INICIO » Categoría » Mi hermana me enseña a ser toda una mujer, bien puta 3

Mi hermana me enseña a ser toda una mujer, bien puta 3

  • 24
  • 44.810
  • 9,63 (182 Val.)
Mi ardiente hermana, me entrega con su Novio y su amigo, con la promesa de darme el culo, ya ansió cogérmela.

Ha pasado más de una semana, Laura a estado un poco distante, al parecer no van las cosas bien con el novio, la he oído llorar, por mi parte he sentido su alejamiento mucho, así que yo tampoco salgo mucho de casa, ella por su parte ha salido varias veces pero no hay cambio en su estado de ánimo,  justo ahora que los dos estamos de vacaciones los días se me hacen más largos pensando en ella me quede dormido no sé por cuanto tiempo, Laura  me despertó de pronto.

Laura- levántate hermanita ya no tarda en llegar mama, cámbiate rápido y perdóname por lo que voy a hacer, no es por mala onda, pero te necesito de niña, no te vayas a enojar.

Laura ya estaba arreglada como para salir, bajo corriendo las escaleras y se puso a ver tv en la sala, yo de inmediato me fui a cambiar, no sabía que pensar, ¿a qué se refería Laura? Lleno de dudas me arregle un poco, ya pronto me daría cuenta de que se trae, Laura entre manos, de pronto se oyó la voz de mi madre, algo platicaban ellas de rato mi madre lanzo un grito enojada.

Mamá- ¡Gala ven acá niña del demonio!

Mi rostro palideció de inmediato, sorprendido por el enojo repentino de mi madre, baje corriendo las escaleras asustado, me pare en frente de mi madre con cara de miedo, mama me jalo del brazo muy enojada conmigo, yo miraba a Laura quien me veía divertida, me guiño un ojo haciéndome la señal de que no dijera nada, con el dedo en los labios y simulando un sssshhh. Yo me quede callado.

Mamá- así que no lavaste los trastes y limpiaste la cocina, le dejaste todo el trabajo a Laura para irte a dormir.

Yo no decía nada, vi a mi madre bien enojada, luego vi a Laura que me sonreía cómplice.

Mama- ve con tu hermana, te vas a vestir con lo que ella te mande y la vas a obedecer en todo ¿me oíste?

Pero Ma… replique de inmediato- de niña no, otra vez no, pégame o hazme lo que quieras pero otra vez de niña no, le dije suplicando.

Mamá- Nada de peros me oíste, ve a hacer lo que te pedí y no repliques más, obedece, ve con tu hermana que ella se va a encargar de ti, nada de peleas y faltarle el respeto ¡porque ya verás cómo te va a ir!

Entre mamá y Laura se miraron cómplices, Laura me tomo de la mano y no dejaba de sonreír maléficamente, mi madre se dirigió a la cocina, Laura y yo nos fuimos a su cuarto, me ordeno bañarme rápido, en eso estaba cuando Laura toca la puerta de su baño, abrí y me dio la maquina depiladora de mi madre.

Laura- ten hermanita depílate todo el cuerpo, ¿la sabes usar o quieres que te ayude?

Ayúdame tu hermanita, yo no sé usar esta cosa, le dije a Laura invitándola a pasar al baño.

Laura- perdón hermanita, pero lo tuve que hacer así, porque tengo planes para ti esta noche, te necesito de niña y vamos a salir con mis amigos, he visto que cuando te vistes así, realmente pareces una mujer, quiero ver si pasas por una mujercita delante de mis amigos, te voy a presentar como Gala mi hermanita, ya verás cómo nos vamos a divertir.

No se Laura-le dije- me da miedo y vergüenza, ¿Qué tal si alguien se da cuenta y se ríen de mí? ¿Qué tal si me ven mis amigos vestida así? ¿Qué tal si me reconocen? Tengo miedo Laura.

Laura- no te preocupes por eso hermanita, yo te voy arreglar y maquillar, nadie podrá reconocerte, ni tu misma cuando acabe de arreglarte, solo tienes que fingir un poco la voz de mujer y tratar de no hablar mucho, serás mi hermanita tímida, ¿entiendes?

Si Laura entiendo, además seguro estaré muerto de vergüenza así que hablare lo menos posible.

