INICIO » Categoría » Gays

Relatos Eróticos

Gays

de 76 «

Waterloo: Preliminares

Un triángulo de blancos, negros y grises; que la sugerente toalla de una forma hipnótica me descubría o me prohibía. Resultaba un arduo trabajo recuperar el control porque esa lasciva geometría me mantenía enganchado; dando alas a un deseo que se volvió impertinentemente impaciente
  • 5
  • 5.481
  • 8,57 (7 Val.)

En el faro de Mera me folló

Parecía que estaba clavado en una estaca. Cada vez que me culeaba, me hacía poner de puntillas
  • 12
  • 7.773
  • 9,08 (12 Val.)

Pololo, un viejo muy verde

Siguió cogiéndolo hasta que no pudo aguantar más y en medio de un bufido gutural acabó dentro del chico. Siguió moviéndose hasta que su pito estuvo fláccido, se retiró a un costado mientras que del culo del muchacho comenzaba a salir un hilillo de semen
  • 5
  • 7.483
  • 7,57 (7 Val.)

El mecánico de Cabarcos me rompe el culo

Ay, grité, al sentir una tremenda punzada en mi hoyo. Dios que dolor. Espera, espera, le pedí. Aquella punzada que me había dado, hizo que mi polla se desinflara como si quedara sin vida, y el dolor que había sentido, subía por toda mi columna vertebral
  • 11
  • 7.913
  • 8,60 (5 Val.)

Don Beto y el chico lindo (Parte 3)

Don Beto fue a visitar a su amigo el negro Polo, con quien compartía su afición por los jóvenes y le contó sobre el espectacular chico que se estaba cogiendo diciéndole lo bueno que estaba
  • 7
  • 6.377
  • 8,64 (11 Val.)

Mi primer dildo

Cada dos por tres me salía del dildo y lo bañaba con más lubricante, en una de esas ocasiones, al salirse escuché el famoso plop, lo cual hizo que me entrara aún más porque sabía que mi culo estaba abierto en su totalidad
  • 6
  • 6.443
  • 9,13 (8 Val.)

El hijo del concejal: La noche amenaza

Y, además, ese cuerpazo, cubierto con una sola sábana. La sábana que le cubría permitía, sin tener que hacer mucho esfuerzo, apreciar su maravilloso cuerpo y su desnudez
  • 9
  • 6.621
  • 9,30 (10 Val.)

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 5)

Siguió metiendo la verga de tal forma que solo dejé que hiciera lo que quería, después de 15 minutos siento un calor interno y Carlos se inclina hacia adelante y empieza un movimiento más rápido
  • 4
  • 5.798
  • 9,13 (8 Val.)

Cinco minutos de casi nada

He estado varios meses sin sexo así que en un acto impulsivo conseguí una pequeñas cita, aunque no salió como esperaba
  • 4
  • 5.647
  • 8,33 (3 Val.)

Don Beto y el chico lindo (Parte 2)

Hacía ya unos cuantos días que Don Beto quería repetir su visita a la pensión de Doña Lita, donde había conocido a un espectacular chico rubio, de los más lindos que había visto, para volver a disfrutar de ese cuerpo
  • 6
  • 6.321
  • 9,00 (6 Val.)

Continuación de El bosque (final)

A mí me gusta ser varón, señor, pero a la vez me excita que me confundan con una mujer
  • 4
  • 5.532
  • 10,00 (3 Val.)

El viejo y el taxiboy

Ya estaba por darse por vencido y retirarse cuando se dio cuenta que atrás de él un hombre viejo lo miraba fijamente y no le sacaba los ojos de sus piernas y cola, el chico se retiró discretamente hacia la esquina y a los pocos segundos el hombre también se le acercó
  • 4
  • 7.765
  • 9,33 (6 Val.)

Enredado

Ha elegido una cuerda de yute de 6 mm. Las fibras naturales se unen fácilmente entre sí, la unión se mantendrá unida mediante nudos muy simples y la fricción de giros y vueltas. Además, a Ken no le gustan los materiales sintéticos, aunque son más baratos y fáciles de conseguir
  • 22
  • 4.743
  • 8,00 (2 Val.)

Mi primera vez con mi tío

Estaba tan fuera del mundo que no me di cuenta que llegó mi tío que era el socio de mi madre y que entró por la puerta de atrás del local, yo no lo vi entrar ni lo escuché, pero él empezó a contemplarme y a masturbarse al verme pajear como hembra hasta que ya no pudo más
  • 6
  • 13.043
  • 9,17 (6 Val.)

Continuación de El bosque (6)

Seguimos muy relacionados con la señora Carmen. A veces viene ella a casa del señor Rolando y otras veces mis dueños me llevan al salón de estética de la señora. Me muero de placer cuando ella me culea con su cinturonga y me da la teta
  • 3
  • 4.992
  • Sin valorar (0 Val.)

Continuación de El bosque (5)

La señora Carmen había traído lo necesario para maquillarme discretamente y con muy buen gusto. Me hizo sentar junto a la mesa del comedor y sacó las cosas: el pote de sombra de ojos, otro con la crema para el rubor y dos pincelitos. Yo temblaba de tan caliente. ¿Cómo me vería maquillado?
  • 4
  • 4.803
  • Sin valorar (0 Val.)

Observa y siente

Lo que sucede cuando tienes el apetito sexual demasiado alto, tres veces en tres maneras diferentes
  • 24
  • 4.900
  • 8,00 (2 Val.)

Emilio (El tío Benito)

Pepe se percató, y enseguida se acercó a ellos, empinándose un poco para comerle la boca. Luego, bajó hasta el cuello y empezó a besarle pendiente de Benito, que le estaba quitando el speedo. Y, ahora, arrodillado, le comía la polla mientras Benito se embadurnaba el rabo con saliva
  • 11
  • 6.075
  • 10,00 (2 Val.)

El hijo del concejal: Introducción

David, ya había empezado a hacer sus cositas. Y le metía un par de dedos por el culo, para dilatarlo un poco; y así, poder introducirle el cabezal cilíndrico de la ducha, que acababa de cambiar
  • 7
  • 6.221
  • 10,00 (5 Val.)

Yago (VIII): Final

El soldado levantó el culo, para facilitarle la labor al secretario; que enseguida tiró del calzón hasta dejarlo en los tobillos. Y luego, se agachó para quitarle los zapatos; y así poder terminar de sacárselo
  • 10
  • 4.692
  • 10,00 (4 Val.)
de 76 «