Infidelidad - Sexo con maduras

La despedida de Ana

Tiempo estimado de lectura del relato 18 Número de visitas del relato 17.219 Valoración media del relato 9,66 (41 Val.)

RESUMEN

Paula estaba dispuesta a que la despedida de soltera de Ana fuera lo mas salvaje posible. Una noche que ninguna de las invitadas pudiera olvidar

Eran las nueve de la noche. Pronto llegarían las invitadas y Paula se afanaba en dar los últimos retoques a la fiesta. Habría poca gente, pero ella estaba dispuesta a que aquella noche fuera del todo inolvidable. No quería dejar escapar ningún detalle. Debía de ser algo salvaje y espectacular que todas recordarían el resto de sus vidas.

¿El motivo de la reunión? la despedida de soltera de Ana, la hermana pequeña de su  amiga Eva.No la conocía demasiado, pero Eva le había pedido que organizara la despedida, porque su hermana no tenía demasiadas amigas y desde luego Paula era toda una experta en organizar este tipo de eventos y que estos fueran inolvidables.Sono el timbre y las invitadas fueron llegando.Ana, la novia, 38 años. Llevaba viviendo ya con su pareja mas de diez años, y tenían un hijo en común, pero decidieron que había llegado el momento de dar el paso de casarse.Eva, hermana de Ana, 40 años, casada y con dos hijos. Muy extrovertida y fiestera, decidió encargarle la fiesta de despedida de soltera a su amiga Paula, porque Ana no tenía casi ninguna amiga, y no estaba dispuesta a que su hermana no tuviera su despedida como es debido.Monica, 39 años, casada y con un hijo. De todas probablemente la que menos personalidad tenía, y se movía al ritmo que marcaban sus amigas, Eva y Paula.Pilar, 42 años, casada y con dos hijos. Compañera de trabajo y amiga intima de Ana.Y Paula, 40 años, divorciada, sin hijos. Estuvo cinco años casada, pero después de haberle puesto los cuernos a su marido en unas cuantas ocasiones, se dio cuenta de que el matrimonio no estaba hecho para ella. Era la que tenía el físico mas espectacular de todas, la mas lanzada y la que marcaba la pauta a seguir por las demás. Llevaba saliendo desde hacía un año con un  chico diez años mas joven que ella.

No se conocían todas entre sí, así que lo primero que se hicieron fueron las presentaciones de rigor.Ana, en un principio tenía pensado tan solo salir de marcha con su hermana Eva y su amiga  Pilar, pero Eva insistió en que tenía que tener una despedida de soltera, y propuso invitar a sus amigas Monica y Paula, para darle mas alegría a la fiesta. Al final Ana acabó aceptando la propuesta de su hermana, no sin pocas reticencias.

El plan era quedar en el piso de Paula, tomar algo, y luego salir de fiesta toda la noche. Estuvieron charlando amigablemente, conociéndose un poco, y charlando amigablemente sobre distintos temas, que como suele ser habitual, giraron básicamente sobre maridos, hijos y trabajo.

- Chicas las camisetas...- dijo Paula, dando una camiseta de despedida de soltera a cada una de ellas.- Paula, ¿pero que es esto que has encargado?-  dijo Eva sorprendida

Cuando vieron el dibujo de la camiseta todas se echaron a reír. Era una caricatura de dos recién casados con el traje de novios dándose un  tierno beso, mientras a la novia, con el vestido levantado, un negro se la metía por detrás.  Podía leerse en ella 'Ana se casa'.

Con mas o menos vergüenza, todas se quitaron sus camisas y se pusieron las camisetas que había traído Paula. A Ana, por ser la homenajeada, se la corono con una gran polla de plástico en la cabeza.

La noche discurrió como era de esperar. Entre risas, bromas subidas de tono, y si la cosa decaía un poco, ahí estaba Paula para volver a levantar el animo con alguna guarrada de las suyas.

En un momento dado, Ana cogió a Pilar y la aparto un poco del grupo.- Oye Pilar, espero que no te haya importado que haya invitado a las amigas de mi hermana. Están un poco locas pero son buena gente.- No te preocupes Ana. Me lo estoy pasando bien. Oye voy un momento a llamar a mi marido a ver como van los niños.- De acuerdo

Ana volvió a la reunión.- ¿Y Pilar?- pregunto Eva- Esta llamando a su marido para ver como van los niños- ja ja, pues yo si que voy a llamar a mi marido para ver como van los niños. Que se apañe como pueda. Anda y que le den por culo...- respondió Eva- Pues no lo digas muy fuerte, no vaya a ser que le den de verdad y le guste...- dijo Monica riéndose- Un momento, que a mí marido solo le doy por culo yo.- ¿Que quieres decir con eso?....- pregunto Ana intrigada- ¿Nunca habéis probado con un consolador pequeñito, lo untáis bien de lubricante, luego cogéis el culo de vuestro maridito y ... para adentro?- ¡¡Pero que dices guarra¡¡... ¿y él te deja?- le preguntó Paula a Eva- vaya que si me deja. Se lo meto por el culete mientras se la estoy chupando y no veas como le encanta.

Todas se echaron a reír, y entonces apareció Pilar.- ¿De que os reís tanto que se oye desde la cocina?- nada, nada, de los culos de nuestros maridos- dijo Ana riéndose- Si, la verdad es que a cierta edad los culos de nuestros maridos son para reírse- respondió Pilar a lo cual todas se echaron a reír- Mira Pilar, tienes que relajarte. Olvídate del marido y de los hijos, que esta noche hemos venido a divertirnos y a pasarlo bien. Esta noche tiene que ser especial y salvaje, para que la recordemos toda nuestra vida- dijo Paula dirigiéndose a Pilar.- Si, si, eso¡¡....- respondieron todas con mucha animación

La fiesta continuo y las chicas cada vez se iban entonando mas. A eso de las diez llamaron a la puerta.  Paula se dirigió a abrir.

- ¿Quien será?- pregunto Ana- Siéntate, siéntate en esta silla Ana, que vas a ver quien es. Alguien que desea conocerte- dijo Eva sentando a su hermana Ana en una silla en medio del salón.-¿Pero que habéis hecho locas?- dijo Ana tapándose la cara avergonzada y riéndose de forma nerviosa.

Paso entonces un hombre de unos treinta años, alto, moreno, atractivo y musculoso, que iba vestido como un repartidor de pizza.- Hola, soy Roberto. ¿Alguien ha pedido una pizza con mucho salami?

Todas señalaron a Ana y esta tímidamente levantó el dedo.- Creo que yo....

La música comenzó a sonar y el espectáculo comenzó. El stripper fue quitandose la ropa ante las mujeres, que lo animaban sin cesar, enfervorecidamente. Cuando se quitó la camisa y apareció su torso desnudo las chicas enloquecieron. Pedían mas y mas que siguiera. Luego vinieron los pantalones, quedándose únicamente con el tanga, mientras acercaba el gran bulto que escondía debajo de él cerca de la cara de Ana, bailando a su alrededor.

- ¡que se lo quiteee¡.... ¡que se lo quiteee¡...- cantaban todas

Roberto las tranquilizó desde el centro del salón.

- ¿Queréis mas?- Siiiiiii....- Vale, pues si queréis que me quite el tanga, tenéis que hacer algo, ¿de acuerdo?- Venga vale, ¿que propones?- dijo inmediatamente Paula, otorgándose la representación de todas- Quiero que una de vosotras le de un beso en la boca a la novia, con lengua.... y la que se lo va a dar vas a ser tú- dijo Roberto señalando a Eva, sin saber que era hermana de Ana- Pero que dices?, ¡si es su hermana¡- dijo sorprendida Mónica

Pero ante el asombro de todos Eva se levantó totalmente decidida.

- ¿Y qué?, Ana ven para acá que te voy a dar un morreo.

