INICIO » Categoría » Los vecinos (Parte II)

Los vecinos (Parte II)

  • 11
  • 15.698
  • 9,10 (21 Val.)
  • Los intercambios con los vecinos siguen pero, el aburrimiento nos lleva a otro nivel

    Los intercambios con los vecinos siguieron por varias semanas, nos veíamos día y noche en la casa de uno o del otro para hacer una buena orgía pero con el tiempo comenzamos a ir a escondidas con la esposa del otro, yo comencé un día que no trabaje, mi esposa estaba cansada y yo la tenía como roca así que fui con la vecina y al llegar me dijo:

    -vecino que necesita? No está mi esposo ahorita -yo me metí a la fuerza y la bese, le metía la lengua y ella se dejó fácilmente al separarnos le dije:

    -vamos a coger un rato tu esposo llega tarde.

    -no sé, ese no era el trato que teníamos de coger solo cuando estuviéramos los 4 –respondió ella.

    Yo empecé a masajear sus tetas y le dije:

    -no quieres que te la meta en vez de que te masturbes.

    Ella entre gemidos me dijo “siiih metemelaaah”. La empine y me saque el pito, le desabroche los pantalones le baje la tanga roja que llevaba y se la subí de golpe, me movía frenético y ella gemía como loca “ay amor me encantaaaaah”, acabamos muy rápido y se la saqué y la dejé de rodillas en el piso con mi semen escurriendo de su vagina.

    -nos vemos luego vecinita -ella solo pudo decir “ajaaah”.

    Mi vecino lo descubrió rápidamente y me reclamo pero yo le dije que no exagerara, a la semana siguiente un día en el que llegue temprano a casa note que la puerta estaba sin llave o sea que Jocy había dejado pasar a alguien y al entrar encontré a Jocy llena de semen, ella estaba en tanga y sin brasier y jugaba con el semen que estaba en su boca como si fuera comida. Me molestó mucho pero sabía que el trato se había acabado, tome a Jocy y le pregunté ¿Que había pasado? Y ella me dijo:

    -fue el vecino, me dijo que tú querías, me encantó amor quiero más.

    Ella parecía ida, fui a la casa del vecino pero no me abrió el sino su esposa y sería me dijo que pasara, yo acepté, ella me dijo que me sentara y lo hice. Comenzamos a hablar y le dije lo de mi esposa y ella me dijo:

    - si me dijo mi marido lo que hizo mmmh -ella gimió y se me hizo raro al ver mejor note que tenía un vibrador clavado- meeeh dijo que se la cogería muchoooh -ella solo parecía balbucear y entonces salió el vecino desnudo.

    -ah hola vecino ¿Cómo está? -yo le reclamé:

    - no seas descarado rompiste el trato.

    -tú también lo rompiste pero no me emputo -me relaje un poco- mira hay que hacer otro trato podemos entrar a la casa del otro y usar a la esposa del otro pero quiero que hagamos algo primero.

    Yo curioso le pregunté

    -¿Qué cosa? -vi cómo se ponía duro y dijo

    - quiero que nuestras esposas cojan con más hombres como un gangbang.

    La cabeza empezó a darme vueltas pensé en decir si y en decir no.

    -Y quién conseguirá a los hombres? -porque preguntaba eso? No quería ver a Jocelyn con tantos hombres no sentía tanta confianza.

    - yo los consigo ya los tengo seleccionados todos bien dotados la van a pasar bien ¿le vas a negar eso a tu esposa?

    Yo miré el piso y le dije:

    - ok hoy en la noche quiero que sea lo más pronto.

    Me imaginé todo lo que pasaría y salí duro de la casa del vecino, mi pene iba a explotar y llegué corriendo a mi casa. Jocy estaba desnuda pero limpia yo ni me le acerque solo le dije:

    - querías más verdad puta hoy te van a dar muchos más -ella me miró confundida.

    - ¿Cómo que muchos?

    Me saque la verga y me la jalé mientras le decía:

    - van a venir y te van a hacer un gangbang puta y no quiero que dejes de coger hasta que todos estén satisfechos ok?

