INICIO » Amor Filial

Cambié a mi novia por mi hermana

  • 30
  • 31.681
  • 9,74 (54 Val.)
  • 2

En marzo del 2001 yo pensaba que era el chico con más suerte en la tierra, en esa época empecé a salir con Paula, para mis amigos y para mi estaba entre las dos tías mas buenas de toda la facultad. Los dos estábamos en cuarto curso pero por culpa de los apellidos estábamos en clases separadas, en los descansos entre clase y clase salíamos al pasillo a echarnos el cigarrillo y allí estaba ella, con 21 años como yo, 1.75 rubia, gran melena, no tenía el pelo liso del todo, se la rizaba bastante en las puntas, tenía un pelo maravilloso, ojos azules, labios perfectos, nariz pequeña, era muy esbelta, con un tipazo, unas tetas medianas que las lucia muy bien y tenía un culazo con mayúsculas.

Mis amigos y yo alucinábamos con ella ¡qué buena estaba!, la verdad es que era pija, muy pija, con esos pantalones negros, marrones, granates ajustados al cuerpo, con vaqueros, todo la quedaba fenomenal, era el centro de atención por supuesto, ningún chico la quitaba ojo.

Ese año los dos íbamos a clases particulares en una academia, de una asignatura difícil, así fue como empezamos a entablar relación poco a poco, nos veíamos en fiestas, nos preguntábamos como iban los estudios, un día la invité al cine y ella me dijo que sí. Poco a poco la fui conquistando hasta marzo en que comenzamos a salir. Era maravillosa, como olía, su pelo súper suave, guapísima, no me podía creer que estuviera con ese pedazo de tía.

Yo no es que esté mal, pongamos que me llamo Dani, mido 1.80 moreno, pelo muy corto, con labios gruesos y cejas también muy pobladas, tengo un cuerpo normal, siempre he tenido bastante éxito con las chicas por mi facilidad de palabra y acababa de romper con una chica con la que había estado 11 meses, casi un año.

Cuando empezamos a salir de sexo nada de nada, por no haber no había ni besos, siempre íbamos con su pandilla de amigos pijos, entre los que por cierto no estaba yo muy bien visto, ella siempre con su pijería, su cigarrito en la mano, muchas veces me preguntaba porque salía con ella, la respuesta era obvia, aunque tuviera que esperar unos meses el polvo que la iba a echar a Paula iba a ser de campeonato.

Pues si pasaron los meses y nada de sexo, primero en mayo y junio que si los exámenes, luego ella se iba en julio y agosto de vacaciones con sus padres que por cierto tienen mucho dinero y en septiembre otra vez los exámenes, en octubre comenzaron las clases otra vez, los dos en quinto y en último curso.

Bueno por un lado está Paula, también es parte importante en esta historia mi hermana Elena y su mejor amiga Sara.

Las dos tienen 18 años, Sara es mi musa, mi fuente de inspiración en más del 50% de las pajas que me hago desde hace años, a pesar de la diferencia de edad siempre me ha vuelto loco pero tampoco era plan de pedirla salir porque la sacaba cuatro años, quizás ahora con 22 y ella con 18 ya no era tanta la diferencia, bueno la diferencia seria la misma pero no estaría tan mal visto.

Sara mide 1.65, es más bajita que mi novia, es muy guapa con el pelo largo rubio rizado, 98-65-95, la verdad es que estaba muy buena, tenía dos tetazas cojonudas, grandes, duras, firmes juveniles, la cadera un poquitín ancha lo que la daba un aspecto increíble a su culazo, un culo amplio y un poco plano eso sí, pero cuando iba con unos pantalones blancos ajustados que tiene no podía quitarla ojo y luego me hacía un pajote pensando en ella.

Mi hermana Elena, 1.70, siempre ha sido mucho más infantil que Sara, pelo liso moreno, ojos grandes y carita de niña, ese verano del 2001 pegó un gran cambio, era delgadita, la empezaron a salir dos tetas medianas preciosas, tenía un culo muy redondito en forma de pera muy bonito, yo creo que no había tenido relación prácticamente con chicos, todo lo contrario que Sara que cada mes tenía un rollito.

Por circunstancias personales que no vienen al caso mi hermana y yo pasábamos muchísimo tiempo solos en casa, nos llevábamos muy bien, yo siempre la he protegido como un padre, nos contábamos todo, la gustaba que la hiciera masajes en la cama, que la quitara los granitos de la espalda...

En octubre un sábado por la tarde estábamos los dos en el sillón de casa, ella tumbada boca abajo y yo la estaba haciendo un masajito en la espalda, ella llevaba una camiseta muy amplia y debajo me imagino que llevaría unas braguitas, estábamos hablando

- bueno que tal con Paula?

- Regular

- Y eso?

- Bahh, ya sabes que es bastante pija, siempre tenemos que ir con sus amigos, si voy con los míos se enfada y ella no quiere venir con nosotros.

- Anda que...

- Si y encima no les caigo muy bien.

- Y con ella?

- Pues siempre discutiendo.

- Por qué?

- Porque no pasamos casi nada de tiempo juntos.

- Para nada?

- Si hija para nada, es que en 6 meses no nos hemos prácticamente ni enrollado!

- Joder que pava.

- Ya pero hija esto tiene el amor.

- Es un poco rara no?

- Quien Paula?

- Claro

- Si bastante, es hija única, está bastante buena, todos hacen lo que dice ella, está acostumbrada a ser el centro de atención.

