Todo fue normal, cenamos, nos fuimos a dormir, entrada la noche mientras dormíamos mi esposa me despertó con sexo oral, yo no tenía muchas ganas pero imaginaba que era su hermana y me excité en segundos, mi esposa no sospecho nada.

Al día siguiente después de desayunar me fui a trabajar y regrese un poco más temprano esperando encontrar únicamente a Lili, pero no fue así, también estaba mi esposa, mi hija y mi sobrina.

Pasaban los días, Lili ya tenía 2 semanas en nuestra casa, nos veíamos poco porque salía mucho con su familia y en veces no llegaba a dormir.

Llego el fin de semana y habíamos acordado salir fuera de la ciudad a unas cabañas en Mazamitla, es un pueblo boscoso a un par de horas, fuimos en mi carro íbamos mi esposa su hermana, nuestras hijas y yo, acordamos encontrarnos allá con otros familiares, Lili y yo platicábamos mucho durante el viaje, mi esposa iba dormida en el asiento de atrás.

Una vez que llegamos a la cabaña descargamos el equipaje y mi esposa dijo que iría al pueblo a comprar unas cosas, nos quedamos solos Lili, las niñas y yo.

Estaba en nuestra habitación terminando de acomodar mi ropa y en eso entro mi cuñada, empezó a acercarse mucho a mí y me dijo que si no sabía si mi esposa iba a tardar mucho, apenas le dije que no estaba seguro y me arrojo a la cama y se me subió encima mientras nos besábamos...

Estaba sorprendido y un poco nervioso de que nuestras hijas nos vieran, pero aun así no pude evitar agarrarle con fuerza el culo con mis dos manos, pero no duró mucho porque sabíamos que mi esposa podría llegar;

Lili fue con las niñas y yo me quede en la habitación, como a los 10 minutos llego mi esposa.

Estuvimos todo el día en familia, hicimos una parrillada, tomamos vino hasta el anochecer, mi esposa no toma tanto entonces ella se fue temprano a dormir, nos quedamos unos cuñados, Lili y yo hasta eso de la 1 AM, ya después nos fuimos cada quien a su cabaña, ya estábamos algo borrachos, cuando entramos Lili me jalo a una de las habitaciones me aventó a la cama y me bajo el pantalón, saco mi verga del pantalón, se subió en mis piernas para que no me fuera y me empezó a chupar, tenía la verga hinchada pero no erecta, en cuanto sentí su lengua desde mis huevos recorrer hasta mi glande y luego hacer movimientos con su lengua en mi glande me la puso durísima, estando ya completamente erecto lo introdujo lo más que pudo en su boca, me chupaba con desesperación y con una mano me la jalaba, yo quería agarrarle el culo y la vagina pero no me dejaba , estuvo chupándome unos 15 minutos mientras yo me aguantaba para no eyacular y poder coger... Pero no, era demasiado rico entonces sentí el orgasmo y sabía que aventaría mucho semen porque no me había venido en varios días, entonces le dije para avisarle y que se quitará

-Me voy a venir... Voy a aventar mucho...

Y al contrario, se introdujo mi verga en su boca le eyacule muchísimo mientras yo gemía de placer pero me mordía el labio para no hacer mucho ruido y con su mano me exprimió hasta sacarme la última gota, se comió todo mi semen.

Ya que me dejó totalmente limpio, me seguía chupando yo sentía cosquillas de tanto placer, le decía que se detuviera y ella me decía:

-Me encanta tu verga, quiero volver a comerme tu semen.

Entonces recordé que mi esposa estaba en la otra habitación y le dije que tenía que esperarme porque mi esposa posiblemente había escuchado que entramos.

Entonces fui y estaba completamente dormida, me acosté a su lado mientras dormía, se despertó brevemente, me abrazó y nomás me preguntó que si ya se habían ido a dormir todos, le dije que sí y volvió a dormir, deje que pasará el rato y me quería salir de la cama sin despertarla pero me estaba abrazando.

