INICIO » Categoría » Nuestra amiga argentina y las locuras que hizo con su prima

Nuestra amiga argentina y las locuras que hizo con su prima

  • 7
  • 6.729
  • 8,38 (8 Val.)
Una mañana me estaba duchando y ella se mete en la ducha conmigo, si ya les había contado que me gustaba la piel suave de una mujer que se roce con la mía imagínense las dos enjabonadas, no sé cómo explicarlo, si alguna chica me está leyendo y lo vivió, lo va a entender

Hice más locuras en este verano que en toda mi vida, y la verdad que me gusto todo lo que hice, hasta pensé que me había vuelto lesbiana, pero noooo, las pijitas me siguen gustando y mucho jeje.

Bueno después de haber estado con mi prima, como les conté antes, era muy difícil resistirnos para no hacerlo de nuevo, mi tía casi nunca venía a dormir (se quedaba con mi mama en lo de mi abuela) y como ya les dije como hacía calor a la noche dormíamos solo con bombachita y remera y si no hacíamos nada la tentación era fuerte, así que cuando estábamos al pedo sin salir a la noche, a veces estábamos juntas.

Les cuento una vez, y la hago cortita porque no es lo que les quiero contar hoy. Una mañana me estaba duchando y ella se mete en la ducha conmigo, si ya les había contado que me gustaba la piel suave de una mujer que se roce con la mía imagínense las dos enjabonadas, no sé cómo explicarlo, si alguna chica me está leyendo y lo vivió lo va a entender, encima se trajo el consolador, así que imagínense yo sentada en la bañera y ella metiéndome el consolador también enjabonado, me lo metió de una, no se esa mañana me puso reloca.

Pero lo que les quiero contar hoy es otra cosa.

Mi primer trío lésbico:

Sí, es así como dice el título, esta les aseguro es una de las cosas que jamás me imagine que iba a vivir, les cuento.

Una noche estábamos cenando en lo de mi abuela y mi prima me dice porque no íbamos después de cenar a lo de Tati (su mejor amiga) a ver unas peli y nos quedábamos a dormir porque ella estaba sola (sus viejos se habían ido un par de días afuera).

Llegamos a lo de Tati, boludeamos un rato y Tati nos dice porque no nos cambiamos así íbamos al cuarto de los viejos a ver la peli (porque ahí tienen el plasma). Les aclaro cambiarnos quiere decir ponernos la ropa de dormir, que es la remera y bombachita (yo siempre duermo así, y mi prima también).

Nos cambiamos y me voy con Tati a la cama a esperar que venga mi prima a ver la peli. Cuando mi prima viene se acuesta al lado mío, o sea que quedé en el medio de las dos, en ese momento no le di importancia a eso.

Nos ponemos a ver la peli y me prima me empieza a rozar con su pierna la mía, yo me corro y ella sigue, la verdad es que me estaba poniendo incómoda, no estábamos sola, ¡estaba su mejor amiga!

Sigue rozándome la pierna y después empieza a acariciar su pierna y con dedo de la misma mano la mía ¿me explico? y la miro como diciéndole que la corte, pero sigue hasta que pone su pierna sobre las mía y se apoya en mí.

Yo, estaba, porque siempre me pongo así para ver tele, con las piernas cruzadas.

Ahí le digo que la corte, que no joda más, y me dice que no pasa nada, que me quede tranquila, que Tati ya sabe que estuvimos juntas GLUP, ¡me quería morir! le dije que era una HIJA DE PUTA, porque se lo había contado, y ahora viene la mejor parte.

Entre las dos me empiezan a contar que ellas también habían estado juntas varias veces, y hasta se cogían en serio (no entendía lo que me querían decir, pero después lo entendí, ya van a ver) que no eran lesbianas, pero cuando estaban emboladas y con ganas de coger se encamaban, lo tomaban como algo natural, para sacarse la calentura y nada más, que lo habían empezado hacer hace como dos años, una vez que se pusieron a ver una peli porno, se calentaron tanto que se empezaron a masturbar (Tati y mi prima se conocen desde chiquititas, es decir tienen toda la confianza ), y después una empezó a masturbar a la otra y así empezaron.

