Nuevos relatos publicados: 15

Mi novia me entrega el culo

  • 3
  • 12.469
  • 9,25 (16 Val.)
  • 0

Y todo nos llevó aquí, estaba esperándote en ese apartamento, la loción, la corbata y mi camisa eran prendas que harían de esa noche una inolvidable, lo supe cuando llegaste solo con labios pintados y tacones.

La gabardina era para disimular ya que debajo de ella no traías ni bragas. Esas las sacaste de tu bolso y las sumergiste en la copa de champán que estaba junto a mi, bebiste la otra de un sorbo y te decidiste a besarme y a desvestirme te enloquecían las corbatas y a mi follarte con los tacones puestos eso te daba un aire tan de puta, mi puta.

Empezaste con una mamada de campeonato, incluso me dejaste tocarte la campanilla con la punta. Así seguimos hasta que salió tu lado de jinete y comenzaste primero una vaquera, luego una vaquera invertida, en esa posición te tome y literal realizaste un vuelo, la posición de supergirl junto con mi verga azotando tus nalgas hizo que cuando te puse en la cama no te resistieras a qué con mi mástil dejarás que te siguiera ejecutando para placer de ambos yo teniendo el control, tu disfrutando como una loca.

En ese momento mis pulgares jugaron con el orificio de tu ano en ese momento volteaste y literal como una zorrita me miraste y levantaste ese culazo que te cargas.

Saque mi mástil de tu concha y dejaste salir un ahhh, que me puso de ánimo para preguntarte.

Y- Puedo follarte el culo??

Eso lo dije mientras mi punta estaba en los pliegues del orificio

T- Si lo preguntas claro que no!!! Jajaja

En ese momento me moleste porque si afirmación me hacía ver débil, así que le dije:

Y- Me darás tu culazo y de ahora en adelante te follare el culo antes que la concha comprendiste

En ese momento metí sin contemplaciones el falo y comencé a follar más salvaje cada embestida ella sólo grito al inicio, maldijo y al final pedía más más más...

Y- Ves como te gusta putita, ahora empieza a gatear baja de la cama

Ella sólo alcanzo a exclamar un umhu qué con una nalgada y el chillido de la cama era lo único que se oía en el cuarto.

Cuando llego al suelo la detuve y la gire, si espalda dio al suelo y sus tetas saltaban cada vez que yo la jalaba a mi y por la gravedad así hasta que suplico

T- Basta, no la aguanto toda tu ganas, pero déjame descansar y en eso lo único que alcanzo a decir era un aggg que me decía que otro orgasmo llegaba a ella.

Y- Nada de eso, me la vas a babear y te voy a dar hasta que se me vacíen los huevos putita

En eso no pudo decir otra cosa más que hay que rico...

La levanté y la gire para que con mis pulgares sus pezones pagarán el precio mientras con mis piernas no le di tregua hasta que se llevó a cabo lo cumplido.

Cuando terminamos me dio un beso y reposo hasta que tuvo fuerzas de ir por su tanga y exprimirla directamente a mi boca.

Y- Mmm... champán y tus jugos una combinación deliciosa.

Saludos

LJABS

(9,25)