Mi primer café con leche

  • 3
  • 4.569
  • 7,60 (5 Val.)
Mi pasión era tomar café con leche, pero un día se me despertó una idea y quise probar

Mis amigas cuando me chupaban el pene hasta hacerme acabar, me decían que tenía muchísima leche eso me despertó la idea de tomar mi propia leche.

Un día mi familia se fue de vacaciones y mis amigas ninguna podía venir, por un motivo u otro ninguna podía verme los testículos comenzaron a dolerme y apenas podía caminar del dolor, una noche para calmar semejante dolor comencé a masturbarme y antes de acabar coloque una vaso de plástico en la punta de mi pija para no ensuciar las sabanas y minutos después comencé a eyacular luego deje el vaso en la mesa de luz y me relaje pero al rato me exige nuevamente y comencé a masturbarme otra vez colocando el semen en el vaso llegada la madrugada volví a excitarme y nuevamente eche más semen al vaso.

Luego lo lleve a la heladera para conservarlo. Al día siguiente seguí juntando más leche a la mañana y luego al medio día y media tarde… llegada la noche llegó un amigo de la infancia y mientras mirábamos una película porno me propuso masturbarnos y comenzamos a hacerlo saco su pija, era grande blanca y muy cabezona, yo saque la mía y comenzamos a masturbarnos cada uno tocando su propia pija. Yo miraba su gran falo, en eso levanto la mirada y veo sus ojos exorbitados clavados en mi miembro. Minutos después le dije que no quería que ensuciara el piso y que tirara su leche en un vaso que le iba a traer fui a la cocina y regrese con un vaso limpio y se lo di. Él se paró y continuó masturbándose hasta largar su leche en el vaso. Tome el vaso y lo coloque en una mesita de luz su gruesa pija comenzó a descender largando sus últimas gotitas.

Yo continúe masturbándome mientras él seguía mirándome descaradamente y cuando estuve a punto de acabar me dijo...

-¡si me dejas te ayudo pero prométeme que no le vas a contar a nadie!

Para mí fue una gran sorpresa y acepte. Se acercó tomo mi pija con su mano y tímidamente comenzó a masturbarme, segundo a segundo la tomaba con mayor firmeza y seguridad hasta que le dije que si se animaba a chupármela y se quedó pensando dubitativamente, hasta que finalmente sin decir nada se arrodillo y tímidamente se la metió en la boca. En ese momento sentí que mi ano se dilataba y unas terribles ganas de chupársela comenzaron a correr por mis venas, él la tomaba con timidez y demostraba que era un novato en eso se metió la cabeza completamente y el calor de su boca hizo estallar mis huevos y largue toda mi leche en su boca haciéndolo casi vomitar. El saco mi pija de su boca y mientras seguía con arcadas mi leche seguía chorreando en el piso. Tome rápidamente el vaso y guarde lo más que pude en el vaso. Luego el recuperarse me dijo que le daba mucha vergüenza y que por favor no le cuente a nadie. Le dije que se quedara tranquilo que no diré nada. Minutos después se fue, yo estaba guardando la leche en la heladera cuando el regresa y me vuelve a pedir que no cuente nada .entonces le digo que pace a la pieza. Al entrar me paro frente a él y le digo...

-¡bueno entonces si dudas de mi te voy a demostrar que podes confiar en mi palabra!

Me arrodille entre sus piernas y bajándole el yogin saque su gran pija aun media muerta comencé a besársela y lentamente comenzó a pararse pero por momentos se le bajaba aun así me la metí lo más que pude en la boca y se la chupe un buen rato pero no se le volvió a parar. Luego le dije...

-¡bueno ahora ves que podes confiar en mí!

Me regalo una sonrisa y se subió el pantalón y luego se fue.

Al otro día al despertarme ya estaba excitado y mientras me masturbaba recordé la leche que tenía guardada, deje de masturbarme y me prepare un café y dije

-¿por qué no?

Y regrese a la heladera tome el semen guardado. Busque una taza grande y le puse café y lentamente le agregue la leche recolectada. Le puse azúcar y mientras me masturbaba nuevamente comencé a tomar mi rico café con leche.

  • (5)
  • Compartir en redes