Laura sonrió y me dedico esa mirada que hace que se me doblen las rodillas, ya no me pude negar a nada, conecto la depiladora me sentó en el inodoro y en un santiamén me dejo completamente depiladas las piernas, con la ayuda de unas tijeras y la maquina dibujo una línea cortita de vello púbico en mi entre pierna, quede sorprendido de la facilidad con la que estaba trabajando, me hizo levantar los brazos y depilo también mis axilas, por suerte no tengo barba y bigote, cuando termino me puso crema hidratante por todo mi cuerpo, tomo mis manos haciendo que me acariciara para probar lo suave y tersa que quedo mi piel, me gustó mucho como se sintió mi piel, casi casi como la adorada piel de Laura.

Salimos del baño, Laura de inmediato me dio un corset blanco con encaje y tela satinada, con los bordes entretejidos con un listón rojo, por la parte de adelante se ajusta con una agujeta de color rojo también y un escote hasta la parte baja de la espalda, con una especie de holán de encaje, con ligueros rojos también, unas medias blancas y una tanga blanca de encaje me puse todo como siguiendo las instrucciones de Laura, relleno con papel de nuevo la parte del bra del corset, me probé algunas de sus zapatillas de tacón pero ninguna me quedo así  que tuve que usar las zapatillas negras de tirantes de nuevo.

Laura- lastima hermanita que no te quedaron las otras zapatillas, de ahora en adelante estas son solo tuyas, te las regalo, ahora mírate al espejo y dime si no tienes cuerpo de mujer así, me encantan tus nalgas y tus piernas hermanita, seguro le vas a parar la verga a dos o tres de mis amigos si no es que a todos.

Me dirigí al espejo para comprobar si lo que decía Laura era cierto, pude comprobar que efectivamente era cierto mi cuerpo se ve más femenino, mis piernas se ven más largas y torneadas, los tacones hacen que mis nalgas se paren y se vean redonditas, con el corset mi cintura se ve más entallada levantado mi pecho, acentuando mis curvas y mis nalgas, Laura me sentó en una silla y de inmediato se puso a maquillarme poniendo demasiado esmero en esta labor, pero a pesar de ello pude notar el bulto de mi verga en la tanga, Laura también se dio cuenta de ello, se sentó en la silla jalando su cuerpo frente a ella, de inmediato bajo la tanga y se puso a manipular mis huevos, doblo mi verga en medio de ellos, un dolor espantoso punzo mi verga, Laura ejerciendo presión logro esconder mi verga en medio de mis huevos, luego acomodo mis huevos que semejaban una puchita abultada, pero mi verga quedo bien oculta, luego fue por un cordón a su buro, y ato por fuera mis huevos algo ajustado, causándome un ligero dolor y molestia hayyyy le dime

Laura- lo siento hermanita, sé que es incómodo pero tenía que ocultar tu clítoris no te hace ver nada femenina, sé que duele pero aguántate, pronto pasara el dolor y con el tiempo ya no tendré que amarrarte.

Al terminar subió la pantaleta de nuevo ajustándomela mucho hacia arriba, acaricio mis nalgas, perfecto me dijo ella sonriendo, no se ve tu clítoris hermanita- luego me hizo poner un vestido de entallado arriba pero de vuelo abajo, con escote en forma de corazón y tirantes, note que me quedaba algo corto muy por encima de mis rodillas, pensé si me agacho con este vestido seguro se me ven las nalgas, me puso una peluca sujetándola muy bien, me puso incaibles  por si acaso, unos aretes de pinzas.

Laura- wow hermanitas has quedado muy linda, te vez hermosísima, tu naciste para ser mujer, no me cabe la menor duda, ven mírate en el espejo.

Lo que vi realmente me dejo pasmado, ya no era yo, no pude creer lo que vi en el espejo, era yo completamente hecho mujer, realmente hermosa, mi cuerpo lleno de curvas en vuelto en esas ropas femeninas, quede atónito, ni yo mimo me reconocí en esos momentos, mis labios rojos, mis mismos ojos con el delineador y las sombras,  se vieron más grandes, con un brillo muy especial en ellos, las pestañas grandes y enchinadas, el rubor en mis cachetes hacían ver mi rostro más fino enmarcado por esa peluca y esos pendientes, realmente me vi muy femenina, el vestido me quedo entallado en la parte de arriba y el vuelo de la falda proyectando mis nalgas, haciéndolas lucir grandes, paraditas y firmes, mi piernas largas y torneadas enfundadas lucían realmente hermosas en esa medias, en fin,  me gustó mucho lo que vi, soy muy parecida a Laura y viéndome así, si me creí en verdad que era la hermanita menor de Laura.

