Relatos Eróticos

CATEGORÍAS
Últimos Relatos
Publicados hoy (7)

Venancio, el viejo tendero (Parte 2)

Hacía unos días que el viejo tendero, Venancio, me había dado por el culo en su tienda casa. Ya habíamos coincidido en el bar donde solíamos parar, y en varias ocasiones habíamos coincidido en el ase...
  • 19
  • 1.788
  • 9,29 (7 Val.)

Mi debut gracias a la señora Nelly

Sentir como su ardiente y caliente chucha recibió mi abundante semen y aun así no perdía la erección y ella tampoco dejaba de moverse parecía como que nuestros cuerpos exigían más sexo, ella por tod...
  • 3
  • 2.943
  • 8,50 (6 Val.)

Enamorada de mi padre (Parte 1)

La tarde del día anterior a mi cumpleaños número 18 mi padre me sorprendió con una cena muy romántica, solos él y yo en la casa, ninguno de los empleados estaba ahí, vi esa mirada de determinación ...
  • 22
  • 5.353
  • 9,22 (23 Val.)

Pesadilla en el autobús (Parte 3)

Subí y me acosté llena de vergüenza y al poco tiempo creo me quedé dormida. Mi padre al día siguiente tenía que viajar a otra ciudad hacer una auditoría por lo cual debía madrugar y era costumbre d...
  • 20
  • 3.270
  • 9,30 (10 Val.)

Mi madre me consiente

La visión de la vulva húmeda y brillante de mi madre, el delicioso olor salado de sus jugos incitaban a un beso, a devorar aquella parte de su cuerpo, hasta oírla gemir desesperada...
  • 21
  • 16.218
  • 9,81 (32 Val.)

Tentada por su hermano

Esa tarde era para gozar, no sabían dónde estaba escrito, el porqué, pero fue inevitable, así como de la química del roce en el colectivo...
  • 5
  • 12.695
  • 9,50 (20 Val.)

La nueva compañera de piso

Mi pene estaba pegado a su vagina, sentí la necesidad de metérsela. Así que mientras la sostenía con una mano, con la otra tiré todas las cosas que estaban en la mesa. La tiré sobre la mesa y con un ...
  • 6
  • 6.476
  • 9,72 (18 Val.)

Fantasía porno

La zorrita me estaba lamiendo los huevos con calma, realizando estruendosos ruidos de chapoteo. Lleva unos vaqueros de cintura baja, que indefectiblemente, al ponerse a cuatro patas dejan ver la mitad de s...