En lo que íbamos hablando yo estaba sentado con las piernas abiertas sobre el culo de Elena, la noté como un granito en la espalda.

- espera que te voy a subir un poco la camiseta que creo que tienes un grano.

- bueno

Al subirla la camiseta vi que debajo solo llevaba unas bragas rojas de Bart Simpson, empecé a acariciarla la espalda suave, no llevaba sujetador, al desplazar las manos sobre los costados notaba un poquitín sus tetitas, después las fui bajando un poco hasta llegar a su culo, metí un poco los dedos pulgares entre sus bragas y pude verla dos o tres centímetros su rajita del culo, esto hizo que se me pusiera dura, pero que me pasaba? Estaba enfermo? Si era mi hermana pequeña! Ella me sacó de mis pensamientos.

- deberías hablar con Paula y contárselo todo, dila que quieres tiempo para los dos solos.

- si es lo que voy a hacer.

Estuvimos un rato hablando hasta que se me paso el calentón, no sé porque me había puesto así, quizás la falta de sexo, en estas llame a Paula y la dije que esa noche íbamos a salir solos, ella dijo que si, cuando quedamos estaba preciosa como siempre, llevaba unos pantalones negros ajustados, una camisa azul de cuadritos por fuera que la quedaba fenomenal. La verdad es que siempre discutíamos por lo mismo, porque ella no quería salir con mis amigos, porque no hacíamos nada de sexo ni besos, casi ni la había tocado el culo.

Al final de la noche en una discoteca, la tenía contra la pared, la miré fijamente

- eres preciosa

- te quiero Dani

Y se lanzó sobre mi boca dándome un morreo, nos comenzamos a besar, mientras pensaba que tanto tiempo había merecido la pena, que buena estaba la zorrita de ella, me puse a tocarle el culo, vaya culo, duro redondo perfecto, la notaba el tanga a través de los pantalones, estuvimos media hora morreándonos, después la llevé a casa y nos despedimos.

En el coche llevaba la polla a punto de reventar, en cuanto llegara a casa me iba a hacer una gran paja, me metí en el baño y comencé a meneármela, cuando vi junto al cubo de la ropa sucia las bragas rojas de Bart Simpson de mi hermana, las habría tirado antes de ducharse para salir de marcha, las cogí no sé muy bien porqué, supongo que por ver cómo eran, por morbo, no sé... Y al final acabé enrollándomelas sobre mi polla, cubriendo mi polla con las braguitas de mi hermana y pensando en el morreo que me había pegado con Paula, en su culo, en las bragas de mi hermana, en todo, me hice una gran paja y me corrí de una manera salvaje, me dolía casi hasta la polla al notar el torrente de semen que manaba de ella.

Dos semanas más tarde de esto, me llamó Paula y me dijo que fuera a uno de sus 3 o 4 pisos en la ciudad que quería estar conmigo a solas. Era la primera vez que íbamos a estar solas en un piso y por precaución decidí llevar condones, no creo que los fuera a utilizar pues ni tan siquiera la había visto desnuda como para pensar que me la iba a follar.

Al llegar a su casa, Paula me abrió, estaba preciosa como siempre o más, llevaba unos vaqueros ajustados y una camisa azul, apenas iba maquillada solo los labios y llevaba puestas unas zapatillas de estar por casa

- esta casa la compramos hace dos años, de vez en cuando vengo aquí sola para estudiar o ver una película.

- está muy bien

- te he invitado porque quería estar a solas contigo.

- yo también

- ven

Me cogió de la mano y me llevó a su habitación, apenas tenía una cama y un mueble pero estaba muy bien cuidado, se notaba que la casa estaba deshabitada y que era de clase alta porque los pocos muebles que tenía eran bastante buenos, yo cuando me cogió de la mano me puse bastante nervioso, no sé qué querría, nos sentamos en la cama y nos pusimos a besarnos, al poco ya estábamos tumbados sobre la cama, era increíble, su pelo, enrollándome con ese pedazo de tía, que buenísima estaba, pero apenas me atrevía a meterla mano.

- espera Dani -dijo separándose

- qué pasa? -yo ya me temía lo peor

- te quiero

- yo también

- quiero hacerlo! -estas palabras no se me olvidaran en la vida

Yo me lancé a abrazarla.

- tranquila todo va a ir bien

- ya sabes que no lo he hecho nunca -dijo desabrochándose la camisa.

- ya lo se

Nos tumbamos sobre la cama besándonos, metí la mano entre su camisa, fue la primera vez que acaricie sus tetas, eran preciosas, tiré del sujetador hacia arriba, pero ella al final se lo quitó, la quité la camisa, se quedó desnuda de cintura para arriba, yo también me quité la camiseta y me quedé desnudo, la desabroché el pantalón, me temblaban las manos, después las metí por su culito todavía con el pantalón puesto, vaya culo suave, no me cansaría nunca de tocárselo, ella me desabrochó mi pantalón también estaba muy nerviosa, yo tenía la polla a punto de reventar, yo mismo me lo bajé para abajo con mi calzón y me quedé desnudo entero, ella hizo lo mismo, tenía el coñito rubito y con poco pelo solo por el centro, se ve que se lo había retocado para la ocasión, se quedó mirando mi polla.

- te gusta?

- nunca había visto una

- puedes tocarla

Estiró la mano temblorosa, con sus anillos de oro y sus dos pulseras y me cogió la polla.

