Nuevos relatos publicados: 8

Entre más fresa más perra (5)

  • 6
  • 14.132
  • 9,33 (3 Val.)
  • 3

El reconocimiento que le dieron a Edgar lo motivo a trabajar más duro y por ende a estar más horas en su trabajó, salía temprano por las mañanas y regresaba de noche lo cual solo eran buenas noticias para mi captor, no había día que no me hiciera ir a su cuarto a abusar de mí.

En cuanto veía que Edgar se iba me mandaba mensaje con instrucciones específicas le excitaba controlarme y que obedeciera sin chistar, me pedía que fuera solo con delantal a su cuarto o con que me llenará el ano con miel y me pusiera "mi cola" como el la llamaba para que en cuanto llegará me relamiera el culo solo para hacer más dulce este bombón así me decía y yo obedecía ya no solo por el hecho del bienestar de Edgar o porque pudiera difundir todo el material que tenía de mí, si no por miedo a los castigos que me podía dar y todo quedó claro una de las primeras veces que me estaba sometiendo.

Me había atado de manos detrás de mi espalda me tenía de cuclillas y estaba follando mi boca sin ninguna delicadeza quería meter hasta sus bolas y con tremendo monstruo fue normal que tuviera arcadas en una de esas accidentalmente le raspe su pene con mis dientes me empujó bruscamente y grito de dolor, enojado empezó a decir que era una mala perra que las perras no muerden a su amo y que me castigaría así que me coloco cuerdas alrededor del cuerpo cruzando mis pechos, mi cuello y mi cintura.

Mis manos seguían atadas en mi espalda y de una polea que había en el techo me empezó a alzar hasta una altura que solo tocaba el suelo estirando mis piernas lo más que podía poniéndome de puntitas, saco una caja que tenía dos cables no pude verlos muy bien hasta que sentí que ponía algo en mi pecho y sentí el dolor, era un caimán que agarro a mi pezón luego se metió entre mis piernas y coloco otro en mi clítoris a lo cual yo grité y empecé a retorcerme de dolor en la posición en la que estaba era más como un columpio humano entonces tampoco tenía mucho control de mis movimientos.

Él se empezó a reír de la escena y me dijo "tranquila perrita todavía no empieza el verdadero castigo" escuché un click y empecé a sentir un hormigueo por todo mi cuerpo, eran toques y entraban por mi pezón y salían por mi clítoris con esto no podía y empecé a gritar, a retorcerme a suplicar que se detuviera pero el solo se reía mientras jugaba con el voltaje me dolía, pero no podía evitar excitarme la electricidad hacía que se contrajeran mis músculos y tuve un orgasmo increíble salió un squirt y empapé el piso.

Sentía como mi jugo recorría mis piernas sentí que me había hecho pipí, mira que mala perra se hizo del baño donde no debía debo castigarla más para que aprende y siguió electrocutándome no podía parar de tener orgasmos casi perdí la conciencia mi cuerpo estaba teniendo orgasmos sin control mi mente estaba desconectada de mí solo sentía como salían líquidos de mi ser escurriendo.

No supe en qué momento dejo de electrocutarme, coloco su pene en mi entrada y conforme lo iba metiendo dijo espero que hayas entendido yo no soy el marica de tu noviecito yo soy tu amo y tienes que hacer lo que sea para complacerme sin pretextos ahí ya tenía todo su monstruo metido en mi con tantos fluidos que escurrí no tuvo problemas y como estaba colgada me columpiaba al ritmo de sus embestidas solo soltaba uno que otro quejido cuando me nalgueaba.

En ese momento no pensaba en nada tenía la mente en blanco, de la cintura para abajo estaba empapada y sentía las cuerdas marcadas en mi cuerpo por mi propio peso, no supe cuánto tiempo me tuvo así, solo sentí como se vino en lo más profundo de mi no pude hacer nada solo sentí como me dejó escurriendo, cuando me bajo me dio un trapo para limpiar el piso y entendí que por mi propio bien no debía hacerlo enojar.

Desde ese día empezaron sus peticiones algunas más normales que otras desde masturbarme frente a él hasta venirme o algunas más humillantes como ponerme medias con estampado de vaca, diadema con orejas, una cola con plug que me metía por el ano y un collar con cascabel y hacerme decir muuu cada vez que me la metiera, esa vez recuerdo que agarro mis pezones y me los pellizco diciendo que ordeñaría a su vaca mientras reía al final solo aclaro que él fue el que me dio su leche en lo más profundo.

A pesar de que me llegaba a coger diario no me podía acostumbrar al tamaño de su verga al principio me estaba aflojando pero entreno mis músculos vaginales y anales para que apretara todo lo que entrara en mi y de igual manera me enseñó a usar mi boca, mover mi lengua mientras me la metía hasta la garganta y acariciar sus huevos para sacar la mayor cantidad de leche yo solo me engañaba diciéndome que me estaba violando pero cada vez que volvía lo hacía con varios orgasmos que ya ni de broma podría darme mi pareja y todo fue así no pasaba de usarme como su muñeca sexual.