Todas chillaron histéricas ante lo que estaba pasando. Ana se quedó con la boca abierta cuando oyó a su hermana decir aquello. Pero Eva fue directamente hacía su hermana, la levantó de la silla, la agarró, le cogió la nuca y le estampo un beso con lengua a su herman, la cual, sin reaccionar, limitándose a coger a Eva por la cintura, se dejó llevar simplemente.

Las chicas que no salian de su asombro de lo que estaba pasando entre las hermanas, comenzaron a contar. 1,2, 3, 4,5..... así hasta veinte. Cuando terminaron Eva dio un tierno beso en los labios a su hermanita y ambas se sentaron ante el aplauso generalizado de la audiencia. El ambiente se habia caldeado sobremanera.-Y reconoce que es el mejor morreo que te han dado en muchos años...- le dijo Eva a Ana- Lo reconozco, es el mejor morreo que me han dado en muchos años- rio Ana- ¿Se te han mojado las bragas?- pregunto indiscreta Paula, sin recibir contestación por supuesto- Bueno, nosotras hemos cumplido, ahora te toca a tí. Venga la polla, queremos verte la polla

Roberto, con mucho tacto, y sin prisa se fue quitando el tanga, hasta que quedo al descubierto un miembro de grandes proporciones. Aquello fue la gota que colmo el vaso-Quien haya visto una polla mas grande en su vida, que levante la mano-  dijo Paula. Por supuesto nadie la levantó.

Siguió bailando, y moviendo su polla en círculos, arriba y abajo. Se fue acercando a Ana, hasta que le puso la polla a pocos centímetros de su cara.

-Vamos Ana, tocasela,¡hazle una paja¡- la animaron las otras chicas

Ana las tranquilizó para que se callaran un momento.- Esperad, esperad, un momento. Vamos a hacer una cosa. Yo le hago una paja, pero solo si vosotras después hacéis lo mismo que yo, ¿de acuerdo?- preguntó Ana- Si si¡.... - dijeron las demás- ¿De acuerdo Pilar?- preguntó Ana a Pilar por si acaso esta no estaba segura del todo- Si, de acuerdo- ¿Seguro?- Que sí, no te preocupes. Si tu has sido capaz de darle un morreo a tu hermana yo soy capaz de tocarle la polla a un tío.  Podéis estar tranquilas que no voy a ser yo la que chafe la fiesta- Muy bien Pilar, así se habla-  dijo Paula aprobando las palabras de Pilar.

El turno comenzó y Ana cogió la  polla de Roberto. Estaba muy dura. Lo hizo despacio como para no romperla, como si fuera un objeto valioso al que hubiera que cuidar. Después pasó a Eva, y ahí fue donde se demostró la maestría de Eva, que llevaba desde los quince años haciéndole pajas a todos los tíos del instituto. Así  se lo hizo saber Roberto cuando terminó, dando por bueno el trabajo de Eva, con un gesto de aprobación. Luego vino Monica, que lo hizo de una manera rápida y atropellada, tanto que parecía que se la iba a arrancar.-Que haces bestia, ¡que se la vas a arrancar¡- le dijo Paula, quitandole la polla de la mano a Monica- Lo siento... es que me he emocionado.

Paula, no le quedo a la zaga a Eva, haciéndole también una buena paja, pero en lugar de mirar a la polla de Roberto, le miró directamente a los ojos, como desafiándole a aguantar sin correrse. Y a punto estuvo, pero en el ultimo momento se apartó y se dirigió a Pilar, la última. Pilar cogió la polla de Roberto, sin titubear, y comenzó ha pajearlo. Suave y delicadamente.- Vaya, Pilar, no se te da nada mal- le dijo Eva

Cuando por fin terminó la ronda, Roberto volvió al centro del salón, y siguió bailando alrededor de Ana, y para sorpresa de todas, esta, sin inmutarse,  cogió la polla de Roberto y se la  metió directamente en la boca.- ssiii, chupala, Ana , chupala¡¡¡....- vamos hermanita, sácale toda la leche¡¡- Ana¡.... Ana¡.... Ana¡....- la jalearon todas, mientras Ana se afanaba en meterse una y otra vez aquel pedazo de miembro dentro de su boca, hasta que al final se lo sacó ante el temor de que Roberto se corriera prematuramente...- Bien por Ana¡.... bravoooo¡- aplaudieron- Eh, eh, habéis dicho que ibais a hacer lo mismo que yo, así que ya sabéis ¡a chupar todas¡

Roberto, que se lo estaba pasando en grande, se dirigió primeramente hacia Eva. Esta sin dudarlo se la metió en la boca, y se deleito con el tamaño y sabor de la golosina que se estaba comiendo.