- esta dura y muy caliente

- te la imaginabas así?

- No sé, si más o menos

Me senté sobre la cama

- túmbate boca arriba que te quiero ver ese cuerpazo que tienes

- te gusta?

- eres una diosa

Me lancé a besar sus tetas, a chupárselas, estuve 10 minutos por lo menos, fui bajando hasta su ombliguito y cuando iba a llegar al coño me frenó

- no para, no quiero que hagas eso

- porque?

- No que me da vergüenza

Me dejo con las ganas de comerla el coño, la di la vuelta y la tumbé boca abajo.

- quiero verte el culo, vaya culo! Media facultad daría la vida por ver lo que estoy viendo yo ahora, así que por tocarlo ni te digo -dije amasando sus glúteos.

- estoy orgullosa de mi culo -dijo moviéndolo.

En ese momento me hubiera lanzado sobre su culo y se lo hubiera comido, pero si no me dejaba chuparla el coño como para que me dejara chuparla el culo.

- has traído condones? -me dijo

- claro, aunque no estaba seguro de que los fuera a usar

- alguna vez tenía que ser la primera

Me ayudó a ponerme el condón, yo sujeté la puntita del condón y ella lo fue desenvolviendo a lo largo de todo el tronco, nunca había tenido la polla tan a punto de reventar, me puse sobre ella en la típica postura del misionero, frotando un poco mi polla contra su coño, quería que lo deseara.

- quieres que la meta ya?

- Ahhh si, despacio, despacio

Bajé mi mano y la puse a la entrada de su coño, fui empujando poco a poco, estaba estrechito pero muy húmedo, entró un poco la cabecita.

- ahhhhh, despacio, despacio, que duele!!!

- Tranquila, tranquila, dije besándola el cuello

- Ahhhh, empuja un poco más, ahhhh, ya ha entrado un poco más, ahhh

- Siii, ahhh, despacito, despacito, shhhh tranquila, que va entrando entera, aguanta cariño

Ella me sujetaba de mis caderas y miraba hacia abajo intentando ver como entraba mi polla, poco a poco estuvo toda dentro con mis cojones golpeando sobre su coñazo.

- ahhhhh, está toda dentro -la dije

- siiiii, ahhhhh, que rico, me duele un poco pero está muy bien, muévete así, ahhhh despacito

Yo la iba embistiendo muy despacio, sacando y metiendo mi polla muy lentamente

- ahhh, me duele, un poco, maaas siiiii, suave

- siiii ahhh tomaaa, despacio

Yo cada vez la follaba más deprisa, ella gemía más alto

- ahhhh Dani, despacio, me duele

Pero yo estaba lanzado, apenas la hacía caso

- siiii toma

- ahhh suave, suave, despacito Dani ahhhh -dijo poniendo las manos en mi culo

- te gusta, te gusta?

- si si, maaas despacio por favor

Yo ya me la follaba a toda la velocidad, la miraba y su cara era una mezcla de placer y de dolor, se mordía el labio inferior, jadeaba como una zorra, mis cojones golpeaban con toda la fuerza que podía en su coño.

- me voy a correr Paula.

- valeee córrete en mi coñito cariño

- ahhhh me corrooo diosss

- Asiiii vamos vamos, ahhh que bien Dani, tranquilo cariño

Me quedé jadeando encima de ella, casi se me caía la baba, vaya cacho de corrida, saqué mi polla pringosa de su coño, tenía un poco de sangre el preservativo, después nos quedamos abrazados sin decir nada, no hacía falta, yo me la hubiera follado 3 veces más pero la dolía un poquito el coño por lo que no quiso...

En el siguiente mes me la follé otras tres veces, a ella parecía que cada vez la gustaba más, el ultimo día incluso me puso las manos en el culo para que me la follara con más fuerza, cuando ya la tenía a puntito me deslicé por su cuerpo y la comí el coño, en el estado en que estaba no se pudo resistir y se corrió con mi lengua en su clítoris, luego ella mismo me la acabó haciéndome una paja, no hay cosa más morbosa para mí que una tía haciéndote una paja y más si es Paula, no dejé de oler su pelo, mirar su cuerpo desnudo y sudoroso, acariciar sus tetitas y su culo mientras me la meneaba, fue increíble, tan bueno como follármela...

En estas entra en escena Álvaro, uno de la panda de amigos de Paula, un guaperas, con un master en EEUU, cada vez estaba más encima de Paula lo que me molestaba bastante, encima sus padres eran íntimos amigos de los de Paula, siempre fardaba de las tías a las que se había tirado y cosas de esas, la verdad es que no se le escapaba ni una viva, por lo que yo no quería que Paula estuviera con él.

Dos meses después de esto, ya había vuelto a tener bronca con Paula como casi siempre por culpa de Álvaro, ya me estaba empezando a tocar los cojones, me fui antes para casa para no discutir más, estaba mi hermana sola, fui a la habitación a cambiarme y vi que me faltaba una de mis películas porno en mi armario! No podía ser, solo me la habría podido coger mi hermana, salí rápido hacia el salón y ella intentaba sacar una cinta del video.

- que haces?

- Nada que estaba viendo una película

- Puedes seguir viéndola

- No, ya había terminado

- Ah bueno.

Se fue hacia la cocina, antes metiendo mi cinta entre las demás para grabar como que era una película normal, tenía unos coloretes como nunca la había visto, llevaba una camiseta de tirantes azul clarita y un pantalón corto de algodón apretado como los pantalones de ciclista pero más pequeño también azul clarito a juego con la camiseta, el pelo recogido en una coleta, yo me levanté y cogí la película que estaba viendo ella y la puse en el video, Elena vino de la cocina, en la tele una rubia le chupaba la polla a dos tíos a la vez.

- esto es lo que estabas viendo?

- Noooo, ehhhh bueno -dijo agachando la cabeza.

- Ven Elena, no pasa nada, es natural, mira cuando quieras puedes coger una de mis películas porno.

- No, no es eso -dijo sentándose en el salón a mi lado.

- Entonces?

- Pues es que me da vergüenza...

- Cuéntamelo

- Es que estoy saliendo con un chico y me ha pedido que...

- Que?

- Que le haga una...

- Una qué?

- Una, ya sabes

- Una paja

- Si

- Ah bueno

- Y por eso veía las cintas para ver cómo se hacían.

- Eso está bien, que te informes, y porque no se lo has preguntado a Sara?

- Es que ella es muy bestia, no quiero el chico que piense que soy una guarrilla

- Pero tú quieres hacérselo?

- Bueno, no sé, yo creo que si

- Si quieres yo te digo como se hacen

- Me ayudarías?

- Claro

La iba a decir a mi hermana como se tenían que hacer las pajas, esto era increíble y lo peor era que de ver así a mi hermana en camiseta donde se notaba que no llevaba sujetador y ese pantaloncito que marcaba su coño perfectamente, con sus coloretes, se me había puesto dura, muy dura.

- mira la película -la dije.

- pero yo no quiero chupársela

- no tranquila, tienes que ver como es el pene

- son todos tan grandes?

- No, es que en estas películas si suelen estar bien dotados

- Ah, y tu como la tienes?

- Como?...

- No... Quiero decir que los chicos de tu edad como la tienen

- Pues ya te he dicho que cada uno de una forma

Mi hermana no dejaba de mirarme el paquete, lo que hacía que cada vez se me pusiera más dura.

- mira me da mucha vergüenza preguntarte esto, puedes enseñármela? –dijo.

- Elena!!!

- Es que quiero ver alguna antes de la de mi novio.

- Pero esas cosas se aprenden poco a poco, con tus amigos, novios, no con tu hermano.

- Vale perdona -dijo mirando decepcionada la película.

Yo me armé de valor, no sabía muy bien lo que estaba haciendo, me desabroché el pantalón del chándal y me saqué la polla, por cierto me mide 17 cm lo que no está nada mal.

- mira Elena

- ala -y se echó las manos a la boca

Yo me cogí la polla y empecé a meneármela despacito.

- ves, así se hace una paja, despacio, arriba y abajo, sin apretar mucho, sin prisas, disfrutando.

- la tienes muy grande y parece que está dura.

Estiró la mano y la acaricio con el dedo índice de su mano derecha, mi polla dio un bote hacia atrás lo que asustó a Elena que retiro la mano rápidamente, esto era increíble me estaba meneando la polla a pocos centímetros de mi hermana, que encima también estaba más excitada que yo, en esos momentos mirándola desee que ella acabara mi paja.

- ven agárrala -la dije poniendo su mano sobre mi polla.

- así?

- Así muy bien, cógela fuerte, pero no mucho.

- Esta muy caliente y muy dura.

- Claro, ahora sube y baja despacito, al final aprietas fuerte con tu mano sobre la cabecita y luego vuelves a bajar y subes despacito y cuando se esté acabando la polla vuelves a apretar despacito, asiii ahhh, muy bien

- Lo hago bien?

- Muy bien cariño

La verdad es que lo hacía de maravilla, que manera tan suave de hacer una paja, nunca la había tenido tan dura, además la tenía muy húmeda lo que hacía que resbalara mejor la piel de mi polla, me estaba dando un gustazo indescriptible.

- ahhhh, a los chicos nos gusta que nos digáis cosas mientras nos masturbáis.

- qué cosas?

- Pues como, que dura esta, ohhh que pollita más rica, correte cariño, correte en mi mano, o dame tu lechecita.

- Pero eso me da mucha vergüenza.

- También le puedes ir besando al chico por el cuello para darle más placer.

Elena se lanzó a devorarme el cuello mientras seguía con su dulce pajote.

- ahhh Elena, ya me voy a correr, ya me voy a correr, un poco más rápido.

- así? Así está bien? -dijo moviéndola más deprisa

- ahhhh, muy bien muy bien -estaba excitadísimo, la toqué las tetas a mi hermanita por encima de su camiseta.

Ella se dio cuenta y se quitó la camiseta! Quedando dos tetitas adolescentes a mi vista, estaban cogiendo buen tamaño.

- ahhhh me corrooo, me corrooo -dije tocándola sus tetitas y mi polla empezó a descargar gran cantidad de leche sobre mi vientre.

- ala, asi, correte Dani, correte hermanito, asi esta bien

- ahhhhhh que gusto! Qué bueno Elena

- dios como estoy de excitada, me he puesto a cien, déjame hacer una cosa Dani.

Se sentó sobre mi pierna derecha solo con su pantaloncito de algodón azul puesto y comenzó a frotarse con su coño en ella moviéndose adelante y hacia atrás como si me estuviera cabalgando apoyando sus manos en mis hombros.

