INICIO » Amor Filial

Relato de incesto: Mi primera vez fue con mi tía

  • 6
  • 164.534
  • 9,13 (53 Val.)
  • 1

Estaba de lo más bien viendo una película de acción ya serian como las 9 de la noche cuando me llama mi mama para que la ayude con mi tía que ya estaba bien borracha y apenas se podía poner de pie, así que con cuidado la llevamos hasta su dormitorio y la echamos en la cama le sacamos los zapatos. Mi mama estaba algo mareada también pero me dijo: -Cuida a tu tía que no se levante que descanse bien, que tu papa y tu tío quieren ir a ver a tu abuelito Miguel (papa de ambos) y como están borrachos no me hacen caso, aun así quieren ir. 

Mi abuelo vivía por ahí cerca, así que se fueron los tres en el carro de mi papa pero la que manejaba era mi mama ya que era la que estaba más sobria me quede algo preocupado así que le dije que apenas llegara me llamara para decirme que todo estaba bien. Al rato suena el teléfono, era mi abuelo que me decía que llegaron bien y que se quedarían en su casa hasta mañana hasta que se les pasara la borrachera y estaba molesto con ellos. 

Ya más tranquilo por la llamada de mi abuelo apague las luces de la sala, volví al dormitorio de mis tíos para seguir viendo TV, después de unas horas no había nada bueno que ver por el cable así que busque entre los dvd·s de mi tío si había una buena película y encontré una pero era porno así que la puse a muy bajo volumen para que no se despierte mi tía. 

Cuando aparecieron las primeras imágenes me pusieron a mil por hora, ver cómo le chupaba el pene al tipo y luego él le hacia el sexo oral a esa mujer me abrió el libido, ahí recién se me vino la malicia con mi tía, ella tenía en ese tiempo 43 años y estaba muy bien físicamente se manejaba un buen culo de grandes nalgas y de tetas no se quedaba atrás también de buen tamaño. 

Me acerque con cuidado a ella, primero la moví para ver si despertaba y nada seguía totalmente muerta, como estaba con falda se lo fui subiendo muy despacio hasta ver por completo su calzón rojo que le marcaba todo ese buen culo me pegue junto a ella y me baje el pantalón y comencé a sobarle mi pene entre sus dos nalgas. 

La luz estaba apagada solo alumbraba el dormitorio el reflejo de la TV, mientras veía como en la película el tipo penetraba a la mujer por detrás, yo empujaba al comienzo despacio y un poco más fuerte mi pinga sobre el culo de mi tía. Ella en medio de su borrachera comenzó a poner el culo duro y tirarlo para atrás, eso al comienzo me asusto pero luego vi que era solo un reflejo así que continúe sobando ese culazo. 

Yo trataba de imitar en lo posible lo que hacía el protagonista con la mujer en la película, así que cuando comenzó el sexo oral yo baje mi cara buscando también su vagina y olía a sexo caliente entre sus piernas, con cuidado su calzón lo fui sacando hasta que llego a sus tobillos y metí mi lengua entre sus labios vaginales que estaban húmedos. 

Ella se estremeció al sentir mis caricias en su sexo pero seguía dormida, así que continúe mi lengua la pasaba por toda su vagina de arriba a abajo para luego buscar el clítoris que era igual a un frijol que brillaba como una perla en su concha y me lo como a besos para luego moverlo con mi lengua, todo lo que veía en la Tv yo lo hacía igual como todo un buen aprendiz, era mi examen sobre sexo y mi tía era mi tarea. 

- ¡Ahhh, Ahhh, Ahhhh! (fueron los primeros sonidos que salieron de su boca) 

Hasta que me mojo la cara con sus fluidos, después que se vino en un gran orgasmo para mí esto era nuevo nunca imagine que una mujer pudiera venirse tanto parecía como si se hubiera orinado. 

Yo necesitaba ahora saber que se sentía que mi pene entrara en una mujer, porque hasta ese momento solo era de masturbarme, así que a estas alturas ya no me interesaba nada ¿Si se despertaba o no? Estaba como poseído por la calentura del momento. 

Me acomode en medio de sus piernas y con mi mano coloque mi pene en la entrada de su rica vagina, y fui empujando muy despacio "Que rico se sentía, estaba bien caliente" hasta que se juntaron nuestros vellos púbicos y se hicieron uno, comencé a cabalgar sobre ella mi tía. 

Ella abría mas las piernas parecía como que quería ayudarme a ser cachada por mí, su respiración era mucho más rápida al igual que la mía, luego le subí las piernas y me las puse en mis hombros y así fue mejor la penetración, además veía como salía y entraba mi pene duro y tieso, "Era una vista maravillosa" que aún lo recuerdo. 

-¡Uhhh, Uhhhh, Uhhhh (eran más fuertes ahora sus gemidos ahora al ser penetrada) 

Cuando siento que me abraza fuerte y me jala hacia ella casi me muero del susto, ella apenas abría los ojos aún estaba borracha pero al sentir como me la estaba tirando, su cuerpo y su cerebro reaccionaba en algo al placer, así que ella comenzó a besarme tal vez pensando que era su marido. 

Yo correspondí a sus besos mientras le quitaba la blusa y luego el sostén hasta que quedamos los dos completamente desnudos, ella era toda una diosa bese sus pechos, esas grandes tetas que siempre me gustaron con sus pezones marrones grandes de grandes aureolas, chupe como loco esas tetas como si fuera un bebe. 

Luego la coloque en cuatro patas mientras besaba su culazo para luego dárselo por detrás, era maravilloso sentir y ver como se tragaba todo mi pene a cada embestida mía sus nalgas saltaba mientras la sujetaba fuerte de su cintura. 

- ¿Así te gusta cómo te lo meto mamita? (preguntaba por decir algo) 

- ¡¡¡Ahhhh, ahhhh, ahhh!!! (Era lo único que salía de su boca) 

Por más que quise que ese momento fuera eterno, no pude más y eyacule al fin por primera vez dentro de una vagina de una mujer mi semen mojo por completo ese hueco caliente y húmedo de mi tía! FUE LO MÁS RICO! 

Ella se quedó como muerta después de eso así que con cuidado la limpie y acomode sus ropas y yo me fui al baño para limpiarme bien deje todo como si nada hubiera pasado.

(9,13)