INICIO » Amor Filial

Alentando a mi hermana, la mayor

  • 9
  • 24.894
  • 9,00 (26 Val.)
  • 0

Hola, mi nombre por razones obvias lo cambiaré así como el de todos los personajes de aquí en adelante, todo lo que publique es real. Soy un hombre de 40 años, actualmente en proceso de divorcio, las historias que narraré son vivencias y recuerdos que iré publicando a medida que las recuerde, no están conectados unas a otras.

Soy Alberto, un hombre de 1.78 de estatura, 82 kg de peso, ojos castaños y con una calva, herencia de familia paterna y materna jajaja. Actualmente me dedico a un pequeño negocio en Valencia-Venezuela; tengo 3 hermanas dos de muy buen ver y otra pasada en kilos (muy pasada). El relato que les traigo hoy es con mi hermana mayor. La cual llamaremos Dorianny ella es docente de profesión casada con Ernesto y 2 hijos Alejandro el mayor y Victoria, Dorianny tiene 50 años pero este relato es de hace ya unos 10 al menos, por razones familiares viví con ella desde que tenía 22 años, ella es comí mamá, siempre cariñosa y muy receptiva a mis halagos y caricias quizás por la falta de atención de Ernesto su marido, un carajo muy familiar, tranquilo pero monta cachos el coño e' madre mi hermana siempre ha dicho que tiene la cara de pajuo bien administrada.

Una vez voy a su apartamento de visita (ya me había casado y vivía con mi entonces esposa en un apartamento cercano al de ellos) y me encuentro a mi hermana con una cara de tragedia, le pregunto qué pasaba y me dijo: "Ernesto lo volvió hacer" con esa expresión ya sabía a qué se refería. La abrace y le dije tranquila herma la vida es dura, pero sigue adelante eres bellísima seguro te consigues un hombre que te valore y de tu puesto de reina de belleza (en mi país la belleza de la mujer es mundialmente conocida) ella me mira y me dijo ‘ay papi tu crees que estoy como para buscar un hombre’ y seguidamente estalló en llantos.

Me sentí un poco mal y arrecho a la vez, no sé de donde me salió pero tome su rostro en mis manos la mire fijamente y le dije: "te amo y a haría lo que fuese para verte sonreír y le di un piquito" (solemos tener mucha confianza nos damos nalgadas, en ocasiones nos dejamos ver en ropa interior pero jamás un beso en los labios) ella se me quedó mirando y me dijo tan bello papi, acarició mi rostro y me abrazo sentí una extraña sensación por un lado pensé verga la cague y por otro lado sentía un impulso de dar más que un abrazo y eso fue lo que hice.

La abrace como si se tratará de mi esposa, acaricien su espalda y empecé a dar besos en su hombro y empecé a subir por el hasta darle unos besos en su cuello, hice una pausa esperando su reacción y como no dijo ni hizo nada seguí dándole besos en el cuello hasta que llegue a su oído y me aventure a susurrarle que la quería mucho, y que yo si estaba dispuesto a darle su puesto. Ella se separó lentamente de mi tomo di cara con sus dos manos y me dijo ‘yo también te quiero hermano’ y me dio un beso muy cerca de los labios. Luego se incorporó y me dijo ‘acompáñame a realizar unas compras en el mercado’.

Llame por celular a mi esposa y le comenté que si no tenía planes iba a pasar un rato con mi hermana para que no estuviera sola y que iba al mercado con ella por si se le ofrecía que llevará algo a nuestro apartamento. Me fui de allí con mi hermana y visitamos como 2 o 3 supermercados para terminar la lista de cosas que hacían falta he de decir que parecíamos dos enamorados agarrados de la mano (era normal entre nosotros) y de vez en cuando no se si consciente o inconsciente buscaba una excusa para abrazarla y darle un beso en la cabeza o en la frente, en una oportunidad ella me dice "la gente va a pensar que somos pareja herma" yo reí a su comentario y le dije "mi tío Ángel decía que el maracucho vivía con la hermana" jajaja ella soltó la carcajada y me abrazo y me dio un beso en mi quijada yo soy mucho más alto que ella, aproveche y le acaricie la espalda, seguimos con la compra y nos fuimos a su apartamento.

Subí todas las cosas y mientras las ordenaba en la cocina ella fue a su cuarto a cambiarse, en una de esa ella vino al área de servicio que está pasando la cocina y venía en pantaleta blanca de encajes a los lados y se podía entre ver que tenía el pelo de su cuca afeitado, un sostén blanco que tapaba sus grandes tetas ya que las tiene operadas (como 600 cc) y me dice no consigo la batalla de andar en la casa, yo le dije "Dios mío siempre he querido una vieja así para mi vida" ( esas palabras siempre se las he dicho en broma) ella me miro y se río, seguí guardando la cosas y ella buscaba la bata...

En eso voy al baño hacer pipí y ella entra en el baño y me dice herma no ves mi bata aquí y se me queda viendo el webo que estaba algo medio parado, el machete me mide 18 cm y 6,5 de grosor es su máxima expresión, me dice verga herma como que sigo buscando en otro lado jajaja pero no se movía creo que su mirada más de morbo que de asombro hizo que me excitara y alcanzara casi mi máximo esplendor...

