INICIO » Confesiones

Mi tía Clotilde y Eva en la pensión Soto

  • 5
  • 12.603
  • 8,83 (30 Val.)
  • 0

Durante tres meses disfrutaba de las dos una madura y la otra su juventud, la experiencia de mi tía Clotilde de 48 años en el sexo en su cama y la mía ahora estaba más alegre siempre con una sonrisa para todos en la pensión antes de mi llegada la falta de no tener una buena verga la había vuelto muy amargada y luego estaba Eva con sus 23 años con su juventud era muy insaciable siempre queriendo aprovechar cualquier momento y lugar para tener sexo.

Durante todo ese tiempo había logrado que mis mujeres hicieran lo que yo quisiera siempre pero cuando ingrese a la universidad ahí empiezan los problemas cuando vinieron mis padres a Lima.

Mi tía Clotilde también estaba muy nerviosa con su llegada a la pensión imagino que sería por su cargo de conciencia al mirarlos a los ojos en especial con mi madre que era su prima y siempre le recomendaba mi cuidado cuando la llamaba, de sólo imaginar que se enteré ella y la familia que ahora su hijo era su marido la tenía con mucho temor.

Estábamos conversando en la sala cuando bajó las escaleras Eva toda hermosa los ojos de mi papá brillaron al verla , ella también sabía de la llegada de mis padres y se presentó sola muy amablemente diciendo lo mejor de mí, vi como la miraban mi madre y tía. Ahí mi tía me dijo que la acompañe un momento a la cocina para ayudar a traer unos bocadillos.

-¿Qué tiene Eva que se mete en una reunión de familia así no más? ¡Mañana mismo le digo que se largue de mi casa .estos días te he visto muy pegado a ella!

No podía permitir eso ella también era mi mujer así esté muy celosa mi tía tenía que demostrar ahora quién mandaba siempre.

-No la puedes botar porque si no yo también me voy de acá y esto se termina ahora mismo si ella me gusta mucho al igual que tú pero si la botas me voy con ella.

Mis palabras le cayeron como un balde de agua fría, yo sabía muy bien que ella siempre me obedecía estaba totalmente dominada por su sobrino y de eso yo siempre abusaba cogí su mano y lo puse sobre el bulto de la verga que la tenía completamente loca y su mirada de ira se doblegó.

-¿Entonces también estas con ella al mismo tiempo que conmigo?

Si le contesté y que de ahora en adelante no quería peleas entre ellas y lo tuvo que aceptar, rápidamente tuvimos que separarnos cuando se abrió la puerta y entró mi madre.

-¿Roberto dime la verdad tú tienes algo con esa muchacha? Te dije bien claro que tú vienes a Lima a estudiar y no a buscar mujeres.

Ya no era el mismo muchacho que había salido de mi casa y también se lo hice saber a mi mamá y le dije que sabía muy bien lo que tenía que hacer y para empezar ya había ingresado a la universidad como se lo prometí y les di un beso en la mejilla, ella volteó la mirada y le preguntó a mi tía por Eva y yo esperaba su respuesta al igual como mi madre.

-Si María es una buena chica también estudia en la universidad y fue ella quien lo ayudó mucho a tu hijo para que pueda ingresar porque estudiaron juntos.

Cuando mis padres tuvieron que volver, estaban muy contentos y prometieron que volverían más seguido a visitar, en un momento a solas mi papá me felicito por Eva mi enamorada su belleza lo había cautivado.

Mi madre no se cansaba de agradecer a su prima por cuidarme y que siempre estarían en contacto y le dio un abrazo a Eva y le dio las gracias por haberme ayudado ella no entendía pero le siguió la corriente y fuimos a dejarlos al aeropuerto, Eva era ahora mi enamorada y estaba muy feliz por ello ya no tenía porque temer por mi tía ahora también debía hablar con ella sobre Clotilde ella también era mi mujer.

Al llegar a la pensión después de dejar a mis padres sólo porque mi enamorada se fue a la universidad fui a buscar a mi tía para darle las gracias y la encontré leyendo un libro estaba triste por los últimos acontecimientos besé su cuello y di vuelta para que empiece a disfrutar de lo que también era suyo

Bajó el cierre del pantalón y sacó rápido lo que había cambiado su vida tan monótona y fría su lengua la pasaba por el glande y después lo engullo por completo, ese era su especialidad el sexo oral su boca subía y bajaba por el falo y cuando había alcanzado su máxima erección ella sola se volteó y puso a mi disposición sus enormes nalgas.

-Tía querida esta siempre será tu pinga así exista o no Eva. Te quiero mucho.

Y la penetre de una vez su chucha estaba bien caliente y mojada como siempre, yo estaba quieto atrás de ella y sus movimientos de caderas era sensacional ahí estaba con toda su experiencia se movía para su macho.

-Ahhh miii papitoo quee ricoooo

La incliné un poco más adelante para mejorar la penetración a mi tía y siga con sus rápidos movimientos de caderas y disfrutar ambos pero también había que ocuparse de su culo recién desflorado y cambié de agujero y fui para adentro ahí se quedó unos minutos quieta hasta que lo tuvo todo dentro de su esfínter.

Luego de acostumbrarse a tenerlo en su ano empezó otra vez con sus movimientos y no se detuvo hasta que llegue a eyacular en su culo.

-Aggg siii ohhh ereees lo mejor ohh

Ella también soplaba y gemía cuando me sintió mojarle los intestinos con mi leche caliente y nos fuimos a bañar juntos mientras seguíamos besando y volvimos a repetir a tener sexo una vez más.

(8,83)