INICIO » Tríos

Trabajo en equipo, las conchas y yo

  • 12
  • 10.149
  • 9,14 (14 Val.)
  • 0

Luego de salir de la oficina de la gerente, Alejandra González, fui a mi auto con dirección a la casa de mi madre, para contarle que me fue bien en la entrevista, y de ahí, cansado, me dirigí hacia mi departamento, mi verga me dolía luego de tremenda cogida que me pegué junto a la gerente, tomé una ducha, mientras lo hacía, recordaba cómo era Alejandra, mi jefa, ella toda desnuda, tremendo cuerpo, tetas, culo deliciosos, su concha negra, rica y calentita, mi pene tomo una erección como un rato antes con la negra, comencé a masturbarme, solo pensando en Alejandra, de cómo cogíamos, y también imaginé a Cristina, su amiga y socia, su rico y desnudo cuerpo blanco, haciendo un trío fenomenal, hasta que llegué a correrme en la ducha, combinándose el agua con mi semen, así, desnudo, ya seco y cansado, me acosté, con mi pene a dolorido, me vino el sueño y me dormí.

Eran tipo 6:30 am, me desperté con todas las ganas del mundo, desayuné, me arreglé con un traje semiformal, camisa blanca, pantalón de tela gris, corbata negra y suéter gris, fui a mi auto, lo encendí y partí rumbo a la empresa, a mi primer día laboral.

Al llegar a la empresa, pasé por la oficina de Cristina, la amiga y socia de Alejandra, mi negra rica, a lo que llegué, me llamó, pasé a su oficina, a lo que hablamos de lo que es la firma del contrato, lo firmé ante ella:

Cristina: Así que tú eres el nuevo empleado, el que va a trabajar con Alejandra y conmigo, en lo comercial.

Yo: Si, ayer hablé con la ing. Alejandra, para quedar de acuerdo en la forma en que íbamos a trabajar, y hoy firmaría el contrato.

Cristina: Así, 2 cosas te digo, 1. Ten ahí está el contrato, léelo bien, si no estás de acuerdo en algo, pregúntame cualquier cosa.

A lo que lo leí, parte del mismo decía que trabajaba junto a Alejandra González y a Cristina Barrionuevo, en cualquier actividad que implique la sociedad, así que firmé el contrato.

Yo: Tenga ing. El contrato firmado.

Ella me hizo firmar 4 contratos, 1 original y 3 copias, de las mismas, una me hice quedar, para cualquier imprevisto.

Cristina: Gracias, Daniel, ya te dije que no me digas ing. Dime Cristina, ya te dije una cosa, y va la otra. 2. Dime, que tiene Alejandra, que le viste, para que te fijes en ella, ehh.

Yo: con todo el respeto que se merece ing. Cristina, entre la Ing. Alejandra y yo, es asunto de los 2 ing. Digo Cristina.

Cristina: Mira, yo los vi un poco como cogían, ambos se gustan, lo hacían rico, me vas a negar eso...

Un poco molesto, le dije a Cristina:

Yo: No creo que me vaya a chantajear ing. No creo en Ud.

Cristina: Jajajaja, tranquilo, yo chantajearle? Noo, eso no va conmigo, salvo que. (Se me acerca de manera sexy, me sujeta delicadamente el cuello de mi camisa), podamos, eh, que se yo.

Yo: Ehh, Cristina, pare un poco, me está poniendo nervioso.

Cristina: Daniel, mira, no muerdo, solo quiero aunque sea un poco de ti ehh

Yo: Ing. Voy a ver a la ing. Alejandra, para ver donde me toca trabajar...

Cristina, un poco, entre molesta y resignada, me dijo que Alejandra estaba en una reunión con unos clientes de la empresa, así que mi deseo de estar con mi negrita rica, podía esperar casi entre una y 2 horas, durante ese tiempo, Cristina me mostró las estrategias que usan para generar recursos para la camaronera, me gustó su forma de trabajar, cuando en eso sale Alejandra, estaba puesta una minifalda y saco gris, blusa blanca y medias negras, nos saludamos, fui con ella, me indicó donde iba a trabajar, junto a la oficina de ella y de Cristina, claro no es una oficina grande como la de Alejandra y de Cristina, me acomodó en ella, ya era la hora del almuerzo, todos salen a la misma hora, veo desde mi oficina que Cristina se salía hacia su almuerzo, voy a la oficina de Alejandra, y:

Yo: Alejandra, buenas tardes, como está.

Alejandra: Hola Daniel, cierra por favor la puerta con llave.

Entré, cierro su puerta con seguro, ella se levanta, se acerca y:

Yo: No veía la hora de tenerte así y poseerte toda mi negra..

Ella me abraza rodeando sus brazos en mi cuello:

Alejandra: Cosita, es que los negocios son negocios y placer es placer ricura.

Yo: Ya pasaron los negocios reina de ébano, ahora que toca mi Aleja..

