Incesto - Filial - Infidelidad

Apartamento y la cola a mi tío para su estreno

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 98.226 Valoración media del relato 9,39 (33 Val.)

RESUMEN

Me mudé sola y como pre-estreno, llamé a mi tío para darle todo mi cuerpo y quedarme con toda su leche.

Estoy súper contenta tengo apartamento nuevo, para mi sola, ya no tengo que bancarme a la puerca y cornuda de mi hermana andándome encima.

Todo gracias mi nuevo trabajo de secretaria de Samuel en el bufete de abogados. Él es uno de los socios principales, siempre fue el mejor amigo de papá y me conoce desde chiquita, cuando se enteró que estaba con ganas de emigrar, me llamó y ofreció el puesto.

Al principio dude porque era poco el sueldo, pero cuando me ofreció ocupar, sin costo, uno de sus apartamentos mi si quiero!!! Fue gigante.

Ayer hice el estrenó íntimo del apartamento. Inmediatamente me entregaron el nuevo colchón llame a mi tío para que viniera estrenarlo esa misma noche, ya a la mañana llegaría Martina mi prima para ayudarme con la mudanza y preparar el apto para la fiesta de inauguración.

No sé cómo hizo para zafar de la tía y tampoco me importó mi tío llegó vestido con una camisa y pantalón de lino color hueso, un par de copas y champagne con un aire de galán, que me mató.

Yo lo esperaba desnuda recién salida de la ducha envuelta en una bata, dejamos las copas a un lado le mostré todo el apartamento, en si las dos habitaciones, que son un pequeño comedor-cocina y el dormitorio con vista al mar piso 15.

Aún no tengo los sillones entonces nos sentados en el colchón brindamos, reinos y jugamos un poco hasta que no aguante más su bulto se maraca en ese pantalón y necesitaba descubrirlo.

Solté mi bata, sin más nos comenzamos a besar con desesperación, calientes muy calientes los dos, mi mano en su pantalón rápidamente encontró su verga dura como piedra.

Llena de necesidades y contenta puse mis labios en su verga que no hicieron otra cosa que comerla toda. Desde su punta hasta su base, cada centímetro de ese miembro merecía todo los besos que le daba y más, pequeños mordiscos en su glande, para luego llevármelo hasta lo más profundo de mi garganta atorándome de tanta carne dentro.

El parado tomando y tirándome del pelo mientras yo con mi boca y mis manos no me despegaba de su miembro ultra venoso con un intenso oral, sintiendo sus testículos pendulares como golpeaban mi pera.

Yo sabía que esa posición verme arrodillada sobándole la verga, a él le encanta y no puede controlarse.

Entonces seguí duro para recibir su explosión de semen en mi boca, me lo trague divinamente hasta la última gota, sintiendo con se relajada soltando mi pelo y quitándolo con suavidad de mi cara para mirarme complaciente a los ojos y yo a los suyos.

Lo mejor fue después, mi tío es una máquina sexual hay muchos que amo la mitad de su edad no aguantan, pero el parecía poseído y su verga a los minutos ya está pronta para otra vuelta, me dijo:

"ponte en cuatro patas que hoy te voy hacer la cola que tanto te gusta..." -mientras él tomaba me la mostraba como si fuera un chipote con el que me iba a castigar.

De forma imperativa sigue diciéndome..."Abrí la ventana que quiero que todos vean y escuchen que aquí vive la zorra más linda de tío." No dude ni un segundo, sumisa y llena de adrenalina, corrí las cortinas y abrí el ventanal de par en par, fui por mi cartera en búsqueda de gel lubricante y entregándoselo le dije:

“no hay otra cosa que quiera más que tu verga en mi culo, hasta que no me lo llenes todo no quiero voltearme para verte, soy tu perra soy tu zorra, estrenando cuevita"

Tomándome de la baranda y mirando hacia el mar deje salir mi grito de placer cuando todo su miembro de un solo envión me perforo, luego de juguetear sobre mi cola.

Sus manos sobre mis caderas marcaban el ritmo de sus embestidas, mis gemidos no se contenían volaban al aire. Mi cuerpo y el suyo completamente empapados de sudor y llenos de fuego dentro, sentía como su verga se hacía espacio y dilatada más y más mi culo con violencia.

Placer es poco...sentía que volaba mis piernas tomaban para sostener parada mi colita para que calzara todo y aprovechar al máximo su potencia.

Como quien toma las riendas de un caballo, tomo con fuerza ni pelo y esa era señal que se venía otra vez...

Todo dentro me acabo yo intentaba apretar su pene con mis culo pero era imposible por lo dilatado que había quedado, caminado como pude me fui al baño, con el semen chorreteando desde culo por toda la pierna.

Hoy desperté, el ya no estaba...me dejo un bombón y escrito en una servilletas un mensaje re lindo que me emocionó.

Aún siento dolor en mi cola... el placer dentro mío y eso me recuerda a él y me hace tenerlo presente, igualmente en un rato viene junto a mis primos y tía a la inauguración oficial.

Estoy segura que este apto me va a traer muchas satisfacciones y voy sentirme por fin libre...

Comparte este relato

3621
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar