INICIO » Parodias

Tras bambalinas (Parte 3)

  • 16
  • 1.286
  • 9,00 (2 Val.)
  • 0

Capítulo 3. La Verdadera Reina de Kalos: La Condesa de Xerneas.

En el interior de la oficina de la Palermo, la famosa y más importante productora del Performance en todo Kalos, podemos observar como la hermosa Aria, la actual Reina de Kalos, se encuentra arrodillada frente a la mujer y con la mayor devoción del mundo sostiene uno de los pies de la mujer con delicadeza y empieza a recorrerlo con sus suaves manos, aplicando un poco de presión sobre los arcos y lográndole sacar una sonrisa de satisfacción a la mujer.

Lentamente la productora fue acercando su pie al rostro de la chica, quien inmediatamente comenzó a besarlo con mucho cariño, mientras que su nariz podía percibir el aroma un poco fuerte del pie ligeramente sudado de Palermo e instintivamente se acercó más para poder inhalarlo con libertad, como si se tratara del perfume más exquisito del mundo.

Veo que te encanta el olor de mis pies ¿No es así, Aria? comentó Palermo muy satisfecha de ver como aquella sensual chica se encontraba de rodillas a sus pies y tratándolos como si fueran algo sagrado.

Sí, mi Ama ¡Adoro el olor y el sabor de sus perfectos pies! comento la pelirroja muy sonrojada, y sobra decir que estaba totalmente fascinada por aquella fragancia, ya que sin necesidad de alguna orden comenzó a pasar su lengua por aquellos bien cuidados pies de manera lenta, deleitándose con su sabor y sacándole unos cuantos suspiros de placer la mujer, quién de manera un poco brusca puso su otro pie frente al rostro de la chica en señal de que también necesitaba el tratamiento.

Y Aria entendió de inmediato lo que su Ama quería ya que con mucho gusto tomó ambos pies, hundiendo su hermosa cara en ellos e inhalando profundamente la embriagante fragancia de su sudor, antes de seguir lamiendo con devoción cada centímetro de piel y comenzar a acariciar suavemente cada uno de los dedos de los pies de Palermo antes de meterlos uno por uno en su boca, en donde los limpiaba y los saboreaba como si se tratara de unos deliciosos dulces.

Después de unos minutos en los cuales Aria adoraba con mucho cuidado y amor los pies de Palermo, la mujer le ordenó detenerse y después de darles un último y profundo beso de adoración, la chica depósito suavemente los pies de la mujer en el suelo y la miraba esperando más órdenes.

Los has hecho muy bien mi bella Aria, pero hay otra parte de mi cuerpo que también necesita de tu atención mencionó la mujer mientras abría sus piernas, revelando que no estaba usando ningún tipo de prenda íntima, por lo que su coño estaba al descubierto Pero te quiero desnuda.

Muchas gracias, mi Ama, usted sabe que yo sólo vivo para servirla contestó la pelirroja alegre antes de levantarse y comenzar a quitarse la ropa de un modo bastante sexy, dejando en libertad sus enormes pechos talla 95, un depilado coño y sus perfectas y deliciosas nalgas, y una vez desnuda volvió a arrodillarse ante Palermo.

Sobra decir que Aria estaba muy excitada al ver la concha de la ex-Reina de Kalos y se acercó lentamente a ella, como si fuera una gatita, para comenzar a masturbar a su maestra, pasando sus suaves manos sobre su intimidad para comenzar a introducir sus dedos en la vagina de la mujer y hacerla gemir de placer.

A pesar de estar contenta y excitada Aria solo veía a su maestra directamente a los ojos, esperando ver el placer reflejado en los fríos y hermosos ojos grises de su Ama, quién después de unos minutos llego al orgasmo llenando las manos de Aria con sus líquidos y la pelirroja de inmediato comenzó a saborear sus manos hasta dejarlas totalmente limpias y al terminar empezó a lamer con devoción el coño de la mujer hasta eliminar todo rastro de sus fluidos.

Sin duda eres una esclava perfecta Aria, por lo tanto te has ganado una recompensa. ¡Ponte en 4 patas y muéstrame tu culo! ordenó Palermo mientras se despojaba de su vestimenta, revelando que a pesar de su edad aún conservaba un físico envidiable y de un compartimiento su escritorio saco un consolador, con un dildo incluido, el cual que se apresuró a ponerse.

¡Si, Ama Palermo, lo que usted ordené! contesto Aria con absoluta emoción y obedeciendo al instante la orden que se le fue dio, ella esperaba pacientemente cuando sintió que la mujer comenzaba a penetrar su ano sin aviso previo causando que la chica soltara un leve grito de dolor, que no tardó en ser sustituido por gemidos de placer.

¡¡¡Esto es fantástico, mi pequeña esclava!!! ¡¡¡Darte por el culo es maravilloso!!! E imagino que estarás muy feliz ya que dentro de poco tendrás una nueva hermanita con la que podrás jugar y enseñarle a adorarme como me lo merezco.

Lo... Ahhh... se... Ahhh... Ama... Pro-pronto... Ahhh... muy... pronto... Serena... Ahhh... se-será... Ahhh... totoda... suya... Ama... Palermo... Ahhh... y las... dos... Ahhh... es-estaremos... Ahhh... a... sus... Ahhh... pies... sir-sirviendo... y.... Ahhh... ado-adorando... a... la... Ahhh... ver-verdadera... Ahhh... Reina de... Ahhh... Ka-kalos exclamo la excitada pelirroja entre gemidos.

Después de unos placenteros minutos en los que aquel juguete penetraba con fuerza su ano, Aria estaba a punto de correrse y Palermo lo sabía, ya que comenzó a darle unas fuertes y sonoras nalgadas a la joven, quien no dejaba de gemir hasta que el ansiado orgasmo finalmente llego.

Mu-muchas... gra-gracias... Ahhh... mi Ama... Ahhh... adoro que... Ahhh... disfrute... de jugar... con mi... cuerpo agradeció la Reina de Kalos entre gemidos por el reciente orgasmo, mientras su cuerpo aún temblaba de placer.

Limpia mi juguete Aria ordenó Palermo con frialdad mientras sacaba el consolador del interior de la chica de un solo golpe, lo cual le saco un gran suspiro a la pelirroja, quien rápidamente se dio la vuelta para cumplir con la orden que se le dio.

Minutos después Aria se encontraba nuevamente de rodillas en el suelo, esta vez limpiando el juguete de color negro con su boca, sus labios apretaban con fuerza el consolador y su hábil lengua lo recorría para eliminar todo rastro de sus jugos, hasta que sintió una suave caricia en su cabeza.

Es suficiente mi pequeña, ahora arréglate y vístete. Tenemos asuntos pendientes que debemos atender pidió la mujer y poco tiempo después Aria se encontraba perfectamente arreglada, por lo que nadie creería que en esa oficina hubiera pasado otra cosa más que una agradable conversación entre maestra y discípula. Por lo que ambas mujeres salieron de aquel edificio y entraron rápidamente en una limusina para dirigirse hacia un lugar por el momento desconocido

¿Y qué opina de la nueva generación de Performers, Maestra? pregunto Aria con educación, aunque conteniendo el deseo que tenía por la mujer frente a ella, ya que sabía muy bien que frente a los demás tenía que fingir que solo era una representada más de la productora.

La verdad es que a excepción de Serena no llaman mucho mi atención sentencio la mujer con firmeza antes de añadir Aunque reconozco que muchas de ellas son muy bellas y sin duda habrá mucha gente que podría interesarse en ellas, pero ninguna de ellas posee el talento necesario para ser la siguiente Reina de Kalos.

Entonces solo esperaremos a que Anthony traiga de vuelta a Serena comento la pelirroja mientras un ligero rubor teñía su rostro al mencionar aquello, lo cual no pasó desapercibido para la productora

No entiendo si esa reacción es por Serena o por el inútil de Anthony comentó Palermo con desdén haciendo que la Reina de Kalos se apenara por haber sido descubierta.

Bueno Serena es una chica muy linda y agradable, y no solo por su aspecto físico, ya que también es una buena persona. Y Anthony, él es un chico muy adorable, un verdadero caballero y es bastante guapo admitió Aria con ensoñación y tratando de contener un suspiro Es por eso que me sorprende mucho que no se lleve muy bien con él, en especial considerando que es su único sobrino, a veces incluso me parece como si usted lo odiara.

Odiarlo... Eso es verdad. Pero Aria tiene mucha razón sobre Anthony, desde que era niño él siempre fue muy amable y caballeroso. Tal vez el problema está en su apariencia física, en aquel cabello oscuro como el ébano, en esos resplandecientes ojos azules, en aquella voz tan varonil y en su bien marcado cuerpo, si eso es. La única culpa que tiene Anthony es la de ser la viva imagen del único hombre al que alguna vez ame, aquel quién se aprovechó de mis sentimientos y me manipuló a su antojo, aquel quién me abandono al preferir a mi joven hermana y que también la abandono a ella después de embarazarla: El hombre que me mostró el placer de la carne y que también destruyo mi corazón, aquel que me convirtió en lo que soy".

Maestra ¿Se encuentra bien? pregunto Aria con preocupación y sacando a la productora de sus pensamientos.

No te preocupes Aria, solo estaba recordando un poco del pasado, aquello que me trajo aquí y tras decir eso la mujer sacó de un compartimiento del auto una máscara azul que parecía estar hecha de zafiros con unos adornos de oro similares a los cuernos del pokémon legendario Xerneas, la cual tenía incluido un modificador de voz, y de nueva cuenta se despojó de su ropa, pero en esta ocasión para ponerse un elegante vestido de color añil con bordados de oro, el cual le daba el aspecto de alguien de la realeza.

Después de algunos minutos fue cuando por fin llegaron a su destino: el portentoso Palacio Cénit. Al bajar del vehículo fueron atendidas de inmediato por la servidumbre del lugar, la cual estaba conformada únicamente de jóvenes mujeres, y que las condujeron hasta el salón principal del palacio.

Amo, La Condesa de Xerneas y la Reina de Kalos se encuentran aquí. Con su permiso me retiro anuncio una hermosa chica de cabello rubio de aproximadamente unos 25 años.

Muchas gracias Emily puedes retirarte, es un verdadero placer para mi tener aquí a la Condesa de Xerneas y a la Reina de Kalos en mi humilde palacio contesto el Rey Cénit, dueño del lugar, mientras hacia una educada reverencia y besaba la mano de ambas mujeres antes de invitarlas a tomar asiento.

Su Majestad, me gustaría saber cuál fue el motivo de su llamada ¿Acaso la Princesa Allie no está complacida con el séquito que pidió? preguntó Palermo con una educada frialdad mientras aceptaba una taza de té de otra de las sirvientas del lugar.

Para nada Condesa, sino todo lo contrario ¡Mi pequeña y yo estamos tan contentos con sus servicios que deseamos pedir otro lote! exclamo aquel noble con emoción.

Entiendo, es bastante bueno escuchar eso ya que precisamente ahora tengo a algunas candidatas disponibles respondió la mujer mientras sacaba un grueso catálogo, en el cual estaban las fotografías de varias chicas y debajo de cada una de las imágenes había algunos datos sobre la chica junto a una cifra, y se lo entregaba Escoja a las chicas que considere más adecuadas.

Después de unos minutos el excéntrico aristócrata marco con una cruz roja las fotografías de 6 chicas y le devolvió el catálogo a Palermo.

¿Y cuándo estará disponible mi nuevo séquito de jóvenes y obedientes sirvientas, mi estimada Condesa? pregunto aquel hombre, sin hacer nada para ocultar la lujuria que sentía.

Su Majestad, usted ya debe de saber que su mercancía estará en su puerta y lista para obedecer en un plazo de 3 días después de su respectivo pago. Y si no se le ofrece algo más, le pido su permiso para retirarme.

De acuerdo Condesa, se a la perfección que Las Siervas de Xerneas nunca decepcionan, es un verdadero placer hacer negocios con usted y deleitarme con su agradable visita comentó el hombre, quién se puso de pie para ayudar a las mujeres a levantarse, antes de besar sus manos a modo de despedida y mirar lujuriosamente a Aria.

Una vez fuera de la residencia, ambas volvieron nuevamente al auto. Y después de quitarse aquella vestimenta, Aria noto que Palermo se veía cansada por lo que se atrevió a preguntarle a la mujer que si se encontraba bien, todo sin dejar de mirar con deseo el cuerpo desnudo de la productora.

Por supuesto querida, solo basta con que vaya a mi casa a descansar. Además mañana tienes una gira así que sería bueno que también lo hicieras dijo la mujer mientras se acercaba a la joven y comenzaba a besarla con pasión.

Lo haré mi Ama, usted siempre sabe lo que es mejor para mí. No sabe cuánto deseo que Serena me quite el título de Reina para estar a su servicio todo el tiempo al igual que Isabelle respondió la pelirroja con auténtica devoción en cada

Lo se, preciosa. Yo también quisiera tenerte en mi casa todo el tiempo y a mi total disposición, pero sabes que si ella no es digna deberás vencerla sin piedad terminó Palermo para silenciarla de nuevo, ahora con un lujurioso beso estilo Kalos, mientras sus manos recorrían las firmes y suaves tetas de Aria.

Después de ponerse su vestimenta habitual y dejar a Aria afuera de su departamento en Ciudad Luminalia Palermo al fin llegó a su mansión, la cual se encontraba a las afueras de Ciudad Glorio y apenas abrir la puerta se encontró con una preciosa chica de sedoso y fino cabello negro, con unos hermosos ojos marrones, unos pechos talla 100 y una exquisita piel de porcelana, enfundada en un erótico disfraz de sirvienta que no dejaba nada a la imaginación.

Se trataba de Isabelle, la anterior Reina de Kalos y quien al igual que Aria, era una esclava personal de Palermo y parte de la colección privada de la productora.

Muy buenas noches, mi Ama ¿Desea un baño relajante para eliminar la tensión del día? preguntó cortésmente la joven mientras se ponía de rodillas.

Esa idea suena fabulosa me encanta que me conozcas tan bien, así que ven conmigo Isabelle.

Es un verdadero placer estar a su servicio, mi Ama contestó la joven mientras seguía a Palermo con un seductor caminar.

Después de un relajante y muy erótico baño en donde la pelinegra se encargo de enjabonar hasta el último centímetro del cuerpo de la mujer, mientras ella se encargaba de jugar con sus prominentes pechos, la productora finalmente se fue a dormir acompañada de Isabelle, quien se quedó dormida mientras lamía los pechos de su Ama.

Al día siguiente, cerca de las 9 de la mañana, la mujer salió en dirección a su oficina acompañada de Isabelle, quién ahora vestía como una eficiente y elegante secretaría, pero sin dejar de verse hermosa.

No había duda de que Palermo debería de buscar más mercancía, gracias a que un inesperado pero muy productivo pedido de parte del elegante Buque Real, procedente de Unova contrato a muchas de sus chicas. Después de todo un barco de lujo necesita a muchas chicas como camareras y también a algunas que trabajen en el bar, junto con un pedido especial del casino de Ciudad Azulona en Kanto que requería de nuevas croupier.

Para la mujer el proceso de la cacería resultaba particularmente erótico, le encantaba ver los ingenuos y felices rostros de aquellas chicas llenas de esperanza en que ella les ayudaría a cumplir su sueño de ser la Reina de Kalos y todo para que terminaran siendo unas obedientes esclavas con el único objetivo de ser lo que ella decidiera que fueran.

Experimentar todo ese poder era en extremo excitante y una de las mejores cosas es que ni siquiera tenía que preocuparse por lidiar con los familiares o amigos de sus víctimas ya que una simple orden suya bastaba para destruir por completo relaciones y vínculos forjados durante años. Ante la vista de todo el mundo parecía que a esas lindas señoritas solo se les había subido la fama a la cabeza.

Fue cerca de las 10 de la mañana Palermo se dirigió a la sala de conferencias de su oficina y tras realizar algunas llamadas solicito la presencia de las chicas que vendió el día anterior, al llegarle la notificación de un enorme pago en sus cuentas ficticias.

Buenos días, señorita Palermo. En que podemos servirle saludaron las chicas con educación y un tono de voz ligeramente sumiso.

Buenos días chicas, el día de hoy por fin tendrán la oportunidad de cumplir su sueño mencionó Palermo regodeándose con el placer de ver la esperanza en los ojos de aquellas inocentes muchachas antes de que su sueño y sus vidas cambiarán para siempre, mientras tomaba una pokébola y liberaba a su pokémon principal.

Pero las chicas no se sorprendieron en lo absoluto al ver a Malamar, ya que durante su entrenamiento con Palermo al igual que sus demás compañeras veían a diario al pokémon revolución durante la hora de la relajación, en donde el muy amable calamar emitía para ellas un agradable destello de luz que las ayudaba a encontrar la paz interior, razón por la que las chicas ya estaban acostumbradas a caer bajo el efecto de la Hipnosis de Malamar y no solo no oponían ninguna resistencia sino que lo disfrutaban mucho, así que una vez que estuvieron en un profundo trance fue cuando una fotografía del Rey Cénit apareció en la pantalla detrás de ella.

Escúchenme muy bien, este hombre es el Rey Cénit y a partir de hoy es su nuevo Amo, ustedes son de su propiedad y el único objetivo de su existencia es servirlo en todo les dijo Palermo con frialdad antes de ponerse de pie y hacerse a una lado para que las chicas pudieran observar aquella imagen sin problemas Ahora quítense la ropa y mastúrbense mientras recitan lo que les acabo de decir ¡Grábenlo en lo más profundo de sus débiles mentes!

Sí, Ama Palermo. Lo que usted ordene contestaron las 6 chicas al unísono mientras se quitaban su ropa hasta quedar totalmente desnudas y sus manos iban directamente a su entrepierna.

El Rey Cénit es nuestro nuevo Amo, somos de su propiedad y solo existimos para servirlo en todo comenzaron a recitar las chicas mientras se masturbaban y con el paso de los minutos seguían recitando aquella indicación entre gemidos, la cual tal y como se les ordeno, iba grabándose completamente en sus influenciadas mentes eliminando cualquier otro recuerdo y convirtiéndose en su nueva realidad.

Mientras tanto Palermo solo observaba la escena con frialdad y desdén, ella no ocupaba su cuerpo para instruir a unas simples sirvientas, las únicas que eran dignas de apreciar, dar y recibir placer de su cuerpo, era la creme de la creme, la élite de la élite, aquellas escasas chicas que al igual que Aria e Isabelle probaran ser dignas de convertirse en sus esclavas personales, chicas como Serena.

Continuara...

(9,00)