INICIO » Categoría » Confesiones

Confesiones

de 44 «

Mi tía Clotilde y Eva en la pensión Soto

Había pasado de ser un muchacho de 18 años que antes cada vez que tenía una erección recurría a masturbarme, a un hombre con dos mujeres totalmente dispuestas a complacerme y reclamaban cada gota de semen entre ellas sin saber que me compartían
  • 5
  • 2.655
  • 8,40 (5 Val.)

Una noche de reflexión de aventuras y lecturas

En una noche introspectiva de encuentro con mi ser, terminé recordando y sintiendo cada cosquilleo al recordar como fui penetrada una y varias veces, de distintas formas, por diferentes chicos, a veces en posiciones incómodas. Pero hoy sé que estar sola en la cama es un camino
  • 6
  • 3.954
  • 9,30 (10 Val.)

(14) Pensamientos

Efectos secundarios de estar de prestado
  • 4
  • 3.565
  • 9,71 (7 Val.)

Cogida por el hijo del cerrajero

Me estaba terminando de bañar cuando tocaron el timbre, por lo cual solamente me puse mi bata de baño, esta es pequeña ya que apenas y me cubre poquito abajo de mis nalgas de modo que si me inclino se me ve todo, me asome para ver quién era, y vi que era el hijo del cerrajero
  • 12
  • 15.583
  • 9,69 (35 Val.)

Confesiones de un aficionado

Memorias de un vicioso. Como leeréis se trata de una enumeración de hechos y fechas redactada con la concreción que exige la comprensión, pasando de satisfacer curiosidades morbosas
  • 19
  • 5.221
  • 8,88 (8 Val.)

Mi vecinita dejó de ser una niña

Yo la conocía desde que ella estaba en la escuela, ahora resultó ser una hermosa mujer que estaría encantada de satisfacerme
  • 7
  • 14.964
  • 9,50 (32 Val.)

Mis cuernos se convertirán en realidad

Después de inventar tríos en la cama usando un consolador al fin llegará el momento en que todo se vuelva realidad
  • 4
  • 9.615
  • 9,35 (20 Val.)

Génesis de mi experiencia sexual

Gracias Sonia, gracias Ana, gracias Tamara. Mis primeras tres mujeres a las cuales nunca olvidaré sus nombres. Gracias a ustedes entendí que las mujeres no solo quieren sexo, quieren sentir un especial afecto
  • 6
  • 5.793
  • 9,50 (8 Val.)

Violación motivada

De un empujón, me tiró sobre la cama y se abalanzó encima de mí. Me resistí, revolviéndome como una culebra. Pero sentí que Luis me sujetaba las manos, mientras José levantaba mi falda y bajaba mi tanga. Literalmente me arrancó las bragas
  • 7
  • 8.456
  • 9,59 (22 Val.)

De tal palo tal astilla: La re-puta-ción

Ella abrió la puerta y sin pensarlo me tomó de la mano y me haló. Ya no tenía nada puesto, y pude ver su conchita totalmente rasurada y sin decir mucho, me baja mi pantalón corto de baño y comienza a mamarme la verga y esta en segundos alcanza el grosor y el tamaño máximo de erección
  • 11
  • 9.525
  • 9,71 (21 Val.)

Quería jugar pero él no me dejó

Pero lo que era inaccesible a su lengua no lo fue a su mano. La puso sobre mi sexo y su pulgar entró suavemente en mi bien lubricado sexo, mientras que el resto de los dedos se perdían entre mis muslos
  • 7
  • 8.047
  • 9,80 (25 Val.)

Lo conocí, lo probé y me encantó

Él prosiguió hasta tocarme la vagina, me bajó las bragas hasta las rodillas y me empezó a tocar el clítoris, mis gemidos eran inmensos, y mi placer era muy extenso
  • 8
  • 9.627
  • 9,69 (16 Val.)

Mis machos del campo: La sorpresa

Estuvimos varias horas en la habitación, los tres exhaustos, así que solo nos acariciábamos, aunque cada tanto les llevaba la mano a la concha y al culo para que me metan los dedos y seguir gozando de ellos. Descubrieron que yo acababa cuando me chupaban las tetas
  • 13
  • 8.535
  • 9,33 (21 Val.)

Me encontré al ex de mi hermana

Aprisioné en mi boca su miembro endurecido. Abracé con las manos el pene mientras lamía la punta y él miraba al techo gimiendo. Subí acariciando su torso desnudo, parando en sus hombros y erizando después la piel de sus brazos
  • 2
  • 11.602
  • 9,47 (17 Val.)

El polvo de mi vida

Ya estaba fuera de mí. Empecé a desabrocharle los pantalones, impaciente, buscando como un niño su caramelo. Me quitó la camiseta dejando al descubierto mi sujetador, sacó mis pechos lascivos por encima y los lamió urgentemente
  • 7
  • 9.423
  • 9,69 (16 Val.)

Por fin escort por un día

Acabo de cumplir una de mis fantasías y quien mejor para ayudarme que mi súper ex vecinito chulo
  • 10
  • 9.496
  • 9,63 (16 Val.)

El regalo de mi primo

Justo a los 18 me quitó la virginidad y hasta ahora ha sido lo mejor
  • 2
  • 9.098
  • 8,52 (23 Val.)

Madura con amante

Una mujer madura, divorciada, conoce a un amante que la lleva a descubrirse a sí misma
  • 15
  • 8.716
  • 9,85 (20 Val.)

Ayudando a la señora Rita

Cuando regresaba de visitar a un familiar vi a la señora Rita que estaba con varias bolsas de víveres y la ayudé a llegar a su casa, ella era la madre de una amiga del colegio hace tres años atrás, pero aun así la había reconocido cuando estaba ya por irme ella me pidió otro tipo de ayuda
  • 6
  • 9.683
  • 9,32 (28 Val.)

Mi primera vez en mamar un pene (4)

Sí, quiero sentirlos venirse dentro de mi raja, contesté más que caliente, moviéndome como una verdadera puta y gimiendo mientras mis machos se movían con lujuria llenándome la vagina con sus vergas, mi amiga tomó de nuevo el teléfono y se alejó a sentarse para disfrutar como me cogían
  • 7
  • 7.672
  • 9,18 (17 Val.)
de 44 «