Intenté espiar a mi nueva vecina y esto pasó

  • 13
  • 9.448
  • 9,36 (28 Val.)
Después de trazar un plan suicida al fin tuve una de las escenas más calientes que he tenido en mi vida con dos hermosas jovencitas universitarias

¡Hola una vez más! De nuevo con la continuación del relato anterior. Después de lo que habían presenciado mis ojos de mi nueva vecina quede impactado y ganas de poner en marcha un plan, el plan consistía en espiarla dentro de su casa lo cual era una misión suicida ya que técnicamente era imposible pero ustedes sabrán qué cuando la lujuria está al tope uno hace lo que sea por un buen cuerpo y más si la niña vale la pena. Arantxa la veía siempre por las mañanas al salir de trabajar y en una ocasión fui de urgencia a mi depa y me la encontré se me hizo raro ya que debería estar en la universidad y no ahí como sea no le tome importancia, subí por unos papeles y al momento de bajar vi que el vecino que le había propinado aquellas embestidas por la tarde entraba a su casa. Yo sabía que algo iba a ver ahí pero entre las prisas pase desapercibido y me dirigí al trabajo, mientras me dirigía hasta allá pensaba en la situación que debería de estar pasando en su casa, con qué suerte tiene el vecino de tener semejante cuerpo disponible para él aun siendo casado y la niña resultó ser una tanga fácil ¡Uf! Bueno ahí me vieran pensando en el camino cómo entrar para ver con lujo de detalle tal escena para otra ocasión, visualicé todo el departamento, las esquinas, ventanales y azotea de forma que nadie me viera pero me resultaba súper imposible hasta me daba la idea que era algo suicida y si me quedaba adentro podría tener serios problemas ya que con esa vecina solo pasaba de los buenos días y hasta ahí, en fin, me desanime unos buenos días.

Las semanas pasaban y poco a poco se me iba quedando esa idea, siempre la veía llegando temprano cuando yo llegaba al depa con prisas y con la misma me marchaba pensando “De nuevo se verá con el vecino, qué suerte el de aquel” nadie los veía y yo era el único que lo hacía y al parecer no me prestaba atención supongo cómo iba con prisas no sospecharía, en fin. En una ocasión de tantas los escuché hablando, Arantxa le decía al vecino que el jueves llegaría una amiga para quedarse y él era bienvenido, el vecino solo le comentó “Uy, espero sea buena como lo eres tú” yo iba bajando y me hice el tonto con mis audífonos, ya no escuché más y para despistar le di las buenas tardes a lo que ambos me respondieron cordialmente, parecía una charla de vecinos comunes eso pensaría cualquiera pero yo sabía que no, después de lo que había escuchado y de lo que había visto esa ocasión en la azotea sabía qué tramaban algo súper caliente y no tenía que perdérmelo. Salí del departamento de forma que viera cómo entrar a esa casa sin ser visto y para fortuna había un pequeño balcón pegado al balcón de su casa y justo en esa casa vivía un vecino buena onda, tenía rato que no hablaba con él ya que por mi trabajo me la pasaba ocupado y él estaba en lo mismo y ahí fue donde encontré mi solución, pedirle que me diera oportunidad de entrar a ese balcón ahora lo que tendría que hacer era un buen pretexto y mientras volvía a subir algo tenía que se me ocurriera en la cabeza.

Toque y me abrió con sorpresa. Me invito a pasar y me regalo una cerveza, hablamos y fue cuando se me ocurrió decirle “Mira no quiero molestarte ni que pienses mal, me pidieron unas fotografías del amanecer y apenas salí abajo vi que tú balcón da una impresionante vista y quería saber si el jueves podrías darme la oportunidad de entrar desde temprano para venir y tomarle algunas fotos”. Él sabía mi fascinación por la fotografía ya que siempre me veía con go pros, drones y cámaras a lo cual me dijo que no había problema pero que viniera temprano para entregarme la llave ya que él salía al trabajo y no tenía hora fija, yo me comprometí a irle a dejar su llave al trabajo, confía mucho en mí y aceptó, sin más, ya tenía la mitad de mi plan hecho ahora sólo faltaba lo más difícil: ENTRAR. Los días pasaron y poco a poco pensaba en lo que iba a ver, no era solo con ella sino con su amiga también, tenía que verlo a como diera lugar. El miércoles para jueves no dormí y como sea ya habiendo pedido permiso para ir faltar al trabajo tenía que hacer un plan sin margen de errores pues me costaría caro cualquier error.