Laura- que te parece hermanita, ¿cómo quedaste? ¿A poco no te ves muy linda de mujer?

Pese a mí mismo tuve que aceptar la realidad, eso me dio más confianza para salir con Laura, sonriendo le di mi aprobación a Laura.

Laura- me dio un beso suave en la boca- ven hermanita, te quiero mucho y esta noche nos vamos a divertir, relájate y trata de no hablar mucho, ven vamos a sorprender a nuestra madre.

Bajamos en busca de nuestra madre, camine detrás de Laura con la cabeza agachada y lleno de vergüenza, totalmente en silencio, rojo como un tomate, al llegar a la sala, Laura se puso frente de mi madre, ocultándome detrás de ella.

Laura- mira mamita linda, te tengo una sorpresa ¿estas lista para ver a tu hija Gala convertida en una señorita?

Mi hermana se quitó de en medio y el rostro de mi madre cambio de inmediato al verme, su cara de sorpresa fue mayúscula, yo tuve que agachar la mirada lleno de vergüenza, mi madre se paró dando vueltas alrededor de mí, recorriéndome con la mirada.

Mamá- vaya con la niña, ya es toda una señorita dijo maravillada-  sorprendida pero con un tono irónico a la vez- estas realmente linda muchachita, te sienta más ser mujer que niño la verdad, a ver si te vas comportando más bien de ahora en adelante heeee!!! Tú sabrás si te conviertes en un niño bueno o una niña buena, ¿vas a llevar a pasear a tu hermanita Laura? Dijo en tono de mofa.

Laura- si mami linda, espero que este castigo haga recapacitar a mi hermanita y se porte bien, ¿tú crees que sea posible mami?

Mamá- yo creo que si, a ver si escarmienta-dijo mi madre severamente- vayan con dios hijas mías- de nuevo con tono irónico nos dijo.

Laura le dio un beso a mama y yo hice lo mismo.

Mamá- te portas bien y no desobedezcas a tu hermana y cuídense mucho.

Si mami, contestamos a coro, Laura hecho a andar conmigo detrás de ella, yo iba nervioso aun, incluso tropecé varias veces al no estar acostumbrado a caminar con esos zapatos, Laura solo se reía un poco- vamos tranquilízate, no tengas miedo, nos vamos a divertir- me decía riendo, yo miraba par todos lados, rogando a dios no encontrarme con mis amigos, por fortuna la calle estaba desierta, caminamos a la esquina y ahí estaba el carro de Rene el novio de Laura, al parecer ya se habían reconciliado, Laura me hizo subir a la parte de atrás y ella se subió enseguida detrás de mí.

Hola-hola mi amor le Dijo a Rene haciéndose hacia adelante para darle un beso, hola le dijo al amigo de Rene, de lo nervioso que estaba no me di cuenta de su presencia- les presento a mi Hermanita Gala- dijo Laura- con una sonrisa pícara, ambos voltearon- mucho gusto tendiéndome la mano- mucho gusto dije con la voz más queda y femenina que pude hacer- esperando que no notaran que soy hombre, les di la mano a cada uno, con una leve sonrisa.

 Rene- ¿a donde vamos a cenar amor?- a donde tú quieras mi vida- le contesto Laura.

Rene-  ¿qué te parece si vamos a casa?  Mis padres se fueron al rancho y volverán mañana en la noche, podemos comprar pizzas y cerveza.

Laura- me parece muy bien amor, así podremos estar más tranquilos.

Al decir esto volteo a veme con una sonrisa enigmática, yo me senti más tranquilo pues así sería menos gente la que me viera, fuimos al local de las pizzas primero, ahí nos sentamos a esperar las pizzas, yo sentía las miradas de todo el mundo, Laura volteaba hacia mi sonriendo notando que algunos muchachos se nos quedaban viendo.

Laura- ya ves hermanita, te dije que te verías muy hermosa, mira como tienes vueltos locos a los chicos, jijiji, hasta Rubén y Rene no te quitan la mirada de encima, me voy a poner celosa de ti hermanita- me guiño un ojo-, pero tan poco seas tan descarada hermanita, cierra las piernas que seguro todos te están viendo la pepita,  van a pensar que eres toda una putita.