Como pude me quite su brazo de encima y por si acaso dije "iré al baño" no contestó, entonces salí y fui hacia la habitación de Lili, entre despacio y la ví acostada boca abajo fingiendo que dormía, entonces comencé a besarle los pies, fui subiendo por sus tobillos y piernas, así hasta sus nalgas, le chupe el culo por encima del calzón y se lo recorrí entonces baje mi lengua por su vagina, completamente depilada, escuchaba sus gemidos como se aguantaba para no gemir tan fuerte, la voltee y le quite su calzón y ahí conocí su deliciosa vagina depilada, comencé a chupar principalmente su clítoris, la quería devorar, me pidió que me pusiera en posición de 69, me le encime, la hacía que se atragantara con mi verga, a ella le encantaba, estaba mojadisima, hice que tuviera un fuerte orgasmo, sentí como se mojaba y seguí chupando me pedía que me detuviera y me detuve...

Después de eso yo acostado se me montó y con su mano acomodo mi verga durísima y mojada con su saliva, justo en la entrada de su vagina, la penetre con vigor hasta el fondo, con mis manos le apretaba el culo y la empujaba hacia mí, comencé a cogerla despacio pero con vigor, después ella se dejó llevar y empezó a mover sus caderas de atrás para adelante, se levantó la blusa y me deleite con sus hermosas tetas, chupaba sus pezones que se endurecían en mi boca, los mordía levemente mientras cogíamos con más vigor, entonces soltó un gemido y al mismo tiempo sentí como se escurría su vagina por mis huevos hasta mi culo, luego la quité de encima y la coloqué en posición de perrito ella en la cama y yo parado colocando una pierna encima de la cama, con mis manos le abrí las nalgas y penetre con mi verga completamente dura y empapada, la penetre con vigor, luego la sujete del cabello y eso me hacía sentir que yo tenía el poder sobre ella, la jalaba en mi dirección y al mismo tiempo metía mi verga hasta el fondo, hice que se mojara repetidas veces y le pregunté

-Tu esposo te ha cogido igual de rico?

-No... Jamás...

-Me deseas?

-Si....

-Cuánto?

-Mucho...

-Qué tanto?

-Quisiera ser tu esposa

-Ah sí? Y qué más?

-Quisiera que darte hijos

-En serio, quieres que te embarace?

-Si...

Entonces la sujete con mis dos manos por el cuello mientras la cogía de perrito con mi verga grande y gorda hasta el fondo, hasta que comencé a aventar chorros de semen adentro de su vagina hasta el fondo y no me detenía la seguía cogiendo aunque ya con menos fuerza, me quedé como paralizado unos segundos y le saque despacito mi verga tiesa al mismo tiempo que con la luz de la luna podía ver cómo le salía una gota grande de mi semen espeso y blanco el cual le limpie con un dedo para después dárselo en la boca mientras saboreaba mi dedo y nos acostamos rendidos en posición de cucharita.

Después del rato y de sentir mi verga hinchada entre sus nalgas, mi verga cansada se volvió a poner dura pero a medias y como pude volví a penetrarla en esa posición, ya estando mi verga adentro se volvió a poner durísima y seguí cogiéndola por un rato en posición de cucharita, luego se acostó boca abajo y yo encima de ella y la seguí penetrando un buen rato de tan cansado en ratos como que me estaba quedando dormido pero no podía desperdiciar el delicioso culo de mi cuñada, de sólo pensarlo me daba fuerzas y la bombeaba con más fuerza, hasta que nuevamente la eyacule adentro de la vagina, esta vez supongo que nomás fueron unas gotas pero aun así apretó con fuerza su vagina para exprimir hasta la última gota... En cuanto sentí el orgasmo mío y el de ella sincronizados me quedé dormido y ella también...

Entonces entre sueños me desperté asustado y apenas estaba saliendo el sol, agarre mi celular y vi que eran las 5 AM me asusté y salí rápido de la habitación, con prisa me fui a la sala de la cabaña mientras me ponía la ropa y me hice el dormido, después de un rato escuché a las niñas y a mi esposa la cual me cuestiono que porque dormí en la sala, yo le dije que andaba tan borracho que ahí me quedé dormido, creo que no sospecho nada.