    Acabe en el piso y mi esposa empezaba a gotear, yo me fui al cuarto a dormir. Mi celular me despertó y vi que era un mensaje del vecino que decía: ya los conseguí van a ser 8 o más depende si se apuntan otros más a las 6 estamos en tu casa. Me dio horror y morbo imaginarme a 8 hombres cogiéndose a mi esposa al mismo tiempo pero a la vez me ponía duro, salí corriendo y le mostré el mensaje a mi esposa.

    - mira cuántos te van a coger puta -ella sonrió y dijo:

    -ay son muchos me voy a arreglar bien.

    Yo enojado por su indiferencia me senté en el sillón y vi porno a todo volumen en la sala fácilmente me pajee 5 veces. Ya eran las 5:30 y comencé a organizar todo puse una charola con condones y varios platos de comida, moví los sillones y fui a ver a mi esposa que vestía una falda negra corta hasta sus nalgas, una blusa azul de vestir y una tanga que me mostró, parecía una secretaria porno con sus pezones asomándose entre a blusa ya que no traía brasier.

    Se hicieron las seis y yo prepare unas cosas más, unos dildos, afrodisíacos, Viagra, látigos, cuerdas y todo un kit masoquista por si acaso.

    Llegaron un poco tarde a las 6:10 y yo les abrí, primero entro mi vecino muy trajeado con la vecina de la mano que vestía un vestido rojo corto y pegado, sus tetas se veían gigantes y más porque podía notar que tampoco traía bra. Luego entraron uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, NUEVE, DIEZ Y ONCE eran muchos más de los que esperaba todos altos (algunos más que otros) y de cuerpos trabajados aunque no llegaban a ser exagerados. Yo les invite comida o algún afrodisíaco pero prefirieron no aceptar y entonces mi esposa salió meneando la cintura y con unos lentes que tenía para leer, se notaba que quería parecer secretaria sexy yo me puse duro de verla y los chicos también, veía unos bultos grandes entre sus pantalones y yo les dije:

    - toda suya.

    Enseguida se abalanzaron sobre ella y la vecina las besaban intercaladamente y luego les desvistieron súper rápido el vestido de mi vecina salió de un solo jalón y a mi esposa le rompieron la blusa y su falda yo me senté y vi con desprecio mi pene que estaba firme, mi vecino me acompaño y les daba indicaciones.

    -hagan que pruebe su semen.

    Ellos la arrodillaron y le la metieron duro por la boca, la vecina succionaba como perra en celo y los tipos que estaba con mi esposa me miraron esperando que dijera que hacer.

    -hagan lo que él diga. -Les indique dándole la batuta al vecino.

    Ellos sin pena se la sacaron y le la clavaron a mi esposa en su boca, ella parecía ahogarse pero gemía. Mi esposa babeaba y ponía los ojos en blanco con cada estocada en su boca y la vecina era más hábil se movía en círculos jugaba con su lengua y se las metía enteras. Pasaron cinco minutos y el primero lleno la boca de mi esposa de semen, era mucho y le escurría por los lado de la boca, se lo pasó sin chistar y empezó con el que sigue, pasaron 20 o 30 minutos de ver a mi esposa mamando verga y ella ya estaba llena de semen en su cara y su boca era un mar de líquido blanco, mi vecina seguía en su labor dándoles la segunda dotación entonces mi vecino dijo:

    -ya hombre ya cójanselas duro y por favor préñenlas a las perras de nuestras esposas. -yo dije que sí y grite:

    -por favor hasta que se desmaye la puta caliente de mi esposa.

    Ellos empezaron la faena no las dejaron respirar y ya tenían 5 vergas rodeándolas y se las clavaron donde pudieron mi esposa grito de placer cuando le clavaron una en la vagina, una en el culo y dos en su boca y como uno no hayan lugar sin piedad se la clavó en la vagina, ella no podía con tanto lloraba y gemía a la vez. Mi vecina correo con la misma suerte solo que ella tenía dos en cada orificio. Yo empecé a pajearme como loco y mi vecino me detuvo:

    - espérate creías que solo ellas disfrutarían traje unas amigas -marco un número en su teléfono y en 2 minutos tocaron la puerta y eran dos chicas rubias altas y acuerpadas se notaba que eran putas, pasaron y rápido a mamar verga- ves vecino ellas gozan verga y nosotros a estas putitas.

    Yo tomaba a la puta del pelo y se la clavaba duro, eso me recordaba a la luna de miel pero esto era consentido y me calentaba más. La primera descarga a mi esposa fue en su boca era mucho semen y apenas pudo tenerlo dentro, lo escupía y jugaba con el haciendo gárgaras luego siguió su vagina y soltó un gemido estremecedor. Su culo todavía estaba atravesado pero el tipo acabo rápido, mi esposa solo temblaba de placer y mi vecina que había perdido de vista estaba llena de semen. Los tipos descansaron y les dije tomen Viagra para que les ayude y ellos lo hicieron pero ahora ellos se turnaron empezaron con mi esposa otra vez en su vagina y culo “aaaj ya noooh aaah” decía cansada.

    -eso querías no perra ahora hasta que te preñen. -ellos la penetraban salvajemente.

    -dile a tu esposo cual verga te gusta más -y ella dijo:

    - aay la suyaaaah -yo no le tome importancia.

    Los tipos la montaron duro durante 30 hora y la soltaron yo creí que se habían cansado pero al ver mejor vi que mi esposa escurría más semen, luego otros 4 se ensañaron y le penetraron el culo y la vagina que ya estaba súper abierta como para que dos cupiera perfectamente mi esposa ya se venía por todo “aaah me vengooo”. Los tipos le daban sincronizados mientras unos salían otros entraban y así en todo momento mi esposa tenía verga rozando sus partes sensibles “aaah que ricooo soy su putaaaa”. Ellos le sonaban las tetas bruscamente y a mi esposa le encantaba. Los cuatro acabaron uno tras otro y mi esposa se vino otra vez “aaaah más semen por favooor”.

    Yo me vine en la boca de la puta y seguí penetrándola aún con la verga dura. Ya iban 6 de 11 y les dije que usarán a mi vecina también y con violencia hicieron que se besaran, ellas estaban idas se besaban y se decían cosas como que se amaban dos tipos las pusieron de perrito y se las cogieron durante 1 hora acabaron tanto que ya no cabía más en sus vaginas y yo me desespere:

    - faltan 4 para que los 11 se hayan cogido a mi esposa denle ya los 4!

    Y los 4 como animales la penetraron su culo y vagina estaban tan grandes que no había problema en tener 2 y 2 ellos solo duraron 30 minutos en abarca pero mi esposa ya no gemía estaba casi dormida y se me ocurrió algo había comprado una pequeña pila con cables para los pezones los estimulaba mientras tú cogías, fui por ellos y los conecte, en cuanto mi esposa los sintió despertó y gimió como loca.

    -espósenla y háganle lo que quieran con las cosas de la mesa.

    Y así fue la esposaron a las patas del sofá y la latiguearon un buen rato ella gemía de placer. Luego segunda ronda y ella más despierta que nunca movía las caderas rápidamente “aaaah coganmeeeee”, decía ella al sentir sus penes, acabaron de nuevo los 11 y luego la dejaron tirada un rato les dije:

    -quiero que le den hasta mañana ok? Voy a dormir -quité a la puta y me recosté en el sofá de donde veía todo.

    Desperté a las 6 de la mañana y mi esposa seguía con verga adentro de su vagina, mis vecinos se habían ido pero Jocy seguís disfrutando. Volví a dormir y cuando desperté eran las 8 de la mañana y estaba de perrito con dos vergas en el culo vi justo cuando acabaron y le dije:

    -ya dejemos, denle su última cogida pero ahora los 11 juntos a ver si vuelve a querer tanta verga.

    La cargaron y tres por detrás tres delante tres en la boca y dos eran pajeados por ella. Lloraba pero gemía a la vez todos acabaron casi juntos y mi esposa grito, la soltaron y se pajearon encima de ella quedó toda llena de semen.

    Pasaron los días y ella aún tenía el culo y la vagina algo abiertos fuimos con el ginecólogo y nos dijo que estaba embarazada, le contamos porqué queríamos abortar y él nos dijo que estaba bien aunque yo veía en él un candidato para que gozara de ella pero esa es otra historia.

    Aún hay más anécdotas por contar las iré subiendo según tenga tiempo.

    • Valorar relato
    • (21)
    • Compartir en redes