INICIO » Fantasías Eróticas

Playa caliente

  • 4
  • 5.848
  • 9,25 (4 Val.)
  • 0

Nos pusimos de acuerdo un amigo voyeur y yo para hacerle una sorpresa-travesura a Vero y ésta consistía en vernos en la playa, obvio, sin que ella lo supiera.

Así que pusimos manos a la obra y le dije a Vero de ir a la playa un día entre semana para relajarnos, ya después de dejar a los niños en la escuela. Nos fuimos a una playa alejada y solitaria, allá pusimos nuestra sombrilla de playa y toallas tendidas en la arena, ella hermosa en su traje de baño de dos piezas se tendió en la toalla a tomar el sol, yo checando el reloj y ya cerca del momento, le dije ‘se me antoja darte un masaje, ponte boca abajo’, ok, dijo ella. Le cubrí su cabeza con su pareo así que se relajó y no podía ver nada, el amigo se acercó sin hacer ruido desde lejos lo vi venir y comencé a darle masaje a Vero, comencé con sus hombros y espalda, suave pero firme para que lo disfrutara.

El amigo llegó hasta donde estábamos nosotros, ya sabía lo que tenía que hacer, así que yo me separé un poco y él ocupó mi lugar, siguió masajeando a Vero, la espalda las piernas se las acariciaba de una manera sensual, subía su masaje hasta las nalgas, le desabrochó el sostén de la parte de atrás para tener su espalda totalmente desnuda y libre, para continuar con las caricias y así lo hizo pero se empezó a enfocar más en las nalgas que a decir verdad, son un manjar, cuando subía sus manos por la espalda recorría los costados hasta tocar los senos y ella sólo se dejaba hacer, de vez en cuando soltaba un suspiro o un gemido rico, señal de que lo estaba disfrutando, el me miro y tomo los tirantes de su bikini buscando la aprobación para desabrocharle y yo asentí con la cabeza.

Él le desató el bikini, y se lo hizo hacia abajo dejando a la vista sus nalgas redondas firmes y carnosas, producto del ejercicio, no se la pensó mi amigo, y le comenzó a acariciar sus redondas nalgas, las masajeaba, las separaba y se le veía sus pliegues hermosos del ano, me voltio a ver buscando mi aprobación y ya no espero respuesta y clavo su lengua en sus pliegues, mordisqueaba las nalgas, cosa que a Vero le prende mucho, le lamía le besaba y mordisqueaba de una manera rica, ella gemía y se retorcía disfrutando cada beso cada lamida, cada caricia, ella levantaba su trasero en señal de que le gustaba, y el aprovecho para lamer su vagina, pasar su lengua por los labios vaginales y disfrutando los jugos que emanaban del interior caliente y excitado, él no se lo pensó y hundió su boca en la vagina de ella pegándole una mamada rica a su vagina, le pasaba la lengua desde la vagina hasta el ano, mientras sus manos acariciaban y en ocasiones rasguñaban la espalda, y Vero, sólo gemía!!! Se retorcía y se entregaba al placer, se dejaba hacer!!!

El se metió un dedo a la boca para llenarlo de saliva y comenzó a estimular su ano, con el dedo índice y con el pulgar, jugueteaba su vagina, la empezó a penetrar con los dedos y ella disfrutaba de las caricias, el se colocó hincado entre sus piernas y con un bulto entre sus piernas, se sacó su pene, muy erecto y se lo comenzó a tallar por sus nalgas, en medio de ellas, rozando su ano y resbalándolo hasta sus labios vaginales, ella sentía lo tibio de su pene rozar las nalgas, su ano y su vagina lo que provocaba que se estremeciera y se excitara cada vez más, era una delicia observar como ella se retorcía de placer y el bien erecto disfrutaba todo lo que le hacía.

Él se levantó me agradeció y se retiró. Ocupe su lugar y comencé a penetrarla analmente aprovechando que ya estaba bien caliente y estimulada, el, sólo observaba a distancia, se masturbo, eyaculo y se marchó, su gusto es el voyerismo, mientras yo embestía cada vez más fuerte a Vero, y ella, ya de plano en la posición de perrita se acomodó en la toalla y se empujaba hacia atrás, para recibir mi verga en todo su esplendor, así estuvimos hasta que eyacule dentro de ella, ufff, nos tiramos en las toallas y caímos rendidos!!!

Ahhh me dio un beso muy placentero y me dijo ‘que ricas caricias que rico masaje, que rica cogida mi amor!!!’.

Ufff si supiera!

Espero les guste, saludos!

(9,25)