Mi suegro me preñó

Tiempo estimado de lectura del relato 5 Número de visitas del relato 5.847 Valoración media del relato 9,28 (25 Val.)
Mi suegro me preñó

RESUMEN

Mi suegro se hacía el dormido porque su pene estaba bastante despierto.

Todo empezó cuando mi esposo y yo siempre peleábamos porque no quedaba embarazada hasta que un día fui con mi esposo a ver de quien era del problema. Después de un tiempo me entregaron los resultados.

Yo estaba bien mi esposo era quien tenía el problema en ese tiempo mi esposo salió de viaje por trabajo así que estaba sola en casa pero mi suegro llego a hacerme compañía ya que él era viudo.

Además estaba sólo estaba bien conservado teniendo 60 años se veía bien yo estaba destrozada por que no sabía cómo dar le la noticia a mi esposo mi suegro me vio, completamente triste se acercó a mí.

Y como le tengo confianza, le dije ya que necesitaba desahogarme él dijo “tranquila todo tiene solución, veamos una película para que te distraigas” y pues dije “está bien pero el DVD se encuentra solo en mi cuarto”. Yo me puse mi pijama para descansar y mi suegro estaba a mi lado solo estaba checando mis senos ya que soy 36 b y sólo estaba en baby doll pero bien tapada, estábamos viendo una película de acción, terminó tarde.

De pronto y muy de repente empezó una película erótica, a mí no me gusta ver eso, así que le dije a mi suegro que ya era hora de que se retirara a su cuarto a dormir.

Pero él estaba profundamente dormido, lo deje ahí ya que la cama es grande y a mi ya me estaba venciendo el sueño cuando siento que mi suegro me abrazo, cerca de mis senos yo estaba de espaldas a él.

Mi suegro se hacía el dormido porque su pene estaba bastante despierto, la verdad es que mi marido y yo somos muy calientes así que como no estaba necesitaba mis atenciones.

No creí que ese viejo panzón y feo pudiera despertar algo en mí, pero su bulto seguía golpeando mi nalgas además de que tengo un trasero bastante bueno pude sentir como me mojaba su pene mi calzón.

Estaba empapada por sus jugos mi conchita respondió a su peticiones, porque también estaba mojándome, yo me senté y le dije “no suegro, esto está mal, como cree que se sentiría su hijo si se entera”, él se levantó y me dijo “mira ya sé cómo resolver tu pena de mi hijo y tú”, yo le dije “como” él respondió “yo te haré él bebe, al fin soy su padre es prácticamente lo mismo”, eso me confundió pero mi tiempo de ser madre era más fuerte que yo y le dije “no suegro usted cree que está bien pero no”, él me dijo “entonces por que estas chorreando”, yo le dije “la verdad quiero a mi bebe, pero con una condición” él dijo “cual”, “esto será nuestro secreto además de que ayudaras con él”.

Él se puso contento se quitó la ropa y vi un pene firme y babeando además que tenía una protuberantes bolas en su pene y le dije “y eso que es”, el respondió “es una cosa que jamás habías visto pero ya verás que función tiene”.

Yo estaba caliente al verlo así empezó con rico 69 que me dejo a la mitad de mi orgasmo él se quejaba como diciendo que se iba a correr esas bolas en su pene se sentía raro, yo me quite y le dije “lo vas a hacer bien o busco a otro”.

Él se tranquilizó y seguimos ahora yo estaba lista para la fecundación su pene era rígido como piedra sin importarme que había tomado Viagra para estar así de potente el maldito viejo se las había ingeniado para que yo cayera.

Estaba sobre su pene encima y sus protuberancias me llevaron a que yo me corriera el igual estaba a punto y me dio la vuelta recostándome boca abajo mientras yo le decía “hazme él bebe” sentí como su semen entraba en mi, sus bolas en su pene las sentía era como un consolador deforme eso, me hizo tener otros orgasmo porque esas cosas se sentían muy bien.

Era como un fuerte masaje por dentro además que topaba hasta el fondo tanto sentir esas cosas me provocaron otro orgasmo eran mejores que esos condones con bolitas por fuera.

Ya teníamos bastante tiempo yo sufría y gozaba además, no me acordaba que por tanto estrés esos días, estaba en mi días más fértiles cuando recordé le dije “ya lléname”.

Pude sentir de tanta sensibilidad que tenía el chorro de semen que tanto tiempo estuvo dentro de él además que entraba en mi, así me quede llena de mi suegrito fue tanto que nos dormimos así pegados y más por esas bolas en su pene.

En la mañana desperté y pensé que había sido un sueño pero mi sorpresa fue ver que estábamos pegados como los perros, seguía adentro de mi, me despegue de él, me levante y vi como escurría su semen sobre mis piernas.

El despertó su pene estaba bien parado lo acaricie y le dije “suegro es hora de seguir haciendo su nieto o hijo como guste”.

Tome su pene me puse encima y me senté en él quería sentir esas bolas adentro otra vez, yo estaba muy ardiente que no le di más importancia hice que se corriera rápido ya que en la tarde llegaba mi esposo.

Después de eso paso un mes, a mí no me bajaba no le tome mucha importancia pero me acorde que había sido mi suegro ahora obviamente no le dije a mi esposo que era estéril me hice una prueba de sangre y resulto que sería madre de mi primer bebe le dije a mi esposo que sería papa y mi suegro ahora sabía que sería abuelo pero en realidad es el padre además de ser mi hombre.

Comparte este relato

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar