INICIO » Confesiones

Mi hermana Lucía tiene un rico culazo −2−

  • 9
  • 9.544
  • 8,89 (46 Val.)
  • 0

Pero lamentablemente Lucía comenzó a tener problemas con su esposo por algunas cosas, hasta por la forma de cómo iba vestida, les escuchaba que discutían en el dormitorio y le decía que deje de trabajar a lo que ella se oponía completamente, luego de un tiempo dejó de ponerse las lycras y Lucía se iba a trabajar normalmente, pero después mi hermana llegaba muy tarde y algunas veces se le notaba que estaba tomada, por lo que comenzaron a pelearse constantemente y yo dejé de ir seguido a la casa de Lucía, solo llegaba muy pocas veces y más cuando tenía muchas ganas de pajearme mirando a Lucía, pero la relación de Lucía con su esposo cada vez  era más tensa, por lo que dejé de ir a la casa de Lucía.

No pasó mucho tiempo cuando mi hermana llegó a la casa de nuestros padres diciendo que se había peleado con el esposo, ellos nunca más se reconciliaron, más bien terminaron divorciándose. En la casa de nuestros padres pasamos prácticamente solos debido a que ellos viven en otra región por sus trabajos y no vienen muy seguido para acá.

Lo bueno para mí era que a Lucía ya le podía ver otra vez todos los días y mi obsesión ahora era mirarla desnuda y poder disfrutar de su rico culazo desnudo.

Lo bueno también fue que nuevamente Lucía comenzó a ponerse las lycras ajustadas para irse al trabajo, se le veía espectacular, perecía que no se ponía ropa interior, yo lo notaba porque estaba muy pendiente de mirar su sexo y ella no se daba cuenta que se le veía su culazo y su raja dibujada en la lycra y tampoco yo le iba a decir eso. Ese espectáculo que daba Lucía en la mañana era la causa de mis primeros pajazos del día. Igual siempre estaba pendiente en la tarde o en la noche que ella llegaba para apreciar su culo y su chucha.

Cada que podía la miraba a Lucía cuando caminaba, era un hermoso espectáculo ver ese culazo subiendo y bajando rítmicamente sus tremendas nalgas. Ahora ya no me conformaba solo con mirarla con ropa, quería mirarla desnuda, siempre pensaba la manera de hacerlo. Pasó un tiempo sin poder conseguir mi objetivo, hasta que se me vino una muy buena idea, como el dormitorio de ella y el mío están separados por una estructura de madera, un día que estaba solo en la casa, realicé un agujero en la madera y resultó muy bueno que se podía ver claramente una gran parte de su dormitorio, pero para disimular el agujero, tengo puesto un tornillo en el que hasta ahora cuelgo un cuadro.

El día que hice el agujero fue un día viernes, un día inolvidable, estaba tan emocionado y nervioso a la vez, esperando a que llegue Lucía, la espera me pareció muy larga y para empeorar ya se hizo de noche y Lucía no llegaba, hasta que pasadas las 20h Lucía llegó a la casa, yo estaba en la sala y ella tenía el aliento a licor, se le veía un poco mareada, por lo que se puso a preparar algo de comer y me preguntó si yo quería también, a lo que le dije que no se preocupe y mientras ella estaba en la cocina, sin que se dé cuenta yo admiraba su culo dibujado en el pantalón de lycra que como siempre se ponía para irse a trabajar, el tiempo se hacía eterno, hasta que comió y dijo que ya se iba a dar un baño y a dormir, por lo que yo también me fui a mi dormitorio para poder espiarla, tenía mucha ansiedad y esperaba que fuera el momento de mirarla desnuda a Lucía.

Cuando quité el tornillo del agujero de la pared, me di cuenta que ya tenía mi verga parada, esperaba que se desnudara para meterse al baño, pero Lucía solo tomó una toalla y se metió al baño aun sin desvestirse, mientras esperaba que Lucía saliera del baño yo me pajeaba lentamente, cuando de pronto Lucía salió del baño completamente desnuda, caminaba lentamente secándose el cabello con la toalla, era un momento inolvidable.

Ante mis ojos estaba Lucía completamente desnuda, era impresionante, tenía la raja cubierta por un triángulo perfecto de vellos púbicos, unas buenas tetas, pero como yo estaba tan excitado que me pajeé con fuerza y disparaba mi leche, seguía mirando a mi hermana, luego tomó la secadora eléctrica de pelo y se dio la vuelta para mirarse al espejo y secarse más aun el cabello y pude mirar que Lucía tenía un insoportablemente hermoso culaaaaazo, era grande redondito y bien parado, simplemente Lucía tenía un culo perfecto.

