¡QUÉDATE EN CASA!

Nuestros excelentes autores y autoras te lo ponen más fácil

Sexo con maduras

Apasionantes relatos de sexo con maduras. Historias sobre relaciones entre jóvenes y maduritas calientes, morbosas y experimentadas. ¡El morbo está servido!

Obsesión por mi joven hijastro

La presente historia me la envió una amiga mía (yo soy hombre) con la finalidad de plasmarlo en esta página. Antes que nada comenzaré presentando a los protagonistas de esta historia. Damián un joven de 18 años, de 1.80 m de estatura, piel morena, bien pare...
Leer... »

Hago que a mi madre se la folle un negro

Me llamo Diego, tengo 20 años, soy de Chile, vivo con mis padres y soy hijo único. Mi padre trabaja 7x7, o sea, que una semana está en la casa y la otra no. Mi madre se llama Sandra, ya tiene 43 años, pero se mantiene en una condición física impecable, es una muj...
Leer... »

Anal a Bertha, la madura de mi trabajo

Ella tenía ya más de 50 años, pero llamaba mucho la atención, a pesar de tener los estragos de la edad, como un poco de sobrepeso y arrugas en su cara, si se vestía con calzas y la mirabas por atrás si te generaba una erección. Así era Bertha, el...
Leer... »

Paty la madura tetona

Ella se llama Paty la conocí en el trabajo hace varios años en ese entonces yo tenía 22 años y ella 37, ella mide 160 delgada y unas ricas tetas enormes y firmes, de trasero mediano muy rica la señora. El caso es que inicialmente no le presté atención d...
Leer... »

Clases de guitarra

Esta es una historia real que me gustaría compartir. La recuerdo como un breve episodio agridulce de mi vida que sin embargo es digno de contar. Soy guitarrista y ocasionalmente trabajo de productor en un estudio de grabación. Tenía 22 años cuando esto ocurrió. Tomab...
Leer... »

Elena, mi profesora del colegio (III)

Sentados en el sofá, se habían pasado las horas. No pensaba quedarme mucho tiempo más en el departamento de Elena. La estaba pasando muy bien con ella, pero, siendo sincero, solo quería saciar mi calentura, pero tampoco podía ser escaso en consideración, cualquie...
Leer... »

La madura vendedora de dulces

Cuando rondaba por los dieciocho años, todo el día estaba en ebullición, muy caliente. Me masturbaba dos o tres veces por día, siempre y cuando no me desviara en otros temas, sino eran más. En fin, era muy caliente, mis hormonas estaban siempre en revolución. ...
Leer... »

Dos maduras muy ardientes

Este relato ocurrió durante una convención a la que estaba invitado como ponente, no era en principio de mucho atractivo, pero el lugar donde se celebraba era un hotel a las afueras de la ciudad de muchas estrellas y los tres días que duraba me animó. El ambiente no estaba del...
Leer... »

Madre hot: Mi primo

Mi primo Manel -por parte de padre- es un veinteañero alto y fuerte como un toro, aunque físicamente proporcionado. No muy aplicado en sus estudios, ha optado por dedicarse a un trabajo donde la fortaleza corporal sea un factor determinante para conseguir trabajo, así que permanentem...
Leer... »
de 70 «
*Acceso rápido: Nº de página y enviar