Otro día me pidió entrar a mi departamento entro a mi recámara me aventó boca abajo en la cama me ordenó que no me moviera, bajo mis pantalones con todo y mi tanga me dejó con el culo al aire, mi pantalón y mi tanga en los tobillos escuchaba que dejaba unas cosas en el buró hasta que volvió dándome una nalgada empezó a chuparme mi vagina y a meterme un plug anal casi llegaba al orgasmo cuando se levantó puso su verga en mi vagina y empezó a cogerme sin cuidado levantaba mi culo con cada embestida, hizo una coleta con mi cabello y empezó a jalarme me tenía en cuatro haciéndome tener mi primer orgasmo.

Ya no tenía que someterme yo hacía lo que él me pidiera pero parecería que le gustaba sobajarme sin sacarme la verga se puso encima de mi estiró su pierna y puso su pie sobre mi cabeza mi cuerpo quedó en escuadra sobre la cama, con su pie hundiendo mi cabeza en el colchón y mi culo levantado hacia su cintura en ese momento empezó a decir "mira todo el potencial que tiene tu noviecita solo necesitaba que alguien apretara sus riendas y sacará a su putita interior, espero no te moleste qué la use como contenedor de semen pero es algo que le encanta".

En ese momento entendí que lo que había puesto antes era una cámara y estaba grabando como me cogía en la cama donde duermo con Edgar, como me hacía tener orgasmos y como me hacía lo que quisiera me espantaba pensar que le enseñaría eso a Edgar pero en ese momento estaba más presionada por su pie sobre mi cabeza y por su verga entrando con fuerza en mi vagina hasta que sentí que se venía dentro como siempre lo hacía pero esta vez la sacó a media venida lo cual hizo que cuando la sacará salpicará todo como si fuera una fuente, me tomo del cabello y me jalo para hacer que me levantara y me dijo al oído no digas nada y límpiame la verga.

Me tiro del cabello hasta que me puso de rodillas frente a su media erecta verga y empecé a limpiar su verga como ya me había enseñado lamía desde sus velludas bolas hasta su cabeza que todavía estaba brillosa de fluidos y la metía en mi boca poco a poco sentía como volvía a ponerse dura y me dijo "muy bien perrita como cereza del pastel mostraras como disfrutas que te coja así que date la vuelta y empieza a cogerte con mi verga y tranquila esto solo es un placer personal si sigues siendo tan obediente esto nunca lo tendrá que ver tu novio pero quién sabe si me haces enojar podría mandárselo y enseñarle lo mal que te está aprovechando jajaja".

En ese momento me volvió el coraje pensar que después de todas las cosas que me había hecho ya, se había venido en todos mis agujeros y todavía buscaba la forma de hacer que esto pareciera consensuado creo que pudo notar mis pensamientos porque con una mirada autoritaria me volvió a decir, "que montés mi verga putita" en ese momento el enojó se convirtió en miedo y me levanté me subí al colchón de espaldas a él y de frente a la cámara y empecé a bajar en cuclillas.

Con mi mano busque su verga y la dirigí a la entrada de mi vagina mientras bajaba iba metiendo más y más del monstruo que tenía hasta que llegue a la mitad y empecé a subir y bajar pero solo metía la mitad lo cual ya era más de la verga de mi novio estuve subiendo y bajando unos minutos los cuales yo solo sentía como empezaba a escurrir otra vez a lo cual escuchó "vamos no seas tímida sabemos que te la puedes comer toda o te da miedo demostrarle a tu novio que puedes con algo tan grande".

No me dejó hacer ningún movimiento cuando sentí que pasó sus brazos por debajo de mis piernas las levanto y cruzo sus brazos hasta mi nuca como si fuera una llave de lucha me levantó e insertó toda su verga en mi con el propio peso de mi cuerpo yo solo pude soltar un gritó que estoy segura que escucharon todos los vecinos mis ojos se pusieron en blanco y solo me movía de abajo hacia arriba con el movimiento de sus caderas empujando su verga en mi interior yo estaba en blanco nuevamente me tenía como muñeca de trapo cuando escuchó "ah y no te preocupes todos los días su vagina y culo son entrenados para que no quede guanga campeón y así pueda satisfacer también tamaños menores y tranquilo también la tengo tomando anti conceptivos, pues claro no queremos acabar con la diversión tan pronto".

Terminando de decir eso sentí como empezó a venirse hasta el fondo y yo también solté un orgasmo y gritos de placer sentía como su verga se estremecía con cada chorro que soltaba dentro de mi más de lo normal no sabía si era por la excitación de qué me estaba cogiendo así o por mostrar en el vídeo como marcaba territorio y cuanto podía correrse dentro pero solo me aventó a la cama yo estaba demasiado cansada para moverme se acercó a mi cara y me dijo "que bien te portaste perrita así me gusta que seas obediente y sumisa.

Continuará.

(9,33)