INICIO » Amor Filial

Mi cuñada

  • 7
  • 49.916
  • 9,40 (97 Val.)
  • 1

Hola me llamo "Antonio", (este nombre por supuesto es inventado) tengo 25 años y esta historia que voy a contarles, es totalmente cierta, la verdad es que cuando la recuerdo, aun me excito muchísimo y eso que ha pasado bastante tiempo desde aquella vez.

Todo empezó un domingo, después de trabajar, ( en aquel momento trabajaba en una discoteca como camarero) me fui a casa de mi hermano, se llama "Roberto" casado a pesar de ser un año menor que yo, su mujer, "Flor" que así se llama es una pedazo de mujer, como no hay muchas, tiene unas medidas perfectas ya sabéis 90 60 90, y encima de cara es una preciosidad, por lo que os podéis imaginar, la de veces que me la he machacado en su honor, imaginándomela desnuda, y penetrándola, en todas las posiciones habidas y por haber.

Evidentemente nunca iba mas allá de lo que podía dar mi imaginación, no lo fue cuando mi hermano y ella eran novios, muchísimo menos ahora, que estaban casados, con todo lo que ello representa. La verdad es que si tengo que ser sincero, mi cuñada, no había sido nunca, una chica "difícil", ya me entendéis, seguramente si mi hermano no hubiera conquistado antes a flor, casi seguro que habría tenido algo con ella, pero bueno eso ya no tiene mayor importancia, con esto no quiero que penséis que estaba todo el día como un obseso detrás de ella para nada para mi era un imposible por varias razones de mucho peso y no le daba mas vueltas al asunto.

Os estaba contando que era domingo, había acabado de trabajar, y ya en casa de mi hermano, con un amigo común, y aburridos sin saber que hacer, decidimos jugar a un juego erótico, que tiene mi hermano, pero claro mi hermano para jugar pedía que hubiese otra chica, evidentemente el no iba a "poner" a su mujer sin tener la posibilidad de llevarse algo a cambio, e inmediatamente nos pusimos a pensar en como podríamos conseguir una chica, en menos de 1 hora ya que no teníamos todo el día para nosotros, que se prestase a un juego erótico, ( que conste que el juego solo consistía en hacer algunas pruebas un poco picantes y quitarse ropa solamente) tanto mi amigo como yo, trabajábamos en la misma discoteca, y Teníamos bastantes teléfonos de chicas aunque ninguna se ajustaba al perfil que buscábamos, o si se ajustaba, no teníamos la suficiente confianza como para llamarla intempestivamente, y pedirle que se viniera ha hacer unos juegos.

Al final encontré la aliada perfecta, mi compañera de la barra de la discoteca, un bombón de chica, liberal y además a mi hermano le gustaba mucho ya que ha veces me lo había comentado.

Enseguida la llamamos, y ella acepto gustosa, por lo que las cosas mas o menos iban saliendo bien, la fuimos a buscar a donde vivía que era un poquito lejos eso si y se vino con nosotros.

Una vez en casa preparamos la velada, yo con la malsana intención de que se llegara lo mas lejos que se pudiera, y para eso era muy importante la bebida, de camino a buscar a mi compañera de trabajo, pasamos por una gasolinera y compramos algo de bebida. Estuvimos charlando durante un buen rato bebiendo y todo eso y cuando empezamos a entonarnos, decidimos empezar el juego, de principio dejando bien clara las reglas, las pruebas se decidían entre todos, y si la persona no quería hacerlo siempre tenia la posibilidad de beberse un chupito de güisqui como señalización, pudiendo saltarse la prueba quitarse una prenda. La verdad es que al principio, fue genial que si quítate eso, que si ahora hazme esto otro etc... todo dentro de un ambiente muy sano y amigable pero todo empezó a cambiar cuando, la ropa escaseaba ellas en ropa interior, nosotros en calzoncillos, bastante empalmados, y evidentemente se notaba, cuando me toca hacer una prueba y mi hermano me dice que le tengo que lamer un pezón a mi cuñada, yo pensé que ella se negaría, pero lo único que hizo fue decirme:

-¿a ver si te atreves?