Ante el hermoso espectáculo, mi verga aún seguía dura por lo que me seguía frotándome la verga y como si fuera poco, Lucía se sentó mirándose en el espejo de su peinadora y sentada se le veía el culazo aún más grande y pasado un momento, ella se puso de pie y se puso un pijama, apagó la luz y se acostó, mientras yo me pajeaba con fuerza y salió mi leche disparada nuevamente.

Luego de esa primera noche todo el tiempo que podía le espiaba a Lucía por el agujero de la pared, veía como se desvestía y como se vestía, unas veces se ponía ropa interior, pero la mayor parte de veces ella se iba sin ropa interior, por lo que todo el tiempo me mataba a pajas mirando a Lucía.

Un día en la mañana le veía a Lucía mientras se vestía, como casi siempre se puso una lycra y sin ropa interior y se fue a trabajar y en la tarde cuando regresó yo la espiaba por el agujero, mientras Lucía se alistaba para desvestirse, yo ya me estaba pajeando lentamente, se sentó al filo de la cama, se sacó la blusa y el sostén y quedaron al descubierto sus tetotas y en esa misma posición se sacó el pantalón lycra y ella como que se tocaba y se veía su chucha, de pronto se puso de pie frente al espejo de su peinadora y yo ya me pajeaba con más fuerza mirando su rico culazo, cuando se dio la vuelta, vi que no tenía ni un solo vello púbico en su raja, se había rasurado completamente, supongo que en su trabajo, porque en la mañana cuando se fue tenía su raja como siempre cubierta de vellos, así se le notaba la raja semiabierta, por lo que me pajeé con más fuerza y me salió la leche disparada. Con el tiempo Lucía se dejaba crecer los vellos en su raja y eventualmente se rasuraba. Me mataba a pajas por culpa de mi hermana.

Era una hermosa rutina de espiar a Lucía y pajearme, yo consideraba algo normal que muchos podrían pajearse mirando a sus hermanas desnudas y mi interés solo era disfrutar mirándola y nada más. Hasta que un día sábado llegué en la noche, vi la luz del dormitorio de Lucía estaba encendida y en silencio me fui a mi dormitorio para espiar a mi hermana y que hermosa sorpresa Lucía estaba completamente desnuda en 4 al filo de la cama, siendo penetrada por un hombre, para mí fue otro momento inolvidable, ver como a Lucía le metía la verga, no se desde que hora estarían culeando, era un hermoso espectáculo que yo cuando me di cuenta ya tenía mi verga en la mano pajeándome, se veía claramente como le bombeaba a Lucía, luego de un rato él le sacó la verga de su raja y le colocó la cabeza de la verga en la entrada de su culo, era sensacional, según yo inmediatamente pensé que iba a presenciar la rotura del culo de Lucía, pero él amigo de Lucía le metió de una sola toda la verga en el culo y ella solo movía en círculos su gran trasero y él le bombeaba con una gran facilidad, por lo que entendí que mi hermana ya había tenido bien roto el culo, en poco tiempo a mí ya me salía disparada la leche de la verga, mientras tanto su amigo le daba verga por el culo, luego él se acostó en la cama y Lucía se subió y cabalgaba con la verga en su raja, le culeaba de diferentes maneras y yo ya me pajeaba nuevamente, hasta que finalmente él estaba sobre Lucía le daba verga, entendí que terminaron porque él se quedó sobre ella un buen rato, igual yo también me saque la leche por segunda vez, finalmente apagaron la luz y yo también me fui a dormir y siempre con la idea de espiarles nuevamente cuando amanezca, de hecho, con esa sensación me desperté temprano para espiarlos nuevamente, pero cuando vi, su amigo ya se había ido.

Así por algún tiempo la pude ver que tenía sexo en su dormitorio, llegué a verla con tres hombres diferentes, para entonces yo consideraba algo normal que tenga relaciones considerando que estaba divorciada y yo simplemente disfrutaba de eso y me pajeaba constantemente, pero un gran día la descubrí que tenía sexo con dos hombres al mismo tiempo.

Continuaré.

Tengo fotos de mi hermana y te puedo enviar, mi correo es:

 

[email protected]

(8,89)