INICIO » Categoría » Una noche que salì a mirar las Perseidas

Una noche que salì a mirar las Perseidas

  • 9
  • 5.491
  • 9,50 (2 Val.)
  • Dos amigos salen una noche a practicar la astronomia, y tienen un encuentro en la tercera fase con unos cientificos alienigenas muy entregados a la tarea.

    Siempre he sido aficionado a la Astronomia, y la lluvia de estrellas fugaces de las Perseidas, que mas o menos viene una vez al año, es un dia esperado para mi. Asi que junto a un compañero de carrera, Jaime, dejamos Madrid para observar desde la sierra el espectaculo. A muchos puede parecerles una tonteria, pero para mi es una noche màgica. Hubiese preferido salir a ver las estrellas con mi novia, pero habia roto con ella hacìa unas semanas. Hacia una noche excelente, un poquito fresca pero clara… justo lo que hacìa falta. Asi que dejamos el coche en la base de una colina apartada de pueblos y fuentes de luz, y comenzamos a subir la cuesta, cargados con telescopio, binoculares, un par de mantas y demàs. Aquí he de precisar que Jaime y yo eramos amigos sin mas, no teniendo ninguno inclinaciones gays ni nada de eso.

    De repente, casi en la cima, unas potentes luces que salieron de la nada nos deslumbraron. Eran de un blanco increiblemente brillante, y nos dejaron sin visiòn casi por completo. Solo puede distinguir unas figuras que se entreveìan tras las luces… unos seres vestidos con una especie de tùnica, y con la cabeza cubierta. Nos quedamos congelados…. Se escuchaba un sonido extraño de fondo, como el zumbido de una maquinaria que no habìamos escuchado nunca antes… En ese momento, una de las figuras diò 2 pasos adelante, y pudimos distinguir una ornada tùnica de una tela como metalizada , y que portaba una especie de vara de mando, asì como un respirador de alguna clase que no conocìa en la cara. Era alto… de dos metros o asì. Se nos quedò mirando, antes de hablar… aunque no entendimos ni una palabra de lo que dijo. Tras unos segundos de algun lugar tras el, una voz distorsionada tradujo al castellano sus palabras.

    "Prosperos dias, habitantes de la tierra. Somos cientìficos del planeta Suk, que hemos hecho un largo viaje hasta este planeta en misiòn de investigaciòn, Por desgracia el O2 de su atmosfera nos es venenoso, y nuestros respiradores solo nos dan un corto margen de tiempo aquí. Nos fascina el modo terraqueo en que las especies se reproducen mediante un primitivo sistema que requiere el intercambio de fluidos entre dos seres, algo ùnico de este planeta. Deseamos ser testigos del "acoplamiento" entre humanos. He de rogarles que colaboren por el bien de la ciencia…. Si no es asi, habremos de tomar medidas coercitivas".

    Yo alucinaba en colores… nos habiamos topados con unos aliens salidos de un capitulo de Star Treck, y eran unos putos mirones salidos… Ademàs habìan cometido un pequeño error, que iba a tratar de subsanar. "Veran, hay aquí una equivocaciòn… no han tenido en cuenta que entre los humanos hay dos sexos diferenciados y que… ". No pude seguir. Uno de esos seres apuntò a Jaime con una Luz azulada, y este comenzò a retorcerse por el suelo dando aullidos de dolor. Me quedè helado viendole retorcerse. Tras unos 10 segundos, ese bicho continuò hablando en su idioma , y luego llegò la traducciòn.

    "El tiempo es limitado. Inflingiremos dolor mas alla de lo conocido si no somos obedecidos. Hemos sido informados que el ser que queda inseminado y desarrolla en su interior una nueva vida es el mas hablador. Queda claro que esa es tu funciòn . Y tambièn sabemos a lo que los humanos venis a lugares oscuros y apartados en grupos de dos, està en los informes. Asi que desnùdaos". Yo quise protestar, pero Jaime, presa del pànico, ya se estaba desnudando… y me susurraba que obedeciese, que no queria probar esa luz… y asi lo hice. Todos nos miraban, y no me creia lo que pasaba…. Cuando quedamos en bolas, recibimos mpàs instrucciones, mientras me señalaba. "Tu, colocate de tal modo que tu organo de apareamiento sea accesible a tu pareja". Yo señalè mi pija, encojida, volviendo a intentar explicarle lo de los sexos diferenciados… pero fui interrumpido. "Posees un agujero adecuado para la inserciòn del organo de tu compañero. Hemos sido informados del proceso basico de lo que llamais copula. Un miembro hinchado de sangre ha de entrar en tu orificio, y ha de soltar alli su humedad.". La cara de Jaime lo decia todo… como debia doler esa luz.

    "Amigo", me dijo, "esto es humillante pero ese arma hace arder todos los nervios, Tenemos que hacer lo que nos mandan, y esperar que nos dejen en paz". Yo asentì, pero ademàs me asustaba lo que veìa. Yo, aparte de algun dedito para experimentar, no me habia metido nunca nada en el ojete, y los tios no me iban nada… y Jaime gastaba una buena herramienta, y eso que estaba solo morcillona. "No se me va a poner dura con un tio, lo siento…. Cerrarè los ojos y pensarè en mi novia, en Paula Vazquez y en ùltimo Playboy… tendras que mamarmela un poco". Yo me resistia a ello, pero una lucecita se encendiò en lo que parecìa en arma laser… como si le quitasen el seguro. Asì que me arrodillè ante mi compañero, y haciendo de tripas corazòn comencè a mamarsela. Nunca lo habìa hecho, pero si habìa visto pelis x, claro, y me la habian mamado a mi, aunque siempre mujeres. Asi que sobandole los huevos con una mano, le di besitos en la punta, antes de ir tragandomela. Me daba asco, pero a la vez se notaba su calor y como crecia en mi boca, como se comenzaba a humedecer…

    De nuevo, el alien de los cojones hablò, y fue traducido por esa voz extraña. "Suficiente. Proceded a la Inseminaciòn". Hijo de puta. La polla de Jaime habia crecido hasta unos 20 ctms, mientra que la mia, flaccida, parecia enana en comparaciòn. Me puse a 4 patas, y me separè las nalgas… pero estaba horrorosamente cerrado. Jaime me echò saliva en el ojete y su herramienta, pero apenas pasaba…. El rayo fue encendido de nuevo, pero està vez cayò sobre la hierba, a dos metros de nosotros. Con un "perdona… no sabes como duele esa mierda de luz " Jaime me diò una embestida de toro… y se abriò camino dentro de mì. Eso si que dolia, Dios mio… casi me tira al suelo. Chille y aullè, mientras Jaime se abria camino en mis intestinos, cediendome, abriendome a base de sus embestidas. Por fortuna al poco rato comencè a dilatarme , y pudo moverse dentro de mi con un dolor cada vez menor. Echò mas saliva en mi culo, y este fue acomodandose… lo malo era que a Jaime no le acababa de subir la leche… culeaba, entraba y salia de mi culo cada vez mas dilatado , y yo iba sintiendo cada vez algo distinto…calor, y algo mas…

    Me di cuenta de lo que pasaba, según mi polla se iba poniendo dura… El pollòn de Jaime, bien alojado en mi culo, me estaba estimulando la prostata, y eso hacia que oleadas de placer se extendiesen por mi cuerpo. Era algo distinto de lo que se sentia echando un polvo, pero era muy agradable… Tanto que mi propia polla comenzò a temblar. Los aliens nos miraban en silencio. Comencè a jadear, y Jaime me susurrò algo… "Si gimes como una mujer y pides mas polla, podrè meterme mas en faena y acabar antes… cuanto antes acabemos mejor, lo siento pero con un tio no me sube la corrida…ayudame". Asi que comencè a poner voz de falsete, y entre "rompeme el culo" y "quiero tu leche toda para miiii" conseguì que Jaime se corriese en mi culo… y de pasò experimentè el primer orgasmo prostàtico de mi vida. Sin que nadie me la tocase, mi organo viril se activò por voluntad propia, y reguè el campo ante mì de mi propio semen. Increible,,, no me lo habria creido 30 min antes. Y allì estaba yo, con el culo como una boca de metro, y habiendome corrido solito al sentir esa señora polla en mi interior. Aun me faltaba una ultima humillaciòn…

    Cuando Jaime Saliò de mi, lo que doliò no poco, estando yo derrotado y lleno de temblores, uno de esos seres arrojò a Jaime un frasquito, aparentemente de plàstico. "Colocalo bajo el orificio del organo de apareamiento de tu pareja, y recoge una muestra de fluido para su posterior analisis". Asi que tuve que aguntar la humillaciòn extra de, en cuclillas, esperar con la mano de Jaime sujetando el frasco, hasta que el semen comenzò a escurrirse fuera de mì, quedando atrapado en el contenedor, que Jaime depositò en el suelo.

    "Nos habeis satisfecho. Ahora recoged vuestros atavios y marcharos de aquì, los escapes del propulsor de nuestra nave estelar camuflada con un campo Hozzman son letales para los humanos. Gracias por vuestra cooperaciòn". Dicho y hecho…de allì salimos pitando. Jaime corriendo, yo dando saltitos, tremendamente molesto por el trato que mi pobre culo habìa recibido… y estremecido por el descubrimiento respecto a mi propia sexualidad que habìa hecho esa noche. Ya que tenìa el culo abierto, podria pedirle a Jaime que repitiesemos, nadie tendria por que enterarse, y no parecìa haberlo pasado tan mal

    EPILOGO. Cuando los dos aficionados a la astronomia se perdieron en la distancia, una carrcajada colectica resonò en la colina. Los focos de apagaron, al igual que el generador que los alimentaba. Habia costado trabajo subirlos hasta allì pero habìa merecido la pena. Los trajes y el atrezzo sacados del almacèn que los alquilaba para peliculas de serie B, el distorsionador de voz electronico montado por un estudiante de Ingenieria… La linterna que habia servido de "rayo de dolor". Lo que si eran reales eran las camaras de video que lo habian grabado todo.

    ""Este Jaime es la hostia", dijo el lider de los alienigenas. "Mira que rollo se le ha ocurrido para que le dejemos entrar en la Hermandad, jaja. Pero que pedazo de maricòn. Ya decia el que su compañero de cuarto tenìa alma de mariquita, jajajaj, pero no sospechaba cuanta. ¡Como se ha corrido el hijoputa!. Y que bien fingia el hijoputa de Jaime lo del "rayo de dolor". Es la mejor que he visto en mi vida …". Una carcajada colectiva se escuchò a notable distancia… pero yo ya estaba mas lejos aun, pensando en repetir con Jaime…

    • Valorar relato
    • (2)
    • Compartir en redes