INICIO » Categoría » La amiga de mi novia aprende a mamar

La amiga de mi novia aprende a mamar

  • 11
  • 14.056
  • 9,61 (23 Val.)
  • Una amiga inocente de mi novia, ahora ex, necesita ayuda en temas sexuales

    Hola amigos en este relato les contaré una historia de la mejor amiga de mi novia (ahora ex) y el momento que pase con ella.

    En ese entonces, tenía una novia muy bonita de piel mestiza, era muy hermosa de cara, tetas muy grandes, con una grandes nalgas y una boquita de labios gruesos. La solía pasar muy rico con ella sobre todo aquellos días en que sus papás, quienes vivían muy bien, viajaban al interior del país, para pasar unos días en su casa de campo, cabe decir que aquí en Panamá es muy rápido viajar al interior del país. El caso es que con la excusa de que mi novia tenía asistir a la universidad, se daba la oportunidad y me quedaba a veces varios días escondido en el cuarto de esta novia culeando, también compartiendo momentos románticos pero sobre todo culeando, siempre con cuidado de pasar inadvertido de su hermano, quien por suerte era bastante distraído e ignoraba que yo me quedaba culeando a su hermana casi siempre que sus papás viajaban.

    En ese entonces, debido a mi relación me juntaba mucho con las amistades de mi novia, sobre todo ya que en algún momento de mi juventud estuve en el mismo colegio en Panamá (el IJA) y hasta en la misma generación que ellos (me portaba bastante mal y me tuvieron que cambiar mucho de colegios), el caso es que mi novia tenía una amiga, ella era morena, su cuerpo no tenía casi nada de tetas, pero era un cuerpo súper curvado con una pequeña cinturita que hacía ver aún más grande el enorme culo que tenía, ese era un culo de concurso, ella no era de rostro hermoso sin ser fea, pero esa cintura ese culo y esas piernas hacían que cualquiera quisiera estar con esa mujer. Sin embargo ella era precisamente todo lo contrario a lo que una persona podría pensar, era la única de sus amigas que era virgen. El tipo de relación que ella tenía con mi novia era de tanta confianza que llegaron a tocar temas sexuales muchas veces, en los que mi novia le explicaba todo lo que hacía conmigo, su amiga me pedía mi opinión y me preguntaba cosas sexuales siempre desde su inocencia. De entre toda las personas que asistían a la universidad mi novia era una de las pocas que contaba con la facilidad de tener auto propio, mismo que le regalo su papá para que ella pudiera asistir y que obviamente nunca él pensó se convertiría en una herramienta que me permitiera culearme a su hija con mayor facilidad. Durante un final de trimestre mi novia me pidió la acompañara a pagar su matrícula y en el camino nos encontramos con su inocente amiga culona, recuerdo que durante el camino su amiga le contaba acerca de un chico que había conocido y que le gustaba mucho, pero que le preocupaba que por su inexperiencia el tipo perdiera el interés, mi novia comenzó a contarle sus trucos y consejos para complacer un hombre, conversaciones que me traían ya con mi verga completamente parada, casi sin poder esperar que fuera de noche ya que los papás de mi novia habían viajado y la noche prometía mucho sexo, mi novia olvidó por completo un documento importante para completar el procedimiento por lo que ya en la universidad tuvo que pedirle a su hermano que le trajera el mismo, al final su hermano le llamó y le dijo que la pasaría a buscar para también almorzar juntos, ignorando completamente que su amiga y yo nos encontramos con ella, yo le dije que fuera a comer y que me iría en transporte público con su amiga y nos veríamos más tarde para pasar la noche conmigo escondido en su cuarto, sin embargo mi novia me dijo que si quería podía esperarlas ahí, ya que su amiga si iría a almorzar con ellas, al final su amiga le dijo que ya había comido y que se quedaría conmigo, mi novia se fue con su hermano y me toco quedarme sentado en los estacionamientos con su amiga, por suerte mi novia me dejó la llave del auto para que se la cuidará. Ya con su amiga y yo solos la invite a comer algo (unas hamburguesas) a lo que fuimos y regresamos a las banquetas de los estacionamientos, una vez ahí comenzamos a hablar de todo un poco hasta que retome el tema del hombre experimentado que le preocupaba perder por su inocencia.

    Ella: Realmente, el tipo está súper guapo y me gusta mucho, pero ya me dijo que no quería aprovecharse de mí, ya sabe que soy virgen y seguro que cualquier otra mujer quisiera estar con él y no quiero perderlo.

    Yo: Bueno, hablando en serio se me hace raro, seguro que si le dices que te enseñe el estará más que contento de ser el primero, no veo el problema.

    Ella: Yo no les quise decir, pero yo le dije que había tenido experiencias, sin dejar de ser virgen y ahora cuando lo vea no quiero quedar como una mentirosa.

    Yo: OK, entiendo... Eso explica muchas cosas jajaja, tienes suerte de tener una buena amiga y que su novio sea de mente abierta, vamos a ver si te podemos ayudar con tu problema.

    Ella: OK, gracias pero tu novia es algo celosa, como amiga de ella que soy de hace años lo sé y no quisiera que se moleste conmigo.

    Yo: Vale, que tal si trato de ayudarte en lo que pueda antes que llegué y no le decimos nada, al final nada de lo que le hayas dicho creo que me sorprenda.

    Ella: OK, él y yo nos estábamos besando la última vez y él me dijo que tenía un culón y que le gustaba mi boca, y yo le dije que si teníamos algo serio podían ser de él y me pregunto que cómo así y le dije que era una experta mamando y que se me habían venido sobre el culo y él iba a poder ser el primero en hacerlo adentro.

    Yo: Wow, no creo que tengas chance de perder al tipo con eso, seguro que el está que se muere de ganas de verte para estrenar tu culo, tu disculpa pero cómo hombre te digo que tu culo está muy pasado créeme que cualquier hombre moriría por estar contigo.

    Ella: Sí, toda la vida me han dicho de mi culo, la verdad es que me da un poco de miedo que me culeen por ahí, dicen que duele mucho

    Yo: Bueno, la verdad depende mucho de la persona que te lo haga, si te prepara bien y te excita lo suficiente un pequeño dolor pasará a ser una rica experiencia, siempre que me quedó con tu amiga le doy por el culo y ella no sufre por eso.

    Ella: Sí, ella me contó de eso, me da mucha curiosidad ver que tan bueno será él, espero que sea tan bueno como has sido tú con mi amiga, pero la parte de mamar es algo que la verdad me preocupa mucho.

    En ese momento, comencé a explicar lo más detallado posible, los puntos donde podía lamer, como chupar, que mordiera un poco ciertos lugares y no se olvidara de darle a los huevos las lamidas y chupadas que corresponden, mientras ella escuchaba poniendo toda la atención que podía especialmente cuando le dije que una experta se tragaba la leche al final, siempre explicándole de cómo su amiga y otras mujeres me lo habían mamado muy bien a mí. Luego de un rato del tema mi novia llamó y me dijo que demoraría un poco más que si quería que nos fuéramos y que escondiera la llave en algún lugar o la dejara con alguien de la universidad, yo le dije que no se preocupara que su amiga y yo habíamos aprovechado el tiempo en la universidad para averiguar algunas cosas de materias nuevas. En ese momento ella mirándome a los ojos sabiendo que aún nos quedaba tiempo me dijo.

    Ella: Sabes, el día que estuve con él besándonos el me toco toda y yo sentí su verga y se sentía bastante grande, sinceramente me da miedo ahogarme y quedar como una tonta, ¿hasta dónde me debe entrar? Mi amiga siempre nos cuenta que tú tienes una verga grande, alguna vez alguna mujer o mi amiga se ha ahogado.

    Yo: Bueno, en mi caso ninguna pero supongo que casi siempre son mujeres con experiencia o que yo les doy el tiempo suficiente para acostumbrarse.

    Ella: Creo que necesito es practicarlo, antes de verlo a él.

    Yo: (todavía algo lento e inocente) si pero que vas a usar, ¿un vibrador o algo así? ¿Creo que va a ser difícil de conseguir no crees?

    Ella: Sí, la verdad había pensado en otro muchacho que gusta de mí, pero si lo hago con él, va a querer ser el primero y ya no sería virgen.

    Yo: Yo quiero mucho a tu amiga, pero si quieres puedo enseñarte la verga y la agarras y te acostumbras un poco, si te animas más me la puedes chupar, pero siempre que quede entre nosotros.

    Ella: Bueno, si por favor pero nunca se lo digas, ella no me perdonaría que le hiciera eso, realmente lo hago para aprender, ¿dónde podríamos hacerlo?, aquí en la universidad hay cámaras por todos lados.

    Yo: Bueno, yo tengo la llave del carro de tu amiga, los vidrios son bien oscuros y aquí nadie molesta, ¿qué dices?

    Ella: Vale, vamos rápido que mi amiga puede venir pronto.

    Nos fuimos juntos al carro, justo adelante mío iba la amiga inocente (bueno no tanto) de mi novia que tantas veces había imaginado en cuatro patas dándole por el culo riquísimo que tenía y estaba a punto de mamarme la verga. Llegamos al auto y nos pusimos los dos en el asiento de atrás, cuando me saque la verga vi sus ojos mirando fijamente la que sería su primera vez mamando a un hombre, ella se iba a dejar ir y yo le agarre el cabello y fui guiando sus movimientos, bajaba poco a poco hasta que se la trago casi toda haciendo algún gesto de querer vomitar, cuando yo se la sacaba y le pedía que continuará, ya en ese momento me puse súper perverso y comencé a decirle que era una buena perrita que siguiera mamando así, saque la verga de su boca y comencé a golpear su carita y volvía a meter en su boca mi verga, comencé a masturbarme, e iba intercambiando su boca con mis manos hasta que comencé a sentir que estaba a punto de venirme, ella tenía la verga hasta la garganta y chupaba y chupaba con desesperación y ganas de hacerlo bien, en ese momento que le dije que me iba a venir pude ver en sus ojos cierto temor, acariciando su cabeza y su cabello le dije que una mamada sin terminar en la boca no era una mamada y ella abriendo su boca y sacando la lengua me hizo seña que terminara, mientras me pajeaba las últimas veces le dije que se tragara todo que si nos manchábamos nosotros o el carro su amiga podría darse cuenta, ella nuevamente asintió con su cabeza y en ese momento me vine, que rica sensación, sentí que litros y litros de leche entraban en su boquita golosa, algunos restos de mi leche quedaron en sus labios y parte de su cara, cuando ella abrió los ojos le dije que ya había terminado y trago todo lo que tenía en la boca y me volvió a enseñar su boca ya sin restos de mi leche, le dije que los restos en su cara con su dedo lo llevara a su boca y se lo tragara también y así lo hizo, una vez terminó ella de tragar le volví a meter mi verga en la boca y le pedí me la limpiará y así lo hizo, nos arreglamos la ropa y ella fue al baño de la universidad para terminar de limpiar su rostro, al rato mi novia llegó a la universidad terminó el pendiente y nos encontró todos sudados dentro del carro. Yo le dije que para no gastar su gasolina no encendimos el auto en ningún momento, ella no le dio mayor atención y nos fuimos, dejamos a su amiga quien se comportó y se despidió cómo si nada y nos dijo que mañana nos contaría como le fue.

    Esa noche me quede con mi novia y lo primero que le pedí fue que me mamara la verga, me daba mucho morbo pensar en hacerla chupar igual que me mamaba su amiga ese mismo día más temprano. Al día siguiente cuando su hermano salió en la tarde fui con mi novia a almorzar y ella me dijo, que su amiga le había hecho un buen oral a su novio y que nos daba las gracias por los consejos, sin imaginarse que había practicado sacándome la leche antes que ella el día anterior, cuando revise mi celular vi un mensaje de ella en que me decía que gracias a mí el hombre había quedado muy contento con la mamada que le dio, confesando que el tipo al final resultó no saber mucho ya que después de cogerla y desvirgar su vagina, le propuso darle por el culo sin dilatarla y ella no lo dejó, en ese momento le dije que lamentaba mucho que no hubiera podido cumplir con todo lo que había planeado y ella me preguntó que si conocía alguien que le pudiera ayudar a practicar y entrenar su culo.

    • Valorar relato
    • (23)
    • Compartir en redes