- Eh, para Eva, que vas a hacer que se corra- le recriminó Paula- Ay, lo siento, es que nunca he tenido una de estas, tan grandes, entre mis manos y en mi boca, dejadme que la disfrute un poquito mas.- No, que se corre, ahora me toca a mí- le dijo Monica, quitandole el pene de la boca de Eva, y metiéndoselo directamente en la suya

Esta vez Monica lo hizo mejor que con la mano, y la integridad del  pene de Roberto no corrió peligro en ningún instante.  Después le tocó a Paula, la cual estuvo muy poco tiempo, porque sino era capaz de conseguir que Roberto eyaculara enseguida, y no era cuestión de que la fiesta acabara tan pronto. Luego llego el turno de Pilar, que titubeo un poco.- Venga Pilar¡ chupasela- Comele la polla¡- Pilar¡.... Pilar¡.... Pilar¡....

Ante los animos de sus compañeras Pilar venció sus reticencias, y se metió el pene de Roberto en la boca. La chupo igual que hizo la paja, suave y delicadamente, como si no quisiera estropearla.- Que Roberto?, te gusta?- le dijo Monica- Oh, me estaría así toda la noche....

Se lo sacó, y todas sus compañeras la aplaudieron y vitorearon. Pilar se rió y Roberto le dio un par de besos en la cara a Pilar por su valentía.

- Esperad, se me ha ocurrido un juego- dijo Paula- mirad tengo cinco cartas, la que saque el rey, tiene que hacer que Roberto se corra, ¿estas de acuerdo Roberto?- Por mi sin problema- Bien, entonces vamos a empezar a coger las cartas. Tu primero Ana.-

Paula comenzó a mostrar las cartas a sus compañeras  para que escogieran, sin consultar con ellas absolutamente nada de si les parecía bien la idea. Estas sin mas, se dejaron arrastrar por lo que Paula decía, sin que nadie se atreviera a llevarle la contraria para no estropear la fiesta.

Ana saco la primera carta. Era un uno. La segunda en sacar carta fue Pilar, que saco el rey. Cuando Pilar vio la carta que había sacado se tapo la cara de la vergüenza y se rió nerviosamente. Paula la sentó en la silla, y acerco a Roberto hasta ella, poniendo su gran polla enfrente de su cara.- Bien, vamos a explicar las reglas. Te vamos a cronometrar. En los dos primeros minutos tienes que usar las manos para conseguir que se corra. Si pasan esos dos minutos y no lo has conseguido, entonces tendrás tres minutos mas para conseguirlo, usando la boca....y si pasan esos tres minutos y no lo consigues, entonces...¡te lo tendrás que follar¡- ssiiii¡¡¡¡....- dijeron las demás fuera de sí- pero...- trato de decir algo Pilar levemente- Y el tiempo comienza ¡ya¡- vamos Pilar comienza que no te da tiempo

Tras unos segundos de desconcierto, Pilar comenzó a masturbar a Roberto. Pero esta vez no fue como la anterior. Lo hizo a conciencia. Una buena paja que tenía por objeto que Roberto se corriera lo antes posible. Pero pasaban los segundos y Pilar no lo conseguía, a pesar de los ánimos que le enviaban sus compañeras. A Roberto aquello se la estaba poniendo durisima.

-Quedan 10 segundos, 9,8,7,6,5,4,3,2,1, ahora ¡la boca¡

Pilar cogió la polla de Roberto y se la metió en la boca sin dudar. Una mamada maestra. No cabía duda de que Pilar anteriormente no habia desvelado todo su potencial. Parecía que en algún momento podría conseguirlo, pero Roberto aguantaba.

- Muy bien Pilar, así se chupa¡- Venga que está a punto de correrse- No, no se va a correr. Esta aguantando el tio.- Madre mia, se la va a follar- Si, se la va a follar, sí. Tan solo queda un minuto

Cuando Pilar oyó esto,  sin dejar de chupar, automáticamente se levantó la camiseta y el sujetador y dejo al aire un par de tetas de  gran tamaño. Cogió las manos de Roberto, y las puso sobre ellas, con la esperanza de que esto le excitará y le hiciera correrse rápidamente.- Eso es guarra, ¡sácate las tetas¡- Joder, que tetas mas grandes tiene la tia- dijo Eva.- Pero no le va a dar tiempo- Se la folla seguro- 30........20......10.......¡ya¡, apartadlo rápido

Eva y Monica apartaron rápidamente a Roberto, para evitar que se corriera en el ultimo momento. Todas se rieron histericamente. Pilar, que se había puesto roja, se tapaba la cara y se reía sin decir palabra. Entonces Ana intercedió por su amiga.- Esperad chicas, que a lo mejor nos hemos pasado un poco. Mira Pilar si no quieres....- ¡Como 'que si no quiere', de eso nada¡- le reprocho su hermana- Aquí el que ha ganado es Roberto que lleva toda la noche aguantando sin correrse y como premio se tiene que follar a Pilar- dijo Paula- Si eso, ¡que se la folle¡....- se unió a ellas Monica

Ana se quedó mirando a Pilar y se encogió de hombros como tratando de decir que había hecho lo que había podido y ahora estaba en su mano aceptar o no.Roberto estaba junto a Pilar, esperando su decisión, y con la polla todavía bien tiesa. Pilar le miraba de reojo, viendo el tamaño descomunal de aquella polla.- ¡que se la folle¡.....¡que se la folle¡....- cantaban las demas- venga Pilar que una de esas no la vas volver a ver en la vida- gritaba Paula

Las chicas no paraban de gritar. Pilar miró nuevamente a Roberto,  pero esta vez a los ojos, y, con un gesto decidido, le tendió la mano. Roberto, cogiendosela, la ayudo a levantarse.

- La habitación por favor- pregunto Roberto a Paula.- sssiiiii......- gritaron todas, incluida Ana- ¡Pilar¡..... ¡Pilar¡.....¡Pilar¡.....¡Pilar¡.....¡folla¡.....¡folla¡....¡folla¡.....¡folla¡.....¡folla¡.....- Aquí está la habitación, como veréis la cama es grande, y en el cajón hay varios tipos de  preservativos distintos y lubricante, así como otras cosas. Pásalo bien Pilar- le dijo Paula guiñándole el ojo

Y los dos Pilar y Roberto, agarrados de la cintura, se dirigieron hacia la habitación.El resto de chicas se sentaron en los sofás, tratando de reponerse de todo lo que había sucedido. Recuperaron el aliento, y durante unos instantes ninguna se atrevió a decir ni una sola palabra. Al rato, oyeron unos jadeos que venían de la habitación.-¿lo estáis oyendo?- Madre mía, están follando- Yo esto tengo que verlo- dijo Monica lenvantandose y dirigiéndose al final del pasillo, hacia la habitación donde estaban Pilar y Roberto.- Monica, no seas cotilla y déjalos que follen tranquilos....

Pero Monica, miro por una pequeña rendija que quedaba entreabierta. Cuando vio lo que sucedía llamó enseguida a sus amigas.-Chicas, chicas, esto tenéis que verlo

Todas se levantaron como un resorte y sin hacer ruido, se dirigieron hacia la habitación, y miraron por la rendija de la puerta.Pilar estaba a cuatro patas, con sus grandes tetas colgando, totalmente excitada, y Roberto detrás de ella, le estaba metiendo su gran polla por el coño. Desde donde estaban se podía oír perfectamente el ruidito que hacia la polla de Roberto al introducirse, señal de queel coño de Pilar  estaba tremendamente  húmedo y lubricado.-Si....sigue...sigue...aaaahh...ahhh....aaaah....., no pares Roberto, la siento toda dentro..... aaahhh- aaahhhh.... te gusta.... te gusta que te folle.....aaahhh- Oh si, Roberto....aaahhh... me gusta tu polla....que gusto.... que placer.... follame.... follameee.....

Roberto la cabalgaba vigorosamente, mientras Pilar parecía fuera de sí recibiendo sus embestidas.

-Aaahh....Pilar.... toma, toma mi polla.... quien me lo iba a decir.... toma....- decía Roberto, dando un pequeño azote en el culo de Pilar- siiii.... así me gusta.... dame, dame mas..... aaahhh....oohhhh..... por lo que mas quieras no pares, no pares.... sigue follandome.... aaahhh....- quieres mas?- si quiero mas.....aaahh....  follameee.....aaahhhgggg.....

Las amigas se estaban quedando atónitas ante lo que estaban viendo.- Pero estáis viendo- Vaya con la madre y esposa ejemplar. - Como mueve el culo la tía... pero si parece una perra en celo

Entonces cambiaron de posición y Pilar se tumbo en la cama boca arriba, abriéndose de piernas.

-Pero ¿le habéis visto el coño?- Madre mía, ahí le cabe una botella de cocacola de las grandes.

Pilar completamente abierta de piernas esperaba ansiosa que Roberto la volviera a meter.-Venga vamos, no esperes mas, metemela otra vez ,follame

Roberto se abalanzó sobre ella y le volvió a meter su gran polla hasta el fondo, mientras con sus manos agarro las grandes tetas de Pilar y le comió sus pezones, produciendo en esta un inmenso placer.

- Aaaah.... siii,, que bien las chupas.... cometelas, son todas para tí.... aaahhhh

Pilar agarro fuertemente el culo de su amante, como queriendo que su polla penetrará mas profundamente en ella.

- oohhh.....sssiiiii...... sigueeee......aaaahhhhhh........

Ana por fin, viendo la intimidad de su amiga violentada, insto a las demás a retirarse.

-Vamos chicas, dejemoslos, vamonos- Venga vale, yo creo que hemos quedado bastante satisfechas- dijo Paula- Si, ya lo creo que podéis estar satisfechas. Invito a mi mejor amiga a mi despedida de soltera y vosotras vais y la convertís en un putón...- Corrección, tu amiga era un putón,  lo que pasa es que no lo sabía, y nosotras le hemos ayudado a descubrirlo- respondió Eva- Si, a ver con que cara miró yo ahora al marido y a los hijos a la cara cuando los vea, después de todo esto- dijo Ana- Hablando de su maridito, le ha mandado un mensajito al móvil- dijo Paula mostrando el móvil de Pilar en el cual se veía que había recibido un mensaje de whassapp- Que haces, guarda eso ahora mismo Paula-  dijo Ana- ¿Y no crees que será mejor que contestemos nosotras para que no sospeche?- dijo Eva- Dice..... 'lo estas pasando bien cariño'- oh, siiii......siiiii.....siiiii- se oía gritar a Pilar desde la habitación- vale, 'oh si si', yo pongo lo que ella ha dicho- ' me alegro de que lo pases bien'- ohh....aahhh.... estoy como nunca....aaahhhh- De acuerdo, lo que ella diga,' lo estoy pasando como nunca'- ' solo te mandaba el mensaje para decirte que los niños están acostados y todo está bien'- mandaba el marido- aaaaaahhhhhh..... fantastico....... maravillosoooooo.......- ok: 'fantastico, maravilloso'- 'bueno, no te molesto mas, espero que lo estes pasando bien. Te quiero cariño'-ooohhhhh.....sssssiiiiiiiiiiiiiiiiiii¡¡¡¡¡¡¡¡¡- 'Tranquilo que lo estoy pasando de maravilla. Yo también te quiero'

Las cuatro se echaron a reir cuando  termino la conversación.- Pero que cabrona que eres Paula- dijo Ana riéndose- Si, pero tu también te estas riendo- le respondió Paula.