Llego el jueves, 5:30am, baje por las escaleras en pants con mi taza de café y me abrió, me dejo la llave y salió a su trabajo. Ya estaba todo hecho ahora tenía que espiar desde el balcón si abrían la ventana, espere con las cortinas cerradas de forma de escuchar algo y para mi fortuna así fue, de reojo vi a su madre abriendo la ventana y las cortinas, la vi con el traje de donde trabaja y si tuviera suerte sabría que la dejarían abierta, espere unas horas y al cabo de las 7:45am escuché que iban saliendo, solo me asomé a la puerta y vi que iban bajando las escaleras, me asomé por el balcón y vi cómo subían a su auto y se iban del estacionamiento, el paso 1 ya estaba listo. El balcón de mi vecino es chico pero de un paso largo podría estar en el siguiente balcón y así fue, abrí un poco más la ventana y logré entrar, qué fortuna, ya estaba adentro lo primero que hice fue buscar un lugar estratégico para que no me vieran, busque y solo me quedaba estar en el cuarto de Arantxa pero si ellos decidieran entrar fácilmente me verían, tenía miedo y estuve a punto de dar marcha atrás pero no lo hice, tenía que hacerlo. Entre tanta búsqueda opte por buscar su ropa interior y di con ella, maravillado estaba ahí pensando en cómo la vería en ese día así que sin más lo dejé en el cajón la prenda que tomé y me dirigí al cuarto de su mamá, su ropa era algo tradicional a lo que ya venía viendo pero me sorprendió encontrar casi escondido un vibrador en su cómoda, alguien tenía que satisfacerla y ella lo hacía, lástima es muy guapa pero no iba por ella si no por su hija.

La hora llego y toco actuar. Me escondí debajo de la mesa así que no parecería loco estar ahí cubriéndome con todo el mantel sabiendo que Arantxa iba a llegar con su amiga y el vecino a coger y sabía que no iba a notar ese detalle, tocó esperar un rato más, vi la hora y sabía que en cualquier momento entrarían esos tres. Me entraba morbo y la adrenalina hacía que mi pene estuviera erecto a más no poder sabía que vería algo en primera fila y no algo común sino un semejante trío con un señor que es casado y dos jovencitas de muy buen ver algo como pasan en las películas pero ahora me tocaba verlo con lujo de detalle. No pasó ni 10 minutos cuando escucho el abrir y el sonido de unas llaves al otro lado de la puerta; eran ellas, si Arantxa está bonita y con ese hermoso cabello lacio su amiga la superaba por mucho, era un ángel o más que eso. Su delicada piel blanca con el cabello totalmente negro la hacía toda una belleza y esas medias hasta arriba ponían en el pedestal a esas dos bellezas que por suerte el vecino iba a tener a disposición no lo podía creer, qué suerte tienen algunos desgraciados, pensé.

Entraron y sin más la amiga pidió el baño para acomodarse y arreglarse un poco mientras Arantxa le decía “Tómalo mientras yo le mando mensaje a este que ya estamos aquí...” eso me excitó a más no poder sabía que si hacía el mínimo ruido estaría gravemente en problemas así que solo me dediqué a ver y escuchar. Su amiga apenas salió al baño le dijo a Arantxa que estaba un poco nerviosa, Arantxa le comentó que ella haría todo que de eso no se preocupara ya que solo iba a ver y si gustaba podría participar. Ella le encantó la idea pero por mientras solo quería ver a su amiga ser embestida por alguien mucho mayor a ella. Ahí escuché que le decía “Oye Arantxa y ¿qué se siente hacerlo con alguien mayor?” A lo cual ella respondía “De lo más rico, algunos lo tienen chico pero saben cómo hacerlo aparte tú tienes el control de la situación sabiendo que mucha gente te tiene como buena niña y eres lo contrario eso lo excita aún más” de solo escuchar eso ya no podía y sabía que tenía que masturbarme si o si pero no podía estaba bajo las cuerdas creo que era mejor poner mi GoPro e irme pero ya era demasiado tarde ya estaba ahí y estaba muy limitado. Tocaron a la puerta y era el vecino, entró y soltó una pequeña risa para proseguir con un “Madre mía, lo que haré hoy nunca lo olvidaré” Arantxa solo sonrió y presento a su amiga Eva (así se llama su amiga) se saludaron y el muy imbécil ya sabía a lo que vino y no perdió su tiempo, se sentó, se quitó el cinturón y bajo su pantalón para dejar ver su miembro mientras Arantxa le dijo “Ya era hora recuerda tenemos un rato porque tenemos que salir” mientras decía eso se metía aquel miembro a la boca, Eva se quedó a un lado del vecino lujurioso mientras esté la abrazaba y cerraba sus ojos.

Arantxa era toda una profesional haciendo sexo oral debajo de la mesa se escuchaba esas succiones con saliva que solo las masters sabían hacer. Veía a Eva de piernas cruzadas y en otro momento de piernas abiertas, sabía que quería meterse mano pero se contenía. Arantxa lo notó y le dijo “Eva ven, te toca” ella bajo y solo le dio un sorbo a la punta del miembro, ella vio a Arantxa con una seña de que le gustaba y las dos comenzaron a lubricar aquel pene al mismo tiempo, el vecino sin más solo acostó su cabeza y lo disfrutaba díganme qué hombre no. Ahí escuchaba esas succiones que esas dos chicas hacían hasta que Arantxa le dijo que ya estaba lista para ser embestida, el vecino le ordenó quitarse la ropa y así fue. Quién viera esos pequeños cuerpos delicados haciendo lo que un señor les pedía, primero se quitaron la blusa y luego la mediana falda que se cargaban y se dejó ver las pequeñas tangas que usaban, las dejó como unos ángeles aunque Eva tenía mejor cuerpecito las dos eran un absoluto manjar de dioses. La tanguita de Eva me fascinó demasiado que ya no podía aguantar al ver su orilla negra y un rosado algo oscuro que dejaba ver su delicioso trasero blanco mientras la de Arantxa era una color morada de encaje nada mal. Se subió encima Arantxa y comenzó a cabalgar y moverse muy rico como ella sabe hacerlo, Eva se recostó en el sillón y se comenzó a tocar los pechos mientras veía a su amiga ser penetrada. Así siguió un rato Arantxa hasta que el vecino la puso en cuatro contra la pared, sus pequeños quejidos comenzaron a excitar a Eva que sin más se acercó donde estaba su amiga y comenzó a rosarla con sus manos firmes, ambas tenían una cara de lujuria exquisita tan cuál jovencitas de películas para adultos. Sabían lo que hacía y le gustaba, el vecino al ver a Eva se desprendió de Arantxa y movió un poco a Eva para ponerla en la misma posición, le costó algo de trabajo pero cuando la penetro y comenzó a moverse Eva comenzó a gemir más fuerte que Arantxa lo cual hizo que el vecino le diera unas embestidas tremendas a ella, prácticamente la estaba violando y no lo culpó hasta yo lo haría.

Arantxa sabía que los gritos se podrían escuchar hasta las escaleras y optó por cerrarle la boca pero Eva solo decía “Que rico se siente” “Ah” “Siempre quise ser penetrado por alguien mayor” Arantxa sabía que tenía que callar la lujuria de su amiga así que sin más comenzó a besarla mientras decía “Estoy húmeda” el vecino entendió que comenzó a mojarse y esto hizo que Arantxa levantara a su amiga y le tocaba ella, procedió lo mismo aunque ahora Eva solo se masturbaba. El vecino pidió que ambas se agacharan porque ya tenía que salir y estaba a punto, las dos se agacharon y comenzaron a saborear aquel miembro el cual Eva estaba obsesionada, comenzó desde la punta hasta el final, parecía todo para ella mientras Arantxa solo besaba los testículos de aquel vecino y con sus manos ayudaba a Eva a tragársela hasta el fondo. Sentaron al vecino en el sillón y escuché que le dijo a Eva “Quieres que te lo meta por atrás” Eva solo dijo que si, no estaba en sus cinco sentidos y así que la puso en cuatro, escupió un poco en aquel orificio y comenzó poco a poco a meterlo. Arantxa en complicidad solo le cerró la boca ya que sabía que iba a gritar, escuché ese sonido y sabía que ya había entrado, Eva solo se tomaba fuertemente del sillón y Arantxa la sostenía de la boca para no emitir ningún sonido. Se escuchaba demasiado como la penetraba y como aquellos pequeños senos se movían demasiado rápido. El vecino se quejaba igual, mencionaba que estaba muy estrecho y le gustaba. Así siguieron un buen rato hasta que el vecino sacó demasiado rápido su miembro, tomó del cabello de Arantxa y la hincó para después disparar un buen de ese líquido espeso en la boca de esta, le pidió que no se lo tragara y le diera un poco a Eva y así fue. Se fue donde Eva estaba exhausta, la tomó de la cara y le dio un poco de semen en la boca, sin hacer gesto se lo tomó todo para luego caer rendida en el sillón. Arantxa le dijo al vecino que saliera rápido pues ya tenía que irse, se despidió de un beso y salió lo más rápido posible. Arantxa comenzó a vestirse y Eva aún estaba acostada. Le pregunto si le había gustado y le dijo que si, que ojalá se repitiera. Ambas comenzaron a vestirse para lo cual arreglaron un poco la casa para no levantar sospechas, tomaron sus mochilas y salieron. Mi oportunidad había terminado. Sabía que lo que había visto era oro puro para mi cabeza pero sabía que ya no podía estar ahí, espere unos 10 minutos para ver si no regresaban y con la misma salí por donde había entrado. Satisfacción fue cuando levante mi equipo fotográfico y me dirigí a mi cuarto. Problema resuelto ahora podré decir que vi algo que muchos desean ver a primera fila.

  • (28)
  • Compartir en redes