Nuevos relatos publicados: 8

Chantaje a mi puta perra (XVI)

  • 12
  • 6.603
  • Sin valorar (0 Val.)
  • 0

-Diego. -Insúltame, humíllame, ufff, que rica estas…

Como ya no me podía ver, salí despacio y seguí grabando, y con señas, que no tardo en coger, le indique a Lucía que se subiera y le pusiera el coño en la boca. No sé si sería lesbiana, pero de un salto se subió y le puso el coño en la boca.

-Diego. -Esto que es…

-Cómele el coño maricon…

Así termino el último capítulo…

No pudo hablar más porque Lucía se le sentó encima, tan fuerte que pensé que lo iba a asfixiar, mientras observé como Gema, era más inteligente de lo que pensaba, estaba grabando todo, así que solté el móvil de Mimi.

-Déjalo respirar Lucía.

Al oírme se incorporó no sin trabajo, pero el muy maricón ya le daba igual todo, porque busco su coño con ansia.

-Cómele el coño a la vieja, mientras graba todo esto.

Estaba deseándolo, porque Ceci se tiró al suelo y apartando las bragas a Gema se hocico en su coño, mientras me senté a observar cómo se lo follaban, quería reservarme, aunque hasta me dolía la polla de lo dura que estaba.

-Mimi. - ¿Te gusta perro?, porque vas a ser nuestro perro.

Le dijo de todo a sabiendas que no podía contestar.

-Mimi. -El perro está a punto de correrse, amo, uf, ¿puedo correrme?

-Puedes.

-Lucía. - ¿Y yo?

Me gusto que lo pidiera.

-Quiero que hagas algo más que correrte, quiero que te mees en su boca.

Esperaba algo de rebeldía por parte de Diego, pero simplemente se agarró a los muslos de Lucía, pegando aún más su boca.

-Lucía. -Siii, aggg me corrooo, me meooo

En ese instante también sentí como se corrían y con fuertes gemidos Mimi y Gema, y para mi asombro Diego, al sentir como se meaba Lucía en su boca.

-Las dos al suelo ya.

Mimi salto en la cama y se puso junto a Ceci de rodillas con su culo pegando a los talones, Lucía tardo un poco más, pero al verlas, sin hablar hizo lo mismo. Estaba buenísima, aunque ya tenía una pinta de puta barata, con el maquillaje corrido, las bragas del padre apartadas y los pantys aún más rotos. Diego seguía tumbado con los ojos cerrados y recobrándose.

-A que esperas perro, al suelo.

Abrió los ojos y su cara de placer cambio a cara de terror al ver tanto a Ceci como a Gema y a esta última grabándolo todo.

-Diego. - ¡¡¡Esto que coño es!!!

-Una palabra más y le paso el video a todo dios, ¡¡¡al suelo perro!!!

No sé si por excitación o por miedo pero se puso frente al resto de mis perras, en la misma postura que ellas.

-Tienes dos opciones, te vas por donde has venido y mañana tendrá todo Alicante el video, u obedeces a todo, y óyeme bien a todo lo que se te diga esta noche, sea lo que sea y mañana podrás irte y todo se olvidará.

-Diego. - ¿Y borrara el video?

Me gusto que no me tuteara.

-No, el video lo guardare yo, para evitar que tomes represalias contra Ceci o Gema.

-Diego. -Está bien, acepto.

-No lo digas con esa cara de pena perro, si te ha gustado cuando estas dos te han dicho de todo, y te has corrido cuando has sentido como se meaba en tu boca.

Solo bajo la cabeza y se puso rojo.

-Ya puedes dejar de grabar Gema, y acompáñame a la puerta, y vosotras ni os mováis hasta que vuelva.

Salí de la habitación seguido de Gema, que no hizo intención de vestirse, la verdad es que estaba imponente como todas, llevaba un conjunto azul de braga y sujetador entre seda y encaje.

-Vas a subir a mi habitación y le vas a decir a Jara que baje con Isa y con Julio, pero quiero que Julio entre con los ojos vendados, y si esta Juani, la quiero también aquí, y no quiero que tarden.

-Gema. -Ahora mismo amo, ¿me quedo alli o me bajo con ellos?

