INICIO » Dominación

Amaestrando a mi puta

  • 3
  • 8.902
  • 8,80 (15 Val.)
  • 2

Necesitabas aprender a hacerme caso, así que te ordene que llegaras a mi casa, te sorprendiste que te abriera totalmente desnudo, pasaste saliva inmediatamente, tu mirada se quedó en mi pene y no reaccionaste durante un momento.

Te ordene que solo quedaras en ropa interior y así lo hiciste, tus manos en la espalda. te susurro que no las vayas a mover sin mi permiso, que eres mía, que tu cuerpo me pertenece, te doy un beso en el cuello y tu cuerpo se estremece, te muerdo la oreja y pegas un pequeño brinco, tu respiración me excita, se nota que el placer te está consumiendo, sueltas calor por todas partes. Acerco mi boca a tu boca y buscas con rapidez un beso, me gusta dejarte con las ganas y me doy la vuelta.

Caminó un rato, me gusta tu cara de expectación, no te has movido desde que te lo ordene, te quito tu brazier y tus senos salen al aire, te delatan tienes los pezones duros, los succiono intercaladamente y gimes, cada vez gimes más duro, ya estás en un punto donde solo eres mía. Me detengo y no me miras con agrado. Voy a tu espalda y acarició tu cola, estiró la tanga hacia arriba y vuelves a gemir, no necesito comprobar lo mojada que estás porque una gota recorre tu muslo. Te doy un azote en la nalga derecha. No me vas a volver a tratar de igual Si, dices Sí que, y te doy otra azote que se empieza a marcar en tu piel Sí amo.

Detengo los azotes y jalo tu cabeza hacia atrás, te doy un beso que correspondes con gran pasión. Meto mi mano por tu tanga y froto tu vagina, estas mojadisima, caliente, te masturbo un poco y tus piernas te quieren fallar, saco mi mano y la llevo a tu cara, la seco en tus labios, en tu frente, en tus mejillas, en tu nariz, ahora todos tus fluidos están en ti. Te pregunto al oído que eres. Tu amante, no acabas de responder eso cuando dos azotes caen en tus nalgas. Eres mi puta te digo y te doy otros 3 azotes en la nalga derecha. Quítate la tanga te digo, haces caso sin pensar y te digo que te masturbes, tu cara suelta una sonrisa y pronto empiezas a gemir, cojo tu tanga mojadisima, la escupo y te la doy en tu boca, ahí la vas a cargar.

Doy dos azotes en cada seno y te llevo a la pared, levantó una de tus piernas y te penetro totalmente, gimes cada vez más y yo cada vez te doy más duro, tu boca esta entre abierta y tus ojos empiezan a mirar hacia arriba, tu cuerpo se estremece y tienes un orgasmo que inunda todo mi pene, me molesta que te vengas sin mi permiso pero me excita mucho tu placer, lleno tu vagina de mi semen y escupo en tus senos, caes sentada del agotamiento, te levanto la cara, retiró la tanga de tu boca y te digo que descanses, que ahora se viene el castigo por no pedirme permiso para correrte.

Busco mujer bogotana para que sea mi perra.

[email protected]

(8,80)