INICIO » Categoría » Cómo fue que me pude culear a mi ex cuñada

Cómo fue que me pude culear a mi ex cuñada

  • 11
  • 15.682
  • 9,59 (17 Val.)
Nos quitamos la ropa el uno al otro en segundos, chupando sus tetas desesperado la empujé a la cama y le metí la verga con ella boca arriba hasta el fondo de su rico cuerpo, mientras ella se aferraba a mí con sus piernas

Hola amigos, a continuación les voy a relatar la historia de cómo fue que me pude culear a mi ex cuñada.

Era un día cómo cualquier otro, mi vida de soltero y sin compromiso me permitía que pudiera ir cualquier día, aun cuando no era día de pago a comprarme algo de ropa, buscaba en esa ocasión específicamente un pantalón para combinar con una camisa que me regalo mi querida madre. Saliendo del trabajo al medio día, para visitar a un cliente paré en metromall, lugar donde había suficientes almacenes como para encontrar un pantalón acorde a lo que necesitaba, luego de buscar en un almacén en que no tuve suerte decidí subir hasta el último piso para comprarme un helado, cuando pase por el departamento de damas, de lejos mire a una chica de un muy buen culo con el uniforme muy ajustado y cuerpo voluptuoso que me observaba fijamente, me llamó automáticamente la atención la presencia de esta hermosa mujer e intencionadamente me acerqué con todas las intenciones de hablarle, para ver mis posibilidades de poseerla, pero cuando quise hablar sucedió algo que no me esperaba, debo recalcar que en ese momento de mi vida yo estaba bastante activo en lo que era el tema de las mujeres, fue como una etapa en que prácticamente cada fin de semana estaba o salía con una mujer diferente, por lo que las palabras de la chica del almacén no deberían ser al final tan sorprendentes.

Ella: Hola cuñado, ¿eres tu verdad? No estaba muy segura pero eres un_caballero (usaré mi nickname para no poner mi nombre), te vi de lejos pero estás un poco diferente.

Yo: ...

En ese momento no tenía ni la más remota idea, no tenía ni opciones de quien y de por qué está mujer a la que intentaba acercarme para sacarle su número telefónico y conseguir algo de sexo casual, luego de ver el interés en sus ojos insistentes me llamaba cuñado, sobretodo ya que en ese entonces ya había terminado con todas mis "novias" (lo sé, me portaba mal, no era el santo que soy ahora), todo esto pasó en segundos pero mi cerebro se congeló al punto que no reaccioné a responder nada.

Ella: Oye, cuantas novias tienes que no te acuerdas chico jajaja, soy la hermana de Petronila (nombre obviamente falso para no poner el real, por si te quedan dudas), la de nuevo Tocumen, yo soy la hermana que una vez llevaste a la clínica con mi hija pequeña.

En ese momento mi mente recordó automáticamente a su hermana, donde vivía, cuantas veces me la cogí, todas las poses, la razón de dejarla, las experiencias que tuve con su familia incluida esta hermana que se veía muy rica frente a mí y todo aquello que hacía unos minutos no tenía ni la más mínima idea.

Yo: Oh, ahora sí claro claro, oye estas más flaca te ves muy guapa y cambiaste el color de tu cabello, ese color te hace resaltar las lindas facciones de tu cara, con razón no te pude reconocer, estas más hermosa.

Ella: Jajaja oye gracias por los halagos, realmente llegué a pensar que no te acordabas de mi hermana ni de nada, ya iba a decir que eras un desgraciado, pero bueno yo también te veo muy bien, estas mejor que cuando fuiste novio de mi hermana.

Dicho esto procederé a describir a ambas en cuanto a la hermana a la que llamamos Petronila antes, era una mujer pequeña muy muy flaca pero con un excelente culo (se veía especialmente bien en cuatro) y tetas suficientes como para pasarla bien, un rostro muy lindo de boca pequeña (recuerdo especialmente verla con restos de mi leche en sus labios, gran imagen) y un cabello de rulos negros muy muy voluminoso; en cuanto a su hermana la vendedora del almacén, es de cabello liso, con cuerpo voluptuoso y un muy buen culo y grandes tetas, de rostro también muy lindo, cabe resaltar que su hermana (Petronila) tenía dieciocho años cuando fue mi novia y su hermana era mayor que ella por tres años por lo que era de casi mi edad, de entre todas (eran cuatro hermanas) la que fue mi novia me parece que era por mucho la más linda de todas.

En fin, luego de los halagos mutuos conversamos acerca del pantalón que buscaba y ella me comentó que habían llegado unos nuevos que eran bonitos y me dijo que la esperará unos minutos y me iba a acompañar, bajamos y no me decidía y le pregunté que si no le decían nada por irse de su departamento asignado y ahí me contó que ya había salido y que no tenía problema, en ese momento le dije que por su amabilidad cuando saliéramos me dejará invitarla a comer o tomar algo y me dijo que estaba estresada y me aceptaba una cerveza, compre el pantalón y ella busco su cartera y marcó su salida, quedamos de encontrarnos atrás del centro comercial en mi carro, le dije donde esperarme y que carro tenia (había cambiado de auto) hasta que finalmente salimos del lugar en camino a degustar una cerveza juntos.

Fuimos a un bar recomendado por ella que se encontraba camino a su casa (donde me comprometí a llevarla después) y hablamos de lo mal que le había ido y lo irresponsable que resultó ser el papá de su hija, tipo que yo había conocido y que sabía que nunca le caí bien, luego me comenzó a contar que su hermana había tenido una relación y una hija y que le iba bastante bien, pero que recordaba que sufrió bastante por mí cuando terminamos, le hable de las razones que me habían llevado a terminar la relación y las cosas que su hermana hacía por celos (e inmadurez) reconociendo ella que su hermana era bastante complicada, ya terminado el tema ella me hizo un comentario que me sorprendió: bueno te metiste con mi hermana que era menor, yo tenía tu misma edad a lo mejor nos podría haber ido mejor, acompañándolo con algunas risas ya producto de su sexta cerveza sin parar. En ese momento le dije que ella era bonita que seguro que pronto otro hombre le llegaría y que no se preocupará que ofertas no le iban a faltar y llegó el punto más impresionante de la conversación, cuando ella me preguntó directamente ¿y tú que buscas? Estamos solteros los dos ¿no? a lo mejor no debo buscar tanto, acompañado de otra risa perversa, diciendo las cosas entre broma y en serio. Todavía no lo creía del todo y si me dejaba ir demasiado directo con las ganas que tenia de meterle la verga y para ella era importante la lealtad y respeto por su hermana, podía llevarme una reacción que dañara totalmente una noche que prometía (tranquilos, no es leal con su hermana), así que le explique que luego de muchas malas experiencias en que me habían hecho daño (las mujeres aman un poquito de drama) estaba buscando una relación más madura, en que los dos pudiéramos disfrutar de buen sexo y buena compañía y si las cosas se daban por si solas pasar a ser algo más, pero que no habían mujeres que pensarán así en Panamá, para mi suerte ella cayó.

Ella: Cuando mi hermana nos presentó yo le dije que tú te veías muy bien, siempre que llegabas te veía pero jamás pensé que quedaríamos así.

Yo: Perdona, estas con alguien inocente, a que te refieres con que quedaríamos así, para estar claro que hablamos de lo mismo jaja.

Ella: Bueno, yo también busco una relación madura y las mismas cosas que tú, probablemente a mi hermana no le gustará pero digo, hasta que llegáramos a formalizar algo serio, no hace falta que se enteré y en este tiempo iré diciéndole que te he visto y que de amigos nos hemos juntado, así si formalizamos intentaré tener su aprobación a las buenas.

Yo: Bueno, es tu hermana tú sabrás lidiar con ella, al final tampoco fuimos novios por años, duramos unos meses y no funcionó no creo que sea para tanto ¿no?

Ella: Exactamente, estamos claro, deberíamos de irnos, compremos más cervezas y nos quedamos en algún lugar ¿no? mañana sólo debo estar a las 10 am aquí en metromall, de ahí hazme lo que quieras.

Yo: OK, me gusta tu manera de pensar, compremos y nos vamos a mi casa.

Salimos del bar conmigo agarrando su culo, como si fuéramos novios o amantes de toda la vida, compramos las cervezas y fue así como me llevé una gran sorpresa con mi ex cuñada quien parecía que no mataba ni una mosca, por su excelente reacción apenas nos montamos a mi carro.

Ella: Papi, hay algo de tranque, no pierdas el control y choques el carro ¿ok?

Yo: OK...

