INICIO » Categoría » Nuestra amiga argentina de fiesta

Nuestra amiga argentina de fiesta

  • 9
  • 7.986
  • 9,33 (9 Val.)
Después, otro de los chicos, me lleva arriba de él para que lo monte y me coge de nuevo, pero ya más suave, algo normal, pero yo me subía y bajaba, obviamente acabé de nuevo ya no sabía lo que hacía

Hola hermosos, les cuento lo que me pasó ayer.

Ayer al mediodía me fui a lo de mi novio, porque estaba solo, y estuve no sé hasta las 4 o 5 de la tarde, y la verdad es que no me puedo quejar, cogimos, todo el tiempo y en todos lados, jeje, hasta me hizo la colita en la cocina.

Vuelvo a casa, contenta (y bien cogida jeje, como si no cogiera jaja), y lo de siempre Matías, me empieza a mandar WS, diciéndome que a la noche un amigo de él hace en la casa una “fiestita” que hasta ahora entre chicas y chicos eran más o menos 20.

Pero la cosa es que él me decía que las chicas que iban, eran todas liberales, (bahh trolitas le decía yo) y que la idea era que alguna o algunas se animaran hace sexo explícito (y yo le decía bahh ¡coger delante de todos!)

Para mí esa siempre fue una fantasía que nunca hice, ¡ni sabía si me iba a animar!, ¡ya es mucho!, y me insistía que si no quería hacer nada que no lo hiciera, que iba a estar bueno, que ninguno de los dos había ido a una fiesta así, que él iba con Belu y Benja (¿ven, porque me lo cojo?, se hace el noviecito fiel y va a “fiestitas”), que todos lo que iban estaban de trampa por eso se hacía un día de semana y bla bla bla.

Tanto que al final obvio, me convenció y le dije que sí, me dijo que me pasaba a buscar a las 11 de la noche y que vaya vestida bien putita.

A mí sí me dicen eso, por un lado me embola y por otro me digo, ah sí, ¡agárrate ahora!! Jeje.

Me puse esa pollerita que use cuando hice de puta en esa esquina (la verdad me da vergüenza hasta escribirlo, ¡aunque no lo crean!) con una blusita, medias transparentes y botitas, y arriba un tapado largo.

Bueno me pasa a buscar, me siento atrás con Benja, le toco un poco la pija (sin que Mati se dé cuenta) porque él no sabe nada (ni tiene que saber que me cojo al novio de la hermana jeje, mi vida es un quilombo). Llegamos, dejo el tapado en el auto y cuando me ven jaja, tendrían que haber visto los ojitos de los tres (claro estaba casi en bolas), y le dije ”¿no querías que me vistiera bien de putita?”

Llegamos y habría, no sé en total 20 o 25 personas (entre chicos y chicas),las pendejas todas más o menos de mi edad o más chicas, ¡qué trolitas!, pero no había ninguna con una pollerita ¡tan corta como la mía!, ¡no sé porque Mati me dijo que me vistiera así!, cada vez que me sentaba me tenía que cruzar de piernas, porque si no ¡se me veía la bombachita!, en un momento fui al baño y me saque hasta las medias, porque quedaba feo, se veía donde terminaban, ¿me explico?, así que me sentía desnuda delante de todos, eso me daba vergüenza porque jamás, jamás fui así vestida a una fiesta, pero a la vez me calentaba, son las cosas que voy cambiando, antes no me hubiera animado a salir así, y ahora me excita mucho. Ah eran de esos departamentos con un living enorme donde había dos juegos de living.

Bueno la cosa iba tranquila hasta que vemos a dos chicas que se estaban matando ¡con dos chicos!, ¡se las terminaron chupando! y a una de las chicas (una pendeja, no tendría más de 20 años) se la terminaron cogiendo delante de todos, pero con la pollera puesta.

¡No lo podía creer! Pensé que eso pasaba solo en los videos, ¡pero no! Era una realidad y lo estaba viendo, estaba en ese lugar.

Mi calentura estaba a mil, la miraba y no lo podía creer, en serio la envidiaba, ¡como se había animado!, me hubiera encantado estar en lugar de ella cogiendo y que todos me vieran.

Bueno, después se visten, y no pasaba mayor cosa, si, se veía como las pendejas se dejaban tocar el culo, las tetas, todo mientras apretaban, ¡pero nada más!

Benja y Mati estaba por otro lado haciéndose “los lindos”, no me daban ni bola, y con Belu nos pusimos hablar con tres chicos, mucho no hablaba, mi cabeza iba a mil, pensaba en si me iba a animar ¡a hacer algo!, sabía que al menos unos besos y unas tocaditas me iba a llevar, porque con estos chicos estábamos ya muy cachondos hablando, nos ponían las manos en las piernas, y yo tenía las piernitas a disposición de ellos, ¡si la pollerita apenas me tapaba la bombachita!

Tampoco, estando ahí, me iba hacer la santa y que no me tocaran.

Así estuvimos un ratito hasta que a Belu, uno de los chicos le mete un beso y le empieza a meter mano ¡por la pancita! Y a mi otro de los chicos ¿saben lo que hizo?, me clavó la mirada y me empezó a tocar las piernas, me acariciaba el muslo y intentaba que las separara (yo estaba en el medio de los otros dos chicos), me acariciaba muy suave, me calentaba (bah desde que llegue taba medio calentita), hasta que me mete un beso, sin darme cuenta separo las piernas y siento como los dos chicos me empiezan a acariciar la entrepierna.

Así seguimos, me estuvieron poniendo a mil, uno de ellos, me empieza a pasar la mano por debajo de la blusa, me desabrocha el corpiño y sentía sus manos como acariciaba mis tetas y se ponían duritos mis pezones, ya estaba perdiendo el control, estaba muy caliente, me seguía besando, no sabía si me miraban o no, tampoco me importaba.

Seguimos así hasta que siento que el otro chico me empieza a tocar la conchita y en nada ya tenía la mano debajo de la bombachita y sentía como la pollerita era nada más que ¡un cinturón!.

En ese momento, un poco me enfrié, abrí los ojos, pensé que si seguía, ya sabía cómo iba a terminar, ¡ya me estaba entregando! ¡Así de fácil!, la miro a Belu y ya estaba sin la blusa, veo ya algunos chicos ¡que nos estaban mirando!, ¡mi corazón a mil!, ¡mi calentura a mil! ¿Y Mati y Benja??? Que se jodan por hacerse los “lindos” esta era mi venganza.

Casi sin pensarlo, cerré los ojos, nos matamos con un beso, y seguí dejando que hicieran conmigo lo que quisieran, ya estaba jugada.

Uno de los chicos, me saca la blusa y el corpiño, me come las tetas, el otro me metía los dedos ¡en mi concha! , yo con los ojos cerrados, pero sentía a la gente cerca, como decían ¡sigan! ¡ qué bueno!, ¡es la primera que se está animando!,

Seguimos así un rato, hasta que uno de los chicos me lleva mi cabeza para que se la chupe , yo no me di cuenta, pero ¡ya se había bajado los pantalones!, ya deje de pensar, sabía que me iban a terminar cogiendo delante de todos, iba a cumplir ¡otra fantasía! estaba muy caliente y nerviosa, no miraba para otro lado, solo me concentre en chupársela, mientras sabía que todos me miraban y el otro chico, me desabrocha la pollera, me la saca, ¡me habían dejado en bolas delante de todos!.

No puedo explicar lo que sentí en ese momento, sentía la mirada de todos, el otro chico me chupaba la conchita, me gustaba, que loca estoy, que puta que soy, jamás, pero jamás pensé ¡que me iba a animar! Y lo gozaba, como me calentaba todo eso, era ¡la más puta de la fiesta!, ya estaba entregada para hacer lo ¡que quisieran!

Seguimos así un rato más, hasta que, si ¡se dio!, el chico que tenía atrás me agarra de la cintura, y me lleva arriba de él para COGERME, SI PARA COGERME, me pone de espaldas a él, y con mis pies sobre el sillón, ¿me explico?, siento que me la empieza a poner, abrí los ojos, TODOS ME ESTABA VIENDO COMO ME COGÍAN, ESTABA COGIENDO DELANTE DE NO SE 20 PERSONAS, gritaban, me miraban, me gustó, si me gustó, ni yo lo puedo creer, era ¡la más puta!, ¡la única que me animé!

El otro chico que estaba conmigo me tocaba las tetas, y Belu (yo no me había fijado que estaba haciendo), siento que me empieza a tocar la concha y el otro chico se para en el sillón y me pone su pija en la boca, la cosa era peor, no me estaba cogiendo delante todos ME ESTABAN ¡ENFIESTANDO DELANTE DE TODOS!, ¿me entienden?, era una locura, yo lo único que sentía era que ¡mi corazón iba a mil!, que no me importaba nada, que me gustaba lo que estaba haciendo, me subía y bajaba, acabé y me siguió cogiendo, empecé a sentir lo mismo de la otra vez, ya estaba enceguecida, quería, pija, sexo, todo y más y más y más.

Hasta que en un momento, siento esa excitación inexplicable, cuando Belu siento que tiene su lengua junto a la pija que me estaba cogiendo, sentía las dos cosas, la pija adentro y la legua de Belu chupándomela, me empecé a mover descontroladamente, no podía controlar mis movimientos, tanto y tanto hasta que la pija se salió, Belu me mete los dedos y EYACULE, si otra vez, quedé temblando, pensé q me moría, pero quería más siento la pija de nuevo adentro, y otra vez esa sensación, ¡como estaba por dios!, hasta que de nuevo se sale la pija, Belu me mete los dedos y ¡eyacule otra vez!, ya no veía a nadie, solo sentía lo que me pasaba. Después, otro de los chicos, me lleva arriba de él para que lo monte y me coge de nuevo, pero ya más suave, algo normal, pero yo me subía y bajaba, obviamente ¡acabé de nuevo!, ya no sabía lo que hacía.

Después me sientan en el sillón y me ponen las tres pijas para que se las chupe (claro no habían acabado), se las empiezo a chupar y en ese momento, cuando se me empieza a pasar toda esa locura que sentía me di cuenta de ¡todo lo que hice!, pero seguí igual hasta que me acabaron ¡en la cara!

Obvio, todos aplaudieron, yo, aunque se rían, muerta de vergüenza, me fui al baño, me lave me vestí y ya me quería ir.

Nos quedamos un rato más, no pasó nada, claro, la putita ya dio el espectáculo ¡que todos querían ver!

Nos fuimos, en el auto casi no hablamos, Mati a la última que dejó fue a mí, lo único que me dijo era que no lo podía creer, jamás pensó que iba hacer eso. No sé todavía si lo digo como algo bueno o malo.

Hoy estoy rara, no sé si me arrepiento ¡de lo que hice!, no voy a negar que goce, que me calenté ¡y como! Creo que ¡nunca me calenté así!, pero lo peor es que ¡no sé si alguien me filmó! ¡O me sacaron fotos!, le pregunté a Mati y me dijo que no, pero no le creo.

  • Valorar relato
  • (9)
  • Compartir en redes