- ahhhh, tócame las tetas Dani, tócamelas.

Ella se movía más rápido sobre mi pierna y se frotaba más fuerte, yo puse una mano sobre su culito y otra sobre sus tetitas, luego bajé las dos a su culo y la ayudaba a moverse hacia delante y atrás mientras que ahora era yo el que la comía el cuello.

- ahhh si si si ahhhh que bien! -dijo corriéndose sobre mi pierna. Después se quitó y se tumbó en el sofá, todavía jadeando.

- gracias Dani.

Esto me dejó un poco confundido pero nunca había disfrutado tanto con una relación sexual, aunque yo no quería que volviera a pasar nada con mi hermana.

Al llegar semana santa, Paula se iba a ir de vacaciones a Ibiza con sus padres, con Álvaro y los padres de Álvaro, yo no quería que fuera pero como siempre Paula no me hizo caso y se fue, con lo que tuvimos la bronca más fuerte desde que comenzamos a salir...

Ese fin de semana en semana santa, era viernes, Paula ya se había ido de vacaciones con sus padres y su amiguito Álvaro, era viernes, sobre las 18.30, estaba echándome la siesta, bueno ya me había despertado, estaba haciéndome una pequeña paja en la cama recreándome en alguna fantasía mía, oía a mi hermana que se estaba duchando, seguramente habría quedado con sus novio, yo seguía a lo mío, cuando al rato entro mi hermana y me interrumpió

- Dani?

- Si?

- Estas dormido?

- No, ya no

- Vas a salir?

- No, no tengo muchas ganas

- Y eso?

- Es que no está Paula, vamos y no tengo muchas ganas.

- Que ya habéis vuelto a discutir.

- Si

Yo estaba acostado de medio lado tapado solo con el edredón, cuando note que Elena se metía en mi cama, creo que solo llevaba puesto el sujetador y las braguitas, todavía tenía el pelo mojado y olía a recién duchada, también se puso de costado detrás de mí y comenzó a acariciarme la tripa, yo tenía miedo no pudiera notar mi polla en erección.

- mira Dani, si os lleváis tan mal, lo mejor es que lo dejéis.

- pero no quiero dejarlo.

- hay otras chicas interesadas en ti.

- sí, vamos muchísimas.

- pues yo conozco a una.

- quien?

- Pues Sara que pareces tonto, lleva detrás de ti desde hace años.

- Pero tiene novio.

- Si uno cada 2 meses...

Seguía jugando con su mano por mi estómago hasta que decidió meterla por mis calzoncillos y me agarró la polla.

- Elena!!!!

- Shhhhh, tranquilo, estas muy tenso relájate, déjame que te toque.

- Ahhh Elena, no, esto no está bien, ahhh…

Había comenzado una paja, como la primera, otra vez mi hermana masturbándome, esto no estaba bien, lo hacía despacito, me daba besitos en la espalda.

- shhh tranquilo, solo le estoy haciendo una paja a mi hermanito.

- ahhhh que bien.

- te gusta?

- siiiii, un poco más rápido, ahhh

Yo eche mi mano hacia atrás y la toqué el culo, mejor dicho metí la mano dentro de sus braguitas y apreté su culo contra mí, jugaba por su rajita del culo, hasta que llegué a su ojito, donde metí un poco el dedo, ella comenzó a mover su cuerpo delante y atrás con un poco de mi dedo índice metido en su ojete.

- ahhh Dani, ahhh

- sigue Elena, sigue

- que polla más dura, está muy dura

Ella abrió un poco las piernas, yo interpreté esto como que quería que siguiera con mi exploración y metiendo toda la mano entre sus nalgas llegué a su coño, estaba completamente mojada, con dos dedos empecé a frotar su coño.

- ahhhh Dani ahhhh

- Elena me voy a correr…

- Un poco más, un poco más que yo también acabo, no te pares siii!!!

- siii tomaaa hermanita, ahhhh me corro siii!!!

- yo también yo también, ahhh dios que biennn.

Allí nos quedamos los dos un rato sin decir nada, estas pajas entre nosotros comenzaron a ser muy frecuentes, después me comentó que el sábado había una fiesta y que fuera con algún colega, que me estaría esperando Sara...

Sin dudarlo, fui a la fiesta, solo con un amigo de facultad, allí solo había que críos y crías, y por cierto más de una estaba para hacerla un favor, pero a mí la que me interesaba era Sara, cada vez me gustaba más, yo creo que también influía a que mi relación con Paula cada vez iba peor, a la hora de estar en la fiesta, se nos acercó Sara con una amiga, se la presentó a mi colega y Sara se quedó hablando conmigo, joder como iba, llevaba un vaquero ajustado que lo iba a reventar la cabrona, la camisa un poco abierto, se la veía por el escote parte de sus tetazas, se había puesto un piercing en la nariz, después de un rato hablando con ella, acabamos enrollados en la discoteca, nuestra primera vez...

Sara se iba a quedar a dormir en casa esa noche y mi hermana había desaparecido con su novio, por lo que nos fuimos a casa solos, donde por supuesto me la follé, pero eso lo contaré luego...

Después de eso, aunque lo pasé genial, me entraron los remordimientos de conciencia porque todavía quería a Paula, aunque creo que me estaba enamorando de Sara, apenas podía sacármela de la cabeza, tenía un lio cojonudo, a quien elegir, a la tía mas buena de la facultad o la musa de mis pajas y la tía que más morbo me da, que tampoco estaba nada mal, pero es que claro comparar físicamente a cualquier chica con Paula, es difícil que alguna salga ganando...

