INICIO » Sexualidad

Fantasía en la calle

  • 6
  • 8.921
  • 9,79 (19 Val.)
  • 0

Bien, les contaré una anécdota que me acaba de suceder hace poco.

Salía del trabajo con rumbo a mi casa, me detuve en un semáforo con la luz roja, en eso se acerca a mi auto una mujer entre los 30 y 35 años más o menos, de complexión media, altura 1.65 aproximadamente, delgada poco busto y pocas nalgas, tez aperlada, la mujer se veía un poco sucia honestamente, en su mano traía un plato con dulces y una botella con agua para limpiar vidrios, cuando estaba junto a mi venta baje el vidrio y me ofreció de los dulces que tenía en venta, le compre varios dulces y se ofreció a limpiar mi parabrisas justo antes de que terminara de limpiarlo el semáforo cambio, no quería irme sin darle una ayuda por limpiar el vidrio, así que pronto le dije:

- Señora me parare aquí adelante pasando el semáforo camine hacia haya para darle una ayuda.

La mujer me dio las gracias y se acercó a la orilla de la calle para cruzar hacia mí.

Mientras yo avanzaba hacia donde me estacionaria para darle la ayuda a la mujer, recordé un video porno que había visto donde un hombre le ofrecía dinero a una desconocida en la calle, así que me empecé a imaginar que me diría la mujer si yo le ofrecía dinero por sexo. Ella se acercó del lado del copiloto esta vez, baje el vidrio del auto, en eso metí mi mano a mi bolsa trasera del pantalón para sacar mi cartera, saque un billete de 50 pesos (mexicanos) ella los recibió y mientras me daba las gracias por la ayuda, en mi mente pensaba hacerla la propuesta de ofrecerle el dinero a cambio de sexo, tenía miedo de la respuesta que obtendría y no pude hacerlo.

Así pasaron varios días y yo tomaba la misma ruta para ver si la volvía a encontrar y esta vez sí hacerle la propuesta… pero en el lugar donde la había encontrado la primera vez ya no estaba, un día la volví a encontrar en el mismo cruce ya había olvidado la idea que tenia de ofrecerle dinero a cambio de sexo, estaba un poco larga la fila así que quede unos carros atrás en la fila cuando vi que estaba cerca de mi auto baje el vidrio rápidamente y saque mi mano haciendo seña que se acercara, la mujer vio y se acercó, traía el mismo plato con dulces y su botella con agua.

Le dije a la mujer, que cuanto quería por todos los dulces que traía en el plato, esto con el fin de que notara que traía dinero y así poder hacer mi propuesta (en su plato no traía más de 15 dulces diferentes así que no sería mucho dinero el que gastaría)

Ella no sabía cuánto pedir por los dulces, así que abrí mi cartera y saque 100 pesos y le dije.

-¿Con esto estará bien? -Ella se sorprendió y dijo que estaba bien.

En eso el semáforo cambio y le dije lo mismo de la primera vez que me estacionaria más adelante y si podía ir, y así ocurrió esta vez me di valor para proponerle sexo a cambio de dinero, cuando llego a mi auto, le pregunte un poco sobre ella primero, si era casada a lo cual respondió que no, no tenía hijos ni familia, no era de la ciudad, y no tenía a nadie me dijo que estaba viviendo en un refugio para personas en situación de calle, por fin se dio el momento y lance mi propuesta.

-¿Oiga disculpe mi atrevimiento, pero quiero proponerle algo, que le parece? -Ella me pregunto qué, que era esa propuesta.

-Bien -le digo quiero ofrecerle dinero- si usted hace algo por mí -ella de nuevo pregunto a qué me refería, la invité a subir al auto, y accedió pensé esto ya es un punto a favor.

En eso tome mi cartera y saque un billete de 200 pesos y le dije que, si por este dinero me daría sexo oral, la mujer se quedó en silencio un momento, pensé que me diría que no, que era un enfermo y cosas así, pero ella contesto: tomo el dinero de mi mano y con su cabeza acentuó un sí.

Yo no lo podía creer, ella guardo el dinero en una mochila que traía con un montón de cosas, pregunto a donde iríamos para que ella lo hiciera, le dije que podía comenzar de una vez y que yo manejaría solamente, así que ella se a cerco a mí y coloco su mano sobre mi verga y empezó a sobarla por encima del pantalón cuando ella sintió que ya se me estaba parando me desbrocho el botón y bajo el cierre del pantalón, bajo un poco mi bóxer y la saco, coloco su lengua en la base de mi verga y fue subiendo lentamente, cuando llego a la punta puso sus labios y comenzó a bajar de poco en poco rosando sus labios en mi verga solamente después de un rato comenzó a usar su lengua mientras se metía toda mi verga en su boca, yo seguía conduciendo como ya era noche me dirigí a un lago que hay en mi ciudad y tiene varias calles oscuras me pare en una de ellas recline el asiento lo más que pude para que ella se acomodara mejor y siguiera mamándomela ya habían pasado unos 25 min y ya no aguantaba más así que sin avisarle me vine en su boca, ella solo cerro los ojos dio un trago y siguió chupando sin dejar nada, yo estaba ya satisfecho después de tan buena mamada, ella se sentó en el asiento y me dijo: si me das 300 pesos más podemos coger, yo no esperaba eso pero era la fantasía completa de estar con una desconocida así que acepte, dejamos pasar unos 10 min y ella volvió a comenzar a mamármela por otros 15 min después la subí a mi levante su falda larga que traía e hice su calzón a un lado y le acerque mi verga a la entrada de su vagina y comencé a metérsela lentamente ella solo hacía gestos, estaba un poco seca aun pero conforme se la metía y sacaba empezó a mojarse, hicimos varias posiciones, después de unos 35 min ya sentía que me vendría ella estaba de perrito, justo antes de venirme dijo que se la metiera por el culo, me detuve un momento y trate de tranquilizarme para evitar venirme, seguía de perrito así que lleve mi verga a su culo y empecé a empujar poco a poco, ella gritaba un poco decía que le dolía así que le di un poco más lento, ya cuando la tenía toda adentro comencé a darle ya un poco más rápido, se sentía genial estaba bien apretada así estuvimos un rato más hasta que ya no pude aguantar más así que me vine en su culo, cuando saque mi verga se escurrió un poco de semen de su culo.

Nos vestimos y la deje cerca del refugio donde se quedaba, espero encontrarla de nuevo para repetir esa experiencia.

(9,79)