Incitándome a que lo hiciera, pero la verdad es que a mí me daba mucho palo, ya que estaba mi hermano delante, pero me arme de valor, y lo hice y que sensación!!! Por dios me excito muchísimo aquella situación, a partir de ese momento la cosa aun fue a mayores, al final acabamos todos en bolas, viendo por primera vez el coño depiladísimo de mi cuñada, dios estaba súper excitado pero no podía hacer nada, la verdad es que mi cuñada estaba bastante lanzada y nos magreamos todos con todos incluso entre ellas lo que fue un espectáculo increíble.

Lo malo es que llegados a este punto el juego se acabó, la cosa bajo mucho y nos dispuse a irnos, yo con la calentura más grande que jamás había tenido y prometiéndome a mí mismo que tenia que tirarme a mi cuñada como fuera, mi hermano se fue a acompañar a mi amiga a su casa, supongo y para que vamos a engañarnos, con la intención de intentar algo con ella por el camino, mi amigo y yo por otro lado nos fuimos para casa primero deje a mi amigo y después me fui para la mía, pero una vez entre a casa no pude contenerme y dejándome llevar por mi instinto mas irracional, salí por la puerta de casa, en dirección a la de mi hermano, tardaría en llegar 5 minutos y mi hermano Tardaría como mínimo, 35 o 40, cogí el teléfono móvil, llame a mi cuñada y ella notándome tenso y un poquito preocupada, me pregunto que, que me pasaba, yo con la voz entrecortado por los nervios y la excitación le dije que estaba muy mal y que debería terminar lo que empezó, la verdad es que se lo tomo con mucha calma, me dijo que estaba loco que, no fuera para allí que era una locura, pero yo le dije que ya estaba llegando y que quería hablar con ella y le colgué el teléfono, cuando pique al timbre ella me abrió sin decirme nada cuando entre por la puerta, me fui al comedor, y allí estaba ella, ya en pijama, en el sofá diciéndome que estaba loco me senté al lado de ella y le dije que le sentía pero que no podía evitarlo que, me había puesto muy "malo", y que de alguna manera tenia que terminar, entonces me dijo:

-¿qué quieres que te haga?

-pues no sé – le dije- mira me va enseguida, si quieres me masturbo yo y te toco un poco y me voy y no-té molesto mas

Ella sorprendentemente acepto, y empecé ha hacerlo, mientras le daba besos en la boca y le tocaba sus pechos, seguramente los mejores que jamás había tocado, y no pudiendo más le dije:

-mira, no puede mas necesito fallarte

-De acuerdo -me contesto- y se levanto empezó a quitarse el pantalón del pijama, dejando ver un tanga blanco que le solo de verlo apunto estuvo de corredme

Se sentó encima se lo aparto y se introdujo toda mi bolla, en su cono, mojado, dios que sensación, jamás hubiera pensado que esto pudiese ocurrir, la verdad es que la situación era un poco incomoda, porque mi hermano podía llegar en cualquier momento y pillarnos "in fraganti" ella me pidió que me corriera en su boca y así lo hice me la Sáez, ella me la empezó a chupar, como una autentica maestra, hasta que me corrí, en lo mas profundo de su garganta, instante que ella aprovecho para succionar con mas fuerza, y tragarse todo mi semen, corriendo me Fui para mi casa prometiéndole a mi querida ( en aquel momento mas que nunca) cuñada, que la cosa no acabaría allí, al final estuvimos fallando como, salvajes durante 3 meses, en los que incluso pude desvirgar, su estrecho cubito pero esto ya os lo contare en otra ocasión.

 

Espero que os haya gustado

Antonio

(9,40)