A las vueltas de sus vacaciones, Paula volvió muy rara, estaba más cariñosa, a mi todavía no se me había pasado el enfado, me dijo que Álvaro iba a dar una fiesta en una casa que tienen sus padres en la sierra, que iba a invitar a 15-20 personas, que nos quedábamos allí a dormir, a mí la idea no me hacía pero que nada de gracia, pero solo pensaba en pasar la noche con ella.

Así que bueno que al final decidí ir, para colmo nos llevaba Álvaro en su Audi, yo no sé porque pero no me sacaba de la cabeza a Sara, esos dos polvosos que la había echado el día de la fiesta en mi casa, lo ha gusto que estaba con ella... Me estaba planteando seriamente el dejarlo con Paula, aunque si podía estar follándome a las dos mejor que mejor.

Bueno pues llegamos al chalet de Álvaro, era bastante grande y de 2 plantas, cuando llevábamos una hora allí de fiesta, todos bastante cargados de alcohol, yo hablaba por allí con dos chicas, bastante pijas pero que también estaban bastante buenas, al rato me doy cuenta de que Paula y Álvaro no están, joder me entró un cabreo de 3 pares de cojones, les busqué abajo, nada, subí a las habitaciones de arriba y en la habitación de los padres de Álvaro me los encuentro con otra chica, estaban los tres ¡¡¡y se estaban metiendo una raya de coca!!! Esto sí que no me lo esperaba de Paula.

- pero qué coño haces!!!

- Dani, cariño -dijo con una sonrisilla y limpiándose la nariz.

- Oye tranquilo tío -dijo Álvaro.

- Tú no te metas -le dije.

La otra chica salió para abajo, también colocada, dejándonos a los tres, allí estaba yo medio borracho, con estos dos colocados.

- venga pruébala Dani -dijo Paula.

- pero tú estás loca!!!

- venga un poco, hazlo por mí -dijo Paula dándome un beso y metiendo su lengua en mi boca.

Yo sin pensármelo la probé, al poco una gran calentura me llegó que hizo que mi polla se empalmara, Paula llevaba una camisa azul y unos vaqueros con el pelo recogido en una coleta, que ganas me entraron de la, pero parece que no fue al único, Álvaro la agarró la cintura desde atrás y comenzó a bailar con ella, frotando su polla contra el culo de mi novia, yo me acerqué.

- pero que hacéis?!!!

- ven Dani, mis dos chicos!!!

Dijo agarrándome y quedó rodeado por los dos, mientras medio bailaba entre nosotros, Álvaro la tocó el culo, yo en vez de enfadarme parece que esto me excitó más, fue cuando me di cuenta de que era muy probable de que fuera un buen cornudo y Álvaro se la hubiera follado en las vacaciones, y después comenzó a tocarla las tetas delante de mis narices desde atrás por encima de la camisa, en ese momento supe que iba a dejar a Paula y que iba a terminar nuestra relación, pero ya que estaba allí intentaría follármela por lo menos otra vez, Álvaro comenzó a desabrocharla los botones de la camisa, mientras yo me morreaba con ella, luego él la amasaba las tetas por encima del sujetador mientras la comía el cuello, Paula tenía una cara de vicio terrible, con los ojos medio abiertos, con una sonrisilla.

- desabróchale el pantalón -dijo Álvaro.

- a ver que tenemos aquí -dijo Paula.

Me sacó la polla y comenzó a meneármela delante de Álvaro.

- ummm que gordita se ha puesto –dijo.

Nunca la había visto hablar así, por lo que mi polla se ponía más dura todavía, Álvaro la desabrochó los pantalones y se los bajó, la dejó solo con unas braguitas negras, mientras Paula seguía paseándome y solo hacía que mirar mi polla y relamerse los labios, Álvaro tiró de sus bragas hacia abajo dejándola con su coñito rubito delante de mis narices.

- te voy a lamer el culo! -dijo Álvaro

- siiii, chúpamelo, chúpamelo! -dijo Paula moviéndolo.

Comenzó a jadear al ritmo que Álvaro la comía el culo, cosa que yo no había hecho todavía, su paja se volvió más intensa y lo hacía más rápido.

- vamos mámale la polla a Dani! Seguro que todavía no se la has mamado! Dijo Álvaro.

Paula se acercó me dio un morreo y dijo:

- quieres que me meta tu pollita en la boca?

- Si, ummm chupámela.

Se sentó en una cama que había, yo me acerqué de pies como estaba, se quitó la coleta, su gran melena rubia cayó sobre su espalda, se inclinó hacia mi polla y después de darse un manotazo en el pelo y echárselo por detrás de los hombros me miró y se metió la polla en la boca.

- ummmm asiii asiii despacio, despacio, putita, asiii ahhh

- que tal la chupa? -dijo Álvaro

- joder de maravilla, de maravilla, ahhhh que gusto

Estaba en el séptimo cielo, nunca había estado tan excitado, cuando de repente Álvaro se pone detrás de mí y comienza a lamer mi ojete peludo, pero este era maricón o que!!! pero vaya gusto me estaban dando, estaba en la gloria, Paula chupándomela y Álvaro metiendo su lengua en mi culo, era imposible más excitación, y después él metió la mano entre mis piernas y me amaso los huevos, me metió incluso un dedo en el culo, se puso de pie, se desabrochó el pantalón y bajándoselo hasta las rodillas se puso detrás de mí con su polla golpeando en mi culo

- pero que haces maricónnn!!!

