Nuevos relatos publicados: 0

Dominación

Relatos Eróticos de Dominación. Relaciones sexuales consentidas entre amos y sumisas. BDSM, bondage, disciplina, obediencia, sumisión, humillación, etc.

Mi primera vez

Como todos los días, arranco a las 9, cafecito, una vuelta por Mazmo, las redes sociales y en Instagram veo un mensaje de una dama con la que vengo charlando hace rato. Contento de seguir en contacto abro el mensaje y para mi sorpresa una tarjeta de invitación...
Leer... »

La cojo mientras habla con su esposo

Sabía lo que te iba que hacer y lo hacía muy bien, en cuclillas con la entrepierna bien abierta y empezando a mojarse, en unos minutos empezaría a gotear en el piso, pero en ese momento, se dedicaba a saborear cada parte de mi pija...
Leer... »

Mi primer BDSM

Como leéis en el título, ya sabréis de qué va este relato y el tono tan perverso y violento que tendrá, tranquilos, no hubo heridos en el proceso sexual, pero sí mucho placer y fetichismo por parte de dos chicas super cachondas que llevaban 1 mes sin sexo (yo y mi novia del anterior relato)...
Leer... »

La profesora Bianca

Como docente normalista he tenido múltiples encuentros con mis alumnas del bachillerato y de escuela normal. Comenzaré mis relatos con la primera ocasión en que junto con otros compañeros aprovecharía los placeres inherentes a la que sería mi nueva profesión...
Leer... »

Mi puta madura

Salgo con una mujer un poco mayor que yo, (11 años, lo acabo de descubrir) ya llevamos tiempo saliendo, no tiene importancia su nombre, pero si puedo decirles que tiene unas tetas que me encantan, son un poco más grandes de las normales sin llegar a ser exageradas, abultadas completitas...
Leer... »

El amigo de su hijo (II)

Julia se levantó y se lavó la cara, Oliver la cogió de la mano y la arrastró a su habitación y la estiró en la cama...
Leer... »

Esclavizados por una deuda (episodio II)

Segunda sesión con nuestros amos, mi mujer Carla y yo, aceptamos someternos a una pareja adinerada para resolver un problema financiero. Rompen nuestros limites y nos someten de formas que no imaginábamos...
Leer... »

Vecina sumisa

Suena el timbre y me dirijo a la puerta, aparece Adris mi vecina, puntual como siempre, le pido que pase, ella se nota nerviosa, pero bastante decidida. Avanzamos hasta mi recámara donde le pido que se dirija hacia el tocador...
Leer... »

Sumisa infiel y marido cornudo

Mi trabajo de azafata en un lujoso edificio de oficinas famosas por alojar abogados, arquitectos, y empresarios, consistía en abrir la puerta a las personas, saludarles amable, sonreír, estar siempre guapa, indicarles dónde está el ascensor, o tal despacho, y cosas por el estilo...
Leer... »
de 140 «
*Acceso rápido: Nº de página y enviar