INICIO » Categoría » Una de las veces que me he masturbado

Una de las veces que me he masturbado

  • 4
  • 6.061
  • 8,89 (9 Val.)
  • Con dos dedos frotando sobre mi botoncito que poco a poco iba sobresaliendo cada vez más, fui aumentando la velocidad, hasta llegar a estar totalmente mojada, necesitaba meterme algo, me chupé un dedo metiéndolo un rato en mi boca para después llevarlo a mi coño e introducírmelo

    Estaba un día en el sofá aburrida, mirando una propaganda de productos alimentación y demás, deje la propaganda en la mesa camilla y pensé que hago...

    Porque no ver una película x, entonces me fui al dormitorio me vestí, me arregle un poco y salí camino del video club para alquilar una.

    Como soy un caso tuve que volver a casa porque había cogido el bolso sin mirar si llevaba la tarjeta, menos mal que está cerca. Al llegar introduje la tarjeta en la máquina y empecé a mirar las que había dude entre unas cuantas y al final escogí una que si no recuerdo mal era “Nacho el rompe culos”, como me gusta el sexo anal y me hizo gracia el titulo la alquile.

    Al llegar a casa ya estaba impaciente, me fui al cajón de mi mesilla de noche y cogí uno de mis vibradores, es de color blanco de unos 20 cm y nos dos dedos de ancho, y ya también me quite el vestido y medias, tanga y sujetador, vamos que me quede desnuda.

    Para los que no lo sabéis mido 1.66 peso unos 55 kg, soy morena clarita, ojos castaños, mi pecho es mediano, pero firme, de pezones pequeños y rosados, no tengo mal tipo aunque tampoco soy nada especial, mi culito es un pelín respingón y me depilo mi coño dejando solo vello en lo que sería la anchura del tanga.

    Bueno me fui al sofá puse la película y la empecé a ver, jolín con el Nacho, mujer que pillaba mujer a la que penetraba por todas partes además bien dotado y una buena polla es algo que me pone mucho, tenía los pezones duros y comencé a acariciármelos pesquisándolos suavemente, pronto note que estaba húmeda y mi mano dejo los pezones y se dirigió a mi clítoris.

    Me lo acariciaba suavemente sin prisa, con dos dedos frotando sobre mi botoncito que poco a poco iba sobresaliendo cada vez más, poco a poco fui aumentando la velocidad, hasta llegar a estar totalmente mojada necesitaba meterme algo, me chupe un dedo metiéndolo un rato en mi boca para después llevarlo a mi coño e introducírmelo, entro muy fácil normal estaba muy mojada, me lo metía y sacaba rítmicamente disfruto como una loca haciendo eso. Me saque el dedo de mi coñito y lo volví a lamer, esta vez con un rico gustito a coño, y volví a bajarlo pero esta vez para metérmelo en mi culo, la acaricie también un poco y después empecé a presionar para metérmelo, no me costó mucho ya que también dilato bastante bien analmente. Así estuve un buen rato hasta que de nuevo mi coño me volvía a pedir guerra esta vez eche mano de mi vibrador, lo lamí bien lamido pasando la lengua por todo el aparato, lo puse en marcha y me lo puse tocándome los pezones que aún se me pusieron más duros, de ahí pase a ponerlo sobre mi clítoris, me abrí todo lo que pude para notar bien la sensación estaba realmente cachonda, movía el vibrador de arriba abajo para restregarlo por todo mi coño.

    Tenía el coñito realmente empapado y unas ganas locas de meterme el vibrador, comencé a mételo y sacarlo, moviéndolo rápidamente mientras movía mis caderas a ritmo de entrada y salida, gemía sin parar y no paraba de follarme con el vibrador.

    Me lo metí hasta en fondo y lo deje allí, disfrutando de sus vibraciones totalmente abierta, me tocaba con las manos las tetas, las apretaba y tiraba de mis pezones, mientras me mordía los labios de placer, sin parar de tocarme las tetas, baje una de mis manos hasta mi clítoris y empecé a frotarlo fuerte, eso ya fue demasiado, note como todo mi cuerpo se ponía tenso, notaba plenamente el vibrador metidito en mi vagina y con una de mis manos apretándome los tetas y la otra frotándome el clítoris, no podía parar estaba muy muy cachonda, acelere el ritmo de mis manos y de mis caderas, gemía aún más, me coño chorreaba y seguí así un instante más y me vino un orgasmo buenísimo e intenso que me hizo chillar de placer.

    Poco a poco me recupere de la excitación, y pensé ha sido una buena idea el alquilar esa película he disfrutado mucho, fui al bidet, me limpie, me vestí de nuevo y me fui a devolverla.

    • Valorar relato
    • (9)
    • Compartir en redes