- Tranquilo esto te va a encantar -dijo sujetándome.

Paula me miró con la polla en su boca, me la chupo desde los huevos hasta la punta sin dejar de mirarme.

- métesela por el culo! -Dijo Paula.

- que dices?

- Deja que te la meta por el culo...

- Pero...

Álvaro ya estaba poniendo su verga a la entrada de mi ojete y yo estaba completamente excitado, estaba a punto de ser desvirgado por el culo como un vulgar maricón y encima lo deseaba, Álvaro empujó un poco, me introdujo la punta de la polla.

- ahhh que bueno, te voy a reventar el culo!!!

- Despacio, ahhhh

- Asiiii, ya está casi toda dentro, te gusta?

- Ummm, despacio, despacio, no dejes de chupar Paula, no pares

Ya tenía toda la polla de Álvaro metida en el culo, que gustazo! Comenzó un gran mete y saca.

- toma putita, toma putita, te voy a dar por el culo como la di a tu novia en Ibiza!!!

- Putaaa!!!

- La encantó como a ti te está gustando ahora, también la enseñe a comer pollas, te gusta como lo hace?

- Siii diosss, no pares de darme por el culooo masss

- Tranquilo que me corrí en su boca y la gustó tanto que ahora quiere que tu también te corras en su boca de puta, verdad Paula?

- Siiii, vamos Dani, que tal se siente con una polla en el culo? Te gusta?, eres una putita, dijo Paula

- Eres una putaaa, la dije

- Siii, a ver si te corres en la boca de esta puta aunque con lo maricón que eres me extraña, Álvaro sí que se corrió en mi boca y en mi culo todas las veces que quiso

- ahhh me corroooo en tu boca toma toma toma!!!

- vamos dámela toda dámela toda, correte por toda mi cara, soy tu putita masss

Y así mientras Alvaro me enculaba yo la llenaba de leche la cara a Paula, nunca sentí tanto placer como en ese momento, después Alvaro dio por el culo a mi novia delante de mis narices y después yo le seguí en esa tarea, enculando el mejor culo que había visto en mi vida, el de Paula, tarde por lo menos 20 minutos en correrme, ella suplicaba que ya no quería más, que la dolía el culo, pero esto me hacía follármela con más fuerza hasta que me corrí dentro, sabía que esa iba a ser la primera y última vez que me corriera en su culo...

Al día siguiente con toda la resaca, todavía me escocia el culo, sentí muchísima vergüenza, me largué para casa sin decir nada en el autobús, a la semana o así llamé a Paula, nos insultamos, nos dijimos de todo y por supuesto que nuestra relación había acabado.

Ya a últimos de mayo después de haber roto con Paula y llevar un par de semanas donde me había vuelto a follar a Sara una vez más sin que se enterara mi hermana y aunque todavía no se la había presentado a mis amigos, a lo mejor me daba un poco de corte porque era 4 años más joven que yo...

Pues estaba con mi hermana en una de nuestras pajas que ahora eran casi diarias, estábamos metidos en su cama, tapados solo con un par de sabanas, ella solo llevaba puestas unas braguitas blancas y yo estaba completamente desnudo, estábamos de costado yo detrás de ella, Elena me meneaba la polla despacito mientras yo la acariciaba sus tetitas…

- que tal con Sara que no me has contado nada?

- De momento bien

- Que hicisteis después de la fiesta del insti?

- Pues vinimos a casa

- Hombre eso ya lo se

- Que quieres saber?

- Te la tiraste?

- Si, no te lo ha contado Sara?

- Si, pero quiero que me lo cuentes tú con detalle

- Ahhhh, vale pero sigue meneándomela, no te pares

- No tranquilo, está muy durita

- Pues al salir de la discoteca nos íbamos morreando por todos los lados

- En el coche también?

- Si, fue donde la toqué las tetas la primera vez

- Son grandes eh?

- Si muy grandes, eso hizo que mi polla se pusiera a punto de reventar, al entrar en casa, lo primero que hice fue llevarla a mi habitación, desnudarla de cintura para arriba y estar 15 minutos comiéndola las tetas.

- Me estoy poniendo muy caliente

Y me cogió la mano y la bajó hasta su coño metiéndola entre sus braguitas, no cabía duda de que mi hermanita quería que la hiciera un dedito, yo así lo hice y comencé a acariciar su coñito muy suavemente.

- luego la bajé las bragas

- de que color eran?

- Unas verdes con los bordes rojos

- Vale, ahhhhh, sigue, sigue

- Pues la comí el coño un buen rato también

- Tú estabas vestido todavía?

- Si, pero por poco tiempo, después me desnude entero

- Sigue

- Ella comenzó a besarme por mi pecho, bajando hasta que llegó a mi polla y mirándome con cara de puta se la metió en la boca, y comenzó a mamármela

- Ahhh, sigue, más rápido

- Después metió mi polla entre sus grandes tetas y me hizo durante un minuto una paja con sus tetas

- Vamos, ahhhh, dime como te la follaste! Dime como te la follaste!!!

