Primer viaje solo y primer encuentro

  • 4
  • 7.828
  • 9,25 (8 Val.)
Mi primera vez solo lejos de casa y a la vez mi primer encuentro sexual con un hombre mayor. Tenía la intención de pasar mis noches relajándome pero resultaron muy activas

Lo que les contaré a continuación me pasó hace 8 meses en una playa al norte de México, en mi primer viaje solo.

Soy de la Ciudad de México y tengo 24 años, me considero bien parecido, soy güero, ojo verde y algo alto. Y llegué a tener una que otra novia aunque después de lo que me pasó hace ocho meses que ya no pienso en mujeres.

Tenía un trabajo en el que comencé a ahorrar dinero y al dejarlo pensé en gastarlo en viajes. Mi primer viaje fue a un Hotel cerca de la playa en Puerto Vallarta por 5 noches, iba algo nervioso pues me encontraba solo y lejos de casa pero a la vez pensaba en que me ayudaría a relajarme.

Llegué muy temprano al hotel, vi que tenía todo cerca, tienda, restaurantes, y rutas de camiones por si se me ocurría ir a visitar algún lugar turístico. Ya en andar investigando, comiendo y comprando cosas para mi estancia, atardeció. Ya lo único que quería en ese momento era ir a la playa, así que llegué a mi cuarto, muy rústico, y me cambié.

No sé si fueron mis nervios o simplemente sentí la mirada de un señor que parecía que desde me vio sabía que yo venía solo. No le di mucha importancia así que me metí al mar casi solo pues ya no había tanta gente porque estaba por oscurecerse. Después como de 20 minutos salgo del mar y el mismo señor ahí parado, como si fuera mi familiar esperándome a salir.

Ya le puse más atención al señor, no pensando nada sexual, simplemente pensando, qué es lo que querrá. Era un señor alto con bigote y con barriga, sin playera y tenía un bóxer naranja fosforescente. Lo miré y el me vio, supo que yo ya lo vi, pero aún así lo evadí al salir.

Estaba por llegar a mi cuarto cuando escucho que alguien corrió atrás de mi, era el mismo señor y traía mi playera. Me dijo:

-Señor "Se te olvidó güero"

-Yo "Ah muchas gracias señor" Y tontamente solo pensé que bueno porque traía ropa exacta para mi estadía

Pensando que el señor se había retirado, saqué mi llave y entré a mi cuarto, ya entrando iba a cerrarlo cuando alguien detiene la puerta. El señor me empujó la puerta y se encerró conmigo y me intentaba tapar la boca. Mientras yo estaba muy asustado, solo escuchaba mi corazón.

Cerró rápido las cortinas que daban a la playa, me aventó a la cama y me quitó mi bóxer, intentaba gritar pero ahora si me tenía bien sometido boca abajo y boca tapada con su mano izquierda y con la otra hacía lo demás. Sentí como fue introduciendo su pene en mi ano. Sentí como si me atravesara mi trasero y lloré de dolor.

Entre el intenso dolor y movimiento después de un tiempo me comencé a rendir y ya no puse nada de fuerza, y el señor se dio cuenta y dijo:

-Señor "Ya te tenía horas observando güero, sabía que venías solo y desde que te vi, vi que tenías unas ricas nalgas blancas que necesitaban de un pene y mira te terminó gustando"

No le dije nada pero quizá me gustaron sus palabras, y justo en ese pensamiento siento como algo caliente recorre mi ano y trasero. Me pude voltear imaginando que era pero era tarde me miré y era su semen saliendo y saliendo de mi trasero. Después vi su pene. Me dijo:

-Señor "A mí no me haces estúpido, sé que te gustó, ahora tus nalgas y tus vacaciones son mías y las disfrutaremos juntos"

Se marchó dejándome en la cama con el semen aun escurriendo, ya que se fue lloré, pero no por lo que hizo el señor si no por dejarme pensando muchas cosas, como qué iba a ser de mi hombría. Me metí a bañar y tratar de quitarme el semen que quedó adentro.

Y esa fue la primera noche en ese Hotel y las demás noches fueron encuentros diferentes pero con ese mismo señor del cual aquella noche todavía no sabía su nombre pero si les puedo adelantar que él no era visitante o vacacionista de ese Hotel.

  • (8)
  • Compartir en redes