Todos empezaron a reír, yo me puse todo colorado y cerré mis piernas viendo como Laura lo hacía, cruzadas sobre la rodilla, vi también que siempre lleva su mano en el triangulito que se forma con las piernas juntas y la falda, hice lo mismo que ella, todo avergonzado me pase el tiempo con la cabeza agachada, nos entregaron las pizzas pagaron y luego nos dirigimos a comprar las cervezas y hielo, unos refrescos y alguna botana, por fin llegamos a la casa de Rene, puso música, Rubén abrió unas cervezas y nos dio una a cada uno, yo la tome con reserva, nunca había tomado una, Rubén  noto mi temor y me pregunto si quería mejor refresco - Laura le dijo que no, que estaba bien que ya era hora de que yo empezara tomar y conocer la vida, me quede con la cerveza en la mano, Rubén me pidió que la probara, la probé no me gustó mucho, pero me quede con la botella en la mano y nos sentamos en los sofás y empezamos a comer.

Ellos empezaron a platicar y yo solo los escuchaba, después de acabar con las pizzas, Laura puso un recipiente con la botana y salsa, yo iba en la segunda cerveza y me empecé a desinhibir, me sentía alegre eufórico, al hablar a veces no controle mi voz, ellos lo notaron pero no decían nada, de pronto Laura se levantó, voy al baño me acompañas hermanita, yo la seguí, Laura reía y contoneaba todo su cuerpo al ritmo de la música, llegamos al baño y me dijo.

Laura- hermanita ya no tomes más, te quiero alegre pero no ebria, te voy a contar un secreto de por qué estamos aquí, veras hermanita, esta noche yo te quería de niña porque va a ser muy especial para ti y para mí, esta noche si todo sale bien nos unirá más o de plano esta noche me separara, de ti depende después de esta noche como será nuestra relación de ahora en adelante, antes que nada ya no finjas la voz de mujer, Rubén y Rene saben bien que tú eres hombre, así que ya no tienes que fingir, debes saber que ellos dos son bien putos, que se cogen cariño entre ellos ¿entiendes bien lo que te quiero decir?

Si Laura entiendo, ¿Cómo sabes tú eso?

Laura- te lo contare todo ¿recuerdas que hace poquito me enoje con Rene?

Si lo recuerdo Laura

Laura- me enoje con él porque los sorprendí a punto de tener relaciones en su carro, a partir de eso Rene y yo hemos platicado mucho, el me confeso abiertamente que los dos son bisexuales, que ambos son inter.

¿Inter? Pregunte extrañado

Laura- eso significa que a los dos les gusta coger y que se los cojan -ok, entiendo- le dije, Rene y yo nos amamos mucho, así que llegamos a un acuerdo, ellos podrán cogerse cariño cuando gusten y quieran y yo podre estar con otros  hombres y quien se me antoje sin problema alguno de parte de Rene y ahí entras tu hermanita, si tu aceptas y te portas bien podrás cogerme, siempre que sea con condón, para evitar un embarazo entre nosotros.

Pero Laura tú me dijiste hace poco que yo jamás podría meter mi verga en tu vagina, que eso es incesto y está mal.

Laura- hermanita se perfectamente lo que te dije, lo he pensado mucho, la última vez que estuvimos junta casi te pido que me cojas, no sé que como le haces pero tu manera de besarme y acariciarme me vuelve loca, me calienta de volada, no sé si es el morbo de que sea mi hermanita la que me está haciendo esas cosas, o porque sabes hacer bien el amor, como a mí me gusta, el caso es que me has hecho tener los mejores orgasmos de mi vida.

No podía creer lo que Laura me estaba diciendo así que solo me dedique a escucharla, mi verga me empezó a doler.

LAURA- me he alejado de ti estos días porque muy dentro de mí, me ha nacido el deseo por ti, he comprendido que tarde que temprano terminaremos cogiendo tu y yo, yo también te deseo y sé muy bien que tú me deseas también, así que he pensado mucho, si usamos condón y tenemos  mucho cuidado,  podremos coger tu y yo, ¿estas dispuesta?

Si hermanita como tú digas- ¿le conteste- que tengo que hacer?

Laura- que bueno que preguntas eso hermanita, te traje aquí esta noche porque tengo la fantasía de ver a Rene con una verga clavada, mientras alguien me la clava a mí y quiero verte a ti como te coges a Rene, mientras Rubén me coge a mí, le he traído ganas desde hace mucho tiempo.

Me le quedo viendo a Laura titubeante.

Laura- pero hay más hermanita, le condición para que todo esto pase es que hoy te conviertas en mujer

No entiendo que me quieres decir Laura- le dije- mientras apure un trago de cerveza.