Mientras me contaban esto yo la verdad estaba empezándome a calentar por un lado y por el otro estaba nerviosa, nunca había hecho un trío y menos ¡con dos mujeres!

Mi prima desde que me empezó a contar esto me estaba acariciando las piernas, las tenía cruzadas, ¿se acuerdan?, hasta que no pude más y casi sin darme cuenta las separé y ¡ahí cague!, siguió acariciándome las piernas y empezó a acariciarme la entrepiernas (para mi es una parte muy sensible, casi fatal), y Tati ya estaba con sus manos debajo de la remera tocándome las tetas, ahí ya estaba toda mojadita y entregada, ¡me estaba dejando tocar por dos pendejas! Y encima me calentaba.

Bueno Tati me saca la remera y mi prima me empieza no a tocar, a besar las piernas y siguió, siguió, hasta que llegó a mi conchita, uy, que placer, la tenía a mi prima besándome la conchita y a Tati acariciándome las tetas y besándome. Así estuvimos un rato largo, las dos dándome placer solo a mí, yo me sentía totalmente entregada a ellas, les dejaba que hicieran lo que quisieran, todo me gustaba, obvio que me hicieron acabar como una perra.

Después, nos fuimos cambiando de posición, nos hicimos entre las tres un 69, (la verdad, no sé cómo carajo llegamos a ponernos así), pero estábamos las tres recalientes, y acabamos de nuevo casi juntas.

Después Tati me siguió chupando la conchita a mí, como le gustaba, que cara de placer ponía la pendeja (tiene 20 como mi prima), eso más me calentaba estábamos las dos relocas, yo le agarraba la cabeza para que me la chupara más, mis gambas ya estaban temblando, hasta que aparee mi prima (había desaparecido unos minutos) y ¿saben con qué?, con un cinturonga, yo sola los había visto en alguna porno ¡nada más!

Mi prima me dice que se la chupe, que era una putita y eso me iba a gustar, la verdad sentía que me estaba denigrando, que me dijera que era una putita ¡y se la chupe! pero a su vez chuparle la pija a mi prima, que cosa loca, también me calentaba, así que se la empecé a chupar y ella cada vez me empujaba más la cabeza para que se la chupe y Tati atrás mío acariciándome las tetas, y yo sintiendo sus tetas en mi espalda, que lindo fue.

Después Tati me llevó a que le chupe la conchita a ella, y me puse casi en cuatro patas para hacerlo y ahí mi prima me empieza a coger, de a poco, hasta que me la puso entera, yo ya no sabía lo que hacía, pero creo que nunca estuve tan caliente, por un lado sentía el placer de Tati mientras le chupaba la conchita y por otro lado el placer que yo sentía que me estuviera cogiendo mi prima.

Después le hicimos la fiestita a Tati jeje, mi prima se la cogía y yo le besaba las tetas y la acariciaba por todos lados.

Después que acabamos como mil veces cada una y nos pasamos, no sé, pero más de una hora seguro cogiendo, se fue calmando todo y nos fuimos quedando dormidas en la misma cama.

Antes de dormirme y cuando la calentura ya se me había pasado, otra vez no podía creer lo que había hecho, pero tampoco me arrepentía, creo que nunca había gozado tanto, pero me cuestionaba mi sexualidad, decía, ¿no seré lesbiana?, después me di cuenta que no, que me puede gustar estar con una mujer, sentir su piel, pero las pijas me gustan más, aparte nunca me enamoraría de una mina.

¿Entienden porque les decía que este verano fue una locura para mí?, estaba re loca jaja, y mi primita me manejaba como quería y lo peor es que yo me dejaba manejar.

Hay un par de cosas más que hice, que ya se las voy a contar.

(Por eso me dijo al principio que con ella lo hacían mejor).

La verdad me quería morir, pero estaba muy caliente, porque sabía cómo seguía la cosa, mi prima ¡me iba a querer coger! ¡Y con una pija de plástico!, cuando me la empieza a poner le digo que no, me dice que me va a gustar y me la empieza a poner en la conchi de a poquito, ¡que placer!, yo estaba chupándole la conchita a Tati, que la tenía toda mojada y oía sus gemidos de placer, y por otro lado me estaban cogiendo, lo que también me hacía gemir de placer.

  • Valorar relato
  • (8)
  • Compartir en redes