Termine de orinar y busque salir del baño, ella salió conmigo y nos pusimos hablar en la cocina ella aún en ropa interior, en una de esas busco agua para beber y al volver de la nevera me pongo de tras de ella y le ofrezco agua y ella acepta le doy de mi vaso y empiezo acariciar sus brazos ella deja de beber y se relaja, me sorprendió que se puso de pie, tome algo de valor la abrace por la espalda pegue mi webo a su gran culo, estaba muy excitado, empecé a besar todo su cuello ella empezó acariciar mi brazos, repente se voltea y toma mi cara con sus manos y me dice: "herma te quiero mucho" y me da un suave piquito, la tomo por el cuello y le devuelvo el pico, otro y otro y otro hasta que en el próximo deje abierta mi boca y empecé a darle besos en sus labios primo algo cortos y tiernos luego un poco más prolongados pero siempre tiernos quería que se sincera relajada, ella suspiro y me dijo "herma" era evidente su excitación esa hembra con tan sólo besos estaba que hervía, terminé abrazándola y procedí a comer le los labios, poco a poco metía cada vez con más ímpetu mi lengua en su boca, ella correspondía a cada lengüetazo, acariciaba su espalda, tallaba mis uñas en ella a medida que mi lengua taladraba su boca, hasta llegar a su hermoso culo, el cal acaricie y amase como si tuviera en mis manos ese manjar prohibido de los dioses, metí mis manos nutre su pantaleta y las nalgas acariciaba aquel culo a mi antojo besaba su cuello y me dijo al oído que parará que eso no estaba bien... no le hice caso y metí un dedo en la separación de sus nalgas sutilmente acariciaba su culo por fuera a Dorianny se le escapo in gemido y luego otro y otro más la vi a los ojos y busque salvajemente su boca la cual devore y ella correspondía a cada beso mío.

Deje de besarla y mis manos pasaron de su culo a des abrochar su sostén, lo hice rápido y ante mi quedaron aquellos grandes misiles los cuales no tarde en devorar ella gemía y me decía que esto no podía ser que éramos hermanos... no le pare y baje su pantaleta ante mi quedo una hermosa cuca semi depilada, me hinque y empecé a comer como loco primero sus labios y luego su pepita hasta meter mi lengua en su cueva, Dorianny gemía muy bajo y acariciaba mi cabeza era evidente que le gustaba luego hizo que me parece me beso salvajemente y me dijo ‘cógeme herma, cógeme antes que me arrepienta, cógete a tu hermana... por favor cógeme..’

La monte en la mesa de la cocina la abrí de pata y fui metiendo mi webo en esa cueva deliciosa que estaba caliente y húmeda que pedía candela, empecé con un mete y saca al principio lento luego con más furia, ella gemía y se mordía los labios quería gritar pero non lo hacía. La baje y me la lleve a la sala quería disfrutar la vista de ese cuerpo que siempre vi tan cerca y tan lejos, no me lo podía creer me estaba cogiendo a mi hermana mayor la diosa que siempre soñé. Me senté en el sofá y ella se fue montando en mi me agarró el webo y jugo con la punta en su entrada y cerró los ojos y dijo en voz entre cortada: "dios herma estamos lo cos muu muuuyy loocooosss" y se dejó caer la hermana recatada tranquila y sumisa me estaba cabalgando movía ese culo rico me webo chocaba con el fondo de su cuca estaba hirviendo por dentro su cuca divina botada ese líquido de dioses resbalaba por mis bolas ella se mordía los labios en ese se arquea y me susurra "cógeme rico, hazme llegar, cógeme mi amor, hazme sentir mujer de nuevo, cógete rico a tu hermana, cógete rico a tu vieja" aceleró su cabalgata y empezó a jadear más fuerte "si mi amor que ricooo, que divino se siente, cógeme asiii silicio riiiicooo” y se vino en un orgasmo que no había sentido nunca, yo me vine con ella al sentir mi leche en sus entrañas empezó a temblar, me abrazo y empezó a temblar. Nos quedamos un buen rato dándonos besos muy tiernos.

Al rato me acomode la ropa y ella siguió en ropa interior, pasamos toda la tarde dándonos caricias y besos unos intensos otros suaves... en una me comentó que tenía sentimientos encontrados pero que lo había disfrutado mucho. Yo le dije que no estaba arrepentido de nada que ella me gustaba mucho y le confesé mis más oscuras fantasías con ella. Antes de irme nos estábamos besando y me dijo al oído que lo quería volver hacer que le volviera hacer el amor y así lo hice la cogí a voluntad en todas las formas posibles, luego llame a mi esposa y le dije que me quedaba a dormir con mi hermana ella lo entendió y pase una noche de sexo divina con mi hermana, a la mañana siguiente me dijo que ya no más que no sentía remordimientos pero no más sexo. La bese y me fui a la casa, de eso hace más de 10 años siempre que estamos solos o nadie nos ve nos damos los mejores besos de lengua... pero de sexo más nunca.

Espero sea de su agrado, cualquier comentario es bien valorado.

(9,00)