INICIO » Voyerismo

Fin de semana con papá

  • 7
  • 11.327
  • 9,60 (25 Val.)
  • 1

Soy hija de padres separados así que ese fin de semana me iría a la casa de la playa con papá. Invité a Sandra mi mejor amiga, ambas tenemos 18 años, es morocha de pelo ondulado, muy buena figura y hermoso cuerpo, sus ojazos negros cautivan y sus labios carnosos son muy sensuales es algo más baja que yo 1,60 aproximadamente, nos conocemos desde pequeñas y nuestras familias también.

Pero vayamos al punto del relato, mi papá es un hombre joven 40 años cuerpo atlético pues es jugador de futbol, de mucho pelo en el pecho y de aspecto latino.

Esa mañana la pasamos los tres en la piscina, papá nos tiraba desde sus hombros y hacíamos luchas en el agua.

En la tarde, papá dijo que iría a pescar y volvería antes de la cena. En cuanto quedamos solas Sandy me propuso hacer topless, ya que estábamos solas acepté, el fondo de casa estaba completamente cerrado para los curiosos.

Sin darnos cuenta se nos pasó la hora y cuando llegó papá las dos estábamos sin nuestros corpiños. Cuando me percaté de la presencia de papá me ruboricé y con rapidez me tapé con la toalla y pidiendo disculpas y toda ruborizada me fui al baño. Sandy no se hizo problema tomó su toalla, le sonrió a papá y exclamó:

—No te vas a asustar, desde pequeña me conoces.

A lo que papá asintió y dijo:

—Claro, claro desde la cuna que te conozco no tengo porque asustarme, vayan, vayan.

Para mí la cena fue un poco tensa debido a la situación de que papá nos haya visto así, pero él lo minimizó y dijo que cuando jugaba en España, en las playas se hacía topless y era algo muy común.

Esa noche hacía mucho calor así que con mi amiga apenas nos pusimos ropa, ella solo tenía sus bragas muy diminutas y un babydoll transparente que dejaba a la vista sus pechos.

A mitad de noche oí que mi amiga se levantaba y se dirigía a la cocina, supuse que iría a tomar algo fresco así que como no podía dormir decidí ir también.

Cuando llegué al pie de la escalera vi que Sandy estaba sentada sobre la mesada y ¡sorpresa! papá estaba en bóxer haciendo jugo de naranja. Sigilosamente me acerqué lo más que pude hasta tener una mejor visión de la situación. Cuando estuve lo más próximo posible pude observar y escuchar como mi amiga seducía a papá.

Papá le dio un vaso de jugo y ésta premeditadamente se volcó un poco, papá le alcanzó un repasador y ella muy sugestivamente se limpiaba, ahí pude notar que él tenía una erección que trataba de ocultar.

Y evitaba mirarla pero ella le dijo:

—Es que no te gusta lo que ves? Te parece que soy fea?

A lo que papá casi tartamudeando le dijo:

—No, todo lo contrario eres muy linda y muy sexy.

Ella continuo acosándolo mientras él trataba de disuadirla diciéndole de chicos de su edad, de nuestra amistad y la de con su familia. Pero ella muy sagaz le dijo:

—Tu amigo parece que se contradice a lo que dices —y le señaló la erección que tenía.

Papá se ruborizó y quedó casi petrificado hasta que ella le tomó la mano y se la puso sobre sus pechos y le dijo:

—Tócame, siénteme, hazme sentir una mujer no como esos chicos odiosos.

Creo que ahí el instinto sexual pudo más y entonces le comenzó a acariciar los pezones recorrer sus aureolas hasta que subió el baby doll y comenzó a devorar con su boca los pechos de mi amiga, que emitía pequeños gemidos de placer. Luego ella lo tomó y lo condujo hasta su boca para darse un beso prolongado. Bajo de la mesada y se pegó junto a él para sentir en su cuerpo ese miembro duro que estaba bajo el bóxer. La escena me daba varias sensaciones diferentes, celos, excitación, deseo.

A continuación papá bajó suavemente sus manos por sus caderas y se posaron sobre sus nalgas apretujándolas. Sandy también bajó sus manos por las caderas de papá, las metió por dentro del bóxer y se lo bajó para dejar ante mi vista y su vista un falo de menos de 20 cm, duro, firme, como si tuviera mucha experiencia lo tomó con sus manos suavemente y lo recorrió en todo su tronco, tomó sus testículos y los acarició, papá se mordía los labios. Luego ante mi asombro se inclinó frente a él y le dio un beso en su cabeza, con ternura lo siguió besando y también sus testículos.

Volvió a parase, se besaron y ella se sacó sus bragas mientras él con sus dedos buscó su rajita, los jadeos eran más intensos. Entonces ella le dijo “hazme el amor por favor”. Papá le preguntó si ella ya lo había hecho antes a lo que Sandra mintió y le dijo que sí.

—Vamos a mi cuarto —le dijo papá— porque se puede despertar Ana.

Yo no sabía qué hacer si me descubrían, mientras recogían la ropa yo intenté volver a mi cuarto que quedaba en la parte superior de la casa pero podía hacer ruido y me descubrirían, así que fui hasta el corredor y me metí en el cuarto de papá, escondiéndome tras un biombo y esperando que no me descubrieran. Cuando ellos llegaron papá en bóxer y Sandra solo tenía su baby doll transparente. La luz de la mesita estaba prendida y la del baño también así que esto me ayudaba en lo visual. Papá la llevó a la cama, la comenzó a besar muy apasionado, mientras ella le acariciaba la espalda él recorría sus manos por todo su cuerpo desde sus caderas hasta su pelo. Luego le quitó el baby doll dejándola completamente desnuda y comenzó a recorrer con su boca su cuello, sus pechos, los gemidos de mi amiga cada vez eran más profundos. Así de a poco fue bajando hasta que llegó a su cuevita mientras sus manos magreaban sus pechos, ahí creo que mi amiga tuvo su primer orgasmo pues la lengua de papá llegó hasta lo más profundo. Yo no podía tras esa situación no sentirme mojada mientras me mordía para no dejar salir ningún sonido de mi boca y que me descubrieran.

Luego de eso, ella se sentó mientras papá la miraba y le preguntaba si le había gustado, ella asintió con su cabeza, fue entonces cuando él se incorporó y Sandy le bajó su bóxer. Desde mi posición podía ver claramente el miembro de papá erecto, ella lo tomó con sus manos y comenzó acariciarlo todo su tronco y sus testículos, después lo besó suavemente, papá se agachó y la besó, la volvió a acostar mientras abría las piernas de ella para comenzar a penetrarla suavemente.

Yo ya había comenzado a masturbarme. Lo hizo tan suave que ella no sintió dolor alguno, luego la comenzó a bombear hasta que ella tuvo otro gran orgasmo al mismo tiempo que yo. Papá comenzó entonces con un dedo a masajearle su culito hasta metérselo, ella gemía más y más, entonces cuando creo que notó que podía, sacó su miembro de la cuevita de Sandra y suavemente se la introdujo en el culo, ahí ella si emitió un pequeño grito de dolor que papá supo callarlo con un beso. Con mucha suavidad comenzó a entrar y salir hasta que los gemidos de papá fueron más y más, pude darme cuenta que había acabado dentro de ella, sé quedó tirado sobre ella y se besaron y acariciaron un rato. Luego la invitó a ir a la ducha. Cuando se fueron y escuché el sonido de la lluvia, sigilosamente me fui a mi cuarto donde me volví a masturbar con todas esas imágenes. Luego me dormí y no escuche cuando Sandra volvió al cuarto.

Al otro día, al despertar Sandra estaba solo con el baby doll dormida. Yo no le dije nada, pero los celos, el morbo o no sé qué me tuvieron todo el fin de semana muy tensa. Ellos no dieron ninguna muestra de que sucedió nada. Semanas más tarde mi amiga me conto todo y me pidió perdón, pero me dijo que él había sido un caballero y que su primera vez fue muy dulce.

(9,60)