Ese día regresábamos a nuestras casas, el viaje fue un poco incómodo, la resaca y la cruda moral nos carcomían a mi cuñada y a mí, no nos dirigimos la palabra en todo el viaje de regreso, llegamos a la casa y ella se encerró en su habitación...

Mi esposa se sorprendió de la actitud de mi cuñada y me preguntó que si no sabía porque estaba así, yo simplemente le dije, ha de ser la resaca ya se le pasará (aunque me moría de nervios de imaginar el problema en el que me había metido, sobre todo si ella se había arrepentido o pensado que abuse de que estábamos borrachos).

Después de un rato salió mi cuñada con su equipaje hecho y le dijo a mi esposa que algo había ocurrido y que se tenía que ir antes a Puebla, no quiso dar más explicaciones y pidió un uber al aeropuerto no sin antes agradecernos por haberla recibido.

Ya que se había ido mi esposa indignada, supuse que sospecho que algo había pasado entre nosotros y por eso se iba (que en todo caso estaba en lo cierto) comenzó a cuestionarme más y más sobre qué había pasado, nadie vio nada, supimos disimularlo bien (hasta ese momento) yo pensaba que mi esposa sospechaba de nuestro amorío, pero entonces me calme cuando me preguntó que si la ofendí o dije algo que no le pareciera, nomás respondí que no... (Aún creo que sospecho de nuestro amorío pero tenía miedo de averiguar la verdad.)

En eso recibí un mensaje de mi cuñada a mi celular el cuál decía.

-No te preocupes por nada, nunca voy a decir lo que pasó, ha sido la mejor noche de mi vida, me voy por otras causas ajenas a ti, me encantaste espero volver a verte pronto, te quiero y deseo volver a estar contigo, estoy loca por ti.

Entonces me tranquilice pero sentí tristeza de saber que tal vez no nos volveríamos a ver.

Pasaron 2 meses y todo transcurría normal, aún pensaba en mi amada Lili pero ya me resignaba a que lo nuestro era algo imposible y mal visto desde todos los sentidos que los quieras ver, regresaba del trabajo a mi casa, me serví mi comida y baja mi esposa y me dice en tono sorpresa

-Amor, que crees?

Yo: qué?

-Ya supe por qué Lili se fue tan desesperadamente la otra vez.

Yo "en tono desinteresado": (pero me moría por saber sobre mi niña) Ah sí? Y eso por qué?

-Es que su marido la engañaba con otra y cuando se vino acá una amiga de ella le contó que vieron a su esposo vivir con la otra mujer en todo el tiempo que ella estuvo acá.

-Uh que mal por tu hermana

-Bueno es que te quería decir...

-Dime...

-Qué si aceptarías que mi hermana se viniera a vivir un tiempo con nosotros, solo en lo que encuentra empleo acá y así ya se iría a vivir aparte.

Explote de la emoción por dentro, pero no quise demostrarlo, entonces le contesté en un tono indiferente:

-Mmmm, pues, está bien, tú sabes, es tú hermana.

-Muchas gracias mi amor, eres el mejor y si no te preocupes no nos dará problemas... Aunque...

-Aunque qué?

-Es que... Hay un pequeñito detalle...

-Ah sí? Cuál?

(Comenzó a decir las cosas de una manera que ella misma quería encajar para formar una versión).

-Es que, lo que pasa es que posiblemente antes de venir acá o no sé si cuando regresó allá... Aunque bueno eso lo dudó por el problema que te conté, entonces supongo que fue poquito antes de venir acá, porque obviamente no pudo haber pasado acá porque él estaba allá...

-DIME!!

-Es que... Lo que pasa es que mi hermana está embarazada y justo tiene 2 meses.

Y desde entonces vivo con mi esposa y su hermana, las quiero a las dos, cada una tiene lo suyo, no sé cómo explicarlo por eso lo mantengo en secreto, espero que algún día no tenga que ocultarlo y poder tener a las 2 como esposas y vivir en armonía los 3, Lili lo sabe, me acepta y nos amamos a escondidas, a fin de cuentas las 2 me han hecho padre.

  • (37)
  • Compartir en redes