Laura- es simple hermanita quiero ver que te cojan a ti también y quiero verte mamando vergas, he fantaseado mucho con eso, imagino que has de mamar rico una verga.

Pero Laura no puedo hacer eso a mí me gustan las mujeres, no soy puto.

Laura- yo sé que no eres puta hermanita pero si aceptas ser mi hermana putita, hoy me desvirgas el culo, Rene tiene tiempo pidiéndome que me deje coger por el culo, yo no he querido porque tengo miedo la verdad, por eso quiero que seas tú el primero en meterse en mi culo.

Al oír esto una punzada ardiente invadió mi verga, que permanecía oculta entre mis huevos y atada, me queje amargamente, Laura se dio cuenta y de inmediato levanto la falda del vestido y me bajo la tanga, desato el cordón, al salir mi verga del espacio donde se alojaba de inmediato se quedó erguida,  Laura la acaricio un momento y  yo respire aliviado, pasado este trance amargo para mí.

Laura empezó a mamar mi verga, eso alivio más mi dolor, yo la vi desde arriba, ella levanto la mirada, siguió mamando mi verga viéndome a los ojos, eso me calentó mucho, al sentir la pulsación de mi verga dejo de mamar,  acomodo mi verga y me subió la tanga, dejando caer el vestido.

Laura- ahora te voy a dejar sola hermanita, para que pienses en mi propuesta, tomate esa cerveza mientras te decides, te estaremos esperando en la sala si te animas, si no puedes esperarme en el cuarto de Rene, es el primero de la izquierda subiendo las escaleras, ella se retiró y yo apure otro trago de cerveza, la idea de que me cojan no me agrado en ese momento, pero el deseo de cogerme a Laura fue mayor, me quede en el baño hasta que me termine la cerveza y me encamine a la sala, mi suerte estaba echada.

Al llegar a la sala, me lleve una gran sorpresa, Laura estaba bailando en medio de Rubén y Rene, Rene al frente y Rubén atrás, ellos acariciando a Laura por todas partes mientras se besaban, ver esto despertó mi morbo, la fueron desnudando poco a poco al ritmo de esa danza erótica que bailaban, ver la cara de mi hermana cuando está caliente es algo que me enerva, me vuelve loco, ellos empezaron a desnudarse también al quedar desnudos Laura atrapo sus vergas con la mano, se empezó a frotar el coño y el culo con ellas, mientras ellos coordinaron sus caricias y besos, juntaron más sus cuerpos frotando sus sexos, en ese momento Laura volteo hacia mí, me indico que me acercara y tomándome de la mano me ubico atrás de ella, Rubén me cedió el lugar poniéndose atrás de mí.

Laura- acaríciame y bésame hermana como tú lo sabes hacer, deja que Rubén se ocupe de ti, mi amor,

A Rubén se le incendiaron los ojos de deseo, Rene empezó a besar a Laura y yo lo seguí, un jadeo de Laura  retumbo en el ambiente, de inmediato Rubén me abrazo desde atrás pegando su bulto en mis nalgas lo senti duro y caliente, besando mi cuello, suavemente me acaricio las piernas, esa sensación me da mucho placer mi verga se sobresaltó, la empuje en medio de las nalgas de mi hermana, quien la recibió con gusto, como pude me apodere de sus pechos, bese  y mordí suavemente sus hombros, Rene tomo mi verga y la acomodo en medio de las piernas de Laura, tomo mis nalgas y las estiro hacia ellos, senti su verga rozar con la mía y empezó un movimiento de va y ben suave yo hice lo mismo, frotando la concha de Laura y nuestras vergas, ni cuenta me di de cuando me quede sin vestido, Rubén entre caricias y besos me dejo en ropa interior, frotando su verga en la raya de mi culo, eso me dio mucho placer, senti raro, pero ricio, me gusto, las caricias de el por todo mi cuerpo me volvieron locos, duramos así un buen rato. Besándonos, acariciándonos,  excitándonos.

Rene no soporto más, jalando a Laura la llevo al sofá, se sentó con la verga bien parada, Laura entendió de inmediato lo que quería, fue y dándole la espalda tomo la verga y se la empezó a meter en el coño.

Laura- ven hermanita mámame la puchita mientras él me coge, ponte en cuatro que Rubén te va a coger a ti, quiero ver como pierdes tu virginidad, quiero ver cómo te culea hermanita.