Ella se agacho y de manera muy ágil abrió mi pantalón sacando mi verga ya extremadamente parada al ver sus intenciones, me dijo que tenía la verga grande justo cómo su hermana le había comentado cuando éramos novios y comenzó a mamar mi verga con desesperación, como no queriendo perder un minuto más de estar conmigo, su mamada era experta, la sacaba de su boca (foto de ella en Un_Caballero507 en Twitter), chupaba mis huevos, lamia toda la verga desde la base y volvía a mamar como desesperada, mientras mi manos ya iban tocando sus tetas y una vez comencé a pellizcar esos ricos pezones negritos ella automáticamente abrió su pantalón dándome oportunidad de meter mis dedos en su ya húmeda vagina rosadita y rasurada sin ningún vello, la acción siguió con ella mamando hasta que llegamos a mi casa, entramos en esta y pusimos las cervezas a enfriar, rápidamente nos metimos en mi cuarto y nos quitamos la ropa el uno al otro en segundos chupando sus tetas desesperado la empuje a la cama y le metí la verga con ella boca arriba hasta el fondo de su rico cuerpo mientras ella se aferraba a mí con sus piernas y brazos rodeando mi cuerpo y empujando como queriendo meterme aún más adentro, su interior ardía y su vagina emanaba una humedad total resultado de su arrechura, comencé a coger a mi ex cuñada con todas mis fuerzas como queriendo partirla, extra motivado por el morbo de la situación, hasta que me levante un poco y la bese en su boquita de labios gruesos y le pregunté mirándola a sus ojos ¿quieres que te culee duro? cuando me contestó, ¡ay que rico! qué hombre tan rico, papi culeame y dame duro, culeame yo si soy una mujer, yo te aguanto no soy como mi hermana, ven dame más duro. En ese momento me di cuenta que su hermanita le había contado cómo por su estrechez y mi forma de culear fuerte y apasionado, algunas veces ella no me había podido complacer, o la vez que me prometió darme el culo y como una vez le metí la verga me lloró y lloró más por nervios que por otra cosa y al final quede perdiendo el interés y me fui, cosa que en el momento me puso aún más arrecho, saque mi verga y le dije que me iba a venir y ella me dijo, adentro no papi que me preñas, no me estoy cuidando, ¿tienes lubricante? dame por el culo papi y te vienes adentro de mi culo, o prefieres darme a que me tome tu leche como una becerrita, la tome sin decir nada y la puse en cuatro patas y saque de mi cajón un lubricante de vainilla que había comprado para romper el culito virgen de la última mujer que había pasado por mi casa, comencé a preparar su culo con mis dedos y para mi sorpresa me dijo ya papi así está bien no me metas más dedos que me duela rico, no me hice de rogar y poco a poco le metí la verga hasta el fondo de su culito y comencé a bombearla con fuerza ya que veía que le gustaba un poco el dolor hasta que sentí mis huevos llenos y le solté toda la leche que tenía en lo más profundo del rico culo de mi ex cuñada, quedamos unos minutos acostados hasta que ella fue al baño y yo busqué unas cervezas y algo de comer, esa noche culeamos hasta cuatro polvos en diferentes posiciones y le di leche también en su boquita, sus tetas y de nuevo en lo más profundo de su culo.

Nos vimos después de ese día esa misma semana hasta tres veces y culeamos como locos, hasta que un día luego de que ella (y otras chicas) me avisarán que se encontraban ocupadas que me decidí a ir a una fiesta en que me la encontré precisamente con su hermana mi ex novia y su NOVIO, me dio mucha risa su descaro, pero obviamente no dije nada de que habíamos culeado varias veces, su novio muy inocente (y muy buena gente) me decía cuñado y compramos alcohol para compartir, en un momento el novio y su hermana se movieron a saludar a alguien y al baño y ella se me acercó y me dijo.

Ella: Mi hermana está soltera y me dijo que te veías mejor ahora, culeatela hoy a ver si ahora con un hijo si te aguanta y en la semana vemos quien culea mejor.

Obviamente como buena persona que soy, nunca ocasionaría una pelea entre novios o entre familia. Claro que por curiosidad quise hacer la comparación y así esa noche la pase con mi ex novia y mi cuñada con su novio, la verdad muy divertidos todos, impaciente de poder hacer la comparación.

  • Valorar relato
  • (17)
  • Compartir en redes