-Quédate alli.

Le di mi llave y sin hacer por entrar a coger su ropa se fue a la planta de arriba, eso sí, fue por las escaleras.

Cuando abrió la puerta, casi se corre, al ver a Raquel follándose a su marido y a Juani de rodillas entre ellos lamiendo la polla de látex y el coño de estos, todos estaban en lencería, incluido Julio, menos Pedro que estaba totalmente desnudo, junto a ellos estaba Jara follándose a Julio y Ana haciendo con estos lo mismo que Juani, e Isa comiéndole el coño a Lu.

-Gema. -Señora. -Tengo que hablar don usted.

Como sabía que era a ella, Jara se salió del culo de Julio.

-Jara. -Cómele el coño a mi mujer maricon.

Mientras Jara se acercaba a Gema, Julio se amorro en el coño de Ana.

Gema se llevó a una esquina de la habitación a Jara y le transmitió mis deseos.

-Jara. -Isa, Julio y Juani, seguidme, nos espera nuestro amo, y tú perra, cuando te corras pásaselo a la vieja de Gema, que se lo folle ella, y hasta nuestra vuelta, quiero que una tras otra se lo folle y que me contéis las veces que este perro se corra, ¿entendido? mientras termina sustituye a Isa, vieja de mierda.

Todos asintieron, Jara cogió una máscara de látex, que había en mi bolsa sin estrenar, donde solo se le iba a ver la nariz, sin quitarse el dildo doble de su coño, y sin dejar a nadie vestirse salió en dirección a su habitación.

Abajo yo iba dando instrucciones…

-Vosotros dos cada uno en una cama, perro apóyate con las manos en la cama y el culo fuera y Lucía lo mismo, y no quiero oír ni una palabra, al primero que hable o diga algo, lo saco al pasillo. Mimi necesito que busques algo y les tapes los ojos a estos dos perros.

-Mimi. -Voy amo, ¿ha visto usted al perro?

Me fije y el muy maricón estaba empalmado.

Al maricón le puso unas bragas negras y las ato con una media, mientras a Lucía le puso un pañuelo.

Ceci estaba en la puerta esperando ver aparecer a todos, indicándoles cuando los vio que guardaran silencio, casi se le escapo una carcajada al ver a Julio con la máscara y el tanga, de la mano de Juani.

Una vez dentro me acerque a Julio…

-Te estas portando muy bien, te voy a dejar que desvirgues a una de mis perras, vas a ser su primer hombre.

Todos me miraron con asombro, menos Isa y Jara que se les puso aún más cara de putas.

-Quítate el dildo y que se lo ponga Isa, a ella también la vamos a dejar desvirgar un culo.

Isa estaba deseosa pues no tardo ni dos segundos en colocarse el arnés, apartar la braga y meterse el dildo, mientras Julio que bajaba empalmado, aún se le puso más dura.

-A la vez de golpe y fuerte o seréis castigados.

Jara acompaño a Julio hasta el coño de Lucía, que no podía estar más perra, pues se le veían los jugos deslizarse por sus ya destrozados pantys. Isa se colocó detrás de su marido, y apunto el culo de este.

-¡¡¡Ya!!!

Y de golpe los dos penetraron a sus respectivas parejas.

-Diego. -Aggg, nooo.

Isa me miro, pidiendo permiso para hablar, a lo que yo asentí.

-Isa. -Uf que ganas tenia de follarte hijo de puta, aggg me voy a correr.

-Diego. - ¿Isabel?, ¿Por qué?, sácala aggg duele.

-Isa. -No la voy a sacar hijo de puta…

No hablo más porque el maricón empezó a correrse. Como no tenía sentido me acerque y le quite la venda, fijándome en los otros dos, viendo como Lucía ya se había corrido y más de una vez, pero era obediente y tenía la cabeza metida en la cama y mordía la colcha por tal de obedecer.

-Quítale la máscara Jara.

Riéndose, sabiendo lo que iba a pasar.

Julio. -Gracias ama me costaba respirar, (no se había dado cuenta a quien se estaba follando), uf que estrecho, gracias amo, no sabía…

Casi a la vez Lucía levanto la cabeza aterrorizada, pero a la vez corriéndose…

-Lucía. - ¡¡¡Que!!!, nooo ¡¡¡papa!!!

-Julio. -¡¡¡Que!!!, aggg, me corrooo.

-Lucía. -Y yo, aggg

Los dos se corrieron, pero ninguno hizo por quitarse, al revés Julio a pesar de la corrida seguía con la polla tiesa, y siguió follándose a su hija, con más fuerza si cabe, mientras su hija con lágrimas en los ojos tampoco hizo intención de salirse, como su padre empezó a mover más fuerte su culo, hasta que ambos se corrieron.

Cuando terminaron y Julio se salió del coño de su hija, y yo que ya estaba que me iba a correr sin tocarme de la excitación.

-Juani de rodillas y limpiale la polla a Julio, y tú ni te muevas guarra.

Se puso de rodillas y empezó a limpiarle la polla llena de los fluidos y de sangre de su hija, me fijé por primera vez en Juani, con unos pantys beige, pero rotos por la parte del coño (luego supe que se los rompió ella misma antes de vestirse para la boda), sin bragas como era habitual en ella y un sujetador precioso color champagne.

-Ahora te toca el otro agujero guarra.

Y sin miramientos y solo con la lubricación de sus fluidos que eran muchos, le terminé de rasgar los pantys y se la metí de golpe en su culo, un culo estrecho, pero muy apetecible.

-Lucía. -Aggg, uhmmm, fuerte amo, me gusta fuerte, siii.

Su padre no salía del asombro, mientras el resto menos Diego que aún seguía siendo follado por Isa, se rieron.

-Ponte de rodillas en la cama y que te coma la polla, que según tengo entendido de eso si sabe.

Ni pio, porque el muy maricón estaba ya empalmado otra vez, se subió en la cama y mirando por primera vez a su hija a la cara.

-Julio. -Somo tal para cual nena.

Y sin dejarla replicar, tampoco podía porque solo gemía y pedía más, se la metió en la boca de golpe.

-Me corrooo.

Ya no aguantaba más y llevaba tanto tiempo excitado que me corrí como hacia días que no lo hacía.

-Ufff, que culo más rico, límpiame la polla y ahora le limpias el culo a esta guarrilla.

Y Juani feliz con todo lo que le estaba viviendo, se amorro a mi polla, dejándola limpia, porque había salido algo sucia del culo de Lucía, y entre que seguía excitado y que me la chupo muy bien, me volví a empalmar.

-Ahora limpia el culo a esa, gorda.

Y así lo hizo.

-Jara. -Amo, el maricón de Diego se ha corrido ya tres veces, y su perra ni le cuenta, jajaja.

-Pues vamos a seguir haciéndolo disfrutar, sácala de la boca de tu “nena” y córrete en la de este perro, Julio.

Y asi lo hizo, se bajó de una cama y se subió en la otra, mientras Lucía había caído en una vorágine de orgasmos, porque empezó a suplicar a Juani que parara, y otro guantazo que le cayó.

-Jara. -Aquí solo una persona tiene el poder de ordenar puta, y no es otro que nuestro amo.

-Lucía. -Lo siento uf, me voy a correr otra vez, perdone señora, pero me va a dar algo…

Y para nada era mi intención, y a Ceci la tenía abandonada.

-Es toda tuya Ceci, te lo has ganado.

-Ceci. -Ufff gracias amo, pero si me da usted permiso lo que necesito es una polla, perdón mi atrevimiento amo, pero uf.

-Pues hay tienes a dos, pero date prisa porque no creo que duren mucho.

De mala manera y sabiendo que tenía poder sobre Isa, la quito de su marido de mala manera (me gusto).

-Ceci. -perro a la cama y ahora cuando la tenga dentro quiero la tuya en el culo.

El panorama era alucinante, Lucía ya ni se movía, Juani como no le habíamos dicho lo contrario seguía comiéndole el culo y el coño, Isa en el suelo derrengada, Mimi en un sillón con una cara de perra necesitada, pero sin atreverse a tocarse y Jara y yo disfrutando del espectáculo.

-Las dos al suelo, y en posición.

Juani lo hizo al instante, pero a Lucía le costó, porque no podía ni moverse.

-Quítale el dildo a Isa y póntelo Mimi.

Me subí a la cama…

-Fóllame Jara, y tú ahora cuando me esté follando, quiero que te folles a tu tía por el culo.

Jara se subió a la cama, se apartó las bragas, se empalo mi polla y pidiendo permiso empezó a besarme, hasta que sintió como Mimi la empalaba por su culo.

-Jara. -Uf, gracias amo, como lo deseo, ¿puedo correrme?

Cada día me gustaba más.

-Podéis hacerlo todas tantas veces como deseéis.

Ceci y Jara empezaron a gritar y a correrse, ambas ya llevaban mucho tiempo esperando. Tambien lo hicieron Julio y Pedro, que fueron apartados de mala manera por Ceci.

-Ceci. -Gorda, límpiame.

Le gustaba, le gustaba ser tratada como una cerda, porque a pesar de los kilos, pego un salto y se metió entre las piernas de Ceci a limpiar las corridas que acaba de recibir.

-Me voy a correr perras, o lo hacéis conmigo u os castigo.

Agarre con fuerza los pezones de Jara, que solo me miro y sonrió y me corrí, a la vez que lo hacia ella y Mimi, esta última se salió rápidamente del culo de su tía, y yo tras besarla apasionadamente me quité a Jara.

-Juani al baño ya.

Se bajo de la cama y poniéndose a cuatro patas, se fua al baño.

-Tú también perro.

Se le veía hundido, pero sin rechistar hizo lo mismo que Juani y a cuatro patas se metió en la ducha junto a Juani.

-Vamos a mear.

Y todos menos Lucía que no se podía mover, nos fuimos meando en ambos, yo ya lo esperaba, pero el resto se asombró al ver como Juani llego a correrse dos veces siendo meada por todos, pero lo que no esperaba era que Diego se volvió a empalmar.

-Vámonos a mi habitación, vamos a dar por terminada la noche, me quedan dos culos que desvirgar, pero lo voy a hacer a solas, Mimi tú quédate con Lucía.

A esta se le ilumino la cara y ayudando a Lucía a levantarse la metió en la cama.

Estábamos ya saliendo, cuando…

-Lucía. -Papa, esto le haría falta a mama.

Nos quedamos todos parados, pero tomé nota y reaccionando me fui a mi habitación, aunque Jara volvió a sorprenderme.

-Jara. -Vosotras a cuatro patas perras.

Y Diego, Isa y Juani nos siguieron tal y como les ordeno Jara.

Entramos en mi habitación y todas estaban esparramadas entre los sillones y el suelo, menos Lu que estaba follándose a Pedro.

-Raquel. -Hola amo, señora hemos cumplido su orden, y por turnos, algunas hemos repetido, jajaja, no hemos dejado de follarnos a este maricon, se ha corrido seis veces y sigue empalmado, es alucinante.

-Parad ya, dejadlo descansar, Lu y Ana a la ducha, os quiero arregladas para mí, el resto cada una a su habitación, menos Jara, a ti te quiero en la de Isa y Diego, haz con ellos lo que quieras, y como es muy tarde Gema y Ceci también se irán contigo.

-Julio. - ¿Y yo amo?

-Vete a tu casa, mañana tienes que traerle ropa a tu hija, por cierto ni se te ocurra tocarla sin permiso.

-Julio. -Se de quien es y de quien soy yo amo, ni se me pasaría por la cabeza.

-Eso me gusta, a las once te quiero en su habitación, espero que sepas traerle ropa acorde con su nueva condición, pero si tienes dudas llama a Jara o a Lu. A las doce os quiero a todos aquí, y cuando digo todos es todos, (la única que podría tener problemas era Juani, pero sabía que iba a ser la primera en estar) buenas noches.

Recogieron su ropa y a excepción de Julio que si se iba, nadie hizo intención de vestirse, se despidieron de mí y cada uno se fue a su habitación.

-Jara. -Cuando pueda hable con Ana del tema de la amiga de Yolanda amo, no se lo he dicho antes, porque ha estado ocupado.

-Gracias, lo hare mañana, buenas noches.

No se había cerrado la puerta cuando aparecieron las dos, uf, ambas con un conjunto de braga y sujetador lila y negro, de encaje y seda y medias negras con costura trasera y zapatos de tacón, los de Ana eran los mismos, pero Lu se había puesto unos negros abiertos por atrás, pero con un tacón de doce centímetros.

-Uf, como estáis de guapas, ¿venias preparada?

-Ana. -No sabía qué me iba a quedar amo, pero sí que traía una muda de ropa interior, porque si sabía cómo iba a quedar la que traía puesta, jajaja.

-Lu. -Cuando he visto el que se estaba poniendo, me ha hecho gracia, porque yo tengo otro igual y me lo he puesto, ¿le gusta?

-Uf, me encanta, voy a desvirgar lo único que os queda, asi que las dos a la cama a cuatro patas.

Como las dos son bajitas, era la mejor forma de hacerlo, se les ilumino la cara.

-Para que sea más fácil, quiero que mientras te follo el culo, le lamas el suyo a Lu.

Entendió perfectamente, que a ella no se lo iba a lubricar, pero solo sonrió, espero a que Lu se pusiera delante de ella para empezar a comerle y lubricarle el culo, dejándome el suyo expuesto.

-Ana. -Es todo suyo, llevo deseándolo desde el primer día, rómpalo.

Me puse detrás de ella y de un golpe se la metí, me dolió, pero a ella más, pero no grito solo agarro las sábanas con fuerza, mientras apoyaba su boca su lengua en el culo de Lu.

Como ya me había corrido, y a pesar de que estaba excitadísimo de tener a Lu y a Ana conmigo, sabía que iba a durar.

-Ana. - ¿Puedo correrme?

-Si.

-Ana. -Gracias, aggg, me corrooo.

Me salí de ella, sin miramientos, sabía que le iba a doler, pero también que eso le gusta, la tire al suelo y tirando de las piernas de Lu, la atraje hacía mí y la penetre también de golpe, aunque se notó la lubricación que le había dado Ana con su lengua, a la vez que a mí con su culo, por lo que aunque me costó entro bien.

-Lu. -Gracias amo, haga de esta perra lo que desee, soy suya, aggg, como lo deseaba.

Ya no iba a aguantar mucho.

-Voy a correrme perra, quiero que lo hagas conmigo, ufff, me corro.

Y a la vez soltó un alarido que se escuchó en todo el hotel.

-Lu. -Me corro.

Me deje caer en su cuerpo, cansado, cuando me recupere me deje caer en la cama.

-Perra, límpianos.

-Ana. -Ahora mismo amo.

Empezó por mí y cuando me dejo la polla brillante se fue a por Lu, y no paro de limpiarla hasta que le arranco otro orgasmo.

-Vamos a dormir, que son las cuatro de la mañana.

Ana se fue a la otra cama, sabiendo muy bien cuál es su papel, mientras Lu se metía entre las sábanas y pidiéndome permiso con la mirada, se abrazó a mí no tardando en quedarse dormida.

-Ana. - ¿Puedo decirle algo amo?

-Puedes.

-Ana. -Sabe que está enamorada de usted ¿no?

-Lo sé, ya veremos cómo va avanzando esto, por cierto mañana tenemos que hablar, tengo que pedirte un favor para otra persona, pero solo si puedes ayudar, no quiero obligaciones por ser mi perra, y si no puedes por lo menos que me aconsejes.

-Ana. -Si está en mi mano lo hare amo, ya sabe que yo me debo al partido.

-Gracias, buenas noches.

Puse el despertador del móvil a las 10 y me quedé frito.

A las nueve más o menos sentí a Ana llamarme.

-Ana. -Señor, su móvil está sonando y ya es la segunda vez, lo mismo es importante.

Lo cogí y al ver quien llamaba…

Continuara…

Soy amo, me encanta la dominación, me gusta tener y someter a parejas y a quien se quiera iniciar, necesitar un tutor o conocer este estilo de vida

Mi Skype es ra_ul1967, mi correo [email protected] y mi Telegram @Amo_Leo, hablo y respondo a todo el mundo, siempre que lo haga con respeto.

(Sin valorar)