INICIO » Confesiones

Encuentro (Parte I)

  • 3
  • 2.966
  • 9,80 (5 Val.)
  • 1

Habíamos quedado en encontrarnos, nos conocimos por internet e intercambiamos algunos mensajes por celular, no sabía cómo sería ese encuentro, estaba nerviosa como la primera vez, soy madura linda y bella cola y buenos pechos.

Llegué al lugar del encuentro, aguardé algunos minutos, y sonó mi celular, era él me dijo que estaba en el estacionamiento del shopping, fui para allá, y escucho una voz, “aquí estoy”; era un hombre apuesto, venía en su camioneta, subí en ella y nos sonreímos.

Charlamos de cosas pero ambos sabíamos que queríamos, esta sería nuestra primer cita sexual, para eso nos habíamos encontrado; sin más me pregunta, “¿dónde quieres ir, tomamos un café o vamos a un hotel?”, elegí la última, ya estoy grande para rodeos, un brillo en sus ojos, al escuchar mi respuesta; anduvimos unas cuadras y entramos a un hotel en la colectora.

Llegamos a la habitación, nos abrazamos y nos besamos, él se colocó detrás de mí me apoyo y pude sentir su miembro, contonee mis caderas mientras desabrochaba mi blusa, acarició mis pechos por encima del sostén, baje mi jean y un suspiro salió de su boca al ver mi tanga negra, al mismo tono del sostén.

Beso mi cuello mientras con mi brazo acariciaba su nuca y él acariciaba mis nalgas, un suspiro dejo salir, eres hermosa, con mi mano comencé a buscar su miembro lo toque estaba erecto, nos pusimos de frente y acaricie su pecho, lo bese, mientras iba bajando suavemente; con la lengua fui rodeando y recorriendo su miembro, y me lo introduje en la boca, lo saboree, y escuchaba sus jadeos, mientras acariciaba mi pelo.

Me dijo ven vamos a la ducha, me desabroche el corpiño, y él bajo mi tanga, graduó el agua y me hizo pasar el agua nos mojaba, nos besamos apasionadamente, me arrodille y bese su miembro, comencé a chuparlo todo, me lo coloque todo en la boca, haciendo garganta profunda, me ahogué con su pene, me hizo levantar y me apoyo su miembro en mi cola, me hizo jadear, se acomodó de rodillas y beso todo mi ano, lo saboreó como nunca nadie antes, yo jadeaba estaba como loca de placer; me unto con crema y su dedo se deslizo en lo más profundo, hizo el entre y saca, ahaha ah ah que rico, me susurra algo al oído,” te la pongo un poquito”, en lo mejor del placer, respondo ah ah siiii ponerla por favor.

Me separa las piernas estando de pie, inclino mi cola para afuera mientras con una mano abro una de mis nalgas, siento su miembro entrar, aaaah ahahah, entra y sale muy suave, me encanta; me dice vamos a la cama, si amor, mientras seco mi cuerpo.

Tal vez por los nervios después de mucho tiempo, un inconveniente hizo que lo venía siendo hermoso hasta ese momento, se detuviera, de todas formas pudimos seguir sin penetración así que me dedique por completo al sexo oral, recibiendo un “aaaahhh que bien que la chupas aaahahaha.

Continuará en el próximo encuentro ya que quedamos seguir pues ambos nos quedamos con ganas de más. Espero les haya gustado.

(9,80)