- Después me puso un condón y ella se puso encima de mí y me folló ella prácticamente, me hizo una buena cabalgada, yo me corrí abrazándola fuerte y metiendo mi cabeza en sus tetazas

- estoy a punto de correrme Dani, ahhhh

Yo paré mi masturbación a ella y la quité la mano de Elena de mi polla, me pegué contra su culo, quería que notara mi polla dura contra su culo y comencé a moverme como si la estuviera follando.

- que haces Dani, estaba a punto de correrme? -dijo jadeando

- quiero que me cuentes tu cosas

- qué cosas?

- Ya sabes, Sara me cuenta cosas también

- Ya te ha contado que lo he hecho con mi novio

- Cuantas veces?

- Tres

- Y te ha gustado?

- Siiii, ha sido genial, aunque disfruto más contigo...

Yo seguía frotando mi polla contra las bragas de mi hermana, la bajé un poco las bragas para que notara mi polla al natural contra su culo, esto la excitó bastante.

- ahhh, cuéntame la última vez que te ha follado tu novio

- fue... Ahhh, en su casa. Ummm... Hace dos días, mi hermana casi no podía ni hablar

- como te la metió? (esto con mi polla jugando por los pelillos de su coño)

- se puso encima de mí y me follo como un bestia

- te gusto? (poniendo mi polla desde atrás a la entrada de su coño)

- si... Ummm, me corrí como una loca (dijo abriendo sus piernas he intentado acomodar mi polla a la entrada de su coñito)

- solo te folló una vez? (empujando suave y entrando un poquito de polla, me iba a follar a mi hermana!!!)

- noo, ahhhhhh, me follo, ummmm (moviéndose Elena y metiéndose media polla en su coño), me folló... Ahhhh, otra vez

- cuéntamelo, ahhh, (empujando y metiendo toda la polla en el coño de mi hermana)

- me encanta, ahhhhh, que me folle todas las veces que quiera. Ahhhh (mientras la follaba de costado a mi hermana, metiendo y sacando toda mi polla)

- estamos follando hermanita, estamos follando!!!!

- Siiiii, ahhhh ya lo sé, y sin condón, no te corras dentro

- No, tranquila

- Me encanta, me encanta, te gusta follarte a tu hermanita?

- Siii, ahhh, estas muy buena, muy buena

La saqué la polla y se la puse a la entrada del culo

- qué haces Dani, que haces? ahhhh, ummmm

- te la voy a meter por el culo como a tu amiga Sara

- por el culo?

- Siiiii, te voy a dar por el culo, se la voy a meter por el culo a mi hermana pequeña

- Estas enfermo

- Siiii, ummm ya lo sé, no quieres que te la meta por el culo?

- Siiii, cabrón, métemela por el culo, dame por el culo!!!

- Si te lo voy a follar bien follado, sabes que Sara se corrió mientras la rompía el culo?

- Ahhh, rómpemelo a mi también, métemela en el culo!!!

- Te ha follado tu novio por aquí?

- No, pero ya quiere hacerlo

La puse boca abajo y me puse encima de ella, antes había cogido un poco de vaselina para los labios y la había untado el culo, me escurrí hacia él y metiendo mí cara entre sus nalgas la comí el ojete a mi hermana

- ahhh Dani para ya, que me voy a correr, métemela ya, métemela

- ya voy ummm ya voy

La puse la polla a la entrada del culo, era muy suave y muy bonito, yo estaba a punto de correrme también, empujé

- ahhh despacio, despacio

- shhh tranquila, tranquila, la notas como entra?

- Siii, ummm que daño, despacio

- aguanta un poco que ya va entrando

Con mi mano la acariciaba el coño que estaba completamente húmedo

- me estas rompiendo, ummm que bueno y que daño

- shhh, vale, vale, tranquila, ahora voy a empujar un poquito más, aguanta

- ahhhh, cabrón, despacio, tranquilo, queda mucho?

- No Elena, ya está toda mi polla dentro

- Ahiii, espera un poco, acaríciame un poco el culo

- Ummm que suavecito, me gusta mucho

- Te importa que me toque yo sola?

- No, ya te quieres correr?

- Siiii, no puedo más

- Yo estoy a puntito también

Mi hermana se metió la mano en su coño y se acaricia el coñito, se la notaba que estaba a punto de terminar, yo comencé un mete saca muy despacito en el culo de mi hermana, no tarde nada en correrme, hice un gran esfuerzo en esperar a que ella también terminara

- ahhh Daniii, mira que eres cabrón, dar por el culo a tu hermana

- siiii, yaaaa me corrooo ufff

- y yo, siii siiii siiii maaas echamelo dentro siii

- tomaaa tomaaa hermanita,

- ahhhhh, vaya pedazo de corrida

A partir de ese día, me follo a mi hermana cuando quiero y por donde quiero, ahora está todavía más buena, es la sensación más placentera follartela y saber que es tu hermanita, también sigo con Sara, con sus tetazas, la obligo a que se ponga la polla entre sus tetas y me corro en su cara, me folló a las dos indistintamente, por supuesto que Sara no sabe que me lo hago con mi hermana...

El otro día llegué a casa, después de salir con Sara un sábado por la noche, acababa de llegar mi hermana, que estaba en la cocina, llevaba una minifalda negra con unas botas altas, allí mismo se sentó sobre mí y me folló echándose las bragas a un lado.

Y de Paula que decir, no está con Alvaro, no nos saludamos ni tan siquiera, yo creo que he salido ganando con el cambio, no creéis?

(9,74)