INICIO » Orgías

Nuestra amiga argentina corrompiendo a su amiga pendeja

  • 12
  • 9.301
  • 8,90 (10 Val.)
  • 3

Obvio, hablo de Valen, con quien ya conté todo lo que hicimos, para los que no lo leyeron, se los resumo.

Tengo una amiga que tiene un hermano, Migui, 18 años, y lo conozco desde chiquito. Está de novio desde hace 4 años con Valen, también 18 años, chiquita, pero preciosa, flaquita, muy linda.

Todo lo que hicimos ya lo conté en relatos anteriores, pero para seguir resumiendo, hasta que aparecí yo solo habían cogido solo entre ellos, hasta que me metí en sus vidas:

1) Hicieron su primer trío conmigo.

2) Valen paso la primer noche con una mujer (o sea yo y le re gusto).

3) Valen y yo cogimos con otros dos chicos todos juntos (era la primera vez que Valen lo hacía).

4) Migui me cogió un par de veces (después del trio) obvio, Valen ni lo sabe, y fue la primera vez que la cago con otra mina.

Bueno, pasada la introducción, como ya lo conté, Valen resulto ser re trola, y reprimida, con fantasías que quería cumplir, pero no tenía con quien (hasta que aparecí yo) y me di cuenta que le gusta la pija y las conchitas más que el café con leche.

Pero mi idea, las ideas de mi cabecita loca, que como estoy al pedo, pienso mucho en estas cosas, es hacerla, bien, pero bien trola, que sienta esa adrenalina putezca que siento yo y me hace calentar (ante determinadas situaciones), y que sé que a ella le gusta sentir.

Ayer, sábado me llama Belu (para quienes no saben quien es les resumo de nuevo: amiga mía, sus viejos viven en el interior y le bancan todo, pero es una enferma de gastar plata, y cuando no le alcanza se prostituye, pero siempre con “sus clientes” y aunque a mi la plata no me hace falta, varias veces, cuando pedían más de una chica, me prostituí junto a ella, cosa que me daba una adrenalina distinta, por el solo hecho de hacerlo por plata).

Me voy mucho en detalles.

La cosa es que ayer, a la tarde, temprano, me llama Belu y (no les voy a copiar todo el whatsapp, porque sería muy largo) solo me dice, que por favor, le haga gamba de nuevo con dos chicos de más o menos 30 años, que la habían llamado y a ella, en esta época del año, esa plata ¡no le venía mal!

Yo a esos chicos no los conocía, pero hacer de puta con ella, me calienta, y mucho, porque aparte, mientras nos cogen siempre estamos juntas, o mientras los chicos se recuperan entre nosotras solitas, nos seguimos calentando.

Como yo, ya lo había hecho con ella, y varias veces (mi viejo se llega a enterar que juego me hago, que me pagan por prostituirme, me da una patada en el orto, que no se donde termino, porque la verdad me da todo, no me hace falta, pero me gusta hacerlo, pero con ella, así, con gente que ella conoce).

La cosa es que le dije que si, y ahí empezó a trabajar mi cabecita loca y me dije: “la voy hacer laburar de puta a Valen” y cuando me propongo algo, como soy una caprichosa de mierda y consentida, ¡siempre lo consigo!, pero no sabía si llevarla engañada (o sea no decirle que iba hacer de puta, o avisarle antes).

Por un lado si le avisaba antes corría el riego que me dijera que no, pero si no le avisaba, iba a dejar de confiar en mi (perdón por tantos detalles, pero me gusta contar así las cosas).

La cosa, es que me decidí, contarle la verdad, antes que desconfíe de mi, y les copio (como hago siempre), lo más importante de lo que hablamos:

Yo: Valen, desde que nos conocimos, cumpliste todas las fantasías que tenías ¿o no?

Valen: si, nena sos ¡re trola!, cogimos juntas con dos flacos, pasé una noche ¡con vos!

Yo: Y te gusto todo, yo sé que si.

Valen: y si nena, ¿no te diste cuenta?, hacía tiempo que quería algo más que solo coger con Migui, pero no se me daba o no sabía con quién hacerlo hasta que te conocí ¡putita!

Yo: ¿putita yo? Vos no te quedas atrás nena, te hice eyacular por primera vez en tu vida y estabas re loca ¡trolita!

Valen: y si nena, me pusieron re loca, estaba ¡re caliente!

Yo: y hoy ¿qué vas hacer?

Valen: nada, lo de siempre, salir con Migui, coger y volver a casa

Yo: te propongo algo, que nunca hiciste y estoy segura que alguna vez fue tu fantasía, porque si me decís que, no, no te lo creo.

Valen: uy, te tengo miedo forra, siempre me terminas convenciendo.

