INICIO » Categoría » Mi sueño especial (Parte 2): El visitante

Mi sueño especial (Parte 2): El visitante

  • 6
  • 6.284
  • 9,40 (10 Val.)
Me monto encima de él, no tengo experiencia haciéndolo, pero no tardo en poder acomodarme y sentirlo dentro de mí, luego le pido a Cami que se acomode sobre su boca y así él le practica sexo oral mientras yo lo monto y entre nosotras jugamos con nuestros pechos

Con Juan venimos intercambiando mensajes de distintos temas entre ellos lo sexual, le gustaron mis relatos y yo me anime a compartir con él detalles que no salen en relatos o que fueron publicados más tarde.

Él es bastante mayor que yo, pero a mí eso no es algo que realmente me preocupe.

Los muchos mensajes subidos de tono que a menudo intercambiamos me han hecho desearlo más de una vez, pero estamos bastante alejados y además desde que estoy saliendo con Camila (para los que no leyeron relatos anteriores yo soy bisexual) he perdido aún más el interés en tener algo con un hombre.

A menudo fantaseamos acerca de tener un trio con Cami y él o algo nosotros solos, pero siempre quedo en la pura letra escrita.

Un día luego de haber intercambiado mensajes con el tengo el sueño que les paso a relatar.

Habíamos acordado vernos, por mensaje de texto me dijo la hora en la que iba a llegar, yo moría de anticipación media hora antes ya estaba en la terminal de micros esperándolo…

Llega la hora designada, anuncian su micro y plataforma, voy a su encuentro…

Salen pasajeros, hasta que me parece reconocerlo.

-Juan? –Pregunto.

-sos Lorena? sos mucho más linda en persona –contesta él.

-si gracias -respondo.

Yo había aceptado verlo sin tener seguridad de que tan lejos iba a llegar, para colmo me preocupaba mi relación con Cami con la que me había comprometido a tener una relación mutuamente excluyente, él ya sabía eso y no le importaba.

-En persona, finalmente -le digo.

-al fin no? -responde él.

Se me acerca sin saber bien si besarme o no, o que tan lejos podía ir, yo lo noto.

-podes besarme en la boca está bien, pero por ahora sin lengua… -le digo.

El me besa y yo lo vuelvo a besar ambos besos cortos y en los labios,

Él tenía algo que lo hacía atractivo, no sé bien que… me había gustado besarlo.

Caminamos por un largo rato mientras charlábamos, yo lo guiaba ya sabía a donde lo iba a llevar eran un lugar en la costa muy lindo yo ya había estado ahí antes incluso una vez me había masturbado ahí (en una de esas locuras que a veces hago) el lugar, aunque público no suponía un gran riesgo de ser vistos si la cosa pasaba a mayores, aunque aún no estaba segura de si iba o no a hacer algo con él.

Una vez en el lugar seguimos charlando, aunque su charla era interesante yo aún seguía en la misma quería hacer algo, pero no tanto.

Finalmente me decido tenía mucha curiosidad por ver su miembro, y me había decidido sobre qué tan lejos estaba dispuesta a llegar ese día.

Él se iba a quedar dos días y por lo tanto en caso de que las cosas fueran satisfactorias para ambos tendríamos otro día más para ir más lejos si así lo queríamos.

-te tengo una mala noticia, hoy no me vas a coger (nota para españoles coger acá en argentina es una forma vulgar de decir tener sexo).

-está bien, no te preocupes ya verte en persona es más que suficiente y aunque sea me di el gusto de besarte, aunque sea una vez -me dice él.

-sos un dulce -le digo mientras lo vuelvo a besar.

-pero no es todo lo que tengo para decirte, tengo algo para proponerte… vos sabes que yo soy una chica curiosa y bueno hace rato que tengo curiosidad por ver lo tuyo… Y además siento que algo te tengo que dar, vos sabes que las circunstancias no me permiten ir muy lejos, pero esto lo quiero hacer lo siento justo y creo que lo vamos a disfrutar los dos –continuo.

-claro lo que vos quieras –me responde.

-bueno, voy a ser directa porque no se otro modo... te lo quiero hacer con la mano, eso si no te voy a permitir que me toques ni nada, no te lo prometo, pero por ahí hago algo con la boca. -le digo.

Nos acomodamos, le bajo su pantalón y luego su slip de forma que pueda ver su pene en su totalidad, tenía un tamaño y forma agradable y ya estaba algo erecto, pero aun no totalmente.

Comienzo a acariciarlo, de a ratos lo rozo suave con mis dedos, de a ratos se lo aprieto un poco, de a rato uso movimientos lentos y en otros cortos y rápidos al poco su pene ya había terminado de ponerse duro se notaba que lo disfrutaba.

Entonces lo empiezo a tocar rápidamente y con fuerza, me doy cuenta que en cualquier momento va a acabar.

-aun no, aguántate –le digo mientras bajo un poco mi velocidad.

Continuo, al poco rato veo que al menos intenta no acabar, puedo ver gestos en su cara de que hace un esfuerzo, acelero el ritmo nuevamente.

No tarda en largar un gran chorro de semen, ahora lo toco suave mientras sale más de su semen finalmente me acerco y pruebo su gusto es agradable, llego a saborear sus últimas gotas mientras salían de la punta.

Le pido que se vista y nos despedimos hasta el otro día, quería que conociera a Cami…

Al otro día entonces nos vemos los tres, yo lo beso en la boca y le pido a Cami que también lo salude de esa forma y así sucede.

Charlamos un rato los tres y una vez que veo que estamos cómodos, propongo ir a un lugar más privado.

Estamos en una habitación ya había hablado con Cami de que no tenía por qué pasar nada que ella no quisiera…

Les pido que se quiten la ropa y yo también comienzo a sacarme la mía, una vez que ya estamos los tres desnudos yo me turno besándolos a ambos un poco a cada uno.

Luego de unas cuantas rondas con Cami ya empezamos a tocarnos mutuamente, cuando nuevamente es el turno de Juan le digo que él también puede tocarme, pero solo los pechos.

El entonces me acaricia mientras nos besamos y sobre el final yo lo toco en su pene acariciándolo por unos segundos, lo suficiente como para que terminara de endurecerse.

Luego se la chupo mientras Cami me mete dedos por la vagina, después le pido a ella que lo haga y así también tomamos turnos para chupar su verga.

Finalmente estoy lista para dar el gran paso, le pido que se ponga el preservativo y me monto encima de él, no tengo experiencia haciéndolo, pero no tardo en poder acomodarme y sentirlo dentro de mí, luego le pido a Cami que se acomode sobre su boca y así él le practica sexo oral mientras yo lo monto y entre nosotras jugamos con nuestros pechos.

Una vez que veo que Cami ya está gozando mucho cambiamos de posición él se pone detrás de ella penetrándola vaginalmente desde esa posición yo de frente a ella nos tocamos mutuamente… yo mientras la penetro con mis dedos intento rozar el pene de Juan que la está penetrando.

Al rato Juan acaba, interrumpimos un momento le quito su preservativo que tenía la prueba del delito dentro, su semen…

Lo lamo un poco y le pido a Cami que haga lo propio.

Los tres la pasamos bárbaro…

Íbamos a empezar una nueva sesión de sexo, pero me despierto, y me doy cuenta que solo había sido un sueño y que otra vez estaba muy mojada.

Lo suficiente como para que se notara en la bombacha que traía y además estaba aún caliente, así que me metí dedos hasta quedar satisfecha, me cambie la bombacha y me volví a dormir.

  • Valorar relato
  • (10)
  • Compartir en redes