INICIO » Dominación

La vida de Xena Cap. 6 (Crecimiento del harem)

  • 4
  • 10.780
  • 7,82 (11 Val.)
  • 0

Cierta ocasión estando Xena caminando por la calle en busca de candidatas para aumentar cantidad de perritas a los pies de su Ama, se encontró con una zorrita llamada Jazmín, y pues dada su condición de sumisa le habían asignado un nombre combinado con su vocación y nombre, por lo que quedó asentado el nombre zorrazmín. Reclutándola sin saber que a su Ama le llevaba una sorpresa.

Horas más tarde, Xena regresó a casa del Ama y le contó que había encontrado a una zorrita llamada Zorrazmín, dicho comentario le dio gracia al Ama, y Xena extrañada por la gracia que le causaba, le pregunto porque le divertía tanto. El Ama le contó a Xena, que en un viaje del Ama tuvo un harem concentrado en un hotel, a las cuales les obligaba a vestir solo con un pañal, y que precisamente una de ellas fue zorrazmín, y que por cierto día la había traicionado escapando de ella y poniendo en su contra a todas sus perritas de ese entonces.

Tal parecía que el destino las juntaba otra vez, dándole la oportunidad al Ama de hacerle pagar su traición. Ordenó a Xena hacerla pasar, y casi se caga zorrazmín al ver ante quien estaba arrodillada en ese momento; ella nunca pensó que el destino le hiciera pagar de esta manera.

El Ama le dijo hola zorrazmín, tal parece que el destino te regresó a mí, zorrazmín solo mantuvo silencio pero llena de coraje, ella no tuvo más remedio que volver a servir a los pies de su antigua Ama a la que ella abandonó a la mala y sin previo aviso, como un ladrón a media noche.

Pasaron como dos meses y zorrazmín seguía a los pies de su Ama todavía, un día con su retorcida cabeza, se escapó y se buscó otra Ama, ofreciéndose para ser su esclava, y así poderse vengar donde más le dolería a su vieja Ama. Zorrazmín secretamente le informó a su nueva Ama, las horas en que Xena salía para hacer sus rondas y reclutar chicas.

Al día siguiente el Ama secreta de zorrazmín la esperaba y al ver que Xena salió como siempre, el Ama traicionera ahora dueña de zorrazmín la capturo, le vendó los ojos y la metió a un costal, drogándola evitando así que pudiera gritar y saber a donde la llevarían. Cuando por fin Xena recuperó el conocimiento se encontraba en un lugar que no reconocía y que no entendía que decía la gente. Por fin con mucho esfuerzo supo que había sido llevada hasta Brasil. Como pudo se conectó a Skype y le avisó a su Ama que la habían raptado y la tenían cautiva.

El Ama que estaba enterada del problema del asma de Xena hizo lo posible por tranquilizarla y evitarle una crisis, además le dijo que por más lejos que se la llevaran, ella no la abandonaría, Xena agradeció la solidaridad mostrada por su Ama y se tranquilizó.

A los pocos días la drogaron de nueva cuenta y se la llevaron a otro punto sin decirle donde sería, esta vez la trasladaron a cuba, donde estuvo enjaulada unos días, se las ingenió para comunicarse con su Ama y le dio su nueva ubicación, esta vez le dijo que estaba recluida en cuba. Una vez más el Ama le dijo que guardara la calma para que no le afectara su asma. Un día el Ama traicionera se descuidó, y al abrir la jaula donde estaba prisionera Xena, no contaba que Xena estaba preparada a atacar, una vez que logró salir de la jaula, misma que utilizó para meter ahí a su captora, enseguida se comunicó con su Ama para contarle que había escapado, y que había enjaulado ahora ella a su captora sin posibilidad de alcanzar la llave de la misma.

El Ama le felicitándola por su Azaña y le dijo que se fuera de ahí, Xena acató la orden y le pidió permiso a su Ama para viajar a España, ya que tenía una hermana en coma y estaba despertando, su viaje fue autorizado.

La Ama captora estando ahora sin posibilidades de alcanzar la llave de su ahora prisión, falleció días después por hambre y sed, fue una muerte lenta y desesperante, ya que te sabes que morirás en unos cuantos días, los vecinos se percataron, ya que desde el interior ya se percibía un olor fétido y podrido, cuando lograron abrir, ya la Ama estaba en un estado de descomposición tal, que fue difícil reconocer el cadáver, mandándolo así a una fosa común.

Déjame tus comentarios en:

[email protected]

(7,82)