Alejandra: (pensativa) Bueno, ahora toca cosita PLACER, rico y delicioso placer…

Alejandra me da un rico beso, nos comíamos la boca, sus ricos y carnosos labios saben a néctar puro, que rico nos besábamos, cuando ella mismo me lleva a su escritorio, quita las cosas del mismo, dejándolo vació, en ello, la siento a Alejandra en su escritorio, subo su minifalda a la altura de su cadera,

Yo: Ahora te voy a dar el más rico placer mi negra rica..

Alejandra: Lléname de placer mi semental blanco...

La besé en su boca, a puro beso recorrí su cuerpo, hasta llegas a su tanga, le quito sin problemas, la boté no sé por dónde, y comencé a hacerle la cunnilingus, ella gemía del placer que le daba al comerle la conchita negra y rica que ella tiene cuando, se repente:

Alejandra: aaaahhh que rico mi Dani, hazme así, si si, sigue así, hazme terminar rico, aaahhh

Yo: termina rico mi cosita, así, así vente mi amor, tus jugos son ricos...

Ella pega un gemido que más fue grito...

Alejandra: aaaahhhh que ricooo papi lo haces...

Ella se pone de pie, me levanto, nos besamos, rico, cuando ella desabrocha mi pantalón, me lo quita junto a mi bóxer, quedando con mi pene erectisimo, a merced de Alejandra,

Alejandra: dame tu rica verga, que esta que me llama.

Yo: es tuya cosita, cómela si notas que te llama...

Ella sin perder tiempo, se arroja sobre ella, la chupa, la mama rico, chupa también mis bolas, sin duda es experta en el tema, hasta que ella se pone detrás de mí:

Yo: cosita que haces...

Alejandra: te voy a comer tu culito amor, ya que tú te lo comiste al mío, ahora me toca a mí...

Yo: me sorprendes, cada vez demuestras ser más zorra, así que mi culo es tuyo...

Me inclina el cuerpo, me abre de piernas, ella arrodillada, comenzó a realizarme el beso negro, nadie me lo había hecho, ella lo hacía muy rico, sentía como su lengua punteaba mi culito, que rico sentí, sin duda era sodomizado, movía mi culo en su boca, luego ella se para, me hace acostar en la mesa, pone mis piernas en mi pecho, quedando mi culo a su merced, que rico es ese momento, en que tu amante te chupe el culito:

Yo: que zorra eres, te comes mi culo como nadie, ooohhh que rico sigue así cosita...

Alejandra: tu culito es mío de hoy en adelante, que rico que está.

Hasta que sentí su lengua meter en mi culito, que rico, estaba a mi limite, cuando de reojo miro a Cristina masturbándose, sin duda, me quedé frio, en ese momento, me puse un poco de mal humor:

Yo: amor, que hace cristina acá, si solo debemos estar los 2 mi cosita:

Alejandra: cosita déjala que nos vea, y así sabrá que tú me culeas rico...

A lo que ella:

Cristina: Yo con ver no me conformo...

En ello, viene Cristina, se quita la blusa, su pantalón, quedando en ropa interior, sin duda, era un cuerpazo, una modelo blanca, con grandes senos, y una vagina deliciosa, depiladita, solo para mí, se acerca, mientras mi negra me seguía comiendo el culito, Cristina toca magrea mi pene, me lo comienza a chupar, uf, Cristina lo hacía rico, sin duda, era poseído por esas dos hermosas mujeres,

Cristina: uuuy que rico palo que tienes chico, me lo como todito... Alejandra no sabía que tienes tremendo paquete para ti solita...

Alejandra: es mi hombre, como somos socias, te invito a disfrutar de este macho.

Va, ella disponiéndome como si fuera su juguete, bueno eso no importa, Cristina lo chupara rico a mi pene, sin duda gozaba de lo lindo, mientras Cristina me lo chupaba, le quito su ropa interior, su tanga y brazier, acaricio sus nalgas ricas, hasta que la subo hacia mí, y me como su concha, que rica concha blanca, con Cristina forme un 69 rico, chupé su concha de lo más rico, ella gemía como una loca, Alejandra y Cristina comían mi verga como locas, mis 2 hembras degustando de mi pene, es lo más rico que experimenté en mi vida. Hasta que me levanté, besé los labios ricos de Cristina, me fui a sentar:

Yo: ahora quien quiere que le clave primero...

A lo que se acerca Alejandra, que me da un beso, acaricia mi pene, se sienta sobre mí, y poco a poco clavo mi verga en su concha, ella comenzaba a moverse rico, Cristina se sienta al lado mío, para ver lo rico que me la cogia a Alejandra,

Yo: mi negra rica, te gusta que te clave así, que Cristina nos vea y se toque toda

Alejandra: aaaahh si amor, que rico, sigue así, cris, mírame como Daniel me culea rico, aaaahhhh

Yo miraba a Cristina que tenía ganas que le clavase mi pene, a lo que primero le comencé a excitar magreando su concha con mi mano, ella lo disfrutaba rico, mientras Alejandra seguía cabalgando mi verga, mi negra se corrió mojando mi pene con sus líquidos vaginales, que rico:

Alejandra: aaahh que rico amor, cosita me coges rico, aaaahhh que rico es tener tu verga en mi vagina, aiii, sssiiiii

Yo: eso es mi negrita rica, ahora le toca a cristina... Ahi te voy...

Alejandra se va de mi, se acerca a Cristina, le da un beso, no vi hasta en ese momento a 2 mujeres besándose, abro de piernas a Cristina, y le clavo despacio mi palo, que rico, es cogerse a 2 mujeres al mismo tiempo:

Cristina; aaaahh que rico papi, dame todo mi vida, que rico lo haces, aaaahhh

Yo: esto apenas es el comienzo, ahora viene lo bueno...

Comencé a bombear a Cristina, tiene su concha un poco más caliente que la de Alejandra, mi negra magreaba la concha de Cristina al mismo tiempo que yo me la tiraba, que rico, aceleré mis embestidas sobre Cristina, haciéndole tener un rico orgasmo.

Cristina; aaaahhh que bien lo haces papi, dame más, asi, sii, sii, mas mas, mas, que rico, aaaahhhhh

Yo: termina rico mi rubia peligrosa, toma de tu macho, toma, toma

En eso, Cristina se convulsiona, haciéndole llegar a un orgasmo, que ella lo disfrutó mucho, Alejandra se separó de ella.

Yo: ahora te toca mi negrita disfrutar de mi palo...

Alejandra: si mi amor, clavame todito tu palo...

A mi negra me la pongo en 4, con Cristina acostada, ella comía la concha de la rubia, mientras yo me la cogía en perrito a Alejandra, la bombeaba rico, mis bolas chocaban con su culito, eso me hizo acelerar más mis embates sobre ella,

Alejandra: aaaaahhhh que rico mi amor, cógeme así, rico, mi precioso.

Yo: toma duro mi cosita, toma, sii, yes, así, disfruta rico, termina rico mi cosita...

Ella se vino rico, bueno ambas se vinieron rico, ambas se besaron, Cristina también me besó, mi morocha igual, cuando cambié mi pose, me acosté en el suelo, Cristina se colocó en mi verga y Alejandra puso su concha en mi cara, así comenzamos otra pose rica, al mismo tiempo, cogía a Cristina y comía la concha de Alejandra, ambas gemían, que rico espectáculo sexual brindábamos en la empresa, nadie nos veía ni nos escuchaba, así estaríamos mas o menos unos 7 minutos, hasta que:

Cristina: aaaahhhh que rico Daniel que me coges, ni mi marido me coge rico como tú, así, si, aaahh.

Alejandra; aaaahhhhh que delicioso que me comes amor, que rico, asiii...

Hasta que:

Cristina; tu pene va a eyacular mi Dani, vente en mi, aaaahhhh

Alejandra: aaaahhh llena la concha de mi amiga de tu leche amor, hazla sentir caliente...

Yo: ahí te va mi rubia...

Llené la concha de Cristina con mi semen, ella sin duda, lo disfrutó tanto, de lo blanca que es Cristina estaba coloradísima, de tanto revolú, pero me faltaba algo, así que me levanté, besé a mi blanca hermosa y magreaba la concha de mi negra rica, lo hacía para recobrar fuerzas. Le metía uno, 2 hasta 3 dedos, ella gemía de placer, mi pene recobró fuerzas, le clave el mismo a Alejandra, la comencé a bombear, parados ambos, Cristina atrás mío, chupándome el culo, mientras yo clavaba a Alejandra, que rico, los tres estábamos excitados. Hasta que:

Alejandra: aaaahhhh que rico amor, cógeme así, sii siii

Cristina: que rico sabe tu culo amor…

Yo: a las 2 nadie les va a culear como lo hago yo, así que disfruten de este trio fenomenal

Hasta que:

Alejandra: aaahhhhh lléname con todo mi hombre dame tu lechecita, inúndame todita...

Cristina: si amor dale tu leche, asi como a mi, daselo a ella

Llené otra vez la conchita de Alejandra de mi leche, era la primera vez que inseminaba a 2 mujeres al mismo tiempo, que espectáculo bueno que brindamos, mejor que de películas XXX, jajaja, los tres nos tumbamos en el suelo, Alejandra a mi derecha y Cristina a mi izquierda, nos dormimos un rato, y:

Yo: y si se enteran de esto, que hago...

Cristina: nadie se va a entrar de lo nuestro querido...

Alejandra: así es, si por accidente se entera uno, bueno, será despedido,

Alejandra sacó de su cartera unos cigarrillos, y nos fumamos, juntos. Hasta que llegó la hora de salir, nos cambiamos de ropa y cada uno se fue a sus casas.

Parece mentira que toda la tarde estuvimos culeando las jefas conmigo, vaya, no me quiero imaginar lo que nos viene más adelante, ojalá haya la manera de contarles lo ocurrido.

(9,14)