Bueno le cuento lo de Belu, nada, que tengo una amiga, que no es que sea prostituta, pero cuando le hace falta, con “sus clientes” lo hace por plata y yo algunas veces, lo hice con ella.

Valen: forra, sos re trola, no me digas que lo hiciste con pibes que no conocías y solo por plata, como una puta.

Yo: si, nena, y esa adrenalina que da hacer de puta, donde esperan todo de una, digo, vas a un lugar donde sabes que te van a coger y por plata, con lo que te tenés que dejar hacer lo que quieran, y lo haces, porque fuiste a eso, a jugar (para mi es un juego), donde hago bien de trolita.

Valen: que se yo nena, la verdad, te confieso, siempre pensé en lo que se siente ¡cuando una hace eso!

Yo: Bueno hoy a la noche te vas a sacar las dudas.

Valen: ¿qué?

Yo: si, nena, me llamo Belu, que la llamo “un cliente” de ella, para ir a su casa con un amigo (que ella ya lo conocía, porque ya la habían cogido entre los dos, pero esta vez querían dos chicas).

Yo: me llamo Belu, y como estoy al pedo y “jugar a ser puta” me gusta le dije que si, pero si le decimos que en vez de ser dos chicas somos tres le sacamos mas guita y te sacas la duda de lo que se siente ¡hacer de puta!

Nada, no me contestaba ¡nada!, pero me quede esperando, al rato me manda un mensaje.

Valen: nena, ¿me estás diciendo que haga de prostituta?

Yo: bueno algo así, es como coger, con chicos que conoces esa noche, con la diferencia que ya tenés referencia y encima en la casa de una amiga mía, pero por plata, jugando a ser bien putas, dale nena, anímate, estas cosas no se dan siempre.

Valen: que se yo, me estas volviendo loca ¡nena!, me estás haciendo hacer de todo.

Yo: no nena, vos lo haces porque te gusta, ¿o no?, jamás te obligue hacer nada, ¿o no?, es más te estoy siendo sincera y te cuento de entrada como es la cosa.

Valen: no se nena, la idea esta buena, pero ni sé como hacerlo y tampoco si me animaría.

Yo: nena, hacerlo es re fácil, solo tenés que hacer lo mismo que hacemos Belu (que es re copada) y yo, nada más, anímate, ¡no perdes nada!

Otra vez pasa un rato sin respuestas, hasta que me manda un WS y me dice:

Valen: Caro sos ¡una HIJA DE PUTA! me haces calentar con tus ideas, es más recién fui al baño y termine masturbándome con solo pensar ¡lo que me propones!

Yo: entonces ¿es un sí?

Valen: y si, nena, ya me calentaste, y a Migui, como me dijiste el, otro día, y como estamos con finales le digo que al final me junto a estudiar en la casa ¡de una amiga!

Yo: Ok, pero mira que te tenés que ir vestida ¡bien puta!, con una pollerita re corta, tenés de esas ¿no?

Valen: sí, tengo un escondida que nunca me la puse porque quedo casi ¡en bolas!, pero si salgo así de casa mis viejos ¡me matan!

Yo: que forra que sos ¡nena!, ponete esa pollerita y arriba una más larga, yo hago lo mismo, si salgo en bolas mis viejos también ¡me matan!

Valen: OK, dale nena, ¿a qué hora pasas?

Yo: no sé, te aviso.

Hablo con Belu, y le digo que voy con una amiguita nueva, que era la primera vez que lo iba a hacer, así que hable con los chicos y les diga que en vez de dos, íbamos hacer tres chicas, y les saque más plata.

Bueno, ahora empieza la noche.

Voy a mi cuarto, me pongo una pollerita de cuero (de esas que tengo escondida), re corta, pero re corta en serio y súper ajustada, que me marcara bien la colita parada que tengo, una blusa (obvio sin corpiño) y arriba una pollerita más larga, para salir de casa.

Me subo al auto, en el camino, me saco la pollera más larga, la voy a buscar a Valen, también se saca la pollera más larga, y se queda con su pollerita cortita, ¡más que la mía!, la puta se lo tomo en serio, estaba casi ¡en bolas!

Llegamos a lo de Belu, y Belu también estaba con un vestido re cortito, bah, las tres casi en bolas.

Obvio llegamos un rato largo antes que los chicos, le preguntamos a Valen si tenía corpiño, nos dice que si. “Nooo forraaa, sácatelo”, (le decimos) no se puede perder tiempo, nos hace caso, se saca la blusa, el corpiño, nos miramos con Belu y fue más fuerte que nosotras, cada una le empezó a besar una teta a chupársela, a comérsela, Valen se empezó a calentar, le metí mi mano en esa hermosa conchita que tiene, hasta que sin que ella lo piense le hicimos ¡acabar! (Es re puta y re lesbiana la pendeja).

