INICIO » Categoría » HISTORIA REAL DE MADRE E HIJO.

HISTORIA REAL DE MADRE E HIJO.

  • 5
  • 127.974
  • 8,54 (90 Val.)
La historia de mi amigo y como se convirtió su mama en la mayor fantasía de su vida.

Hola a todos, mi nombre es Julio y con este relato, me estoy estrenando en este arte de escribir.

Quiero comentarles que este relato es 100% real y lo vivió un amigo llamado Roberto, hijo único.

Roberto tenía 12 años cuando inicio su aprendizaje sobre el sexo, ya que le encantaba manosear a las domesticas que trabajaban en su casa, a esta edad lo máximo que llego a realizar es  tocarles su puchita y ellas no decían nada.

Su calentura iba creciendo, se masturbaba con revistas y con videos,   

En esos días su mama organizo una fiesta para celebrar su cumpleaños número 44, cabe aclarar que su mama es de tés fina y  ligeramente gordita pero muy guapa y con unos senos y unas caderas bien proporcionadas…

Ese día, la fiesta estuvo muy animada, los amigos de su mama bailaban, tomaban y ella también,

Mientras Roberto y sus amigos presenciaban  y se divertían. Al llegar la noche y la fiesta terminaba, todos empezaron a despedirse,  solo se quedó su mama, un amigo de su mama llamado Antonio  y el,  seguían tomando cerveza,  pero le insistían que Roberto fuera a dormir, cosa que el acepto y se fue, claro que no lo hizo muy convencido ya que ese Antonio no le daba buena espina, el sentía que tenía malas intenciones con su mama, por lo que decidió esconderse y observar lo que se quedaban haciendo.

Antonio se acercaba a  su mama que por cierto se llama Refugio, y este la besaba apasionadamente, refugio contestaba a la vez tomándole  la mano, por lo que esto los iba prendiendo, por lo que Antonio no perdió tiempo para empezar un faje impresionante, tomando sus senos,  estas no le cabían en sus manos de lo grandes que estaban. Ella respondía permitiendo que la manoseara. Se separaron un momento y se levantaron, y se pusieron a bailar. Al ritmo de la música Antonio no perdía oportunidad para continuar cachondeando a la sra Refugio, tocándole los senos y sus nalgas.  Hasta que le levanto el vestido y le metió la mano para tocarla de manera directa.

Mientras tanto Roberto continuaba viendo como este cabron se fajaba a su mama, y al meterlo la mano, observo la tangita que traía puesta su mama y como Antonio le acariciaba su rayita, intentando meterle el dedo. Su mama estaba prendida por lo que tomo la iniciativa dirigirlo a su habitación ya que estaba  bien caliente.

Al ver Roberto que caminaban hacia donde el estaba, corrió y la primera habitación es la de su mama, por lo que su instinto lo llevo a entrar ahí y meterse bajo la cama, desde ahí  observo como su mama entro con Antonio, cerraron la puerta y los dos de pie continuaron con el cachondeo mientras que su mama jadeaba de ganas, x lo que Antonio con desesperación le quito el vestido dejándola solo con su tanga y le quito su brazier, cayendo sus hermosos senos, de los cuales Roberto pudo verlos, impresionándose por el tamaño, inclusive me confeso que se enamora de ellas.

Continuando, Antonio llevo a refugio hacia la cama, continuaba desesperado diciéndole:

Que buena estas me encantan tus chichis..

Ella contestaba----de verdad te gustan, mámalas, mámalas ahora son todas tuyas.

Mientras escuchaba todo esto Roberto ya tenía su verga bien parada y lubricada.

Continuo escuchando como su mama le decía a Antonio:

Siente también mi pucha caliente, tócame,  quiero sentir tus dedos, por lo que Antonio contesto:

Y tú,  mamela, prueba esta verga que tiene sed de tu boca.

Solo se escuchaban los jadeos y movimientos de ambos sobre la cama.

Roberto empezó a jalarse su verga, estaba  bien caliente escuchando como se cogían a su mama.

No podía más y termino viniéndose de una manera impresionante y con una sensación que nunca antes había tenido.

Continuo Imaginado como  tendría a su mama sobre la cama, imaginando que era el quien se la cogía.  

Hasta que reacciono al escuchar  la voz de Antonio diciendo:

Me vengo, me vengo, quiero tu pucha,

 Por lo que procedió a metérsela a Refugio y ella se preparó a recibir aquella verga que tanto la deseaba,

Al penetrarla ella solo dijo. Despacio  Toño, despacio, con amor, con cariño. Métemela con cariño…así. Que rico así muévela, que rico.

Roberto solo continuaba viendo cómo se movía la cama y escuchaba los gemidos de placer de su mama, hasta que el grito de ambos lo exalto, tuvieron un orgasmo  de manera impresionante.

Que rico Toño, así, así…HAAAAA

Hasta que dejaron de moverse y solo escucho decir a su mama…me encantas,  como me coges.

Posteriormente se quedaron dormidos, momento que aprovecho Roberto para salirse de la habitación e irse a la suya, al llegar a su cama y cubrirse no pudo resistir más y volvió a jalársela pensando que era el quien se cogía a su mama, que era el,   que le daba placer a su mama. hasta conseguir un orgasmo más junto a su mama dentro de su fantasía.,

Desde entonces sus mejores chaquetas las tenía al pensar en su mama y lo golosa que era.

 Espero que les guste la historia de mi amigo…..A mí me prendió!!!

  • Valorar relato
  • (90)
  • Compartir en redes