INICIO » Categoría » Nuestra amiga argentina muy activa en la finca

Nuestra amiga argentina muy activa en la finca

  • 5
  • 2.777
  • 8,67 (6 Val.)
  • La cosa es que cuando se van todos, lo agarro de la mano, lo llevo al living, sabíamos que teníamos mínimo una hora, aparte de ahí vemos si llega alguien. Le dije que se siente en el sofá, que hoy iba a ser distinto, que voy a ser su puta

    Hola hermosos, como siempre sigo contando mi vida, ahora les voy a contar lo que me paso este último viernes.

    Resulta que en el último momento, medio rápido se dio para ir a la quinta de los padres de Matías y su hermana (mi amiga), la idea era comer un asado, dormir y volver el sábado después del mediodía.

    Fuimos, Matías con la novia, un amigo de Matías con la novia, Manu, otro amigo de Matías (solo), Pili, la hermana de Matías y yo. Sabía que no daba para nada, por como son todos, Yo me acuesto con Matías y con Pili, pero ellos no saben que me acuesto con los dos jeje, es más estaba segura que a la noche íbamos a dormir las nenas con las nenas y los nenes con los nenes, a ver si alguien piensa que los que están de novios ¡se ponen a coger!, eso no se hace si hay gente en la casa jajaja.

    Cuando llegamos, Matías me dice “no sé cómo pero te voy a coger” jaja me sorprendió nunca me dijo eso, ese pendejo hermoso me puede.

    Al rato de llegar, Matías se pone a ver todo para prender el fuego, y todos dicen de ir a comprar las cosas para el asado y tortas y todo eso, se me ocurrió decir que yo me quedaba, que tenía frio y de paso empezaba a acomodar las cosas. Como Matías y yo nos conocemos desde chicos nadie sospecha nada jeje.

    La cosa es que cuando se van todos, lo agarro de la mano, lo llevo al living, sabíamos que teníamos mínimo una hora (aparte de ahí vemos si llega alguien), le dije que se siente en el sofá, que hoy iba a ser distinto, que voy a ser ¡su puta! Me paro delante de él, y muy despacio, me empiezo a sacar la ropa, el buzo, la remera, el jogging, las zapatillas, ya estaba solo con ropa interior, él se quiso levantar, le dije que no, y muy despacio me saque el corpiño y la bombacha, me quede desnuda frente a él para que solo me mire, que me coja con la mirada, nada más, yo me mojaba de solo saber que estaba así, desnuda frente a él, indefensa…

    Me tiro encima de él, a mi me calienta en la previa estar desnuda y el hombre vestido, me toca toda, me besa, me paro en el sofá y le pongo la conchita en la boca, me la besa, me acariciaba las piernas, me metía la lengua, los dedos, yo ya sentía que no me podía mantenerme parada hasta que estalle en mi primer orgasmo.

    Me bajo para clavarme su pija en mi conchita, él me dice que va a buscar un forro, le digo que no, hoy no, la quiero sentir así, empiezo a cabalgar, salto, el también gime, me aprieta mis tetas, me las besa, parecía el último polvo del mundo, acabo a los gritos de nuevo, me avisa que va a acabar, me salgo y pongo su pija dentro de mi boquita, siento como saltan esos chorros de leche, me la trago, le limpio bien su pija con mi boquita,

    Ya había pasado un rato, nos quedamos abrazados desnudos, y después nos vestimos.

    Llegaron todos cenamos, comimos tortas en el mismo sillón que habíamos cogido, no se… pero no me podía olvidar de eso, yo seguía caliente jeje.

    Bueno, llego la hora de dormir, y la hermana de Matías, les dice a los chicos que vayan a un cuarto, a la novia de Matías y la otra chica en otro cuarto y la hermana de Matías en un cuarto sola. Quedamos Pili y yo, pero la verdad no me importaba, dormía en un sillón, hasta que la hermana de Mati nos dice si no nos jode dormir juntas (Pili y yo en el cuarto de los viejos de ella).

    Obvio que dije que ¡no!, nos vamos a costar, Pili me pide que por favor no la joda, que hay mucha gente en la casa y se muere de vergüenza, le digo, boluda ¡estás en pedo!, como voy hacerte algo jejeje.

    Nos acostamos, ella se da vuelta, y yo me pongo como en cucharita con ella, y de una le meto una manito en la panza, me la intenta sacar, le digo que no haga ruido, y le empiezo a meter mi manito en su conchita, ella, no se resistió, le gustaba sentirme, se empezaba a mover y yo le metía los dedos, hasta que siento que su mano estaba también tocando ¡mi conchita!, nos terminamos sacando la ropita metiéndonos los dedos, así en esa posición, besándonos hasta que acabamos juntitas, ¡no hicimos nada mas que eso!, había mucha gente.

    El sábado nos levantamos, desayunamos, salimos a correr, yo me puse un pantaloncito corto, y lo miraba a Matías cuando estaba con la novia, no sé, algo le quería hacer, cogerlo o joderlo, no se pero algo quería.

    Llega la hora de irnos Manu (el amigo de Mati) se ofrece a llevarnos a Pili y a mi jeje, se me ocurrió como joderlo a Matías, así como estaba, con el pantaloncito corto sin medias volvimos, le digo a Manu que le conviene dejar primero a Pili, cuando me deja a mí, nos despedimos, busco hacer la que no sé cómo se da pero nos cruzamos en un pico, me pide perdón, le digo que está todo bien (el boludo no se daba cuenta ¡de nada!, yo estaba con un pantaloncito corto, las piernas al aire ¡y nada!), hasta que se aviva, me agarra la cara, me da un tímido beso, no digo nada, otro, otro, nos matamos con unos besos apasionados, me empieza a acariciar las piernas, ¡yo ya me estaba calentando mal!, le digo si no quiere subir que en casa no hay nadie.

    Subimos, y así besándonos lo llevo a mi cuarto, nos desnudamos, le chupo la pija, jaja en su vida creo que se la chuparon así, le beso las bolas, nos tiramos en la cama, me pongo arriba de él, me coge, grito gimo, estaba muy caliente acabo, me doy vuelta, me sigue cogiendo, hasta que termina acabando.

    A la noche Matías me manda un whatsapp, y me dice “Hija de puta, no te podes coger así a mi amigo!!) jeje, misión cumplida, quería que se enterara.

    Hoy a la noche salimos de nuevo, con Matías, jaja, después les cuento.

    • Valorar relato
    • (6)
    • Compartir en redes