Otras Categorías

Vamos a hablar de Carlos

Tiempo estimado de lectura del relato 7 Número de visitas del relato 2.711 Valoración media del relato 9,17 (6 Val.)

RESUMEN

Este es un relato, que más bien es un informe sicológico sobre mi situación emocional y particular. Un informe que quiere aclarar y dar explicación a por qué hay cosas en mi vida que hacen que lleve una vida insatisfecha. O estuviera enfermo o autista. Y estuviera luchando contra la enfermedad.

Vamos a hablar sobre Carlos. Carlos está en un proceso de autodescubrimiento. Ha descubierto que la vida es otra cosa de lo que había creído hasta hace unos meses.

Ha tenido una dependencia emocional de sus padres. Sus padres le dan dinero todos los meses y algún que otro regalito de vez en cuando, por su cumpleaños, por ejemplo. Le compraron un piso en Madrid, al que se fue a vivir hace casi 10 años. Vive solo, duerme solo, come solo, etc. Él se hace la comida, él se lava la ropa... El piso está equipado con todo lo básico para vivir.

Si tenemos que enfocar cuál es la situación podemos comenzar por algo que él entiende como una carencia de comunicación con sus padres. O como una falta de comprensión o de entendimiento. En realidad la situación es que él quiere que ellos vean las cosas como él las ve. Hay un autoritarismo un tanto excesivo para con ellos. Eso le lleva a no tolerar otros puntos de vista, porque para él hacerlo es arrastrarse hacia esos otros puntos de vista. O formas de entender las cosas. Y él se siente entonces anulado. Como si lo que Carlos ve no sirviera para nada. Al parecer también hay un tema de celos con su hermana, Ana. Y este puede ser el detonante de que Carlos se confunda y no logre centrar sus objetivos, aunque los tenga. Pero no alcanza metas concretas.

El caso es que Carlos está descubriendo el plano astral. Y está entendiendo que todo es relativo. Y más que nunca que todo está en él. Lo que quizá no ha sabido hacer hasta ahora es manejar sus emociones, sus vivencias de forma que no se vuelva él en contra de sí mismo, que es lo que ha estado haciendo. El hecho de ser intolerante y autoritario se vuelve en contra de él. Y su mundo se vuelve reflejo de lo que él es. Con el plano astral Carlos está descubriendo que todo es relativo y que puede manejar los elementos para que trabajen a su favor. Esto es un paso importante, pues al relativizar lo que otros creen puede comprender para qué lo creen y se pone en disposición de utilizar lo que tienen de bueno esas creencias, sin caer en la depresión de la incomprensión o de la idea de que los puntos de vista no son compatibles. Cuando en realidad Carlos entendía antes que no aceptaba los puntos de vista de otros no hacía otra cosa que no aceptar los suyos propios. Y el resultado final es que despreciaba a los demás, no a los puntos de vista. Y todo se iba al traste.

Como esto ha sido así en su vida familiar las relaciones con personas fuera de la familia tienden a reproducirse de la misma manera. Y aquí está el momento en que Carlos ha parado. Porque necesita cambiar algo para que las relaciones con los demás sean los satisfactorias que él necesita que sean. No necesita cambiarlo en las relaciones con sus padres ni con su hermana. Necesita cambiarlo en sí mismo. El descubrimiento del plano astral es el conocimiento de que todo se relativiza en el momento en que comprende que cualquier cosa es del mundo. La situación de Carlos es que ha creído que lo suyo es único y particular. Eso ha hecho que se vuelva hacia sí mismo. Y en contra de sí mismo. Poniendo a su mundo, que es el mundo, en contra de sí mismo. Esto cambia cuando conoce el plano astral. Y empieza a suavizar y a tolerar lo que antes no toleraba.

Por ejemplo, la belleza de las mujeres no es tan particular como él pensaba. Es relativa. Y con eso ... todo lo demás. Todo lo que ocurría a su alrededor Carlos lo entendía como algo particular. Como algo en contra de sí mismo. Así que empieza a entender que todo lo que le gustaba no le gusta tanto, pues es relativo.

En este punto es importante el tema de los celos con su hermana, Ana. Porque relativizar la relación con su hermana entraría dentro del descubrimiento de relativizar lo las relaciones con las personas y con todo cuanto ocurre a su alrededor. No sé si decir que los celos con su hermana es lo que ha llevado a Carlos a entender el mundo como lo entendía. En definitiva la relación con su hermana como una relación más no sería la forma de solucionar el tema. Pues parece ser que como personas son muy distintos. Son hermanos sí. Pero quizá debamos entender que Carlos y su hermana, Ana, en el fondo desean tener una relación como la que tiene Carlos con el frutero de cierta frutería a la que va, si acaso una vez al mes y que no consiste más que en saludar y en cobrar la fruta. Me da a mí que puedan ir por ahí los "tiros", para empezar. Porque en realidad Carlos y Ana sólo se ven cuando están sus padres delante. En casa de sus padres y en la casa de sus abuelos, que es la misma.

Carlos ha tenido la posibilidad. estos días que sus padres han estado en la playa, de ir a ver a su hermana. De llamarla, de preguntarla cómo está, etc... Y no lo ha hecho. Y es porque considera que ella y él son muy distintos. Y dado cómo han estado las cosas para él, de todo lo que hemos hablado... acercarse a su hermana no es lo más favorable para su progreso. En definitiva, el tema de Carlos con su hermana, Ana es quizá el más delicado. Carlos cree que es por la presencia de sus padres, que entienden la relación entre hermanos de un modo que no puede sostenerse, según él. Y según ella, por tanto. Ni uno tiene que adaptarse a cómo piensa el otro. Ni otro tiene que adaptarse a como piensa el uno. Y no por ello llevarse mal, ni pasar malos ratos. Se trata de lo que decía de relativizar, incluso aquellas relaciones que siempre ha pensado que son particulares, como son las relaciones familiares. La cuestión es que Carlos entiende que todavía no ha llegado a ese punto. Y si rehúsa de contactar con su hermana es por eso. Porque va a caer en lo mismo de siempre. Y eso no lo soporta. Intolerancia. Así que una de las cosas que Carlos entiende que le hacen intolerante es que su hermana y él son tan distintos en su forma de percibir el mundo que llega a creer que está equivocado. Y a no comprender que su hermana es libre de elegir su vida. Aunque a él le parezca increíble que pueda vivir con eso. Probablemente Carlos esté en lo cierto. En que lo que los separa no es que sean distintos. Sino que su hermana trata de vivir con algo que para cualquier ser humano resulta insoportable. Excepto a los ignorantes de ciertas teorías. Y aquí es cuando Carlos llega a confundirse, a hacerse intolerante.

Y con el descubrimiento del plano astral su comprensión del mundo, su comprensión de las relaciones humanas, incluso con su hermana, debería relativizarse. Como he dicho antes Carlos considera todavía que la presencia de sus padres en escena provoca que él y su hermana no puedan llevar una relación sana. Sin celos. Porque concibe las relaciones familiares de un modo que le resulta insoportable. Donde entran las comparaciones. Y aquí es cuando él pierde toda posibilidad de crecer y de avanzar y de desapegarse. Como digo todo ha sido así mucho tiempo. Pero mucho tiempo puede ser un segundo, si Carlos cambia su modo de entender las relaciones.

Después de escribir esto, que puede parecer tan complicado, en realidad es muy sencillo: nada de comparaciones. Ni con la hermana, ni con los demás. Para evitar celos. Pero me da a mí que esto Carlos no lo tiene todavía resuelto. Incluso con el descubrimiento del astral. Sigue sintiendo, en lo más hondo, que está librando una lucha por vencer la situación. Sigue sintiendo en lo más hondo que ver a su hermana le lleva a actitudes pasadas. A querer que ella comprenda. Y al final de todo surgen los celos. Y los celos lo aniquilan.

 

Carlos Otero Morales.

Comparte este relato

2431
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar