Nuevos relatos publicados: 0

Le mostré fotos de mi esposa a un desconocido

  • 4
  • 23.218
  • 8,94 (17 Val.)
  • 5

En esta ocasión les contaré algo que como en todos mi relatos son 100% reales. Siempre me han gustado las transparencias, lo voyeur y el exhibicionismo. Lo que busco es disfrutarlo con mi esposa, desquitar mi calentura con ella, lo demás solo son juegos que nos llevan a tener un gran tiempo de intimidad. Bueno, les contaré.

Desde hace unos meses he tenido la inquietud de mostrar las fotos que tengo de mi esposa, una ocasión lo hice con un taxista, pero ese será otro relato, esta ocasión les contaré acerca de lo que me sucedió hace unos días. Cerca del metro Balderas en el centro de la Ciudad de México.

Para mí es emocionante estar en las calles de la ciudad ya que he visto muchas cosas que me hacen calentar, en este día sucedió lo esperado, al ir en el metro y una chica con pantalón blanco transparentaba su tanga del mismo color, y una con un vestido que a pesar de que no era corto se notaba que traía tanga ya que se le metía de una manera muy rica entre las nalgas, sin dejar a un lado una chica que iba sentada con una blusa se le notaba el pezón desde donde yo estaba parado frente a ella.

Para la mitad del camino yo ya iba cachondo al ver esas delicias, volteando a ver a mi alrededor vi que un chico pegado a la ventaba volteaba un poco su celular, pero el muy tonto dejaba ver todo por el reflejo de la ventana, no sé si los demás se dieron cuenta, pero yo vi que estaba enviándose fotitos con alguien, en esas fotitos alcancé a distinguir el cuerpo de una chica reluciendo las tetas a lo cual decidí acercarme para ver con más claridad, así fue poco a poco me acerqué discretamente y vi que el chavo estaba enviándose material con algún contacto fotos de él fotos de ella, y valla que era un buen cuerpo el de la chica, no alcanzaba a distinguir en su totalidad pero el chavo era evidente que estaba enviándose material prohibido.

Cuando volteó a verme le sonreí dándole señal de que había visto un poco de lo que había enviado. Después siguió en lo suyo, ahí se me ocurrió sacar su celular y abrir mi galería secreta, me acerqué y busqué l manera de que solo el viera mi galería, claro son solamente fotos de mi esposa. El chavo se dio cuenta y vivo su mirada en mi teléfono pero me vio me sonrió, acento la cabeza y bajo del vagón.

Esa situación me dejó con una sensación que solo había experimentado una vez con el taxista así es que se me metió a la idea mostrarle a alguien más mis fotos preferidas. Me dispuse a salir buscar pero me daba nervio así es que inicie con un plan, me acerqué con un chavo de al menos unos 26 años y después de una charla de 1 minuto le hice la propuesta. Ver las fotos de mi esposa.

Pero se negó, después vi a otro chico esperando y me dispuse a ir con él, esta chavo era colombiano y me dijo que tenía apenas 3 meses en la ciudad y que se le hacía muy rara mi propuesta traté de convencerlo y le mostré mi galería con las fotitos minimizadas y me dijo que si quería, pero que entraría a trabajar y no quería perder su trabajo, lastima. Pensé que sería misión fallida hasta después de caminar por un rato, veía distintas opciones, pero buscaba chavos que al menos podrían gustarle a mi esposa pues sé cuáles son sus gustos y yo quería lograr mi cometido.

Cerca del metro Balderas vi a un chico así es que después de verlo por unos minutos me dispuse a ir con él.

Yo: qué tal amigo, buen día. Disculpa que te interrumpa, pero veo que estás aquí sentado dándote un relax y se me ocurrió hacerte un día diferente. Como te llamas?

El: me llamo Juan, pero estoy esperando a mi novia y ya no tarda, disculpa amigo.

Yo: ah no te preocupes Juan que la verdad podemos hacernos buenos amigos, cuantos años tienes?

El: amigos, por qué? Tengo 18

Yo: Perfecto Juan, pues amigos, porque creo que lo seremos, porque no te pediré nada solo quiero que tengas un buen día, así es que si vas a esperar a tu chica creo que podemos aprovechar este tiempo. Cómo se llama tu novia, cuantos llevas con ella?

El: se llama Verónica y apenas llevamos 5 meses.

Mientras hablábamos traté de ganarme su confianza y le hice la propuesta, solo tenía que ver los fotos de mi celular y ya, quería escuchar su opinión y listo. Él se daría un buen taco de ojo y podría pasarla bien con su novia, así es que el acepto.

Saque mi celular y comencé a mostrarle las fotos de mi esposa, primero, fotos de ella y mías, en fiestas en reuniones etc., después, comencé a subir el tono mostrándole fotos y diciéndole a dónde habíamos ido ese día y que le mostraría fotos de lo que traía puesto por debajo, ese día en una fiesta de trabajo con un vestido negro de tela delgada y sin bra.

Yo ya comenzaba a ver su cara de emoción y le mostré fotos de mi esposa acostada boca abajo en la cama sin brasserie, y con un calzón de encaje negro, el vestido ahí a un lado. Solo dijo - uuuf, no pues si- continúe con fotos donde estaba ella empinada con ese mismo calzón y otra en donde está totalmente desnuda mostrando su culo acostada boca abajo - no mames si esta buena tu esposa- seguí mostrándole una fotitos donde estaba con una microtanga de color rosa y ella tocándose mientras con la otra mano se agarraba una teta, Juan me decía que se le antojaba y veía cómo se acomodaba la verga mientras volteábamos constantemente para que nadie mas viera. Le mostré varías fotos y Juan ya estaba con la verga parada y yo también de la excitación que me causaba esa situación.

Entre tanto que le mostré le mostré un videito donde mi esposa estaba masturbándose y gemía rico, donde le metía la verga muy lento y rico, y ella gemía. otro donde estaba con un vibrador rosa que le compré en 4 y me la cogia, ella gemía hasta que llegó al orgasmo y me corría en su espalda.

Yo estaba viendo a Juan y se notaba que los ojos le brillaban. Después más de media hora de ver toda esa ricura en videos y en fotos llego Verónica la novia de Juan, y wow era una joven de 19 años con un pantalón de mezclilla de color azul claro, y una blusa negra que le hacía resaltar sus pechos, chaparrita y con una ara de niña buena. Sin más le pase a Juan mi correo, y nos dimos la mano. Juan le dijo a Verónica que era un compañero de la universidad y nos despedimos, en la noche me mando un correo agradeciéndome y seguimos en contacto.

Yo regrese a casa con una sensación de excitación hasta que llegue a cogerme a mi esposa muy rico, pensando en la novia de Juan, wow algo en realidad mágico, y excitante.

Comenten para relatarles la vez que hice lo mismo con un taxista.

[email protected]

(8,94)