De inmediato me puse en cuatro pasando mi lengua en la unión de sus sexos, la situación me desbordo en esos momentos, la calentura del momento no me dejo hacerlo, Rubén se acercó a mí por detrás, acariciándome las nalgas, besándolas  lamiéndolas, Rene empezó a aumentar el ritmo de su verga yo atrape con mis labios el clítoris de Laura y lo empecé a mamar con desesperación, senti la lengua de Rubén en mi culo,  que sensación tan rica, me puse a gemir con el clítoris de Laura en la boca.

Rubén empezó a meter un dedo en mi culo, con lubricante, lo empezó a meter en círculos, mmmm algo toco en mi interior que me hizo estremecer y levantar más las nalgas dejándole mi culo a su disposición, para que entrara más su dedo, luego metió otro, eso me dio más placer, Rene saco su verga llena de jugos, del coño de Laura para meterla en mi boca, se la empecé a mamar desesperado, Laura aprovecho el momento y se puso de pie se inclinó sobre mi cuerpo tomo mis nalgas y las abrió, Rubén retiro sus dedos y se puso un condón, Laura tomo su verga y la dirigió a mi culo.

Rene saco su verga de mi boca, clavándosela de nuevo a Laura, Laura puso la cabeza de la verga de Rubén en mi culo, puso sus dos manos en mis nalgas abriendo mi culo al máximo, Rubén empujo su verga lentamente, un dolor desgarrador me inundo, quise retirarme pero Laura con sus manos me lo impidió, le dijo a Rubén que tuviera más cuidado, Rubén retiro su verga de mi culo y la empezó a meter más suave, más lento, yo torpemente apretaba el culo, dificultándole la entrada, Laura con sus uñas acaricio alrededor de mi culo, ese cosquilleo agradable hizo que relajara más mi culo, senti claramente como la verga resbalaba en mi interior, creo y me había metido la mitad de la verga, se sentía caliente, dura, Rubén paro un momento, el dolor empezó a menguar en mi culo, Rene jadeando descontroladamente se salió de Laura y me volvió a meter la verga en la boca, en ese momento comprobé lo que me había dicho Laura que se corría muy pronto, al tener su verga en mi boca senti como me inundo de semen, parte de su corrida se fue directo a mi garganta, Rubén ya había logrado meter toda su verga en mí y empezó a moverse, yo sentí el recorrer de su verga en mi recto, ya el dolor fue pasando dándole paso al placer empecé a gemir, con la verga de Rene en mi boca, succionando desesperadamente prácticamente le ordeñe la verga, comiéndome toda su leche.

Rubén acelero el ritmo y se movió frenéticamente en mi culo, dando estocadas cada vez más profundo, pujando saque solté la verga de Rene de mi boca, empecé a gritar desesperada, hasta mi voz cambio.

Cógeme papi, se siente rico, quiero más verga dame más duro – le empecé a pedir desesperada a Rubén, Laura tomo mi cara con sus mandos y me hizo verla de frente, la cara de lujuria de mi hermana me encanto, ella quería ver mi rostro, ver como Rubén me convertía en mujer en esos momentos, sus movimientos eran más firme senti ponerse el cuerpo de Rubén ponerse rígido, estaba por acabar, me clavo la verga hasta el fondo, un grito desgarrador se perdió en mi garganta, aggghhhh!!! Senti claramente como Rubén se estaba corriendo, duro un momento más clavado en mi culo, yo deje caer mi cara en el suelo, apretando con mi culo su verga, hasta que termino, lentamente saco su verga de mí.

Laura me tomo de las nalgas y las abrió, seguro estaba observando cómo me quedo el culo, acaricio de nuevo mi culo con su uñas, llevo su rostro en medio de mis nalgas y me lamio el culo, eso le dio alivio a mi ano, cosa que le agradecí en el alma a Laura, como pude me arrastre al sillón y me deje caer en él, Laura me siguió y pego su cuerpo detrás mío acariciándome y besándome, Rene nos dio una cerveza a cada uno y descansamos un rato.

Laura me dijo al oído-  tomate la cerveza y descansa hermanita todavía nos falta por hacer más cosas, esto apenas empieza, será una cogida inolvidable.

 

 Continuara......

 

Hola de nuevo, me encantaría saber que les provoca mi relato, les agradezco mucho sus comentarios, si desean contactarme mi correo es [email protected], si no les es posible, favor de valorar mi relato, así me podre dar cuenta si les ha gustado, gracias por leerme, gracias besos.

  • Valorar relato
  • (182)
  • Compartir en redes