Al rato llegan los chicos, entran al departamento, yo la miraba a Valen y la verdad era como ¡no sabía que hacer! Yo sí, porque ya lo aprendí, aparte no era toda la noche solo un par de horas, nada más…

Uno de los chicos, me toca las tetas y me dice: “a ver ¿cómo andamos por acá?” a Belu le hacen lo mismo.

Y yo, cumpliendo mi función de putita le digo: “y por acá ¿cómo andamos?” y le meto la mano sobre la pija, que ya la tenía bastante parada, y Valen estaba parada sola, como una boluda sin saber ¡que hacer!

La agarro y juntas les empezamos a tocar la pija a mi chico, le desabrochamos el pantalón, se lo bajamos, también el bóxer y entre las dos de rodillas en el piso, mientras con Valen, nos besábamos y nos íbamos sacando la ropa, le empezamos a chupar bien la pija (que no estaba nada mal).

La cosa es que Valen, ya estaba, digamos en el “clima de putita”.

Belu hacia lo mismo, de rodillas en bolas pegándole al otro chico una flor de chupada de pija.

Yo le digo a mi chico: “¿así te gusta bebé?” obvio me dice que si, que siguiéramos ¡así!

Bueno se las seguimos chupando un rato hasta que yo re loca y para que Valen vea como era la cosa le digo a mi chico: “¿nos querés coger?”, la cara de Valen, pero me hizo caso hacia lo que yo le decía.

Bueno la cosa es que nos vamos los cinco a la cama y obvio yo quería ¡que se la cogieran a Valen por plata!

Nos acomodamos y la hice acomodar a Valen de tal manera que se la coja nuestro chico, mientras yo la besaba y la tocaba toda, ¡y así pasó!, nuestro chico se la empezó a coger, yo a besarla en la boca, a besarla en las tetas hasta que llegue a besarle la concha mientras se la cogían, ella solita puso sus piernas sobre el hombro de nuestro chico, así sentía más la pija, y yo seguía chupándole la concha, hasta que Valen, termino acabando ¡como una yegua!

Ah a Belu también se la estaba cogiendo ¡el otro chico!

Fue todo rápido, cambiamos, y a mi me empieza a coger el chico que se la estaba cogiendo a Belu, Valen solita, me empieza a tocar, besar la concha ¡y todo eso! Yo estaba ya en cuatro y como siempre ¡muy caliente!

Para no hacerlo tan largo, los chicos terminaron acabando y Belu y yo ¡también!

No sé cómo fue que se dio la cosa, la verdad que la calentura me hace olvidar algunas cosas, pero mientras los chicos se recuperaban, nos empezamos a tocar las tres, a besarnos, como tres lesbianitas, cosa que los hizo calentar ¡enseguida!

Lo que me acuerdo es que con Belu ya estábamos haciendo el 69, y los chicos se acercan y nos empiezan a meter la pija en las conchitas de nuevo, mientras Valen se entretenía ¡con nosotras dos! Y nos cogieron y acabaron de nuevo, ¡nosotras también!

Ya había pasado más que el tiempo pautado “es decir cobrado” y Belu como la tiene re clara en esto les dice: “bueno chicos, ya cumplimos y creo que bien y el tiempo pasó”.

No dijeron nada, se vistieron, nos pagaron ¡y se fueron!

Pero nos quedamos las tres casi, ¡bah en bolas! Y con ¡buena onda!

Nos fuimos, sin decir nada a la cama de nuevo, y como siempre nos empezamos a besar entre las tres, cada una le metía el dedo, los dedos en la conchita a la otra, nos comíamos, las tetas, hasta que terminamos acabando ¡las tres juntas!

Le pregunto a Valen: “y forrita ¿te gusto hacer de puta por primera vez?” Y me dice: “forra, ni me lo preguntes. ¿No te diste cuenta?”

Belu, que no es ninguna boluda y también les gusta las chicas, mientas yo hablaba con Valen (que fue más largo que lo que conté), saca una pija de goma ¡de su mesa de luz!

Valen acostada boca arriba, se la empiezo a chupar y me dice: “NOOO FOORRAAA ya está por esta noche”, no le hago caso, se la sigo chupando igual, estaba ella, re caliente, estaba toda mojada y mientras se la chupaba, Belu le empieza a meter el consolador. “NOOO”, eso decía Valen “NOOO, ¡tan trola no soy!”

“Si nena, sos re trola” es lo que le decía yo, hasta que entre las dos la hicimos ¡acabar!

Mi idea era quedarnos las tres juntas a dormir, pero entiendo Valen es pendeja y los viejos la controlan más que a mi, así que nos quedamos un rato y nos fuimos, pero ya eran como las 6 de la mañana.

Bueno, ya no sé qué cosa nueva hacerle probar a Vale, al menos nos llevamos plata que no viene mal, y ella fue la primera vez que lo hizo por plata.

(8,90)