Las cuatro se callaron de golpe. Ya no se oían ruidos provenientes de la habitación. Se escucharon pasos por el pasillo, y entonces apareció Pilar. Estaba completamente desnuda, con el pelo revuelto y una sonrisa de felicidad de oreja a  oreja. Sobre sus tetas podía verse con total claridad los restos de una gran cantidad de semen. Pilar movió alegremente sus grandes tetas a izquierda y derecha, mostrando con orgullo su trofeo, y haciendo el signo de la victoria con los dedos de ambas manos. Las demás enloquecieron y fueron corriendo a abrazarla y felicitarla. Paula fue al cuarto de baño y regreso con una toalla para que se limpiara y un albornoz para que se cubriera.Pilar estaba exhausta, pero las demás estaban deseando saber detalles.-¿Pero que detalles queréis saber cabronas, si habeis estado mirando por la puerta casi todo el tiempo?- ¿Pero que tal ha sido, te ha gustado?- Joder que si me ha gustado, ¿tu que crees?, ha sido el polvo de mi vida...

Roberto, apareció por la puerta. Venía ya vestido con la ropa de calle. Todas le aplaudieron. Se fue despidiendo de cada una de ellas muy cortesmente, hasta que llego a la ultima que fue Pilar.-Pilar, te puedo asegurar que ha sido un autentico placer conocerte.- Créeme tu a mí, mi placer ha sido aún mayor...Y los dos se dieron un beso en los labios apasionado y profundo, mientras el resto de chicas aplaudían.

El resto de la noche transcurrió sin mayores incidencias, como cualquier otra despedida de soltera. Salieron de marcha, se lo pasaron bien, bebieron, conocieron a unos cuantos chicos, Paula se tiró a uno de ellos. En fin, nada fuera de lo normal.

El día de la boda, llegó al fin. Todos se lo pasaron bien. En todos los aspectos fue la tipica boda. Pilar fue con su marido y sus hijos. Nada hacía pensar lo que habia ocurrido unos dias antes. Volvía ser la esposa y madre perfecta, sin que pareciera que nada de lo pasado le hubiera afectado.En un momento determinado, Ana aprovecho para quedarse a solas con Pilar y hablar sobre lo sucedido. Estaba preocupada, porque no había vuelto a hablar del tema con su amiga, y se sentía culpable en parte por todo lo ocurrido. Quería saber como se encontraba y si todo eso le había afectado. Pero la explicación que le dio Pilar le resultó mas que convincente, y vio como su amiga se encontraba estupendamente a  pesar de todo.- Mira Ana, soy una madre estupenda, y una esposa que ama y adora a su marido por encima de todo. Esta es la vida que quiero y es la vida que quiero vivir, esta es mi vida real. Lo del otro día fue tan solo un pequeño paréntesis en mi vida. Abrí un paréntesis, en el cual quería dejar de ser esa madre y esposa perfecta, para convertirme en una gran puta. Lo hice y lo disfrute. Fue un polvo genial y no me arrepiento para nada de lo sucedido. Roberto es un chico fantástico. Después, cerré el paréntesis y he seguido con mi vida como de costumbre. El peligro hubiera sido dejar abierto ese paréntesis, y dejar que lo de aquella noche se hubiera mezclado con mi vida real, pero eso no ha sucedido. Quiero seguir con mi vida, pero si alguna vez surgen otros paréntesis, como el del otro día, tampoco cerrare las puertas diciendo que no, pero siempre teniendo claro que mi vida, la que quiero vivir es esta, con mi esposo y mis hijos. Ana, soy humana, y a veces también tengo fantasías donde dejo de ser la esposa perfecta y me desato y hago locuras. Todos necesitamos desconectar alguna vez para luego poder seguir adelante.

cornelius1@outlook.es

Comparte este relato

5831
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar