INICIO » Categoría » Confesiones

Relatos Eróticos

Confesiones

de 43 «

Mario (II): 17 años después

Este es el final de mis historias, mis vivencias de adolescente, de casada, mi debut sexual y este final con el padre de mi amiga para convertirme en su esposa
  • 12
  • 5.943
  • 9,72 (29 Val.)

Mi primera vez en mamar un pene

Lo invité a sentarse y me paré frente a él modelándole mis piernas. Me he dado cuenta que me miras las piernas en clase ¿te gustan? le pregunté descaradamente mientras me sentaba y cruzaba las piernas dejando que se vieran los muslos con esa minifalda que traía desde la mañana
  • 9
  • 10.120
  • 9,69 (29 Val.)

Cris, mi profesora de inglés

Mientras su mano empezaba a masturbarme, lubricada con su saliva la mano subía y bajaba cada vez más rápido, más fuerte. Notaba como si las venas de mi polla fueran a reventar. El coche dio un trompicón cuando eyaculé en su mano, mientras ella no dejaba de moverla, exprimiendo hasta la última gota
  • 10
  • 10.596
  • 9,77 (22 Val.)

Acabar con el enfrentamiento entre Dora y Juana

Luego de haber conversado y cogido bien rico con Juana donde le rompí el riquísimo y apretadito culo había llegado a un acuerdo con ella para que me dé el vídeo comprometedor y todo vuelva a ser como antes en la casa de Liz
  • 7
  • 10.452
  • 8,57 (35 Val.)

Me chantajea una joven de 18 años

La conocí en un chat y jamás le pregunté su edad hasta conocerla, en esos momentos que mi esposa no se encontraba en casa o se iba a realizar mandados yo me conectaba al chat para distraerme
  • 11
  • 13.183
  • 9,53 (40 Val.)

Cogiendo con un taxista

Después de un rato de estársela chupando sacó un condón y se lo colocó, mientras que yo me subí el vestido hasta la cintura y él hizo a un lado mi tanga y me senté en su verga para comenzar a subir y bajar en ella mientras él me chupaba las tetas
  • 10
  • 12.918
  • 8,95 (41 Val.)

La chica infiel del boliche

Un día salí a un boliche para despejarme un poco, cuando de repente me choco con Carla y por accidente le tiro su bebida, ella se enoja pero antes que pueda decirme algo le pido perdón y le ofrezco comprarle otra, ella sonrió y aceptó
  • 9
  • 8.720
  • 8,94 (32 Val.)

Mis machos del campo: Vuelta al tráiler

Corrí las cortinas de la ventana para que los demás me vean cogiendo con su compañero, mientras le chupaba la pija no les saqué los ojos de encima a los de afuera, veía su cara de deseo como leones en celo
  • 8
  • 9.393
  • 8,82 (33 Val.)

Yo y mi circunstancia

Una atractiva ama de casa, pretendiendo tener todo bajo control, cae en el juego que inició
  • 16
  • 10.312
  • 9,62 (26 Val.)

Mi mujer es muy complaciente hasta con extraños

Laura me contó lo que sucedía y me pidió que le cambiara el sitio, así lo hice, y el hombre se pegó a mí, y mi esposa tuvo nuestras pollas al alcance de la mano, nos masturbó a los dos, y fue él esta vez quien tocaba a mi mujer
  • 4
  • 10.281
  • 9,44 (32 Val.)

El deseo de mi jefe (Final)

Suena el timbre de mi habitación, feliz fui a abrir y me sorprendí mucho al ver a mi jefe con los tres hombres que había elegido bromeando con las chicas, quise cubrirme como pude, prácticamente estaba en cueros, no había mucho que tapar
  • 5
  • 8.138
  • 9,39 (33 Val.)

El deseo de mi jefe

Me quedé helada, la forma en que me miró me hizo pensar que esa noche, él iba a conseguir cogerme, hasta yo también deseaba en ese momento, el solo hecho de que me haya visto semidesnuda, hizo que me moje
  • 4
  • 12.197
  • 9,61 (36 Val.)

Nunca cae mal una buena madura

Ella era amiga de mi tía y la visitaba cada cierto tiempo, según sabía habían estudiado juntas se llamaba María Luz pero siempre le decían Marilú era muy alegre y bromista con todos
  • 4
  • 15.915
  • 9,14 (36 Val.)

Simplemente acepté un regalo de la vida

Una mujer madura, en plena menopausia, aprovecha la circunstancia para reencontrarse con su sexualidad
  • 5
  • 10.088
  • 9,40 (30 Val.)

Mis mujeres: Dora y Laura (Parte 2)

Empezó a desnudarme, ella me miraba alzando la vista mientras se acariciaba siguiendo mis órdenes, me saqué lentamente el pantalón del chándal no llevaba nada debajo
  • 12
  • 5.292
  • 9,00 (18 Val.)

Ustedes que harían

Todo fue arcoíris al principio, me había llevado a la cama una perra hermosa, con un culo envidiable, unos pechos duros como piedra, una mocosa a la que le encantaba la verga y me llevaba al límite
  • 15
  • 10.260
  • 9,67 (36 Val.)

Perdón amor

Un hombre enamorado arrepentido por ser infiel
  • 12
  • 7.440
  • 9,91 (22 Val.)

Adriana, una mujer multiorgásmica (II parte)

Por fin, un hombre me había tocado y llevado al éxtasis, ahora había que dar el siguiente paso, me urgía perder mi virginidad
  • 7
  • 5.956
  • 9,60 (10 Val.)

Mis mujeres: Dora y Laura

Me dio un beso en los labios y empezó a desprenderse de su ropa, percibí que lo hacía con agrado, la seguí con la mirada y empecé a desnudarme. Pasaban los minutos los dos sentados sin hablar desnudos en el sillón diván, cuando apareció ella
  • 10
  • 6.850
  • 9,29 (24 Val.)

Imaginaciones eróticas

Ahora yo fui la que tomó el control, me puse sobre él, lo besé hasta el punto de morder su labio inferior con fuerza, bajé mi boca a su cuello y comencé a chuparlo, morderlo y lamerlo, bajé hacia su torso repitiendo cada paso hasta llegar a su verga
  • 4
  • 4.628
  • 9,00 (11 Val.)
de 43 «